Tendencias21

Los chimpancés también tienen la capacidad de cocinar

Un estudio conjunto de la Universidad de Yale con la Universidad de Harvard demuestra que el pariente más cercano al ser humano comparte con este la capacidad cognitiva necesaria para cocinar. La falta de dominio sobre el fuego es lo único que impide a los chimpancés alcanzar esta habilidad, pues son capaces de comprender la diferencia entre la comida cruda y la cocinada, prefieren esta última, y pueden transportar y almacenar alimentos. Por Jorge Lázaro.

Los chimpancés también tienen la capacidad de cocinar

Desde hace años, uno de los fundamentos del estudio humano es averiguar aquello que nos diferencia del resto de animales. La visión antropocéntrica de que la inteligencia y la capacidad cognitiva eran algo único y propio se ha ido diluyendo con el descubrimiento de habilidades similares a las nuestras en otras especies. Entre ellos, siempre han destacado los hallazgos referentes a los primates más cercanos a nosotros en el árbol de la evolución.

Ahora esos hallazgos se han reafirmado por enésima vez. Un equipo de investigadores pertenecientes a las universidades de Yale y Harvard ha descubierto que el fuego es la única barrera que impide a los chimpancés cocinar.

El estudio, realizado por Felix Warneken, profesor asociado John L. Loeb de Ciencias Sociales en Harvard, y Alexandra Rosati, estudiante de posdoctorado en el Departamento de Psicología de Yale (que se unirá como profesora asociada al Departamento de Biología Evolutiva Humana en Harvard), parece indicar que seres humanos y chimpancés comparten las capacidades cognitivas necesarias para cocinar alimentos.

En una serie de experimentos, Warneken y Rosati pudieron comprobar algunas conductas que esperaban a raíz de los resultados de otros estudios, como el hecho de que los chimpancés prefirieran la comida cocinada antes que la cruda. Otras respuestas, sin embargo, resultaron bastante más sorprendentes para los investigadores, que no esperaban que los primates comprendieran con rapidez el proceso para cocinar alimentos, que fueran capaces de llevarlo a cabo por sí mismos, y que pudieran tomar decisiones en previsión de un futuro próximo.

Un aprendizaje progresivo

Las pruebas comenzaron en verano de 2011, y se desarrollaron entre aquel momento y el verano del siguiente año, en el Santuario de Chimpancés Tchimpounga del Instituto Jane Goodall en Congo Brazzaville. Los sujetos de estudio fueron chimpancés nacidos en estado salvaje, para poder así comprobar si animales no influenciados por conductas humanas podían desarrollar esas capacidades cognitivas necesarias para cocinar.

En primer lugar, se les ofrecieron alimentos (patatas) tanto crudos como cocinados sin ningún tipo de especia o añadido. Los investigadores pudieron confirmar lo que ya se suponía: que los chimpancés preferían los alimentos ya cocinados.

El siguiente paso demostró que, ante dos dispositivos (uno que cocinaba los alimentos y otro que los dejaba sin transformar), los chimpancés aprendieron en seguida a elegir la comida que cocinaba el primer dispositivo; no solo eso, sino que cuando se les ofreció comida para que ellos la introdujeran en el dispositivo, la mitad de ellos la cocinaron por sí mismos.

“Es algo impresionante, pues cuando un chimpancé tiene comida, tiende a comérsela”, afirma Warneken, en base a estudios que afirman que los animales tienen problemas de auto-control con respecto a la comida. “Al principio pensamos que uno de los chimpancés era un genio”, explica Rosati, “pero luego la mitad de ellos actuaron de la misma manera”.

Superada la prueba de poder cocinar alimentos, los siguientes experimentos demostraron que podían distinguir entre algo que se tenía que cocinar y algo que no (una zanahoria sí, pero no un trozo de madera) y que tomaban la decisión de desplazar la comida unos metros para llevarla hasta el dispositivo que les permitiría cocinarla.

El resultado del último experimento fue quizás el más sorprendente. Los animales recibieron primero la comida, y tres minutos más tarde la visita de Warneken con el dispositivo para cocinar. Aunque al principio los chimpancés comían todo lo que se les daba, poco a poco fueron guardando parte de los alimentos para cocinarlos cuando llegara el investigador, y dos de los animales esperaron para poder cocinar toda la comida.

Con estos experimentos, que se unen a los estudios de la conducta de los chimpancés en la naturaleza, Rosati cree que se demuestra que “incluso antes de dominar el fuego los primeros homínidos ya entendían sus beneficios, y podían razonar los resultados de poner comida sobre ese fuego”.

Herramientas para la evolución

Hasta ahora, los estudios seguían el camino inverso: del fuego a la capacidad para cocinar. En cualquier caso, los resultados coincidían en afirmar la importancia que tienen los alimentos cocinados en el desarrollo de la evolución humana, al conseguir una fuente de alimento más fácil de ingerir y conservar.

La cocina no es, por supuesto, la única herramienta evolutiva destacable en los humanos, ni tampoco la única que comparten con los chimpancés. Desde los primeros trabajos de Jane Goodall en los años 60, se ha descubierto que no solo usan herramientas físicas naturales, sino que modifican estas para servir a sus necesidades. También muestran una enorme complejidad en sus relaciones sociales, y desarrollan estrategias de caza muy avanzadas.

La unión a esas capacidades de las habilidades cognitivas para planear el futuro cercano y cocinar supone un apoyo enorme al estudio evolutivo del propio ser humano. “Comparar la evidencia psicológica puede decirnos mucho sobre nuestro pasado evolutivo”, afirma Rosati, “y este estudio sugiere que la cocina apareció de manera temprana en la evolución humana, pues las capacidades cognitivas estaban ahí, y bastaba con controlar el fuego”.

Referencia bibliográfica:

Felix Warneken y Alexandra G. Rosati. Cognitive capacities for cooking in chimpanzees.  Proceedings of the Royal Society B (2015). DOI: 10.1098/rspb.2015.0229.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Una pequeña luna de Saturno parecida a la “Estrella de la Muerte” de Star Wars contiene un océano oculto 8 febrero, 2024
    Por debajo de la superficie repleta de cráteres de Mimas, una de las lunas más pequeñas de Saturno, se esconde un océano global de agua líquida de reciente formación. El satélite posee tan sólo unos 400 kilómetros de diámetro y presenta un notable parecido con la “Estrella de la Muerte”, una estación espacial imperial que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Logran controlar un objeto virtual con la mente durante un sueño lúcido 8 febrero, 2024
    Un grupo de participantes en un nuevo estudio científico logró manejar un vehículo virtual a través de un avatar únicamente con su mente, mientras sus cerebros permanecían en la fase REM del sueño. Además de profundizar en los misterios de la consciencia humana, la innovación podría facilitar el acceso a nuevos desarrollos tecnológicos, como un […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un proyecto global trabaja para crear de forma colaborativa un cerebro robótico general 8 febrero, 2024
    El auge de la inteligencia artificial generativa impulsa un proyecto global que trabaja para crear un cerebro robótico general, capaz de generar androides como los que hemos visto hasta ahora solo en la ciencia ficción. Pero es cuestión de tiempo que convivamos con ellos en perfecta armonía. Ya no es una utopía.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La IA está capacitada para resolver dilemas morales cuando conduce vehículos autónomos 8 febrero, 2024
    Los sistemas de IA muestran significativas similitudes éticas con las reacciones humanas ante dilemas morales, lo que los acreditan para conducir vehículos autónomos tal como lo harían las personas.
    Redacción T21
  • Los huracanes se están volviendo tan fuertes que ya no existen categorías para clasificarlos 7 febrero, 2024
    Cinco tormentas en la última década tuvieron velocidades de viento que pertenecen a una hipotética categoría 6 en la escala de huracanes Saffir-Simpson: el fenómeno obligaría a los científicos a crear una nueva clasificación, capaz de reflejar la virulencia de los huracanes en la actualidad. Las causas principales del fenómeno tienen su origen en el […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un asteroide habría explotado sobre la Antártida hace unos 2,5 millones de años 7 febrero, 2024
    Un asteroide se desintegró sobre el continente antártico hace aproximadamente 2,5 millones de años: la evidencia proviene de un análisis químico de más de 100 pequeños trozos de roca extraterrestre, que se han preservado dentro de las enormes capas de hielo. Hasta el momento, solo se conocen otros dos eventos de explosiones aéreas antiguas en […]
    Pablo Javier Piacente
  • Crean la primera niña de inteligencia artificial del mundo 7 febrero, 2024
    La primera niña IA del mundo ha sido creada por científicos chinos, que la han dotado de emociones e intelecto y de la capacidad de aprender de forma autónoma. Se comporta como si tuviera tres o cuatro años y representa un avance significativo para el campo de la inteligencia artificial general.
    Redacción T21
  • Oponerse a la regulación de los pesticidas no es la solución al problema de los agricultores 7 febrero, 2024
    Los agricultores que se movilizan en España y Europa se oponen con firmeza a las nuevas regulaciones europeas en materia de pesticidas, lo que representa una amenaza mayor para la salud pública que tener una central nuclear al lado de casa: estos químicos han costado miles de vidas y enfermos crónicos, al tiempo que han […]
    Eduardo Costas | Catedrático de la UCM y Académico de Farmacia
  • El arte existió antes del surgimiento de los humanos modernos 6 febrero, 2024
    Nuevas investigaciones sugieren que nuestros parientes humanos arcaicos, como los neandertales, ya contaban con las capacidades cognitivas para desarrollar arte: el hallazgo de ejemplos cada vez más antiguos de expresión artística en el registro arqueológico confirmaría esta hipótesis. Sin embargo, aún se discute si estas manifestaciones creativas pueden catalogarse como arte.
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren una nueva supertierra que podría ser un mundo habitable 6 febrero, 2024
    Un planeta extrasolar del tipo supertierra, denominado TOI-715 b y aproximadamente una vez y media más ancho que la Tierra, podría ser capaz de albergar vida: orbita dentro de la zona habitable de una enana roja, a escasa distancia de nuestro planeta. Además, podría estar acompañado de otro cuerpo planetario, con un tamaño casi idéntico al […]
    Pablo Javier Piacente