Tendencias21

Los constructores de Stonehenge asaban carne en barbacoas

En la prehistoria británica se levantó Stonehenge, famoso monumento megalítico del que cada vez conocemos más detalles. Ahora, un estudio ha revelado qué y cómo comían sus constructores. Los análisis más detallados señalan, por ejemplo, que celebraban barbacoas y que usaban los productos lácteos en rituales.

Los constructores de Stonehenge asaban carne en barbacoas

Un equipo de arqueólogos de la Universidad de York   (Reino Unido) ha revelado nuevos conocimientos sobre la cocina y los hábitos alimentarios de los constructores del monumento megalítico de Stonehenge. Este está situado en  Durrington Walls (Inglaterra) y fue levantado más menos en el año 2.500 a. C.  

Las pruebas fueron obtenidas a partir de un análisis detallado de la cerámica y de los huesos de animales descubiertos en la zona; e indican cómo se distribuyeron y compartieron los alimentos en el lugar en aquella época.

En concreto, el análisis químico de restos de alimentos que quedaron en varios cientos de fragmentos de cerámica señaló diferencias en el uso de los recipientes. Por una parte, ahora se sabe que las ollas encontradas en las zonas residenciales fueron utilizadas para cocinar productos animales, incluyendo carne de cerdo, carne de res y productos lácteos; mientras que la cerámica de los espacios ceremoniales se usaba principalmente para productos lácteos.

Tal patrón espacial podría significar que la leche, los yogures y los quesos eran percibidos como alimentos bastante exclusivos, que consumían sólo algunos grupos selectos, o que los productos lácteos – todavía hoy a menudo considerados como símbolo de pureza – eran usados en ceremonias públicas.

Por otro lado, los científicos han encontrado escasas evidencias de preparación de alimentos de origen vegetal en todo el asentamiento de Durrington Wall, lo que apunta al consumo en masa de productos animales, y en especial de cerdos.

De hecho, un análisis más detallado de los huesos de animales reveló que, en la zona y en la época, muchos cerdos murieron antes de alcanzar su peso máximo; lo que señala que se planificaban sacrificios para su consumo en festejos.

Métodos culinarios

Se cree que los constructores de Stonehenge preparaban la carne hirviéndola y asándola en ollas, probablemente en lumbres de interior, pero también en exteriores, al más puro estilo barbacoa (esto último se evidenció a partir de determinados patrones distintivos de quemaduras hallados en huesos de animales).

Por otra parte, los científicos encontraron huesos de todas las partes del esqueleto de los animales, lo que indica que el ganado era llevado al sitio para su consumo, en lugar de ser trasladado al lugar ya troceado.

Un análisis isotópico indicó asimismo que el ganado era originario de muchos lugares diferentes, algunos de ellos alejados de Durrington Wall. Esto es significativo, pues significa que requirió de la organización de un gran número de personas, probablemente procedentes de todas partes. Por último, los patrones de «banquete» observados en los restos no encajarían con una sociedad basada en la esclavitud.

Una comunidad de trabajo bien organizada

Oliver Craig, investigador de la Universidad de York y autor principal del estudio, explica en un comunicado de dicha Universidad que: «Las evidencias de Durrington Walls muestran un mayor grado de organización culinaria de lo que cabría esperar para este período de la prehistoria británica. Los habitantes y muchos visitantes de este sitio poseían un entendimiento compartido sobre cómo deben prepararse, consumirse y desecharse los alimentos. Esto, junto con las pruebas festivas, sugiere que Durrington Walls era una comunidad de trabajo bien organizada».

El profesor Mike Parker Pearson, profesor del College University London,  director del  Feeding Stonehenge project, y director de las excavaciones de Durrington Walls, señala por su parte que: «Esta nueva investigación nos ha dado una fantástica visión de la organización de los festejos a gran escala entre las personas que construyeron Stonehenge. Los animales fueron traídos de toda Gran Bretaña y cocinados a la brasa en reuniones masivas al aire libre, y también en comidas privadas celebradas dentro de las casas de Durrington Walls».

Por otro lado, «la colocación especial de los potes de leche en los edificios ceremoniales más grandes revela que ciertos productos tenían un significado ritual, más allá de su aspecto nutricional. El reparto de comida tenía connotaciones religiosas, además de las connotaciones sociales, para la promoción de la unidad entre las comunidades agrícolas dispersas de Gran Bretaña en la prehistoria«.

Lisa-Marie Shillito, especialista que analizó las muestras de cerámica, añade: «La combinación de los análisis de la cerámica con el estudio de los huesos de animales es realmente eficaz, y muestra cómo diferentes tipos de pruebas se pueden reunir para proporcionar una imagen detallada de la comida y la cocina del pasado».

Referencia bibliográfica:

Oliver E. Craig, Lisa-Marie Shillito, Umberto Albarella, Sarah Viner-Daniels, Ben Chan, Ros Cleal, Robert Ixer, Mandy Jay, Pete Marshall, Ellen Simmons, Elizabeth Wright, Mike Parker Pearson. Feeding Stonehenge: cuisine and consumption at the Late Neolithic site of Durrington Walls. Antiquity (2015). DOI: 10.15184/aqy.2015.110.
 

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • La IA podría estar atrofiando poco a poco nuestros cerebros, según un nuevo estudio 16 febrero, 2024
    De la misma forma que el GPS de los smartphones ha dañado nuestro sentido de la cognición espacial y la memoria, según sugieren algunos estudios, la Inteligencia Artificial (IA) también podría afectar progresivamente nuestra capacidad para tomar decisiones de forma independiente, de acuerdo a una nueva investigación. La hipótesis plantea que los chatbots de IA […]
    Pablo Javier Piacente
  • El Metaverso surgió de la imaginación y se hizo real gracias al progreso tecnológico 16 febrero, 2024
    El Metaverso inició su recorrido en la ciencia ficción y se hizo real inspirado en novelas como “Snow Crash" de Neal Stephenson y apoyado en tecnologías que han posibilitado universos paralelos para la experiencia humana. La novela "Ready Player One" de Ernest Cline y su adaptación cinematográfica dirigida por Steven Spielberg, han desempeñado un papel […]
    Carlos Peña González (*)
  • Revelan el origen de la falla geológica de Seattle, una de las más peligrosas del mundo 15 febrero, 2024
    Los datos magnéticos sugieren que la falla de Seattle, en Estados Unidos, se formó hace 55 millones de años, cuando la mitad sur de una cadena de islas volcánicas en subducción se amontonó sobre el continente y se separó de otra parte de la estructura, "desgarrando" el borde de América del Norte.
    Pablo Javier Piacente
  • Gigantescos "huevos espaciales" podrían ayudarnos a descubrir civilizaciones extraterrestres 15 febrero, 2024
    Un elipsoide SETI es un enfoque geométrico que identifica una región del espacio con forma de huevo, dentro de la cual cualquier civilización inteligente habría logrado observar un evento astronómico significativo, como por ejemplo una supernova, basándose en el tiempo que tarda la luz en viajar a través del espacio. Ahora, un nuevo análisis muestra […]
    Pablo Javier Piacente
  • ¿Qué pasaría si viajáramos a la velocidad de la luz? 15 febrero, 2024
    La física dice que es imposible, pero soñamos con la posibilidad de viajar a la velocidad de la luz. En ese supuesto, el tiempo se dilataría y se alteraría nuestro campo de visión, pero la fuerza de la aceleración nos destruiría. Sin ayuda alguna, no podemos ir a más de 45 kilómetros por hora.
    Redacción T21
  • Nuevo hito en la tecnología cuántica 15 febrero, 2024
    Investigadores alemanes han logrado un avance en la tecnología cuántica al visualizar las posiciones tridimensionales de átomos individuales en un cristal de diamante. Este logro allana el camino para la visualización de moléculas individuales con una precisión atómica, lo que podría revolucionar la investigación y el diseño de materiales y fármacos. Con un poco de […]
    ST/T21
  • Una extraña y antigua megaestructura acecha bajo el mar Báltico 14 febrero, 2024
    En la bahía alemana de Mecklenburg, a 21 metros de profundidad, los científicos han encontrado una antigua megaestructura que data de la Edad de Piedra, concretamente de hace más de 10.000 años. La estructura, que abarca una longitud de casi un kilómetro y está compuesta por piedras de distintos tamaños, desafía toda explicación natural: los […]
    Pablo Javier Piacente
  • Detectan por primera vez materia oscura en un cúmulo galáctico 14 febrero, 2024
    La materia oscura identificada, detectada indirectamente en un cúmulo conformado por miles de galaxias, podría ayudar a los científicos a comprobar la existencia de una estructura a gran escala que se extiende por todo el Universo: de esta forma, un "andamiaje" de materia oscura atravesaría todo el cosmos y sería el sostén de innumerables galaxias, […]
    Pablo Javier Piacente
  • El primer implante cerebral de Neuralink en un humano está rodeado de misterio 14 febrero, 2024
    Existen dudas sobre si el primer implante cerebral a un humano, anunciado por Elon Musk el 29 de enero, se ha producido realmente, ya que todo está rodeado de falta de transparencia, ausencia de certificación científica, escasos detalles sobre su tecnología, sus métodos y sus resultados.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Los robots que atienden a pacientes llegan a los hospitales 9 febrero, 2024
    Robots diseñados para brindar comodidad a los pacientes de edad avanzada y aliviar su ansiedad, han sido probados con éxito en un hospital de París: saludan, responden a preguntas, comprenden conversaciones grupales y apoyan las tareas de enfermería.
    Redacción T21