Tendencias21
Los niños creen en Dios o en los gérmenes por razones distintas

Los niños creen en Dios o en los gérmenes por razones distintas

Los niños creen en entidades invisibles religiosas o definidas por la ciencia por razones muy distintas. En el segundo caso, es la naturaleza de dichas entidades y los efectos que provocan (“los gérmenes causan enfermedades”) lo que los lleva a creer que existen, aunque no las vean. Esto es lo que ha revelado un estudio realizado por el psicólogo de Harvard, Paul Harris, especializado en el desarrollo de la cognición, la emoción y la imaginación en la infancia. En una investigación anterior, Harris había demostrado que, para los niños, los conceptos religiosos que no pueden demostrarse resultan menos fiables que los científicos, aunque éstos tampoco se puedan demostrar. Por Yaiza Martínez.

Los niños creen en Dios o en los gérmenes por razones distintas

Paul Harris es un psicólogo de la Universidad de Harvard, en Estados Unidos, especializado en el estudio del desarrollo de la cognición, la emoción y la imaginación en la infancia.

Autor de diversos libros, como The Work of the Imagination, Harris ha centrado en los últimos años sus investigaciones en dos cuestiones concretas: la confianza de los niños en sus propias observaciones y en las cosas que les dicen los adultos (por ejemplo, sobre temas religiosos, históricos o científicos) y la comprensión que los niños tienen sobre los estados mentales, incluidos los estados emocionales.

En su último estudio, cuyos resultados han aparecido publicados en la revista Journal of Cognition and Culture, Harris ha analizado, con la ayuda de dos especialistas españoles, las creencias de los niños católicos.

Para ello, los científicos analizaron los conceptos que los niños tenían sobre diversos tipos de entidades no observables, aunque constatadas por la ciencia o defendidas por la religión.

Creer por razones distintas

Los niños estudiados fueron divididos en dos grupos: uno de niños de entre cuatro y nueve años, y otro de niños de entre 10 y 12 años.

En el caso de los niños más pequeños, el estudio confirmó que éstos confiaban en la existencia de entidades definidas por la ciencia, como los virus, de la misma forma que confiaban en las entidades definidas por la religión, como Dios. Ambos grupos de niños se mostraron escépticos sobre la existencia de algunos seres mitológicos, como las sirenas.

Según publica la revista Epiphenom, en el caso de los niños del segundo grupo, de entre 10 y 12 años, éstos presentaban una firme convicción tanto de la existencia de Dios como de la del alma.

Por otro lado, estos niños creían también en entidades o realidades invisibles de las que se les había hablado desde la ciencia, como los gérmenes o el oxígeno.

Lo que Harris y sus colaboradores analizaron en este segundo grupo fue si los niños mantenían ambos tipos de creencias –las religiosas y las científicas- en entidades y realidades invisibles, por razones distintas en cada caso.

Para averiguarlo, los científicos preguntaron a los niños cómo sabían ellos que dichas entidades existían. Las respuestas de los niños, que resultaron reveladoras, fueron divididas en cuatro categorías.

Cuatro categorías

Primera categoría: los niños de entre 10 y 12 años señalaban creer en dichas entidades como consecuencia de haber tenido algún contacto con ellas o haberse encontrado con ellas.

Segunda categoría: los niños afirmaban creer en dichas entidades porque una fuente escrita u otra autoridad afirmaba su existencia.

Tercera categoría: los niños señalaron que creían en dichas entidades porque un rasgo de éstas les parecía una explicación de su existencia (por ejemplo, “los gérmenes están en las cosas sucias” o “las almas existen porque cada uno tiene su forma de ser”).

Cuarta categoría: los niños afirmaron que sus creencias se basaban también en el hecho de que la existencia de estas entidades cumplían algún propósito o cubrían alguna necesidad (por ejemplo, “Dios existe porque nos enseña el camino”).

Fe por causalidad

En lo que se refiere a la diferencia entre las razones dadas para las creencias religiosas o científicas, los niños propusieron causas diversas para el mantenimiento de sus ideas religiosas.

En cambio, en lo que se refiere a su fe en la existencia de entidades invisibles pero definidas por la ciencia, su razonamiento se basó enteramente en las propiedades generalizadas o en la naturaleza de la entidad.

Para profundizar en este aspecto, los investigadores dividieron aún más estos argumentos de «propiedades», en si tenían o no explicaciones causales («los gérmenes causan enfermedades» o «Dios nos ha creado a todos»).

Para las entidades religiosas, sólo el 17% de las ya relativamente pocas explicaciones bajo esta categoría fueron causales. Para las entidades científicas, el porcentaje fue de casi el 100%.

En otras palabras, estos niños españoles racionalizaban sus creencias en entidades científicas casi exclusivamente en términos causales. Sus creencias religiosas, por el contrario, fueron justificadas de varios modos que casi nunca eran causales.

Se fían más de la ciencia

En un estudio anterior, realizado también por Paul Harris en colaboración con Melissa Koening, de la Universidad de Chicago, se investigó la forma en que los niños aprenden sobre ciencia y religión.

En este caso, los datos obtenidos revelaron que, para los niños, los conceptos religiosos que no pueden demostrarse resultan menos fiables que los científicos, aunque éstos, en algunos casos, también sean indemostrables.

Tal como explicaron en 2006 los autores de esta investigación en la revista Child Development, los niños confían más en la información científica acerca de objetos invisibles que en aquellas ideas del dominio de lo espiritual.

Una de las posibles razones de este comportamiento infantil tendría que ver con la actitud de los padres ante la ciencia y las creencias religiosas, señalan los científicos: cuando los padres o profesores hablan a los niños de, por ejemplo, los virus o el hígado, lo hacen de tal manera que parecen totalmente convencidos de su existencia y funcionamiento, aunque resulten tan invisibles como cualquier deidad. Sin embargo, cuando hablan de Dios a los niños, los adultos tienden a ser demasiado efusivos, lo que tal vez provoque dudas en las mentes infantiles.

Yaiza Martinez

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Una pequeña luna de Saturno parecida a la “Estrella de la Muerte” de Star Wars contiene un océano oculto 8 febrero, 2024
    Por debajo de la superficie repleta de cráteres de Mimas, una de las lunas más pequeñas de Saturno, se esconde un océano global de agua líquida de reciente formación. El satélite posee tan sólo unos 400 kilómetros de diámetro y presenta un notable parecido con la “Estrella de la Muerte”, una estación espacial imperial que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Logran controlar un objeto virtual con la mente durante un sueño lúcido 8 febrero, 2024
    Un grupo de participantes en un nuevo estudio científico logró manejar un vehículo virtual a través de un avatar únicamente con su mente, mientras sus cerebros permanecían en la fase REM del sueño. Además de profundizar en los misterios de la consciencia humana, la innovación podría facilitar el acceso a nuevos desarrollos tecnológicos, como un […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un proyecto global trabaja para crear de forma colaborativa un cerebro robótico general 8 febrero, 2024
    El auge de la inteligencia artificial generativa impulsa un proyecto global que trabaja para crear un cerebro robótico general, capaz de generar androides como los que hemos visto hasta ahora solo en la ciencia ficción. Pero es cuestión de tiempo que convivamos con ellos en perfecta armonía. Ya no es una utopía.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La IA está capacitada para resolver dilemas morales cuando conduce vehículos autónomos 8 febrero, 2024
    Los sistemas de IA muestran significativas similitudes éticas con las reacciones humanas ante dilemas morales, lo que los acreditan para conducir vehículos autónomos tal como lo harían las personas.
    Redacción T21
  • Los huracanes se están volviendo tan fuertes que ya no existen categorías para clasificarlos 7 febrero, 2024
    Cinco tormentas en la última década tuvieron velocidades de viento que pertenecen a una hipotética categoría 6 en la escala de huracanes Saffir-Simpson: el fenómeno obligaría a los científicos a crear una nueva clasificación, capaz de reflejar la virulencia de los huracanes en la actualidad. Las causas principales del fenómeno tienen su origen en el […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un asteroide habría explotado sobre la Antártida hace unos 2,5 millones de años 7 febrero, 2024
    Un asteroide se desintegró sobre el continente antártico hace aproximadamente 2,5 millones de años: la evidencia proviene de un análisis químico de más de 100 pequeños trozos de roca extraterrestre, que se han preservado dentro de las enormes capas de hielo. Hasta el momento, solo se conocen otros dos eventos de explosiones aéreas antiguas en […]
    Pablo Javier Piacente
  • Crean la primera niña de inteligencia artificial del mundo 7 febrero, 2024
    La primera niña IA del mundo ha sido creada por científicos chinos, que la han dotado de emociones e intelecto y de la capacidad de aprender de forma autónoma. Se comporta como si tuviera tres o cuatro años y representa un avance significativo para el campo de la inteligencia artificial general.
    Redacción T21
  • Oponerse a la regulación de los pesticidas no es la solución al problema de los agricultores 7 febrero, 2024
    Los agricultores que se movilizan en España y Europa se oponen con firmeza a las nuevas regulaciones europeas en materia de pesticidas, lo que representa una amenaza mayor para la salud pública que tener una central nuclear al lado de casa: estos químicos han costado miles de vidas y enfermos crónicos, al tiempo que han […]
    Eduardo Costas | Catedrático de la UCM y Académico de Farmacia
  • El arte existió antes del surgimiento de los humanos modernos 6 febrero, 2024
    Nuevas investigaciones sugieren que nuestros parientes humanos arcaicos, como los neandertales, ya contaban con las capacidades cognitivas para desarrollar arte: el hallazgo de ejemplos cada vez más antiguos de expresión artística en el registro arqueológico confirmaría esta hipótesis. Sin embargo, aún se discute si estas manifestaciones creativas pueden catalogarse como arte.
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren una nueva supertierra que podría ser un mundo habitable 6 febrero, 2024
    Un planeta extrasolar del tipo supertierra, denominado TOI-715 b y aproximadamente una vez y media más ancho que la Tierra, podría ser capaz de albergar vida: orbita dentro de la zona habitable de una enana roja, a escasa distancia de nuestro planeta. Además, podría estar acompañado de otro cuerpo planetario, con un tamaño casi idéntico al […]
    Pablo Javier Piacente