Tendencias21

Los peces que crecen en grandes grupos tienen más habilidades sociales

Los peces que crecen en grupos más grandes muestran más habilidades sociales y un cerebro más plástico y adaptado, que se mantiene en su vida posterior. Así lo han comprobado científicos de la Universidad de Cambridge (Reino Unido).

Los peces que crecen en grandes grupos tienen más habilidades sociales

Una nueva investigación de la Universidad de Cambridge (Reino Unido) sobre peces muy sociales, los peces cíclidos, muestra que aquellos criados en los grupos sociales más grandes desde las primeras etapas de su vida experimentan un aumento en sus habilidades sociales y una forma del cerebro, o «neuroplasticidad», que perdura en la vida posterior de los peces.

Si el pez había experimentado un entorno social complejo durante 2 meses tenía un hipotálamo más grande: el área que contiene la mayoría de los nodos cerebrales de la red de comportamiento social. También tenían un techo óptico más grande, que procesa los estímulos visuales, y podría estar relacionado con la necesidad de procesar más estímulos visuales en grupos más grandes, dicen los investigadores.

Los cerebros de los peces con habilidades sociales mejoradas no eran más grandes en general que los criados en pequeños grupos; sin embargo, la «arquitectura» del cerebro era diferente.

«Nuestros datos sugieren que, durante el desarrollo, las partes del cerebro cambian su tamaño relativo en respuesta a señales ambientales sin afectar al tamaño total del cerebro: el aumento de ciertas partes obliga a otras a disminuir al mismo tiempo. Estos ajustes plásticos de la arquitectura del cerebro todavía estaban presentes mucho después de las primeras etapas de la interacción social», dice el autor del estudio Stefan Fischer, del Departamento de Zoología de la Universidad de Cambridge, en la nota de prensa de ésta.

«Los animales sociales necesitan desarrollar habilidades sociales, que regulan las interacciones sociales, la agresión y las jerarquías dentro de los grupos. Estas habilidades son difíciles y costosas de desarrollar y sólo son beneficiosas si un número importante de interacciones sociales sigue siendo importante más adelante en la vida», dice.

Para el estudio, publicado esta semana en la revista The American Naturalist, los investigadores utilizaron la raza de cíclidos Neolamprologus pulcher (N. Pulcher), que se encuentra principalmente en el Lago Tanganica -el gran lago de agua dulce de África del que fluye el río Congo.

Experimento

N. Pulcher vive en grupos familiares con un máximo de 25 individuos, con un par de criadores y varios ayudantes que participan en la defensa del territorio y en criar a los hijos -lo que se conoce como cría cooperativa.

Para evaluar las habilidades sociales, los investigadores criaron peces juveniles de más de dos meses con o bien tres o bien nueve miembros del grupo de adultos, y observaron todos los comportamientos sociales en puntos experimentales clave.

Estas interacciones incluyen la exposición lateral -cuando un pez interrumpe a otro mostrando un lado de su cuerpo, a veces como ritual de apareamiento-, así como la lucha de bocas: una exposición social en la que los peces se desafían unos a otros con las bocas, ya sea por comida o por aparearse.

Seis meses después de esta fase de prueba, midieron los cerebros de los peces individuales para investigar las consecuencias a largo plazo del tamaño del grupo sobre la morfología del cerebro, que revela diferencias en la arquitectura del cerebro.

Los investigadores dicen que uno de los efectos sobre el comportamiento social de los grupos más grandes podría ser la percepción del riesgo ambiental. «En la naturaleza, los grupos sociales más grandes de N. Pulcro representan un entorno de bajo riesgo con mayor supervivencia juvenil. Ser parte de un grupo más grande, más seguro, puede aumentar la motivación de los jóvenes para interactuar socialmente con sus hermanos, lo que mejora las oportunidades para adquirir habilidades sociales», dice Fischer.

Como quizás ocurre con cualquier otra criatura social, Fischer señala que el aumento de la competencia social y la capacidad para ajustarse a las jerarquías sociales bien puede mantener a los cíclidos en una buena posición en la vida posterior:

«El tamaño del grupo para estos peces se mantiene relativamente estable a lo largo de los años. Permanecer en un grupo más grande significa una mejor oportunidad de supervivencia. Los peces criados en grandes grupos mostraron un comportamiento más sumiso y menos agresivo con los peces grandes del grupo, un comportamiento social que mejora en gran medida las posibilidades de supervivencia de los peces más pequeños «.

Fischer añade: «En los animales altamente sociales, como criadores cooperativos, casi todas las actividades involucran interacciones sociales, donde los individuos necesitan responder adecuadamente a los interlocutores sociales. En grupos más grandes, estas interacciones son más comunes y los individuos que desarrollan sofisticadas habilidades sociales en la infancia podrían beneficiarse mucho de ellas en el futuro «.

Referencia bibliográfica:

Stefan Fischer, Mathilde Bessert-Nettelbeck, Alexander Kotrschal y Barbara Taborsky: Rearing-Group Size Determines Social Competence and Brain Structure in a Cooperatively Breeding Cichlid. The American Naturalist (2015). DOI: 10.5061/dryad.s0b14.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • La memoria universal promete revolucionar a la informática 12 febrero, 2024
    La memoria universal podría reemplazar tanto a la RAM como al almacenamiento interno en los ordenadores de uso masivo, brindando una alternativa más rápida y más eficiente a nivel energético. Un nuevo estudio muestra un posible enfoque revolucionario de la memoria universal: empleando un nuevo material denominado GST467, los investigadores apreciaron que la memoria mejora […]
    Pablo Javier Piacente
  • Los relámpagos volcánicos habrían encendido la llama de la vida en la Tierra primitiva 12 febrero, 2024
    Cuando la Tierra era joven y salvaje, los procesos en nuestro planeta transformaron una mezcla de ingredientes en lo necesario para impulsar la vida. Para esto es crucial el nitrógeno, un nutriente esencial para formar proteínas, aminoácidos y ácidos nucleicos. Los científicos han descubierto evidencias geológicas que indican que las descargas de rayos asociadas con […]
    Pablo Javier Piacente
  • La genética tiene mucho que decir sobre el asesinato de una madre adoptiva 12 febrero, 2024
    Según la genética, el comportamiento de los hijos adoptados está mayoritariamente influido por los padres biológicos, mientras que el parecido entre padres e hijos en una familia adoptiva es muy pequeño. Además, un hijo adoptado no tiene vínculos genéticos con su madre adoptiva y puede heredar ciertas maneras de pensar de sus padres biológicos, especialmente […]
    Eduardo Costas | Catedrático de la UCM y Académico de Farmacia
  • Europa logra un récord mundial de fusión nuclear 12 febrero, 2024
    En un importante logro científico, investigadores de la instalación Joint European Torus (JET) han establecido un récord energético mundial de 69 megajulios liberados en energía de fusión sostenida y controlada. Otro impulso para el futuro reactor europeo a gran escala ITER.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Un árbol fosilizado hace 350 millones de años sorprende a los científicos: parece alienígena 11 febrero, 2024
    Un fósil tridimensional de árboles más antiguos que los dinosaurios revela que los bosques de hace 350 millones de años eran extraños y alienígenas. Formaban parte de un bosquecillo que fue sepultado después de un terremoto.
    Redacción T21
  • El meteorito de Berlín resultó ser un raro objeto de origen ígneo 11 febrero, 2024
    El asteroide que se desintegró sobre Berlín a mediados de enero pertenece a un tipo raro de meteorito de origen ígneo. Se compone principalmente de silicatos de magnesio, enstatita y forsterita, además casi no contiene hierro y tiene una corteza vítrea translúcida.
    Redacción T21
  • Descubren un helecho tropical que transforma sus hojas muertas en nuevas raíces 9 febrero, 2024
    Para sobrevivir en el suelo anegado y bajo en nutrientes del bosque de Quebrada Chorro, en el oeste de Panamá, una especie de helecho tropical arborescente reutiliza sus hojas muertas, convirtiéndolas en nuevas raíces. Los científicos descubrieron que el helecho reconfigura estas “hojas zombis”, invirtiendo el flujo de agua para atraer nutrientes de regreso a […]
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren una extraña combinación de minerales en las muestras lunares de la misión Chang'e-5 de China 9 febrero, 2024
    Los minerales antiguos y nuevos identificados en las muestras lunares traídas por la misión Chang'e-5 de China están ayudando a los científicos a comprender mejor la historia de la Luna: ahora, los especialistas han descubierto más propiedades del sexto nuevo mineral lunar, llamado Changesite-(Y). Además, otros compuestos hallados, la seifertita y la stishovita, pueden coexistir […]
    Pablo Javier Piacente
  • Los robots que atienden a pacientes llegan a los hospitales 9 febrero, 2024
    Robots diseñados para brindar comodidad a los pacientes de edad avanzada y aliviar su ansiedad, han sido probados con éxito en un hospital de París: saludan, responden a preguntas, comprenden conversaciones grupales y apoyan las tareas de enfermería.
    Redacción T21
  • Una pequeña luna de Saturno parecida a la “Estrella de la Muerte” de Star Wars contiene un océano oculto 8 febrero, 2024
    Por debajo de la superficie repleta de cráteres de Mimas, una de las lunas más pequeñas de Saturno, se esconde un océano global de agua líquida de reciente formación. El satélite posee tan sólo unos 400 kilómetros de diámetro y presenta un notable parecido con la “Estrella de la Muerte”, una estación espacial imperial que […]
    Pablo Javier Piacente