Tendencias21
Los perros ayudaron a los primeros humanos modernos a cazar mamuts

Los perros ayudaron a los primeros humanos modernos a cazar mamuts

Yacimientos arqueológicos europeos de hace miles y miles de años que contienen gran cantidad de restos de mamuts han traído de cabeza a los paleontólogos, pues las herramientas de los primeros humanos no permitían una caza tan abundante de animales de ese tamaño. La científico Pat Shipman, de la Penn State Unniversity, lanza ahora un nueva teoría explicativa al respecto: perros primitivos -ya domesticados- habrían ayudado a los humanos a cazar. Por Yaiza Martínez.

Los perros ayudaron a los primeros humanos modernos a cazar mamuts

Un nuevo análisis de yacimientos arqueológicos europeos que contienen un gran número de restos de mamuts y viviendas construidas con los huesos de estos animales ha llevado a Pat Shipman, una investigadora de la Penn State University de Estados Unidos a formular una nueva interpretación del papel de los perros en la historia más antigua de la humanidad.

Shipman sugiere que la repentina aparición de estos asentamientos podría tener su origen en la cooperación entre los primeros humanos modernos y los primeros perros domesticados.

Esa colaboración habría potenciado la caza de los mamuts, una especie ya extinta lejanamente emparentada con los elefantes actuales. El análisis de Shipman también proporciona una manera de probar las predicciones de su hipótesis. Sus resultados han aparecido publicados en la revista Quaternary International.

Un poco de historia y un enigma

Los yacimientos arqueológicos con herramientas de piedra y un número extraordinario de mamuts muertos -algunos de ellos también con restos de cientos de personas- se hicieron comunes en el centro y el este de Eurasia (continente que comprende Europa y Asia unidas) hace aproximadamente entre 45.000 y 15.000 años, a pesar de que los mamuts habían sido cazados por los seres humanos y sus antepasados durante al menos un millón de años.

En algunos de estos misteriosos lugares, han aparecido incluso chozas construidas con huesos de mamut y con complejos patrones (modelos geométricos), así como pilas de huesos de mamuts descuartizados.

«Uno de los mayores enigmas de estos sitios es cómo los humanos de entonces pudieron matar a un número tan grande de mamuts con las armas de las que disponían», explica Shipman en un comunicado de la Penn State.

El enigma ha crecido a raíz de los resultados de estudios previos, que han establecido similitudes entre los restos de mamuts presentes en estos yacimientos y los restos de elefantes modernos muertos por la caza o por desastres naturales.

Según Shipman, «algunos de los patrones de mortalidad de estos mamut encajan con los de las muertes naturales de elefantes actuales, por sequías o por armas modernas capaces de acabar con familias enteras de elefantes de una sola vez».

Este hecho sugiere, por tanto, que, en aquel entonces, los humanos idearon una novedosa y eficiente técnica de caza de animales tan grandes, cuyo uso se extendió. Esto podría explicar la presencia masiva de huesos de mamuts en yacimientos de Europa.

Cazando con perros primitivos

Según la hipótesis de Shipman, dicha técnica estaría basada en la cooperación, para la caza, entre perros primitivos y humanos.

La clave de esta teoría se la dio a la investigadora un trabajo, también reciente, realizado por un equipo del Real Instituto Belga de Ciencias Naturales dirigido por la paleontóloga Mietje Germonpréé. En él, se encontraron evidencias de que algunos de los grandes carnívoros de estos lugares eran perros primitivos domesticados, y no lobos, como se había asumido inicialmente.

Shipman ha hecho predicciones sobre cómo habría sido esa cooperación: «Los perros ayudaban a los cazadores a encontrar presas más rápidamente y con mayor frecuencia. Además, los perros también pudieron rodear a estos grandes animales y mantenerlos quietos, amenazándolo con gruñidos, hasta que los cazadores llegasen. Ambas acciones habrían aumentado el éxito de la caza».

«Por otra parte, los perros grandes, como los identificados por Germonpré, podrían haber ayudado a trasladar las presas hasta las poblaciones; y habrían protegido a los cazadores de otros carnívoros, para que pudieran acampar sin riesgo en los sitios de caza”.

Pruebas recopiladas y por recopilar

Una característica inusual de los grandes yacimientos llenos de restos de mamuts encontrados en Europa, es la presencia en ellos de un número extraordinario de restos de otros depredadores, en especial de lobos y de zorros.

«Tanto los perros como los lobos permanecen muy atentos a la presencia de otros carnívoros cercanos -cánidos-, y defienden de ellos sus territorios y alimentos con fiereza. Si los humanos cooperaban ya entonces con perros o lobos domesticados, es lógico que haya tantos restos de lobos salvajes asesinados por ellos en dichos lugares”, señala Shipman como prueba de su teoría.

Por otra parte, otros estudios han arrojado datos que apoyan su hipótesis de Shipman. Hervé Bocherens y Dorothée Drucker, de la Universidad de Tubingen, en Alemania, llevaron a cabo un análisis isotópico de los restos de lobos y supuestos perros en un yacimiento específico, el yacimiento checo de Předmostí.

Descubrieron que los individuos de dicho lugar identificados como “perros” tenían una dieta distinta a la de los identificados como “lobos”, lo que indicaría que los primeros fueron alimentados por seres humanos.

Además, un análisis del ADN mitocondrial realizado por Olaf Thalmann, de la Universidad de Turku, en Finlandia, demostró que los individuos identificados como “perros” presentaban una firma genética distintiva, no vinculada a cualquier otro cánido.

«Dado que el ADN mitocondrial es portado solo por las hembras, este hallazgo podría indicar que estos cánidos no dieron lugar a los perros domésticos modernos. Simplemente, constituyeron un grupo peculiar, extinto, de lobos», explica Shipman. «También podría indicar que los primeros humanos domesticaron a los lobos como a perros, pero cruzaron a los cánidos femeninos con machos de lobo salvaje, por lo que ese linaje de ADN mitocondrial femenino distintivo se habría perdido».

A medida que se vaya recopilando más información sobre fósiles de cánidos de hace entre 45.000 y 15.000 años, la hipótesis de los perros de caza de Shipman se verá respaldada. “Si aparecen más de estos cánidos distintos, similares al perro, en grandes yacimientos, acompañados por un número inusualmente alto de restos de mamuts y de lobos; y si esos cánidos fueron grandes y fuertes, y mantuvieron dietas diferentes de las de los lobos, podremos afirmar que los perros, realmente, son los mejores amigos del hombre”.

Los perros ayudaron a los primeros humanos modernos a cazar mamuts

¿Qué dicen los genes?

El perro, tal y como lo conocemos hoy, habría comenzado a existir en Europa hace entre 19.000 y 32.000 años, según análisis genéticos realizados el año pasado por un equipo internacional de científicos, entre los que se encontraba el investigador ya mencionado Olaf Thalmann.

Este otro trabajo señaló que entonces fueron los cazadores recolectores los responsables de amaestrar y domar a las especies de lobos salvajes, de las que descienden los perros actuales.
Para llegar a esta conclusión, se compararon secuencias genéticas de muchas razas de cánidos contemporáneos con las extraídas de fósiles de Asia, Europa y otros regiones del mundo.

Este adiestramiento fue un proceso largo y gradual en el que confluyeron varios acontecimientos. “La protección de otros depredadores puede haber desempeñado un papel importante en el inicio de la relación entre el perro y el hombre, aunque más tarde se produjeron actividades como el pastoreo y la caza; y cambios morfológicos como el color del pelaje y el tamaño de los animales”, explicó Thalmann.

Referencias bibliográficas:

Pat Shipman. How do you kill 86 mammoths? Taphonomic investigations of mammoth megasites. Quaternary International (2014). DOI: 10.1016/j.quaint.2014.04.048.

O. Thalmann; N. Wahlberg. Complete Mitochondrial Genomes of Ancient Canids Suggest a European Origin of Domestic Dogs. Science (2013). DOI: 10.1126/science.1243650.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Los relámpagos volcánicos habrían encendido la llama de la vida en la Tierra primitiva 12 febrero, 2024
    Cuando la Tierra era joven y salvaje, los procesos en nuestro planeta transformaron una mezcla de ingredientes en lo necesario para impulsar la vida. Para esto es crucial el nitrógeno, un nutriente esencial para formar proteínas, aminoácidos y ácidos nucleicos. Los científicos han descubierto evidencias geológicas que indican que las descargas de rayos asociadas con […]
    Pablo Javier Piacente
  • La genética tiene mucho que decir sobre el asesinato de una madre adoptiva 12 febrero, 2024
    Según la genética, el comportamiento de los hijos adoptados está mayoritariamente influido por los padres biológicos, mientras que el parecido entre padres e hijos en una familia adoptiva es muy pequeño. Además, un hijo adoptado no tiene vínculos genéticos con su madre adoptiva y puede heredar ciertas maneras de pensar de sus padres biológicos, especialmente […]
    Eduardo Costas | Catedrático de la UCM y Académico de Farmacia
  • Europa logra un récord mundial de fusión nuclear 12 febrero, 2024
    En un importante logro científico, investigadores de la instalación Joint European Torus (JET) han establecido un récord energético mundial de 69 megajulios liberados en energía de fusión sostenida y controlada. Otro impulso para el futuro reactor europeo a gran escala ITER.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Un árbol fosilizado hace 350 millones de años sorprende a los científicos: parece alienígena 11 febrero, 2024
    Un fósil tridimensional de árboles más antiguos que los dinosaurios revela que los bosques de hace 350 millones de años eran extraños y alienígenas. Formaban parte de un bosquecillo que fue sepultado después de un terremoto.
    Redacción T21
  • El meteorito de Berlín resultó ser un raro objeto de origen ígneo 11 febrero, 2024
    El asteroide que se desintegró sobre Berlín a mediados de enero pertenece a un tipo raro de meteorito de origen ígneo. Se compone principalmente de silicatos de magnesio, enstatita y forsterita, además casi no contiene hierro y tiene una corteza vítrea translúcida.
    Redacción T21
  • Descubren un helecho tropical que transforma sus hojas muertas en nuevas raíces 9 febrero, 2024
    Para sobrevivir en el suelo anegado y bajo en nutrientes del bosque de Quebrada Chorro, en el oeste de Panamá, una especie de helecho tropical arborescente reutiliza sus hojas muertas, convirtiéndolas en nuevas raíces. Los científicos descubrieron que el helecho reconfigura estas “hojas zombis”, invirtiendo el flujo de agua para atraer nutrientes de regreso a […]
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren una extraña combinación de minerales en las muestras lunares de la misión Chang'e-5 de China 9 febrero, 2024
    Los minerales antiguos y nuevos identificados en las muestras lunares traídas por la misión Chang'e-5 de China están ayudando a los científicos a comprender mejor la historia de la Luna: ahora, los especialistas han descubierto más propiedades del sexto nuevo mineral lunar, llamado Changesite-(Y). Además, otros compuestos hallados, la seifertita y la stishovita, pueden coexistir […]
    Pablo Javier Piacente
  • Los robots que atienden a pacientes llegan a los hospitales 9 febrero, 2024
    Robots diseñados para brindar comodidad a los pacientes de edad avanzada y aliviar su ansiedad, han sido probados con éxito en un hospital de París: saludan, responden a preguntas, comprenden conversaciones grupales y apoyan las tareas de enfermería.
    Redacción T21
  • Una pequeña luna de Saturno parecida a la “Estrella de la Muerte” de Star Wars contiene un océano oculto 8 febrero, 2024
    Por debajo de la superficie repleta de cráteres de Mimas, una de las lunas más pequeñas de Saturno, se esconde un océano global de agua líquida de reciente formación. El satélite posee tan sólo unos 400 kilómetros de diámetro y presenta un notable parecido con la “Estrella de la Muerte”, una estación espacial imperial que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Logran controlar un objeto virtual con la mente durante un sueño lúcido 8 febrero, 2024
    Un grupo de participantes en un nuevo estudio científico logró manejar un vehículo virtual a través de un avatar únicamente con su mente, mientras sus cerebros permanecían en la fase REM del sueño. Además de profundizar en los misterios de la consciencia humana, la innovación podría facilitar el acceso a nuevos desarrollos tecnológicos, como un […]
    Pablo Javier Piacente