Tendencias21

Los perros reconocen las emociones humanas

Un estudio británico señala que los perros reconocen las emociones humanas, y son capaces de relacionar imágenes de expresiones faciales con sonidos, de modo que prestan más atención cuando son coherentes. La capacidad de entender las emociones de otras especies sólo se había observado en humanos. Otro estudio ha observado los efectos genéticos negativos de la domesticación canina. Por Carlos Gómez Abajo.

Los perros reconocen las emociones humanas

Los perros pueden reconocer diferentes emociones en los seres humanos, según un estudio realizado por la Universidad de Lincoln (Reino Unido).

Un equipo de expertos en el comportamiento de los animales y psicólogos de Lincoln y de la Universidad de Sao Paulo (Brasil) ha comprobado que los perros pueden reconocer estados positivos y negativos.

Tomaron 17 perros domésticos y les presentaron imágenes de gente que parecía feliz o triste mientras reproducían grabaciones de personas que sonaban positivas o negativas.

Los sonidos y las imágenes se mostraron y reprodujeron simultáneamente a los animales, sin formación previa.

La prueba comprobó que los perros pasaron significativamente más tiempo mirando las expresiones faciales que coincidían con el estado emocional de los sonidos.

Los investigadores dicen que el hecho de que los perros integraran los diferentes tipos de información sensorial de esa manera indica que tienen representaciones mentales de los estados emocionales positivos y negativos de los demás.

Daniel Mills, de la escuela de ciencias de la vida de Lincoln, dice en la web de la universidad: «Es un debate antiguo si los perros pueden reconocer las emociones humanas o no. Muchos dueños de perros cuentan de forma anecdótica que sus mascotas parecen muy sensibles a los estados de ánimo de los miembros de la humanos de la familia».

«Sin embargo, hay una diferencia importante entre la conducta asociativa, como aprender a responder adecuadamente a una voz enojada, y el reconocimiento de una serie de señales muy diferentes que van de la mano para indicar activación emocional en otro ser. Nuestros hallazgos son los primeros en mostrar que los perros realmente reconocen emociones en los seres humanos y otros perros».

Evolución

«Es importante destacar que los perros de nuestros ensayos no recibieron ninguna formación previa ni tuvieron un período de familiarización con los sujetos de las imágenes o audios. Esto sugiere que la capacidad de los perros para combinar las señales emocionales puede ser intrínseca», añade. «La detección de las emociones en los seres humanos puede incluso haber sido seleccionada evolutivamente en el proceso de domesticación, a lo largo de generaciones.»

Kun Guo, de la escuela de psicología, añade: «Estudios anteriores han indicado que los perros pueden diferenciar las emociones humanas a partir de señales tales como expresiones faciales, pero esto no es lo mismo que el reconocimiento emocional. Nuestro estudio muestra que los perros tienen la capacidad de integrar dos fuentes diferentes de información sensorial en una percepción coherente de las emociones de los seres humanos y los perros».

«Para ello se requiere un sistema de categorización interna de los estados emocionales. Esta capacidad cognitiva hasta ahora sólo se había evidenciado en los primates y la capacidad de hacer esto respecto a estas especies sólo se ha visto en los seres humanos.»

Los perros reconocen las emociones humanas

Cambios genéticos de la domesticación

Otro estudio sobre perros, realizado en la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA, EE.UU.), sugiere que la domesticación puede haber causado inadvertidamente cambios genéticos nocivos.

Domesticar perros a partir de los lobos, hace más de 15.000 años, involucró una selección y endogamia artificial, pero los efectos de estos procesos en los genomas de perros se han estudiado poco.

Investigadores de la UCLA analizaron las secuencias completas del genoma de 19 lobos; 25 perros salvajes procedentes de 10 países diferentes; y 46 perros domesticados de 34 razas diferentes. Encontraron que la domesticación puede haber dado lugar a un aumento en el número de cambios genéticos nocivos en los perros, probablemente como resultado de reducciones temporales del tamaño de la población, conocidas como cuellos de botella.

«Los cuellos de botella de población vinculados a la domesticación, más que la endogamia reciente, condujeron probablemente a un aumento de la frecuencia de las variaciones genéticas perjudiciales en los perros», dice Kirk Lohmueller, autor principal de la investigación y profesor de ecología y biología evolutiva en UCLA, en la nota de prensa de ésta.

«Nuestra investigación sugiere que tales variantes pueden haberse acumulado en algunas regiones», dice Lohmueller. «Por lo tanto, el uso de pequeñas poblaciones cruzadas artificialmente para obtener rasgos concretos, tales como un tamaño corporal más pequeño o un color del pelaje, puede haber dado lugar a una acumulación de variaciones genéticas perjudiciales en los perros.»

Tales variaciones, dice Lohmueller, podrían potencialmente conducir a diferentes trastornos del desarrollo y otros riesgos para la salud. Es posible, añade, que los programas de cría selectiva, en particular los destinados a la conservación de especies raras y en peligro, deban incluir y mantener grandes poblaciones para minimizar el crecimiento inadvertido de cambios genéticos dañinos.

Referencias bibliográficas:

Albuquerque N, Guo K, Wilkinson A, Savalli C, Otta E, Mills D.: Dogs recognize dog and human emotions. Biol. Lett. (2016). DOI: 10.1098/rsbl.2015.0883

Clare D. Marsden, Diego Ortega-Del Vecchyo, Dennis P. O’Brien, Jeremy F. Taylor, Oscar Ramirez, Carles Vilà, Tomas Marques-Bonet, Robert D. Schnabel, Robert K. Wayne, Kirk E. Lohmueller: Bottlenecks and selective sweeps during domestication have increased deleterious genetic variation in dogs. Proceedings of the National Academy of Sciences (2016). DOI: 10.1073/pnas.1512501113

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • El ADN antiguo revela los cambios sociales en África que dieron forma a la historia humana 25 febrero, 2022
    El análisis del ADN antiguo permitió descubrir detalles de los cambios ocurridos hace 50.000 años en África, que explicarían cómo evolucionaron los humanos que se quedaron en el continente luego de la expansión del Homo sapiens hacia otras partes del planeta. En ese momento, casi al mismo tiempo que las personas comenzaron a mudarse a […]
    Pablo Javier Piacente
  • Dos monstruosas ondas de choque, más grandes que la Vía Láctea, se propagan por el espacio 25 febrero, 2022
    Una gigantesca colisión de dos cúmulos de galaxias estremeció al Universo hace 1.000 millones de años: produjo un par de ondas de choque de proporciones descomunales, que en la actualidad brillan intensamente en longitudes de onda de radio, abarcando un espacio sesenta veces superior al diámetro estimado de 100.000 años luz de la Vía Láctea. […]
    Pablo Javier Piacente
  • Los dinosaurios murieron en primavera 25 febrero, 2022
    La extinción de los dinosaurios ocurrió en la primavera de hace 66 millones de años, lo que explica por qué muchas aves y mamíferos sobrevivieron al impacto de un asteroide de 10 kilómetros de ancho que resultó demoledor para la vida en todo el planeta.
    InsideScience/T21
  • Neuronas y dendritas especializadas desarrollan la matemática cerebral 25 febrero, 2022
    Dos investigaciones diferentes han desvelado la importancia de las matemáticas para el cerebro: no solo tiene neuronas especializadas en sumar y restar, sino también dendritas que realizan cálculos complejos para procesar la información sensorial.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Descubren en Inglaterra una “cápsula del tiempo” de la Edad de Hierro 24 febrero, 2022
    Una “cápsula del tiempo” descubierta en el noroeste de Inglaterra es el registro más completo de la vida de la Edad del Hierro jamás recuperado: diez casas circulares y más de 5.000 artefactos, que datan del año 800 antes de Cristo, permitirán entender por primera vez y en profundidad las prácticas culturales y rituales de […]
    Pablo Javier Piacente
  • Revolucionario descubrimiento sobre una misteriosa y rápida señal de radio 24 febrero, 2022
    Una investigación ha descubierto que una serie de ráfagas de radio rápidas (FRB) detectadas el año pasado no solo se ubican mucho más cerca de nosotros de lo que pensábamos, sino que además aparecen en un cúmulo globular, un grupo de estrellas muy antiguas, algo totalmente inesperado y revolucionario para los astrónomos.
    Pablo Javier Piacente
  • Los metamateriales pueden resolver ecuaciones a la velocidad de la luz 24 febrero, 2022
    La computación analógica basada en interacciones de ondas electromagnéticas con metamateriales ha hecho posible el diseño de un ordenador analógico óptico y compacto que puede resolver ecuaciones diferenciales casi al instante.
    N+1/T21
  • La criptografía cuántica funciona también a través del aire urbano 24 febrero, 2022
    Físicos rusos han probado con éxito la criptografía cuántica por el aire en un entorno urbano: combinaron equipos de seguridad de la información cuántica con tecnología de transmisión de datos por láser y evaluaron la influencia de las condiciones climáticas en la calidad de su sincronización.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Integran una neurona orgánica artificial en una planta viva 23 febrero, 2022
    Una neurona artificial confeccionada con transistores electroquímicos orgánicos es capaz de integrarse a una planta carnívora y crear sinapsis artificiales: a través de este circuito neuronal, puede “engañar” al vegetal y hacer que sus hojas se cierren, sin que ninguna presa esté lista para ser devorada. 
    Pablo Javier Piacente
  • Encuentran compuestos orgánicos en un planeta del cinturón de asteroides 23 febrero, 2022
    Un cráter ubicado en el planeta enano Ceres, el cuerpo más grande del cinturón de asteroides, presenta extrañas manchas blancas: los astrónomos sostienen que se trata de depósitos de sal y materia orgánica. La presencia de estos compuestos refuerza la posibilidad de que Ceres esté atravesado por un océano subterráneo, parte del cual aún podría […]
    Pablo Javier Piacente