Tendencias21
Los sonidos de nuestra voz nos delatan

Los sonidos de nuestra voz nos delatan

Las variaciones sonoras generadas mediante la voz pueden determinar si una persona miente o es confiable. La velocidad, la intensidad o las acentuaciones en el discurso conforman características únicas que delatan nuestras intenciones.

Una «firma acústica» única permite identificar cuando mentimos o decimos la verdad. Según un nuevo estudio realizado por especialistas del Centro Nacional para la Investigación Científica (CNRS) de Francia, una mayor velocidad al hablar, más intensidad en la voz al promediar el discurso y un descenso en la fuerza enunciativa sobre el final de las frases hacen posible obtener una mayor sensación de confianza en los receptores.

La prosodia es una rama de las ciencias del lenguaje que analiza y representa formalmente un conjunto de elementos que conforman la expresión oral, como la entonación, el acento o los ritmos.

Según una nota de prensa, estos aspectos marcan la forma en la cual nos comunicamos, pero son mucho más que una cuestión de estilo: pueden generar que nuestro discurso resulte creíble o no para quienes intentan decodificarlo.

De acuerdo a la investigación de los científicos franceses, la decisión de los receptores en cuanto a si un discurso es honesto o no se relaciona directamente con una serie de elementos formales.

Concretamente, identificaron luego de distintos experimentos que las enunciaciones que generan mayor confianza son aquellas que muestran un ritmo más veloz al hablar, una intensidad más pronunciada o una acentuación más marcada sobre la mitad de las palabras y las frases y, por último, un tono descendente al finalizar las expresiones.

Esta serie de características son las que constituyen la “firma acústica” mencionada previamente: un sello de identidad sonora que determina el estilo personal del hablante. Los especialistas han comprobado que esta firma se percibe de manera similar en varios idiomas distintos, como el francés, el inglés y el español.

Registro cerebral automático

En los resultados del estudio, publicado recientemente en la revista Nature Communications, también sostienen que el cerebro registra automáticamente el formato acústico que identifica a cada hablante.

En consecuencia, aunque la persona no esté analizando o juzgando el discurso de otra, al escucharlo su cerebro ya decodifica la información lingüística y emite un “veredicto” sobre la fiabilidad de aquello que se comunica.

Para llegar a estas conclusiones, los investigadores utilizaron un método basado en datos, a través del cual decodificaron por separado las características prosódicas que impulsan las percepciones de los oyentes sobre la certeza y honestidad de un hablante: el tono, la duración y el volumen de la voz en los enunciados.

A partir de estos datos descubrieron que los juicios que se establecen sobre los discursos se basan en una firma prosódica, percibida independientemente del conocimiento conceptual y del idioma nativo de los individuos.

En otras palabras, tiene más peso la estructura sonora del discurso que los conceptos que se comunican: el oyente relaciona directamente algunos sonidos con la honestidad y la seguridad del hablante, y otros con su deshonestidad.

Adaptación única

Al mismo tiempo, los científicos hallaron que el cerebro no solamente extrae automáticamente la firma acústica al escucharla, sino que también las formas prosódicas impactan directamente en la manera en la cual se memorizan las palabras habladas.

Los expertos concluyeron que sus hallazgos permiten afirmar que existe una adaptación auditiva única en el ser humano, destinada a percibir de forma casi inmediata la honestidad o deshonestidad de un discurso.

Ahora, los investigadores franceses trabajan en un nuevo estudio que buscará comprender cómo las intenciones de los hablantes impactan en su prosodia y en las firmas acústicas que producen.

La nueva información aportada permitirá seguir avanzando en el entendimiento de los mecanismos comunicacionales y cerebrales que determinan las causas por las cuales los mensajes generan mayor o menor confianza en los receptores.

Referencia

Listeners’ perceptions of the certainty and honesty of a speaker are associated with a common prosodic signature. Goupil, L., Ponsot, E., Richardson, D. et al. Nature Communications (2021).DOI:https://doi.org/10.1038/s41467-020-20649-4

Foto: Roché Oosthuizen en Pixabay.

Pablo Javier Piacente

Pablo Javier Piacente es periodista especializado en comunicación científica y tecnológica.

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Revelan el origen de la falla geológica de Seattle, una de las más peligrosas del mundo 15 febrero, 2024
    Los datos magnéticos sugieren que la falla de Seattle, en Estados Unidos, se formó hace 55 millones de años, cuando la mitad sur de una cadena de islas volcánicas en subducción se amontonó sobre el continente y se separó de otra parte de la estructura, "desgarrando" el borde de América del Norte.
    Pablo Javier Piacente
  • Gigantescos "huevos espaciales" podrían ayudarnos a descubrir civilizaciones extraterrestres 15 febrero, 2024
    Un elipsoide SETI es un enfoque geométrico que identifica una región del espacio con forma de huevo, dentro de la cual cualquier civilización inteligente habría logrado observar un evento astronómico significativo, como por ejemplo una supernova, basándose en el tiempo que tarda la luz en viajar a través del espacio. Ahora, un nuevo análisis muestra […]
    Pablo Javier Piacente
  • Nuevo hito en la tecnología cuántica 15 febrero, 2024
    Investigadores alemanes han logrado un avance en la tecnología cuántica al visualizar las posiciones tridimensionales de átomos individuales en un cristal de diamante. Este logro allana el camino para la visualización de moléculas individuales con una precisión atómica, lo que podría revolucionar la investigación y el diseño de materiales y fármacos. Con un poco de […]
    ST/T21
  • ¿Qué pasaría si viajáramos a la velocidad de la luz? 15 febrero, 2024
    La física dice que es imposible, pero soñamos con la posibilidad de viajar a la velocidad de la luz. En ese supuesto, el tiempo se dilataría y se alteraría nuestro campo de visión, pero la fuerza de la aceleración nos destruiría. Sin ayuda alguna, no podemos ir a más de 45 kilómetros por hora.
    Redacción T21
  • Una extraña y antigua megaestructura acecha bajo el mar Báltico 14 febrero, 2024
    En la bahía alemana de Mecklenburg, a 21 metros de profundidad, los científicos han encontrado una antigua megaestructura que data de la Edad de Piedra, concretamente de hace más de 10.000 años. La estructura, que abarca una longitud de casi un kilómetro y está compuesta por piedras de distintos tamaños, desafía toda explicación natural: los […]
    Pablo Javier Piacente
  • Detectan por primera vez materia oscura en un cúmulo galáctico 14 febrero, 2024
    La materia oscura identificada, detectada indirectamente en un cúmulo conformado por miles de galaxias, podría ayudar a los científicos a comprobar la existencia de una estructura a gran escala que se extiende por todo el Universo: de esta forma, un "andamiaje" de materia oscura atravesaría todo el cosmos y sería el sostén de innumerables galaxias, […]
    Pablo Javier Piacente
  • El primer implante cerebral de Neuralink en un humano está rodeado de misterio 14 febrero, 2024
    Existen dudas sobre si el primer implante cerebral a un humano, anunciado por Elon Musk el 29 de enero, se ha producido realmente, ya que todo está rodeado de falta de transparencia, ausencia de certificación científica, escasos detalles sobre su tecnología, sus métodos y sus resultados.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Descubren un fármaco de animación suspendida que imita la hibernación 14 febrero, 2024
    Descubren un fármaco de "animación suspendida" que imita la hibernación y podría mejorar el trasplante de órganos, asegurar la supervivencia ante lesiones traumáticas y facilitar los viajes espaciales de larga duración.
    Redacción T21
  • La muerte los llama y ellos se juntan 13 febrero, 2024
    Un experimento desarrollado en "granjas de cadáveres" permitió comprobar que la descomposición de cuerpos humanos y de otras especies atrae siempre a las mismas variedades de microorganismos y hongos, sin importar el clima, la estación del año o la ubicación en el globo. Un mejor conocimiento de esta comunidad "universal" de descomponedores permitirá importantes avances […]
    Pablo Javier Piacente
  • Una corriente oceánica fundamental para el equilibrio climático podría anticipar su colapso 13 febrero, 2024
    Los científicos han descubierto una señal de advertencia clave antes que una corriente crucial del Atlántico colapse y sumerja al hemisferio norte en un verdadero caos climático: la Circulación de Vuelco Meridional del Atlántico (AMOC) genera una liberación de calor que ayuda a mantener a Europa, y también en parte a América del Norte, más […]
    Pablo Javier Piacente