Tendencias21

Matemáticas que acaban con todos los malos olores

Dos investigadores de la la Universidad de Illinois (EEUU) y del Thomas J. Watson Research Center de IBM han dado con la fórmula matemática que permite ‘cancelar’ olores, del mismo modo que cierta combinación de sonidos puede ocultar otros. El modelo podría servir para fabricar máquinas que ‘anulen’ aromas desagradables, tanto en interiores como en alimentos.

Matemáticas que acaban con todos los malos olores

Dos investigadores de la la Universidad de Illinois (EEUU) y del Thomas J. Watson Research Center de IBM han dado con la fórmula matemática que permite ‘cancelar’ olores, del mismo modo que cierta combinación de sonidos puede ocultar otros.

Según publica la revista Physorg, la anulación de ciertas sensaciones ya se había conseguido con el sonido, como se ha dicho, e incluso con la luz.

Lograr lo mismo con los olores ha resultado más difícil, pues fue hace solo dos años cuando a un equipo de investigadores del Instituto Weizmann de Ciencia de Israel se le ocurrió la idea de que, por cada olor, hay otro que, olido al mismo tiempo que el primero, provoca la percepción de “no oler nada”.

Estos científicos pertenecen al equipo de Noam Sobell, del que ya hablamos en Tendencias21 con motivo de un estudio sobre los olores corporales y la comunicación humana.

Los investigadores de Illinois e IBM, dos hermanos llamados Lav y Kush Varshney, han profundizado en el concepto de olores que se anulan de Sobell y colaboradores, para crear un modelo matemático sobre él. Este modelo podría ser utilizado en un futuro para fabricar una máquina que ‘anule’ aromas desagradables.

Puntuación aromática de partida

Según se explica en NewScientist, los investigadores comenzaron estudiando una amplia variedad de olores, y le dieron a cada uno de ellos una puntuación (de entre -5 y 10).

A partir de dichas puntuaciones desarrollaron su modelo, que predice cómo perciben los seres humanos el olor de una sustancia en particular, en función de las propiedades físicas y químicas de esta. Así, por ejemplo, una sustancia determinada podría tener un -3,2 de olor a apio, y un 0,8 a madera de cedro.

Por otra parte, los Varshney ubicaron las puntuaciones de cada olor en una base de datos, todas ellas emparejadas con el olor que las cancelaría.

Una máquina inspirada en Watson

La potencial máquina con la que sueñan los hermanos aprovecharía esta base de datos primero para detectar un olor y, a continuación, para emitir su correspondiente “aroma de cancelación” del olor primero.

El dispositivo, auguran los investigadores, podría además “comprender” nuevos tipos de olores no presentes en su base de datos; por comparación con los que sí haya en esta, y después emitir la mezcla de aromas de cancelación adecuada.

Para conseguir esto, los investigadores los hermanos Varshney están buscando inspiración en Watson, un ordenador avanzado en el que actualmente trabaja IBM, pues esta computadora está aprendiendo a cocinar identificando los sabores que diferentes ingredientes tienen en común.

Los usos de tal máquina irían desde la mejora de la calidad del aire en interiores a la modificación de el olor de algunos alimentos para hacerlos más agradables al gusto; ya que se sabe que la sensación del sabor está profundamente ligada a la del olfato.

Cómo hacer la mejor combinación

Una de las claves del funcionamiento de este tipo de dispositivos radicaría en encontrar la manera de hacer que el mal olor existente se mezclara adecuadamente con el olor de contraste, antes de que ambos lleguen a las fosas nasales.

Quizá en este sentido los científicos puedan coger alguna idea de oPhone, un teléfono desarrollado en un laboratorio de París y que emite olores. Aunque, de momento, este aparato solo contiene cuatro olores básicos, estos se pueden combinar de miles de maneras diferentes.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Hasta el pequeño cerebro de una hormiga desarrolla tareas complejas 17 febrero, 2024
    Las hormigas del desierto encuentran su camino durante una fase temprana de aprendizaje con la ayuda del campo magnético de la Tierra. El proceso de aprendizaje asociado deja huellas claras en su pequeño cerebro, capaz de asumir tareas complejas con menos de un millón de neuronas.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Los agujeros negros supermasivos y las primeras galaxias crecieron al mismo tiempo 16 febrero, 2024
    Es probable que ya existieran agujeros negros supermasivos en los primeros momentos de la historia cósmica: habrían acelerado la formación de nuevas estrellas en el Universo temprano, incluso cuando crecían con sus galaxias. Un nuevo análisis de imágenes y datos obtenidos por el telescopio James Webb sugiere que los agujeros negros y las galaxias coexistieron […]
    Pablo Javier Piacente
  • La IA podría estar atrofiando poco a poco nuestros cerebros, según un nuevo estudio 16 febrero, 2024
    De la misma forma que el GPS de los smartphones ha dañado nuestro sentido de la cognición espacial y la memoria, según sugieren algunos estudios, la Inteligencia Artificial (IA) también podría afectar progresivamente nuestra capacidad para tomar decisiones de forma independiente, de acuerdo a una nueva investigación. La hipótesis plantea que los chatbots de IA […]
    Pablo Javier Piacente
  • El Metaverso surgió de la imaginación y se hizo real gracias al progreso tecnológico 16 febrero, 2024
    El Metaverso inició su recorrido en la ciencia ficción y se hizo real inspirado en novelas como “Snow Crash" de Neal Stephenson y apoyado en tecnologías que han posibilitado universos paralelos para la experiencia humana. La novela "Ready Player One" de Ernest Cline y su adaptación cinematográfica dirigida por Steven Spielberg, han desempeñado un papel […]
    Carlos Peña González (*)
  • Revelan el origen de la falla geológica de Seattle, una de las más peligrosas del mundo 15 febrero, 2024
    Los datos magnéticos sugieren que la falla de Seattle, en Estados Unidos, se formó hace 55 millones de años, cuando la mitad sur de una cadena de islas volcánicas en subducción se amontonó sobre el continente y se separó de otra parte de la estructura, "desgarrando" el borde de América del Norte.
    Pablo Javier Piacente
  • Gigantescos "huevos espaciales" podrían ayudarnos a descubrir civilizaciones extraterrestres 15 febrero, 2024
    Un elipsoide SETI es un enfoque geométrico que identifica una región del espacio con forma de huevo, dentro de la cual cualquier civilización inteligente habría logrado observar un evento astronómico significativo, como por ejemplo una supernova, basándose en el tiempo que tarda la luz en viajar a través del espacio. Ahora, un nuevo análisis muestra […]
    Pablo Javier Piacente
  • ¿Qué pasaría si viajáramos a la velocidad de la luz? 15 febrero, 2024
    La física dice que es imposible, pero soñamos con la posibilidad de viajar a la velocidad de la luz. En ese supuesto, el tiempo se dilataría y se alteraría nuestro campo de visión, pero la fuerza de la aceleración nos destruiría. Sin ayuda alguna, no podemos ir a más de 45 kilómetros por hora.
    Redacción T21
  • Nuevo hito en la tecnología cuántica 15 febrero, 2024
    Investigadores alemanes han logrado un avance en la tecnología cuántica al visualizar las posiciones tridimensionales de átomos individuales en un cristal de diamante. Este logro allana el camino para la visualización de moléculas individuales con una precisión atómica, lo que podría revolucionar la investigación y el diseño de materiales y fármacos. Con un poco de […]
    ST/T21
  • Una extraña y antigua megaestructura acecha bajo el mar Báltico 14 febrero, 2024
    En la bahía alemana de Mecklenburg, a 21 metros de profundidad, los científicos han encontrado una antigua megaestructura que data de la Edad de Piedra, concretamente de hace más de 10.000 años. La estructura, que abarca una longitud de casi un kilómetro y está compuesta por piedras de distintos tamaños, desafía toda explicación natural: los […]
    Pablo Javier Piacente
  • Los robots que atienden a pacientes llegan a los hospitales 9 febrero, 2024
    Robots diseñados para brindar comodidad a los pacientes de edad avanzada y aliviar su ansiedad, han sido probados con éxito en un hospital de París: saludan, responden a preguntas, comprenden conversaciones grupales y apoyan las tareas de enfermería.
    Redacción T21