Tendencias21

Micromovimientos de los ojos permiten ver la realidad en conjunto

Hasta ahora los científicos sabían que los ojos realizan pequeños movimientos, llamados ‘sacadas’, para mantener la atención sobre varios puntos, por ejemplo una cara. Sin embargo, a veces nos centramos en un punto muy pequeño, como una aguja al coser. Científicos alemanes han descubierto que en esos casos realizamos movimientos oculares aún más pequeños, llamados ‘microsacadas’, que nos permiten estar alerta de la periferia de la visión.

Micromovimientos de los ojos permiten ver la realidad en conjunto

Sin que nos demos cuenta de ello, nuestros ojos realizan constantemente pequeñas correcciones de la dirección de la vista. Hasta hace poco, el propósito de estas correcciones no se entendía bien.

Un grupo de investigadores de la Universidad de Tubinga (Alemania) han abordado este problema, y han descubierto una relación directa entre los movimientos oculares pequeños y la focalización de la atención necesaria para percibir nuestro entorno visual.
 
Como explica la nota de prensa de la universidad, nuestros órganos sensoriales reciben constantemente una gran cantidad de información, y nuestro cerebro ordena continuamente esa tormenta de estímulos sensoriales -ya sea para apreciar una pintura, escuchar un grito de advertencia, navegar por una habitación, o dar forma a una olla de barro.

Esto es más evidente en nuestro sentido de la visión. En realidad, sólo una muy pequeña área de nuestro campo de visión se percibe clara y enfocada. Por ello, los movimientos rápidos de los músculos del ojo -movimientos conocidos como sacádicos– dirigen periódicamente el ángulo de visualización a los puntos de interés que parecen interesantes.

El cerebro une estos puntos y construye una imagen intacta. Los sacádicos tienen lugar 3-5 veces por segundo -mucho más rápido que nuestros latidos del corazón. Por ejemplo, cuando nos fijamos en una cara, la mirada baila rápidamente por los ojos, la nariz, la boca, la barbilla y la frente, para proporcionar las piezas con la que la cara completa se ensambla en nuestra mente.
 
Sin embargo, hay momentos en los que nos centramos en un solo punto, por ejemplo, al enhebrar una aguja. Esto requiere un foco enorme de los ojos en el «ojo» de la aguja. Pero incluso durante una intensa concentración en un punto tan pequeño del espacio, el cerebro todavía mantiene la conciencia de la periferia, por lo que puede reaccionar a cualquier cosa que suceda en nuestro campo más amplio de vista.

El estudio

Los investigadores de Tübingen, dirigidos por Ziad Hafed, han analizado los datos recogidos en colaboración con el equipo de Peter Thier, para descubrir cómo funciona esta sensibilización periférica: en lugar de eliminar por completo todos los movimientos de los ojos mientras se centra en la aguja, el cerebro vez hace uso de diminutos movimientos oculares casi imperceptibles -de un tamaño de fracciones de un grado.

Hafed y su equipo encontraron que estos pequeños movimientos oculares desempeñan un papel importante en «resaltar» información sensorial de nuestra periferia -sin ni siquiera ser consciente de ello.

Microsacádicos

Estas muy pequeños movimientos oculares son llamados microsacádicos. A diferencia de los movimientos sacádicos normales, que nos permiten mirar a un nuevo objeto o parte de él en nuestro campo de visión, los microsacádicos solo aportan lo que a primera vista parecen ser reajustes insignificantes.

Sin embargo, en su investigación, Hafed y su equipo fueron capaces de detectar un aumento de la actividad neuronal inmediatamente antes de que se produjera cada microsacada: evidenciando una mayor atención.

Los microsacádicos siguen un ritmo rápido reconocible, ondulando varias veces por segundo. Incluso los puntos lejos del enfoque del ojo se «resaltan» cuando los microsacádicos aumentan la atención. Este mecanismo permite a nuestro cerebro «mantener un ojo hacia fuera», aun cuando nuestros ojos están ocupados, para así estar alertas ante un peligro.

Esto abre la puerta a futuras aplicaciones de ingeniería. Por ejemplo, si las interfaces de ordenador rastrearan los microsacádicos de lo usuarios cámaras, podrían predecir cuándo sus cerebros pueden estar más o menos sensibilizados a nuevos estímulos. Así, podrían optimizar cuándo dar nueva información visual a sus usuarios.

Referencia bibliográfica:

Chih-Yang Chen, Alla Ignashchenkova, Peter Thier, Ziad M. Hafed: Neuronal Response Gain Enhancement prior to Microsaccades. Current Biology (2015). DOI: 10.1016/j.cub.2015.06.022

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Una pequeña luna de Saturno parecida a la “Estrella de la Muerte” de Star Wars contiene un océano oculto 8 febrero, 2024
    Por debajo de la superficie repleta de cráteres de Mimas, una de las lunas más pequeñas de Saturno, se esconde un océano global de agua líquida de reciente formación. El satélite posee tan sólo unos 400 kilómetros de diámetro y presenta un notable parecido con la “Estrella de la Muerte”, una estación espacial imperial que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Logran controlar un objeto virtual con la mente durante un sueño lúcido 8 febrero, 2024
    Un grupo de participantes en un nuevo estudio científico logró manejar un vehículo virtual a través de un avatar únicamente con su mente, mientras sus cerebros permanecían en la fase REM del sueño. Además de profundizar en los misterios de la consciencia humana, la innovación podría facilitar el acceso a nuevos desarrollos tecnológicos, como un […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un proyecto global trabaja para crear de forma colaborativa un cerebro robótico general 8 febrero, 2024
    El auge de la inteligencia artificial generativa impulsa un proyecto global que trabaja para crear un cerebro robótico general, capaz de generar androides como los que hemos visto hasta ahora solo en la ciencia ficción. Pero es cuestión de tiempo que convivamos con ellos en perfecta armonía. Ya no es una utopía.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La IA está capacitada para resolver dilemas morales cuando conduce vehículos autónomos 8 febrero, 2024
    Los sistemas de IA muestran significativas similitudes éticas con las reacciones humanas ante dilemas morales, lo que los acreditan para conducir vehículos autónomos tal como lo harían las personas.
    Redacción T21
  • Los huracanes se están volviendo tan fuertes que ya no existen categorías para clasificarlos 7 febrero, 2024
    Cinco tormentas en la última década tuvieron velocidades de viento que pertenecen a una hipotética categoría 6 en la escala de huracanes Saffir-Simpson: el fenómeno obligaría a los científicos a crear una nueva clasificación, capaz de reflejar la virulencia de los huracanes en la actualidad. Las causas principales del fenómeno tienen su origen en el […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un asteroide habría explotado sobre la Antártida hace unos 2,5 millones de años 7 febrero, 2024
    Un asteroide se desintegró sobre el continente antártico hace aproximadamente 2,5 millones de años: la evidencia proviene de un análisis químico de más de 100 pequeños trozos de roca extraterrestre, que se han preservado dentro de las enormes capas de hielo. Hasta el momento, solo se conocen otros dos eventos de explosiones aéreas antiguas en […]
    Pablo Javier Piacente
  • Crean la primera niña de inteligencia artificial del mundo 7 febrero, 2024
    La primera niña IA del mundo ha sido creada por científicos chinos, que la han dotado de emociones e intelecto y de la capacidad de aprender de forma autónoma. Se comporta como si tuviera tres o cuatro años y representa un avance significativo para el campo de la inteligencia artificial general.
    Redacción T21
  • Oponerse a la regulación de los pesticidas no es la solución al problema de los agricultores 7 febrero, 2024
    Los agricultores que se movilizan en España y Europa se oponen con firmeza a las nuevas regulaciones europeas en materia de pesticidas, lo que representa una amenaza mayor para la salud pública que tener una central nuclear al lado de casa: estos químicos han costado miles de vidas y enfermos crónicos, al tiempo que han […]
    Eduardo Costas | Catedrático de la UCM y Académico de Farmacia
  • El arte existió antes del surgimiento de los humanos modernos 6 febrero, 2024
    Nuevas investigaciones sugieren que nuestros parientes humanos arcaicos, como los neandertales, ya contaban con las capacidades cognitivas para desarrollar arte: el hallazgo de ejemplos cada vez más antiguos de expresión artística en el registro arqueológico confirmaría esta hipótesis. Sin embargo, aún se discute si estas manifestaciones creativas pueden catalogarse como arte.
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren una nueva supertierra que podría ser un mundo habitable 6 febrero, 2024
    Un planeta extrasolar del tipo supertierra, denominado TOI-715 b y aproximadamente una vez y media más ancho que la Tierra, podría ser capaz de albergar vida: orbita dentro de la zona habitable de una enana roja, a escasa distancia de nuestro planeta. Además, podría estar acompañado de otro cuerpo planetario, con un tamaño casi idéntico al […]
    Pablo Javier Piacente