Tendencias21

Muchas especies cumplen un mismo papel en la Naturaleza

¿Realmente todas las especies de la Naturaleza desempeñan un papel diferente? Un estudio realizado con escarabajos demuestra que no: que algunas especies desempeñan el mismo. Contrariamente a lo que pueda parecer, esto fortalece la biodiversidad porque garantiza que dicha función no se pierda.

Muchas especies cumplen un mismo papel en la Naturaleza

Uno de los más duraderos enigmas de la biología es la cuestión de cuántas especies similares pueden coexistir en la naturaleza. ¿Realmente todas las especies desempeñan un papel diferente?

Ahora, datos masivos sobre los escarabajos han proporcionado una fuerte evidencia de que la evolución propicia la reunión de las diversas especies en grupos funcionalmente similares. Estos datos fueron recopilados por un consorcio internacional de científicos dirigido por la Universidad de Wageningen, en los Países Bajos.

En general, aunque está claro que las especies cumplen muchos roles diferentes dentro de cada ecosistema, también se ha sugerido que numerosas especies en realidad podrían compartir la misma función. Hasta ahora, sin embargo, esta idea no había quedado del todo demostrada. Es decir, no estaba claro que realmente existiese semejante redundancia funcional .

Pruebas encontradas

En el nuevo estudio realizado se abordó esta cuestión, a partir de datos de las 4.168 especies de escarabajos buceadores (Dytiscus marginalis) del mundo.

El análisis demostró que, en todo el planeta, estos animales han evolucionado hacia una pequeña diversidad de tamaños; y además que las especies que coexisten a nivel local son o muy similares en tamaño o difieren en tamaño entre ellas en al menos un 35%. Sorprendentemente, las diferencias de tamaño intermedio (de entre un 10-20%) son raras.

Dado que el tamaño del cuerpo refleja aspectos funcionales, como la comida que estos depredadores pueden comer, estos escarabajos forman así grupos relativamente distintivos con una funcionalidad parecida.

La llamativa regularidad mundial de estos patrones respalda la idea de que un proceso autoorganizado hizo que estos grupos con abundancia de especies se autoorganizasen en subgrupos a lo largo de la evolución.

Implicaciones

«Este hallazgo tiene importantes implicaciones para la forma en que contemplamos los riesgos de pérdida de las especies», explica Marten Scheffer, investigador de la Universidad de Wageningen y autor principal del estudio, en un comunicado de dicha Universidad.

«Nuestro trabajo sugiere que la evolución es un generador no sólo de complementariedad funcional, sino también de redundancia funcional. Sin embargo, la redundancia no significa que estas especies no sean necesarias para el funcionamiento de la naturaleza», añade el científico.

Y es que, si bien la complementariedad funcional promueve la magnitud de los procesos de un ecosistema, la redundancia funcional promueve la capacidad de recuperación de dichos procesos del ecosistema, a través de un efecto de aseguramiento de la biodiversidad.

¿Cómo se asegura la biodiversidad?

Este efecto de aumento de la seguridad se debe a que las especies con un papel funcional similar (por ejemplo, en cuanto a los alimentos que consumen), al mismo tiempo pueden diferir en su respuesta a diversos factores estresantes.

Por ejemplo, responden de diferente manera a parásitos y/o enfermedades específicas. Como resultado, el potencial mantenimiento del papel funcional de todas ellas aumentaría con su número.

Por otro lado, en las especies de mayor tamaño encontramos que «la capacidad de recuperación que se deriva de la redundancia funcional es mucho más rara (…), simplemente porque, en el reino animal, la riqueza de especies disminuye con el tamaño del cuerpo», explica Scheffer.

Por esta razón, “no es de extrañar que la pérdida de especies de gran tamaño pueda dar lugar a un cambio funcional sustancial en los ecosistemas. Mientras que la redundancia puede ser la regla en las criaturas más pequeñas, la singularidad funcional de las especies más grandes a menudo estos implicaría que estos sean el talón de Aquiles (o el punto débil) del funcionamiento ecológico».

Referencia bibliográfica:

Marten Scheffer, Remi Vergnon, Egbert H. van Nes, Jan G. M. Cuppen, Edwin T. H. M. Peeters, Remko Leijs, Anders N. Nilsson. The Evolution of Functionally Redundant Species; Evidence from Beetles. PLOS ONE (2015). DOI: 10.1371/journal.pone.0137974.
 

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Una pequeña luna de Saturno parecida a la “Estrella de la Muerte” de Star Wars contiene un océano oculto 8 febrero, 2024
    Por debajo de la superficie repleta de cráteres de Mimas, una de las lunas más pequeñas de Saturno, se esconde un océano global de agua líquida de reciente formación. El satélite posee tan sólo unos 400 kilómetros de diámetro y presenta un notable parecido con la “Estrella de la Muerte”, una estación espacial imperial que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Logran controlar un objeto virtual con la mente durante un sueño lúcido 8 febrero, 2024
    Un grupo de participantes en un nuevo estudio científico logró manejar un vehículo virtual a través de un avatar únicamente con su mente, mientras sus cerebros permanecían en la fase REM del sueño. Además de profundizar en los misterios de la consciencia humana, la innovación podría facilitar el acceso a nuevos desarrollos tecnológicos, como un […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un proyecto global trabaja para crear de forma colaborativa un cerebro robótico general 8 febrero, 2024
    El auge de la inteligencia artificial generativa impulsa un proyecto global que trabaja para crear un cerebro robótico general, capaz de generar androides como los que hemos visto hasta ahora solo en la ciencia ficción. Pero es cuestión de tiempo que convivamos con ellos en perfecta armonía. Ya no es una utopía.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La IA está capacitada para resolver dilemas morales cuando conduce vehículos autónomos 8 febrero, 2024
    Los sistemas de IA muestran significativas similitudes éticas con las reacciones humanas ante dilemas morales, lo que los acreditan para conducir vehículos autónomos tal como lo harían las personas.
    Redacción T21
  • Los huracanes se están volviendo tan fuertes que ya no existen categorías para clasificarlos 7 febrero, 2024
    Cinco tormentas en la última década tuvieron velocidades de viento que pertenecen a una hipotética categoría 6 en la escala de huracanes Saffir-Simpson: el fenómeno obligaría a los científicos a crear una nueva clasificación, capaz de reflejar la virulencia de los huracanes en la actualidad. Las causas principales del fenómeno tienen su origen en el […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un asteroide habría explotado sobre la Antártida hace unos 2,5 millones de años 7 febrero, 2024
    Un asteroide se desintegró sobre el continente antártico hace aproximadamente 2,5 millones de años: la evidencia proviene de un análisis químico de más de 100 pequeños trozos de roca extraterrestre, que se han preservado dentro de las enormes capas de hielo. Hasta el momento, solo se conocen otros dos eventos de explosiones aéreas antiguas en […]
    Pablo Javier Piacente
  • Crean la primera niña de inteligencia artificial del mundo 7 febrero, 2024
    La primera niña IA del mundo ha sido creada por científicos chinos, que la han dotado de emociones e intelecto y de la capacidad de aprender de forma autónoma. Se comporta como si tuviera tres o cuatro años y representa un avance significativo para el campo de la inteligencia artificial general.
    Redacción T21
  • Oponerse a la regulación de los pesticidas no es la solución al problema de los agricultores 7 febrero, 2024
    Los agricultores que se movilizan en España y Europa se oponen con firmeza a las nuevas regulaciones europeas en materia de pesticidas, lo que representa una amenaza mayor para la salud pública que tener una central nuclear al lado de casa: estos químicos han costado miles de vidas y enfermos crónicos, al tiempo que han […]
    Eduardo Costas | Catedrático de la UCM y Académico de Farmacia
  • El arte existió antes del surgimiento de los humanos modernos 6 febrero, 2024
    Nuevas investigaciones sugieren que nuestros parientes humanos arcaicos, como los neandertales, ya contaban con las capacidades cognitivas para desarrollar arte: el hallazgo de ejemplos cada vez más antiguos de expresión artística en el registro arqueológico confirmaría esta hipótesis. Sin embargo, aún se discute si estas manifestaciones creativas pueden catalogarse como arte.
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren una nueva supertierra que podría ser un mundo habitable 6 febrero, 2024
    Un planeta extrasolar del tipo supertierra, denominado TOI-715 b y aproximadamente una vez y media más ancho que la Tierra, podría ser capaz de albergar vida: orbita dentro de la zona habitable de una enana roja, a escasa distancia de nuestro planeta. Además, podría estar acompañado de otro cuerpo planetario, con un tamaño casi idéntico al […]
    Pablo Javier Piacente