Tendencias21

Nace un coche que rompe con 100 años de historia

La era del coche individual puede estar llegando a su fin, al menos en las grandes ciudades. El MIT ha desarrollado un modelo de automóvil que rompe con 100 años de historia y del que General Motors va a construir este año el primer prototipo. Se trata un coche compartido por muchos usuarios que se recoge a la puerta del Metro, como si fuese un carrito de supermercado, y que cada conductor puede personalizar a su gusto en una serie de cometidos. Además, no tiene un motor convencional, ya que toma la energía de sus ruedas robotizadas. No contamina y es mucho más seguro y simple que los coches tradicionales. La gran duda es si esta tecnología tendrá suficiente fuerza para cambiar uno de los hábitos sociales más arraigados: el coche personal a la puerta de casa. Por Vanessa Marsh.

Nace un coche que rompe con 100 años de historia

Un nuevo y revolucionario concepto de automóvil que rompe 100 años de historia ha sido concebido por ingenieros del MIT, del que General Motors construirá este año el primer prototipo. El proyecto, aunque está en desarrollo desde 2003, ha entrado ahora en su fase de lanzamiento.

El nuevo concepto tiene varias dimensiones: es un coche compartido, puede apilarse como los carritos de un supermercado, cada usuario puede personalizarlo a su gusto en una serie de cometidos y no tiene un motor convencional, ya que toma la energía de sus ruedas robotizadas: contienen una unidad que incluye un motor eléctrico y suspensión dentro de la misma rueda (se llama "motor wheels").

El coche tiene cabida para dos personas y, según sus inventores, un buen lugar para colocar estas filas de coches sería junto a una estación de metro, de autobús o un aeropuerto, lugares donde la gente abandona otros transportes.

El hábito de tener coche a la puerta de casa, con el consiguiente problema del aparcamiento y mantenimiento, deja paso a un nuevo estilo de vida en el que las personas, sencillamente, no tienen coche. Cuando una persona necesita desplazarse, acude a la esquina más próxima y con la ayuda de una tarjeta de crédito toma un coche de una hilera parecida a la de los carritos de los supermercados.

A la medida

A diferencia de los coches tradicionales, la persona no sólo regula los asientos y espejos, sino también el tamaño del tablero y el lenguaje de los indicadores, ya que es posible que, en vez de emitir señales intermitentes, sencillamente indiquen “giro a la izquierda”, “retrocediendo” o cualquier otro mensaje explícito de alerta seleccionado por el conductor.

El conductor puede regular asimismo la temperatura interior, así como el color externo e interno del vehículo porque displays programables ultradelgados cubren el interior y exterior del vehículo: están cubiertos por pantallas programables, que permiten una decoración cambiante. Dependiendo del tiempo que haga, el coche puede parecer más claro o más oscuro, para que se vea mejor desde fuera.

Una vez adaptado al gusto del usuario, el vehículo inicia su marcha en condiciones de seguridad inigualables, ya que posee asientos capaces de responder a una colisión y que eliminan la necesidad de cinturones de seguridad y de airbags.

La estructura de los asientos se basa en una espina dorsal en la parte posterior que posee una cantidad de "dedos" que abrazan al pasajero y lo sostiene si el coche detecta que es posible un accidente. Y la cabina absorbe los impactos de choques usando nuevos materiales: se trata de un tipo de fluidos que pueden ser magnetizados para que cambien del estado líquido al sólido en nanosegundos.

Al llegar a su lugar de destino, el conductor reintegra el automóvil a otra hilera similar con una facilidad inusitada: sus ruedas giran 360 grados y se puede mover manualmente. De esta forma, el automóvil queda listo para otro trayecto y otro usuario. El modelo de transporte individual se transforma.

Nace un coche que rompe con 100 años de historia

Eléctrico y fácil de manejar

El coche se mueve gracias a los llamados “robots rueda”. Se trata de ruedas que contienen en su interior motores eléctricos. Pueden girar 360 grados, por lo que son capaces de mover el automóvil en cualquier dirección, de frente, hacia atrás, de lado o diagonalmente. Son iguales a las ruedas de las sillas que se usan en las oficinas.

Estas ruedas consiguen que el coche no precise ni de motor ni de eje, con lo que el espacio del coche cambia: la carrocería es mucho más flexible y los coches se diseñan al gusto del consumidor en cada trayecto. También se puede cambiar el aspecto del salpicadero: si uno es una persona mayor o tiene falta de vista, por ejemplo, podrá hacer que el velocímetro del salpicadero tenga los números más grandes.

Un riesgo bastante común de la conducción dentro de las ciudades es la proximidad con otros coches, que ocasiona numerosos accidentes. Los asientos de este nuevo tipo de automóvil cuentan con sensores y con una especie de “columna vertebral” de la que saldrán “dedos” que agarrarán a los usuarios en caso de que el coche “note” que está implicado en un accidente.

El diseño final estará completado a principios de 2006 y será presentado a General Motors para la fabricación del primer prototipo, que según GM podrá tener lugar en Hong Kong o en Singapur.

La idea de sus creadores es que este automóvil sea usado en un programa de transporte público, parecido a los programas para compartir bicicletas en Europa y a los proyectos ZipCar (adquirir un coche bajo un esquema de tiempo compartido) y FlexCar (pool de coches que se pueden alquilar desde 7 a 9 dólares la hora y que actualmente tiene más de 30.000 miembros), implantados en las costas este y oeste de EEUU, respectivamente.

Esta potencial nueva generación de automóviles, capaz de generar una revolución en este sector tecnológico, es obra de los “laboratorios” del Massachussets Institute of Technology. En el MIT, un grupo de ingenieros y arquitectos del Smart Cities ha trabajado en los últimos cuatro años dirigidos por William Mitchell. La tecnología está explicada en el documento MIT Media Lab’s Concept Car. La arquitectura la explica en su web Mitchell Joachim.

Nuevo escenario

El reto que se propusieron los creadores de este vehículo es conseguir coches más fáciles de conducir en el entorno de las ciudades saturadas por la cantidad de automóviles, así como no contaminantes y diseñados a la medida y al gusto de cada usuario. El resultado se aproxima bastante a estas expectativas.

Tal como señala al respecto The Guardian, el coche marca el nacimiento de una completa revolución de pensamiento sobre la relación de la gente con sus coches en las ciudades del futuro, que sin duda no dejarán de crecer.

No se trata sólo de crear un vehículo más pequeño y manejable, sino que además estos coches originales puedan convivir con las personas y otros vehículos sin causar graves complicaciones a la sociedad y al entorno.

Aunque General Motors ha apostado por esta tecnología, quedan dudas respecto a su posible implantación social, ya que los hábitos están fuertemente arraigados en las personas. Además, habrñia que concebir asimismo un sistema de seguridad para las filas de carritos, para evitar que sean objeto de hurtos o deterioros.

Temas relacionados:

Crean un coche con memoria visual que va solo a su destino

La nueva generación de vehículos se limpiarán solos gracias a la nanotecnología

Probado con éxito el primer vehículo europeo sin conductor ni volante

Ingenieros daneses inventan la “píldora de hidrógeno”

Vanessa Marsh

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Descubren un helecho tropical que transforma sus hojas muertas en nuevas raíces 9 febrero, 2024
    Para sobrevivir en el suelo anegado y bajo en nutrientes del bosque de Quebrada Chorro, en el oeste de Panamá, una especie de helecho tropical arborescente reutiliza sus hojas muertas, convirtiéndolas en nuevas raíces. Los científicos descubrieron que el helecho reconfigura estas “hojas zombis”, invirtiendo el flujo de agua para atraer nutrientes de regreso a […]
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren una extraña combinación de minerales en las muestras lunares de la misión Chang'e-5 de China 9 febrero, 2024
    Los minerales antiguos y nuevos identificados en las muestras lunares traídas por la misión Chang'e-5 de China están ayudando a los científicos a comprender mejor la historia de la Luna: ahora, los especialistas han descubierto más propiedades del sexto nuevo mineral lunar, llamado Changesite-(Y). Además, otros compuestos hallados, la seifertita y la stishovita, pueden coexistir […]
    Pablo Javier Piacente
  • Los robots que atienden a pacientes llegan a los hospitales 9 febrero, 2024
    Robots diseñados para brindar comodidad a los pacientes de edad avanzada y aliviar su ansiedad, han sido probados con éxito en un hospital de París: saludan, responden a preguntas, comprenden conversaciones grupales y apoyan las tareas de enfermería.
    Redacción T21
  • Una pequeña luna de Saturno parecida a la “Estrella de la Muerte” de Star Wars contiene un océano oculto 8 febrero, 2024
    Por debajo de la superficie repleta de cráteres de Mimas, una de las lunas más pequeñas de Saturno, se esconde un océano global de agua líquida de reciente formación. El satélite posee tan sólo unos 400 kilómetros de diámetro y presenta un notable parecido con la “Estrella de la Muerte”, una estación espacial imperial que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Logran controlar un objeto virtual con la mente durante un sueño lúcido 8 febrero, 2024
    Un grupo de participantes en un nuevo estudio científico logró manejar un vehículo virtual a través de un avatar únicamente con su mente, mientras sus cerebros permanecían en la fase REM del sueño. Además de profundizar en los misterios de la consciencia humana, la innovación podría facilitar el acceso a nuevos desarrollos tecnológicos, como un […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un proyecto global trabaja para crear de forma colaborativa un cerebro robótico general 8 febrero, 2024
    El auge de la inteligencia artificial generativa impulsa un proyecto global que trabaja para crear un cerebro robótico general, capaz de generar androides como los que hemos visto hasta ahora solo en la ciencia ficción. Pero es cuestión de tiempo que convivamos con ellos en perfecta armonía. Ya no es una utopía.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La IA está capacitada para resolver dilemas morales cuando conduce vehículos autónomos 8 febrero, 2024
    Los sistemas de IA muestran significativas similitudes éticas con las reacciones humanas ante dilemas morales, lo que los acreditan para conducir vehículos autónomos tal como lo harían las personas.
    Redacción T21
  • Los huracanes se están volviendo tan fuertes que ya no existen categorías para clasificarlos 7 febrero, 2024
    Cinco tormentas en la última década tuvieron velocidades de viento que pertenecen a una hipotética categoría 6 en la escala de huracanes Saffir-Simpson: el fenómeno obligaría a los científicos a crear una nueva clasificación, capaz de reflejar la virulencia de los huracanes en la actualidad. Las causas principales del fenómeno tienen su origen en el […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un asteroide habría explotado sobre la Antártida hace unos 2,5 millones de años 7 febrero, 2024
    Un asteroide se desintegró sobre el continente antártico hace aproximadamente 2,5 millones de años: la evidencia proviene de un análisis químico de más de 100 pequeños trozos de roca extraterrestre, que se han preservado dentro de las enormes capas de hielo. Hasta el momento, solo se conocen otros dos eventos de explosiones aéreas antiguas en […]
    Pablo Javier Piacente
  • Crean la primera niña de inteligencia artificial del mundo 7 febrero, 2024
    La primera niña IA del mundo ha sido creada por científicos chinos, que la han dotado de emociones e intelecto y de la capacidad de aprender de forma autónoma. Se comporta como si tuviera tres o cuatro años y representa un avance significativo para el campo de la inteligencia artificial general.
    Redacción T21