Tendencias21

Nobel de Medicina 2014 para los descubridores del GPS cerebral

En 1971, el científico británico-estadounidense John O´Keefe descubrió el primer componente del sistema cerebral que nos permite ubicarnos y orientarnos: un tipo de célula nerviosa presente en un área cerebral llamada hipocampo. En 2005, el matrimonio de científicos noruegos compuesto por May Britt y Edvard I. Moser remataron el hallazgo al encontrar unas células en red o “células grid” que permiten que el cerebro genere mapas del espacio y que podamos orientarnos en cualquier entorno. Los tres investigadores han sido galardonados hoy por sus hallazgos con el Premio Nobel de Medicina 2014.

Nobel de Medicina 2014 para los descubridores del GPS cerebral

El científico británico John O’Keefe, y el matrimonio noruego formado por May-Britt Moser y Edvard I. Moser han sido galardonados hoy con el Premio Nobel de Fisiología o Medicina 2014 por “sus descubrimientos de las células que constituyen un sistema de posicionamiento en el cerebro”.

¿Cómo sabemos dónde estamos? ¿Cómo podemos encontrar el camino de un sitio a otro? Y, ¿cómo podemos almacenar esa información de tal manera que inmediatamente seamos capaces de encontrar el camino la próxima vez que hagamos un mismo recorrido?

Gracias a un “GPS interior” del cerebro que hace posible que nos orientemos en el espacio. Esto es lo que demostraron los galardonados: que existe una base celular para una de nuestras funciones cognitivas superiores.

Descubrimiento escalonado

En 1971, John O´Keefe descubrió el primer componente de este sistema de posicionamiento. Halló que un tipo de célula nerviosa presente en un área cerebral llamada hipocampo estaba activada siempre que una rata (de estudio) estaba en un sitio concreto, dentro de una habitación. Y que otras células nerviosas estaban activas cuando la rata estaba en otros sitios, dentro de ese mismo espacio. O’Keefe concluyó entonces que esas “células de ubicación” formaban un mapa de la estancia.

Más de tres décadas después, en 2005, May-Britt y Edvard Moser descubrían otro componente clave del “GPS interior”: un tipo de células nerviosas, a las que llamaron "células en red" o “células grid”, que generan un sistema coordinado que permite un posicionamiento preciso y el hallazgo del camino.

Investigaciones posteriores les permitieron demostrar dónde se encontraban estas células y cómo hacían posible determinar la posición y orientarse, informa el Instituto Karolinska de Suecia en un comunicado.

Los descubrimientos de estos tres científicos han resuelto un problema que ha ocupado a científicos y filósofos durante siglos: ¿Cómo crea el cerebro un mapa del espacio que nos rodea y cómo podemos orientarnos en un entorno complejo?

El descubrimiento del GPS interior del cerebro representa un cambio de paradigma en nuestra comprensión de cómo las células especializadas se ensamblan y cooperan para ejecutar funciones cognitivas avanzadas. Abre por tanto nuevas vías para el entendimiento de otros procesos cognitivos como la memoria, el pensamiento o la planificación.

Nobel de Medicina 2014 para los descubridores del GPS cerebral

Los autores del hallazgo

John O’Keefe nació en 1939 en Nueva York (EEUU) y tiene doble nacionalidad, estadounidense y británica. Se doctoró en Psicología Fisiológica por la Universidad McGill de Canadá en 1967. Despuñes, se trasladó a Inglaterra para un realizar un postdoctorado en el University College de Londres. Fue nombrado profesor de Neurociencia Congnitiva de esta universidad en 1987. En la actualidad, es director del Sainsbury Wellcome Centre in Neural Circuits and Behaviour de dicho centro.

May-Britt Moser nació en Fosnavåg, Noruega, en 1963. Estudió Psicología en la Universidad de Oslo y se doctoró en Neuropsicología en 1995. Hizo el postdoctorado en la Universidad de Edimburgo y trabajó en el University College de Londres antes de trasladarse a la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología en Trondheim, donde, en 2000, fue nombrada profesora de Neurociencia in 2000. Actualmente es directora del Centro de Computación Neuronal en Trondheim.

Edvard I. Moser nació en 1962 en Ålesund, Noruega. Es doctor en Neurofisiología por la Universidad de Oslo desde 1995. Hizo el postdoctorado en la Universidad de Edimburgo y trabajó como científico visitante en el laboratorio de John O´Keefe en Londres. En 1996 se trasladó a la universidad de Trondheim, en la que fue nombrado profesor en 1998. Actualmente es director del Instituto Kavli para Sistemas de Neurociencia de Trondheim.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • El suelo de Marte es más duro que el de la Luna 20 marzo, 2022
    Los datos aportados por el rover de China Zhuzhong, que ha explorado durante 60 días marcianos la extensa llanura conocida como Utopía Planitia, revelan que su suelo es más fuerte que el regolito lunar, lo que facilitará la exploración de las llanuras del norte de Marte.
    Redacción T21
  • Cualquier persona puede ser preparada para ser creativa 19 marzo, 2022
    Una investigación de la Universidad Estatal de Ohio ha desarrollado un método basado en el pensamiento divergente y el cambio de perspectiva que permite a las personas recuperar la creatividad perdida durante la escolarización y generar acciones inesperadas.
    OSU/T21
  • La seda de las arañas podría ser la llave para curar el cáncer 18 marzo, 2022
    La mayoría de los tipos de cáncer se desarrollan a partir de la carencia de la proteína P53, que cumple una función crucial porque evita que las células con daño en el ADN se conviertan en células cancerosas. Una proteína similar podría extraerse de la seda producida por las arañas e incorporarse a las células […]
    Pablo Javier Piacente
  • La guerra de Ucrania congela la exploración ruso-europea de Marte y la Luna 18 marzo, 2022
    El anuncio de la suspensión de ExoMars y de las actividades de cooperación entre la ESA y Roscosmos es solamente la punta del iceberg de las profundas consecuencias negativas que puede traer esta decisión para la exploración espacial: los esfuerzos de décadas de investigación podrían tirarse por la borda si la guerra en Ucrania sigue […]
    Pablo Javier Piacente
  • La base científica de Rusia, amenazada por las sanciones 18 marzo, 2022
    La base científica de Rusia se está resintiendo por efecto de las sanciones occidentales, que privan al país de reactivos químicos, componentes ópticos y ordenadores nuevos, al mismo tiempo que los mayores proveedores de instrumentos de precisión han interrumpido los suministros.
    Redacción T21
  • Rusia estaría utilizando en Ucrania robots asesinos que se guían por IA 18 marzo, 2022
    Rusia estaría utilizando en Ucrania drones asistidos por Inteligencia Artificial que son completamente autónomos para atacar objetivos a partir de fotos facilitadas por operarios militares, según denuncia el Boletín de Científicos Atómicos.
    Redacción T21
  • La psicopatía no es un trastorno mental, sino una ventaja adaptativa 17 marzo, 2022
    Investigadores canadienses han revelado que la psicopatía carece de ciertas características para ser considerada un trastorno mental, por lo que debería considerarse más como una función genética concreta desarrollada mediante mecanismos evolutivos.
    Pablo Javier Piacente
  • Una nueva misión espacial penetrará en los oscuros túneles de la Luna 17 marzo, 2022
    La Luna está repleta de pozos que, según los científicos, podrían conducir a enormes túneles: se cree que incluso podrían servir como habitáculos naturales en futuras colonias humanas. La ESA ha diseñado un vehículo explorador especializado para moverse en esos túneles.
    Pablo Javier Piacente
  • Un experimento con antimateria desafía a la ciencia 17 marzo, 2022
    Un experimento desarrollado en el CERN ha descubierto que la antimateria muestra en determinadas condiciones un comportamiento diferente al de los átomos de materia, lo que señala el camino para encontrar nuevas leyes físicas.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Más misterios en las profundidades de la Tierra 17 marzo, 2022
    Las dos colosales estructuras masivas que bordean el núcleo externo de la Tierra originan la Anomalía del Atlántico Sur y el intenso vulcanismo africano, pero para sorpresa de los geólogos, su composición y estructura son diferentes.
    Eduardo Martínez de la Fe