Tendencias21
Nuestro cuerpo también escucha las vibraciones

Nuestro cuerpo también escucha las vibraciones

El cerebro activa las mismas neuronas para escuchar sonidos que para percibir vibraciones, como las del móvil o las de un tren que se acerca. Por eso a veces nos molestan tanto como los ruidos.

Nuestro cuerpo también escucha las vibraciones

Investigadores de la Universidad de Ginebra (UNIGE), en Suiza, han mostrado que, para el cerebro, los sonidos y las vibraciones son, en última instancia, bastante similares. Esto explicaría por qué las vibraciones son a veces tan desagradables como la contaminación acústica.
 

Al colocar un vaso de agua en la mesa de un escritorio, probablemente podrán verse ondas concéntricas en su superficie, creadas por los pequeños movimientos que ocurren cerca. Estas oscilaciones son causadas por vibraciones, que se propagan a través del suelo, el escritorio, el vidrio y todas las demás superficies sólidas.
 

Estas vibraciones también son estímulos sensoriales importantes que usamos para detectar, por ejemplo, un tren que se aproxima o para identificar los pasos de un compañero de la oficina. «Vivimos rodeados de vibraciones que son extremadamente importantes en la forma en que percibimos el mundo», explica Daniel Huber, del Departamento de Neurociencias Básicas de la Facultad de Medicina de la UNIGE, en un comunicado. «Así que queríamos saber cómo el cerebro los percibe y los representa».
 

Una combinación de frecuencia y amplitud
 

Utilizando la técnica de la microscopía de excitación de dos fotones, el equipo de Daniel Huber visualizó la actividad de cientos de neuronas en la corteza somatosensorial de un ratón mientras se enviaban vibraciones de diferentes frecuencias a su pata delantera.
 

Al igual que en la corteza auditiva, las neuronas individuales se sincronizaron de forma selectiva: respondieron más a algunas frecuencias y menos a otras. Estas neuronas están sintonizadas preferentemente a una combinación específica de frecuencia y amplitud, y esta combinación corresponde a lo que realmente percibe el ratón.
 

“Esto significa que un ratón no puede distinguir una vibración de alta frecuencia con una amplitud baja, de una vibración de baja frecuencia con una amplitud más alta”, explica Mario Prsa, investigador del equipo del doctor Huber y primer autor del estudio. “Es el mismo efecto psicoacústico detectado en el sistema auditivo”.

Los corpúsculos de Pacini
 

En un segundo paso, los investigadores buscaron identificar el origen de los estímulos somatosensoriales involucrados mediante la realización de un análisis histológico detallado de los corpúsculos de Pacini en el miembro anterior del ratón.
 

Se sabe que los corpúsculos de Pacini transducen vibraciones rápidas, de alta frecuencia, en mamíferos y se encuentran en abundancia en la dermis de las yemas de los dedos de los primates.
 

«Sorprendentemente, descubrimos que las respuestas de vibración en el cerebro del ratón provienen de los corpúsculos de Pacini ubicados en los huesos del antebrazo, mientras que estaban totalmente ausentes en la piel de la pata», explica Géraldine Cuenu, estudiante del programa de Maestría en Neurociencias de la UNIGE y encargada de este análisis detallado.

Usando la optogenética, los científicos confirmaron el vínculo entre las respuestas corticales y la configuración particular de los mecanorreceptores en las extremidades anteriores.
 

Mecanismo precursor de la audición
 

¿Podría ser que la distribución particular de los mecanorreceptores sensibles a la vibración a lo largo de los huesos del miembro anterior actuase como un sismógrafo para “escuchar” las vibraciones?
 

Los estímulos vibratorios son utilizados por varios organismos vivos para comunicarse a través de plantas, ramas y otros sustratos sólidos. «Nuestros descubrimientos probablemente revelan la existencia de un antiguo canal sensorial, que podría ser un precursor evolutivo de la audición», concluye Prsa.
 

Esta modalidad (un tanto vestigial, aunque muy sensible) también podría explicar cómo podemos identificar pistas sutiles relacionadas con los desastres naturales que se avecinan, o por qué la construcción o el tráfico causan molestias, incluso cuando no se pueden escuchar.

Referencia

Feature-selective encoding of substrate vibrations in the forelimb somatosensory cortex. M. Prsa et al. Nature, 13 March 2019. DOI: https://doi.org/10.1038/s41586-019-1015-8.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Una pequeña luna de Saturno parecida a la “Estrella de la Muerte” de Star Wars contiene un océano oculto 8 febrero, 2024
    Por debajo de la superficie repleta de cráteres de Mimas, una de las lunas más pequeñas de Saturno, se esconde un océano global de agua líquida de reciente formación. El satélite posee tan sólo unos 400 kilómetros de diámetro y presenta un notable parecido con la “Estrella de la Muerte”, una estación espacial imperial que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Logran controlar un objeto virtual con la mente durante un sueño lúcido 8 febrero, 2024
    Un grupo de participantes en un nuevo estudio científico logró manejar un vehículo virtual a través de un avatar únicamente con su mente, mientras sus cerebros permanecían en la fase REM del sueño. Además de profundizar en los misterios de la consciencia humana, la innovación podría facilitar el acceso a nuevos desarrollos tecnológicos, como un […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un proyecto global trabaja para crear de forma colaborativa un cerebro robótico general 8 febrero, 2024
    El auge de la inteligencia artificial generativa impulsa un proyecto global que trabaja para crear un cerebro robótico general, capaz de generar androides como los que hemos visto hasta ahora solo en la ciencia ficción. Pero es cuestión de tiempo que convivamos con ellos en perfecta armonía. Ya no es una utopía.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La IA está capacitada para resolver dilemas morales cuando conduce vehículos autónomos 8 febrero, 2024
    Los sistemas de IA muestran significativas similitudes éticas con las reacciones humanas ante dilemas morales, lo que los acreditan para conducir vehículos autónomos tal como lo harían las personas.
    Redacción T21
  • Los huracanes se están volviendo tan fuertes que ya no existen categorías para clasificarlos 7 febrero, 2024
    Cinco tormentas en la última década tuvieron velocidades de viento que pertenecen a una hipotética categoría 6 en la escala de huracanes Saffir-Simpson: el fenómeno obligaría a los científicos a crear una nueva clasificación, capaz de reflejar la virulencia de los huracanes en la actualidad. Las causas principales del fenómeno tienen su origen en el […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un asteroide habría explotado sobre la Antártida hace unos 2,5 millones de años 7 febrero, 2024
    Un asteroide se desintegró sobre el continente antártico hace aproximadamente 2,5 millones de años: la evidencia proviene de un análisis químico de más de 100 pequeños trozos de roca extraterrestre, que se han preservado dentro de las enormes capas de hielo. Hasta el momento, solo se conocen otros dos eventos de explosiones aéreas antiguas en […]
    Pablo Javier Piacente
  • Crean la primera niña de inteligencia artificial del mundo 7 febrero, 2024
    La primera niña IA del mundo ha sido creada por científicos chinos, que la han dotado de emociones e intelecto y de la capacidad de aprender de forma autónoma. Se comporta como si tuviera tres o cuatro años y representa un avance significativo para el campo de la inteligencia artificial general.
    Redacción T21
  • Oponerse a la regulación de los pesticidas no es la solución al problema de los agricultores 7 febrero, 2024
    Los agricultores que se movilizan en España y Europa se oponen con firmeza a las nuevas regulaciones europeas en materia de pesticidas, lo que representa una amenaza mayor para la salud pública que tener una central nuclear al lado de casa: estos químicos han costado miles de vidas y enfermos crónicos, al tiempo que han […]
    Eduardo Costas | Catedrático de la UCM y Académico de Farmacia
  • El arte existió antes del surgimiento de los humanos modernos 6 febrero, 2024
    Nuevas investigaciones sugieren que nuestros parientes humanos arcaicos, como los neandertales, ya contaban con las capacidades cognitivas para desarrollar arte: el hallazgo de ejemplos cada vez más antiguos de expresión artística en el registro arqueológico confirmaría esta hipótesis. Sin embargo, aún se discute si estas manifestaciones creativas pueden catalogarse como arte.
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren una nueva supertierra que podría ser un mundo habitable 6 febrero, 2024
    Un planeta extrasolar del tipo supertierra, denominado TOI-715 b y aproximadamente una vez y media más ancho que la Tierra, podría ser capaz de albergar vida: orbita dentro de la zona habitable de una enana roja, a escasa distancia de nuestro planeta. Además, podría estar acompañado de otro cuerpo planetario, con un tamaño casi idéntico al […]
    Pablo Javier Piacente