Tendencias21
Nuevas antenas de nanotubos de carbono revolucionan la captación de energía solar

Nuevas antenas de nanotubos de carbono revolucionan la captación de energía solar

Ingenieros químicos del Massachusetts Institute of Technology (MIT) han desarrollado una nueva metodología de captación de energía solar, que sería mucho más eficaz que las células o paneles tradicionales. Se trata de pequeñas antenas conformadas por un gran número de nanotubos de carbono, capaces de concentrar 100 veces más de energía solar que otros dispositivos empleados en la actualidad. Estas antenas tendrían un enorme campo de aplicación, e incluso podrían utilizarse para desarrollar paneles solares más pequeños y potentes. Por Pablo Javier Piacente.

Nuevas antenas de nanotubos de carbono revolucionan la captación de energía solar

El desarrollo de nuevas antenas de nanotubos de carbono podría marcar un antes y un después en el campo de la energía solar, dejando obsoletas otras tecnologías tradicionales como las células fotovoltaicas. El principal avance de esta nueva metodología, desarrollada por ingenieros del Massachusetts Institute of Technology (MIT), se relaciona directamente con la posibilidad de concentrar 100 veces más de energía solar que las células o paneles empleados actualmente.

Se trata de diminutos filamentos que contienen unos 30 millones de nanotubos de carbono, capaces de absorber la energía del sol en forma de fotones y posteriormente emitirla para diferentes aplicaciones. Según los ingenieros químicos del MIT, estas pequeñas antenas pueden concentrar una gran cantidad de energía solar, permitiendo el desarrollo de paneles solares con mayor potencia y menores dimensiones.

Gracias a estas nuevas antenas, el lugar que ocupan actualmente las células fotovoltaicas o paneles convencionales en techos de edificios o predios podría estar ocupado por dispositivos de menor tamaño, optimizando de esta manera el espacio empleado y logrando una producción energética mucho mayor.

El especialista Michael Strano y sus ayudantes describen esta nueva tecnología en un artículo recientemente publicado en la edición online de la revista especializada Nature Materials. Además, el hallazgo fue difundido a través de una nota de prensa del Massachusetts Institute of Technology (MIT).

Mayor capacidad de captación energética

Los paneles solares tradicionales generan electricidad mediante la conversión de fotones en una corriente eléctrica, pero la antena de nanotubos de carbono aumenta en forma considerable el número de fotones que se pueden capturar y transformar en energía para ser canalizada en una célula solar.

Por otro lado, vale destacar que estas nuevas antenas también pueden ser útiles para cualquier otra aplicación que requiera la concentración de luz solar, más allá de su uso en el terreno energético. Es así que los filamentos de nanotubos de carbono podrían emplearse además para el desarrollo de gafas de visión nocturna o telescopios, entre otros dispositivos.

Las antenas están compuestas por una cuerda fibrosa de alrededor de 10 micrómetros (millonésimas de metro) de longitud, que contiene unos 30 millones de nanotubos de carbono. Las características de este filamento permiten concentrar una gran cantidad de energía cuando la luz incide en el material.

El próximo paso para avanzar en esta nueva tecnología consiste en combinar un dispositivo fotovoltaico con la antena, con el propósito de lograr que los fotones concentrados en la antena sean convertidos en corriente eléctrica a través de la nueva célula solar.

Nuevas antenas de nanotubos de carbono revolucionan la captación de energía solar

Nuevos desafíos

La construcción de la antena alrededor de un núcleo de material semiconductor podría provocar el efecto mencionado anteriormente, aunque la eficacia de dicha célula solar dependerá de los materiales utilizados, según los investigadores. De esta manera, la elección del material más conveniente resulta el punto más importante a resolver.

Otra cuestión de importancia es el desarrollo de capas de nanotubos de carbono con diferentes propiedades, capaces de cumplir funciones complementarias y de incrementar la versatilidad de los dispositivos. Asimismo, mientras el costo de los nanotubos de carbono es una limitación en la actualidad para su uso masivo, en un futuro próximo podrían ser muy económicos, de acuerdo a las opiniones de los propios especialistas.

De esta manera, los nanotubos de carbono podrían alcanzar valores similares a los que poseen actualmente los polímetros, utilizados hoy en las tecnologías que permiten desarrollar una célula fotovoltaica convencional. Es así que los nanotubos constituirían un porcentaje mínimo del gasto de construcción de las nuevas células solares, como sucede en la actualidad con los polímeros y su incidencia en el costo de los dispositivos tradicionales.

El equipo de ingenieros del MIT trabaja actualmente en la forma de reducir al mínimo la pérdida de energía a través de los filamentos, incrementando aún más su capacidad de captación energética. Mientras en la actualidad los paquetes de nanotubos de carbono pierden alrededor del 13 por ciento de la energía que absorben, los investigadores creen posible el desarrollo de nuevas antenas que perderían solamente el 1 por ciento de dicha energía.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Los huracanes se están volviendo tan fuertes que ya no existen categorías para clasificarlos 7 febrero, 2024
    Cinco tormentas en la última década tuvieron velocidades de viento que pertenecen a una hipotética categoría 6 en la escala de huracanes Saffir-Simpson: el fenómeno obligaría a los científicos a crear una nueva clasificación, capaz de reflejar la virulencia de los huracanes en la actualidad. Las causas principales del fenómeno tienen su origen en el […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un asteroide habría explotado sobre la Antártida hace unos 2,5 millones de años 7 febrero, 2024
    Un asteroide se desintegró sobre el continente antártico hace aproximadamente 2,5 millones de años: la evidencia proviene de un análisis químico de más de 100 pequeños trozos de roca extraterrestre, que se han preservado dentro de las enormes capas de hielo. Hasta el momento, solo se conocen otros dos eventos de explosiones aéreas antiguas en […]
    Pablo Javier Piacente
  • Crean la primera niña de inteligencia artificial del mundo 7 febrero, 2024
    La primera niña IA del mundo ha sido creada por científicos chinos, que la han dotado de emociones e intelecto y de la capacidad de aprender de forma autónoma. Se comporta como si tuviera tres o cuatro años y representa un avance significativo para el campo de la inteligencia artificial general.
    Redacción T21
  • Oponerse a la regulación de los pesticidas no es la solución al problema de los agricultores 7 febrero, 2024
    Los agricultores que se movilizan en España y Europa se oponen con firmeza a las nuevas regulaciones europeas en materia de pesticidas, lo que representa una amenaza mayor para la salud pública que tener una central nuclear al lado de casa: estos químicos han costado miles de vidas y enfermos crónicos, al tiempo que han […]
    Eduardo Costas | Catedrático de la UCM y Académico de Farmacia
  • El arte existió antes del surgimiento de los humanos modernos 6 febrero, 2024
    Nuevas investigaciones sugieren que nuestros parientes humanos arcaicos, como los neandertales, ya contaban con las capacidades cognitivas para desarrollar arte: el hallazgo de ejemplos cada vez más antiguos de expresión artística en el registro arqueológico confirmaría esta hipótesis. Sin embargo, aún se discute si estas manifestaciones creativas pueden catalogarse como arte.
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren una nueva supertierra que podría ser un mundo habitable 6 febrero, 2024
    Un planeta extrasolar del tipo supertierra, denominado TOI-715 b y aproximadamente una vez y media más ancho que la Tierra, podría ser capaz de albergar vida: orbita dentro de la zona habitable de una enana roja, a escasa distancia de nuestro planeta. Además, podría estar acompañado de otro cuerpo planetario, con un tamaño casi idéntico al […]
    Pablo Javier Piacente
  • Imprimen en 3D el primer tejido cerebral humano funcional 6 febrero, 2024
    Científicos de la Universidad de Wisconsin-Madison han impreso en 3D tejido cerebral que crece y funciona como el tejido cerebral humano. Las neuronas impresas se comunican entre ellas como si estuvieran en un tejido biológico. Este desarrollo perfecciona la técnica de los organoides cerebrales.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La brecha ecológica de género lastra la solución de la crisis planetaria 6 febrero, 2024
    Las mujeres son las más afectadas por el cambio climático y las que más tienen que aportar a la solución de la crisis planetaria. Aunque siguen excluidas mayoritariamente de los ámbitos de decisión medioambientales y de la ciencia del clima, no callan y actúan. Esta es su historia.
    Alicia Domínguez y Eduardo Costas.
  • Crean una máquina del tiempo evolutiva con los genomas de 51 especies de vertebrados 5 febrero, 2024
    Los investigadores acaban de mapear los genomas de 51 especies animales, incluyendo gatos, delfines, canguros, pingüinos, tiburones y tortugas: el descubrimiento tendría enormes implicaciones para comprender la salud y la evolución humanas, además de crear una "máquina del tiempo evolutiva".
    Pablo Javier Piacente
  • Nanopartículas en rocas antiguas esconden los secretos de la vida 5 febrero, 2024
    Los científicos han descubierto que nanopartículas presentes en algunas de las rocas más antiguas del mundo ocultan pistas sobre los orígenes de la vida: los hallazgos podrían explicar por qué el fósforo se convirtió en un componente importante de la vida y cómo las moléculas se unieron por primera vez para formar ARN primitivo, en […]
    Pablo Javier Piacente