Tendencias21

Oigo colores: De cómo la sinestesia se puede aprender

Una investigación realizada en la Universidad de Sussex (Reino Unido) ha demostrado que el cerebro puede entrenarse para la sinestesia, es decir, para que percibamos sensaciones propias de un sentido como si fuera de otro. Este entrenamiento, además, puede potenciar la inteligencia, lo que sugiere que sería útil en aplicaciones clínicas. Por Marta Lorenzo.

Oigo colores: De cómo la sinestesia se puede aprender

La sinestesia es una condición neurológica fascinante. Un sinestésico puede, por ejemplo, oír colores, ver sonidos, y percibir sensaciones gustativas al tocar un objeto con una textura determinada. Se estima que una de cada 23 personas sufre esta condición.

Ahora, un nuevo estudio ha demostrado por primera vez que las personas pueden ser entrenados para "ver" las letras del alfabeto como colores, de forma parecida a lo que podría sentir un sinestésico.

En la investigación, realizada en la Universidad de Sussex (Reino Unido), también se reveló que, potencialmente, este entrenamiento serviría para aumentar el coeficiente intelectual.

Durante mucho tiempo, se ha debatido si la sinestesia es una condición genética o si surge de diversos factores ambientales, tales como usar juguetes como letras de colores en la infancia.

Dado que las dos posibilidades no son mutuamente excluyentes, los psicólogos al cargo de la presente investigación idearon un programa de entrenamiento de nueve semanas, con el fin de determinar si adultos sin sinestesia podían desarrollar las características clave de esta condición.

Resultados obtenidos

Encontraron, en un experimento realizado con 14 voluntarios, que los participantes no solo fueron capaces de desarrollar asociaciones lo suficientemente potentes entre letras y colores como para superar todos los tests estándar de sinestesia, sino que, además, la mayoría de ellos experimentaron otras impresiones vinculadas a letras individuales (por ejemplo, asignaron a estas estados o condiciones como "la x es aburrida" o "la w está en calma").

Uno de los más sorprendentes resultados del estudio fue que aquellos que se sometieron a este entrenamiento también aumentaron su cociente intelectual (IQ) en un promedio de 12 puntos, en comparación con un grupo de control, formado por personas que no se sometieron a dicho entrenamiento.

"La principal implicación de nuestro trabajo es que señala que formas radicalmente nuevas de experimentar el mundo se pueden provocar simplemente a través de una amplia formación perceptiva”, afirma el codirector del estudio, el Dr. Daniel Bor.

Esto implica a su vez que un impulso cognitivo, aunque sea provisional, podría servir como herramienta para el desarrollo de funciones mentales en grupos vulnerables, tales como los niños con déficit de atención e hiperactividad (TDAH) o los adultos que empiezan a sufrir de demencia, concluyen los investigadores.

Sinestesia adquirida por lesiones cerebrales

Un estudio llevado a cabo en 2013 por científicos de la UNED también reveló nuevos datos sobre la conversión de un cerebro común en uno sinestésico.

Aunque el trabajo versaba sobre el componente emocional de esta condición, también reveló que personas con sinestesia adquirida –en este caso, por lesiones cerebrales- presentaban variaciones en núcleos subcorticales del cerebro como el putamen y el tálamo, al igual que aquellos pacientes con sinestesia heredada.

También se descubrió que las personas sinestésiscas presentaban variaciones estructurales en áreas cerebrales que participan en el procesamiento emocional. Este hecho sugirió la existencia de una base neuroanatómica del componente emocional de la sinestesia.

Referencias bibliográficas:

Helena Melero, Ángel Peña-Melián, Marcos Ríos-Lago, Gonzalo Pajares, Juan Antonio Hernández Tamames, Juan Álvarez-Linera. Grapheme-color synesthetes show peculiarities in their emotional brain: cortical and subcortical evidence from VBM analysis of 3D-T1 and DTI data, Experimental Brain Research (2013). DOI: 10.1007/s00221-013-3514-4.

Daniel Bor, Nicolas Rothen, David J. Schwartzman, Stephanie Clayton y Anil K. Seth. Adults Can Be Trained to Acquire Synesthetic Experiences . Scientific Reports (2014). DOI: 10.1038/srep07089.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Cualquier persona puede ser preparada para ser creativa 19 marzo, 2022
    Una investigación de la Universidad Estatal de Ohio ha desarrollado un método basado en el pensamiento divergente y el cambio de perspectiva que permite a las personas recuperar la creatividad perdida durante la escolarización y generar acciones inesperadas.
    OSU/T21
  • La seda de las arañas podría ser la llave para curar el cáncer 18 marzo, 2022
    La mayoría de los tipos de cáncer se desarrollan a partir de la carencia de la proteína P53, que cumple una función crucial porque evita que las células con daño en el ADN se conviertan en células cancerosas. Una proteína similar podría extraerse de la seda producida por las arañas e incorporarse a las células […]
    Pablo Javier Piacente
  • La guerra de Ucrania congela la exploración ruso-europea de Marte y la Luna 18 marzo, 2022
    El anuncio de la suspensión de ExoMars y de las actividades de cooperación entre la ESA y Roscosmos es solamente la punta del iceberg de las profundas consecuencias negativas que puede traer esta decisión para la exploración espacial: los esfuerzos de décadas de investigación podrían tirarse por la borda si la guerra en Ucrania sigue […]
    Pablo Javier Piacente
  • La base científica de Rusia, amenazada por las sanciones 18 marzo, 2022
    La base científica de Rusia se está resintiendo por efecto de las sanciones occidentales, que privan al país de reactivos químicos, componentes ópticos y ordenadores nuevos, al mismo tiempo que los mayores proveedores de instrumentos de precisión han interrumpido los suministros.
    Redacción T21
  • Rusia estaría utilizando en Ucrania robots asesinos que se guían por IA 18 marzo, 2022
    Rusia estaría utilizando en Ucrania drones asistidos por Inteligencia Artificial que son completamente autónomos para atacar objetivos a partir de fotos facilitadas por operarios militares, según denuncia el Boletín de Científicos Atómicos.
    Redacción T21
  • La psicopatía no es un trastorno mental, sino una ventaja adaptativa 17 marzo, 2022
    Investigadores canadienses han revelado que la psicopatía carece de ciertas características para ser considerada un trastorno mental, por lo que debería considerarse más como una función genética concreta desarrollada mediante mecanismos evolutivos.
    Pablo Javier Piacente
  • Una nueva misión espacial penetrará en los oscuros túneles de la Luna 17 marzo, 2022
    La Luna está repleta de pozos que, según los científicos, podrían conducir a enormes túneles: se cree que incluso podrían servir como habitáculos naturales en futuras colonias humanas. La ESA ha diseñado un vehículo explorador especializado para moverse en esos túneles.
    Pablo Javier Piacente
  • Un experimento con antimateria desafía a la ciencia 17 marzo, 2022
    Un experimento desarrollado en el CERN ha descubierto que la antimateria muestra en determinadas condiciones un comportamiento diferente al de los átomos de materia, lo que señala el camino para encontrar nuevas leyes físicas.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Más misterios en las profundidades de la Tierra 17 marzo, 2022
    Las dos colosales estructuras masivas que bordean el núcleo externo de la Tierra originan la Anomalía del Atlántico Sur y el intenso vulcanismo africano, pero para sorpresa de los geólogos, su composición y estructura son diferentes.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La comunicación humana comenzó mediante gestos y no con gruñidos 16 marzo, 2022
    La simpleza y efectividad de los gestos como estrategia de comunicación formaría parte de nuestra herencia genética y social más profunda: los primeros seres humanos los eligieron para comunicarse, antes de disponer del habla y el lenguaje. De esta forma, queda atrás la idea de que nuestros ancestros se comunicaban en principio con gruñidos.
    Pablo Javier Piacente