Tendencias21

Reducen la fe en Dios y ciertos prejuicios aplicando energía magnética al cerebro

Un estudio británico-estadounidense ha comprobado que, apagando con energía magnética una zona del cerebro que se activa para resolver problemas concretos, como trepar un árbol, también se disminuye la tendencia a creer en Dios, y a rechazar a los inmigrantes. De esto deducen los científicos que las creencias religiosas o la ideología sobre inmigración son en realidad formas de ‘resolver’ problemas, en un caso la muerte y en otro el sentimiento de amenaza.

Reducen la fe en Dios y ciertos prejuicios aplicando energía magnética al cerebro

Una nueva investigación realizada por un psicólogo de la Universidad de York (Reino Unido) ha revelado por primera vez que tanto la creencia en Dios como los prejuicios hacia los inmigrantes pueden reducirse aplicando energía magnética al cerebro.

Keise Izuma colaboró ​​con un equipo de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA, EE.UU.), para llevar a cabo un experimento innovador que utilizó la estimulación magnética transcraneal, una forma segura de apagar temporalmente regiones concretas del cerebro.

Los investigadores se centraron en la corteza posterior medial frontal, una parte del cerebro situada cerca de la superficie y a unos pocos centímetros de la frente que está asociada con la detección de problemas y en responder a ellos.

En el estudio, la mitad de los participantes recibió un tratamiento simulado, de bajo nivel, que no afectó a su cerebro, y la otra mitad recibió la energía suficiente para disminuir la actividad en el área diana del cerebro. A continuación, a todos los participantes se les pidió primero pensar en la muerte, y luego se les hicieron preguntas sobre sus creencias religiosas y sus sentimientos acerca de los inmigrantes.

Los resultados, publicados en la revista Social Cognitive and Affective Neuroscience, revelan que las personas en las que la región cerebral específica se apagó temporalmente reportaron un 32,8% menos de creencia en Dios, los ángeles, o el Cielo. También fueron un 28,5% más positivos en sus sentimientos hacia un inmigrante que criticó a su país.

Izuma, del Departamento de Psicología, dice en la nota de prensa de la universidad: «La gente a menudo recurre a la ideología cuando se enfrenta a problemas. Queríamos saber si una región del cerebro que está relacionada con la solución de problemas concretos, como decidir cómo mover el cuerpo para superar un obstáculo, también está implicada en la solución de problemas abstractos abordados por la ideología».

Este interés en la base cerebral de la ideología llevó al equipo a centrarse en la religión y el nacionalismo.

Izuma añade: «Hemos decidido recordar a la gente la muerte, porque investigaciones anteriores han demostrado que las personas recurren a la religión para enfrentarse con consuelo a ella. Como era de esperar, encontramos que cuando apagamos experimentalmente la corteza posterior frontal medial, la gente estaba menos dispuesta a consolares con ideas religiosas a pesar de que se les hubiera recordado la muerte».

Emociones

Los investigadores pidieron a los participantes que respondieran a los aspectos emocionales negativos y positivos de la religión y del nacionalismo.

Concretamente, valoraron su creencia en el Diablo, los demonios, y el Infierno, además de Dios, los ángeles, y el Cielo. Todos los participantes potenciales fueron pre-seleccionados para asegurarse de que tenían convicciones religiosas antes de comenzar el experimento.

Con respecto a la ideología nacionalista, los participantes leyeron dos ensayos claramente escritos por inmigrantes recientes. Un ensayo era extremadamente cortés hacia los Estados Unidos, y el otro era extremadamente crítico. Los investigadores descubrieron que la estimulación magnética tuvo mayor efecto sobre las reacciones al autor crítico.

«Creemos que oír críticas a los valores de tu grupo, tal vez especialmente si son de una persona a la que se percibe como un extraño, se procesa como un tipo ideológico de amenaza», dice Izuma.

«Una forma de responder a esas amenazas es reforzarse con los valores del grupo, aumentando su identificación con ellos, y reaccionar más negativamente a la crítica», continúa.

 «Cuando apagamos la región del cerebro que normalmente ayuda a detectar y responder a amenazas, vimos una reacción menos negativa, menos motivada ideológicamente, hacia el autor crítico y sus opiniones.»

Colin Holbrook, de la UCLA y autor del artículo, añade: «Estos resultados son muy llamativos, y están en consonancia con la idea de que los mecanismos cerebrales que evolucionaron para funciones relativamente básicas de amenaza-respuesta se utilizan también para producir reacciones ideológicas. Sin embargo, se necesita más investigación para entender exactamente cómo y por qué las creencias religiosas y las actitudes etnocéntricas se redujeron en este experimento «.

Los científicos dicen que tanto si estamos tratando de trepar por un árbol caído que encontramos en nuestro camino, encontramo consuelo en la religión, o resolvemos problemas relacionados con la inmigración, nuestros cerebros están utilizando la misma maquinaria mental básica.

Referencia bibliográfica:

Colin Holbrook, Keise Izuma, Choi Deblieck, Daniel M. T. Fessler y Marco Iacoboni: Neuromodulation of Group Prejudice and Religious Belief. Social Cognitive and Affective Neuroscience (2015). DOI: 10.1093/scan/nsv107.

RedacciónT21

1 comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • El asteroide que amenazaba la Tierra en 2023 no volverá hasta dentro de un siglo 6 marzo, 2022
    El pasado enero, los astrónomos vivieron una angustia parecida a la de la película "No mires arriba": descubrieron un enorme asteroide que impactaría contra nuestro planeta el 4 de julio de 2023. Nuevos cálculos descartaron esa eventualidad, pero no habría habido tiempo para evitar el impacto.
    Redacción T21
  • Un nuevo mapa del universo revela más de 4,4 millones de galaxias 5 marzo, 2022
    Un espectacular mapa, elaborado por el radiotelescopio europeo LOFAR, muestra una imagen en alta resolución de una parte del universo.  Recoge más de 4,4 millones de galaxias, de las que un millón eran completamente desconocidas, que están a miles de millones de años luz de la Tierra.  
    Redacción T21
  • Rocas extrañas y el agua de mar habrían hecho habitable a la Tierra 4 marzo, 2022
    Una nueva teoría en torno a los primeros 500 millones de años de la Tierra indica que nuestro planeta pasó de ser una bola de fuego a una esfera repleta de vida gracias a rocas "extrañas" que interactuaron con el agua de mar de la manera correcta, para impulsar la existencia de materia biológica.
    Pablo Javier Piacente
  • El incendio en la central de Zaporiyia se produjo lejos de la zona nuclear 4 marzo, 2022
    El Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) de España ha aclarado que el incendio que se declaró hoy en la central nuclear de Zaporiyia se produjo en un simulador alejado de la zona nuclear, como consecuencia del impacto de un misil. El incendio, sofocado por el personal de las instalaciones, no ha afectado a su funcionamiento. […]
    Efe/T21
  • Las estrellas de neutrones podrían confirmar que la energía oscura es solo una ilusión 4 marzo, 2022
    La primera simulación de una fusión de estrellas de neutrones binarias podría servir para comprobar que la energía oscura es solo una ilusión. Según los científicos, los datos indicarían que fenómenos como la expansión acelerada del Universo no se explicarían por la acción de la energía oscura, sino por algunas modificaciones aún desconocidas de la […]
    Pablo Javier Piacente
  • No hay tiempo para dormir la siesta en la naturaleza 4 marzo, 2022
    El estudio del sueño en una manada de babuinos salvajes revela que sacrificar el sueño para satisfacer demandas apremiantes es común en la naturaleza, e incluso que podría ser parte de nuestra historia evolutiva humana.
    Redacción T21
  • Descubren cómo "respira" una estrella de neutrones mientras deglute a su compañera 3 marzo, 2022
    Los científicos han descubierto que las estrellas de neutrones pueden emitir al mismo tiempo vientos cálidos y fríos, en diferentes longitudes de onda, mientras se “alimentan” del material de otra estrella. Es la primera vez que se advierte este comportamiento en estos objetos cósmicos extremos.
    Pablo Javier Piacente
  • El supuesto agujero negro más cercano a la Tierra en realidad no existe 3 marzo, 2022
    En 2020, un equipo de astrónomos informó que a solo 1.000 años luz de distancia de la Tierra, en el sistema HR 6819, se encontraba el agujero negro más cercano a nosotros. Ahora, una nueva investigación parece haber comprobado que en realidad no existe ningún agujero negro en esa zona del cosmos. El estudio previo […]
    Pablo Javier Piacente
  • Stonehenge funcionaba como calendario solar hace 4.500 años 3 marzo, 2022
    Stonehenge era un calendario solar hace 4.500 años: los megalitos representan 12 meses de 30 días, más un mes extra de cinco días y un día bisiesto cada cuatro años. Las semanas eran de 10 días y el año se iniciaba con el solsticio de invierno.
    N+1/T21
  • La ciencia española rompe su silencio sobre Ucrania 3 marzo, 2022
    El Ministerio de Ciencia está revisando la colaboración científica española con Rusia como consecuencia de la invasión de Ucrania, al mismo tiempo que tres instituciones científicas de referencia en España recomiendan que se suspenda esa colaboración. Las academias europeas y del Grupo de los Siete, así como destacados astrónomos mundiales, se suman a la condena […]
    Redacción T21