Tendencias21
Seth Shostak: «Encontraremos vida en el espacio en este siglo”

Seth Shostak: «Encontraremos vida en el espacio en este siglo”

Del 10 al 11 de marzo se celebró en Bruselas la Convención de Innovación. En ella, Seth Shostak, astrónomo del SETI afirmó que «encontraremos vida en el espacio en este siglo». Dado que “existen 150.000 millones de galaxias, en cada una de las cuales hay varias decenas de miles de millones de planetas similares a la Tierra, sería un milagro que nos encontrásemos en el único lugar del Universo en el que ocurre algo interesante”, aseguró Shostak. En la actualidad, Los científicos exploran dos vías para encontrar seres vivos en el espacio: los gases atmosféricos y las señales de telecomunicación de otros planetas.

Seth Shostak:

¿Estamos solos en el Universo? Esta es una pregunta que ha avivado desde siempre la imaginación del ser humano.

Cuanto más averiguamos, más improbable parece que el planeta Tierra sea un milagro aislado rebosante de vida entre un sinfín de galaxias de planetas inertes. Son muchos los científicos eminentes que aseguran que sólo es cuestión de tiempo dar con otras formas de vida en el Universo.

De lo que no están tan seguros es del medio exacto por el que hallaremos a nuestros vecinos intergalácticos y de si estos se reducirán a un puñado de células o, en cambio, serán seres de mayor tamaño al estilo de E.T.

«Encontraremos vida en el espacio en este siglo», afirmó Seth Shostak, astrónomo sénior del SETI (Instituto para la Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre) en la Convención de Innovación celebrada entre los pasados 10 y 11 de marzo en Bruselas por la Comisión Europea, y en la que resultó galardonada la científica española Ana Maiques con un premio para mujeres innovadoras.

«Aparte de la nuestra, existen otros 150.000 millones de galaxias, en cada una de las cuales hay varias decenas de miles de millones de planetas similares a la Tierra. Si nos encontramos en el único lugar del Universo en el que ocurre algo interesante, se trata de un milagro. Y quinientos años de astronomía nos han enseñado que, cada vez que uno cree en un milagro, se equivoca».

Cómo descubrir vida en el espacio

¿Y cómo se descubrirá vida en el espacio? Shostak opina, según informa Cordis, que se trata de «una carrera entre tres caballos» que se decidirá en el plazo de los próximos veinticinco años. La primera opción es que se encuentre cerca de la Tierra, en forma microbiana, ya sea en Marte o en una de las lunas de Júpiter; la segunda posibilidad consiste en que se hallen indicios de gases generados por procesos biológicos, por ejemplo algo similar a la fotosíntesis, en las atmósferas de planetas que orbitan otras estrellas. La tercera posibilidad es que Shostak y su equipo del SETI capten señales de vida inteligente gracias a las antenas inmensas que tienen a su disposición.

Suzanne Aigrain, catedrática de Astrofísica en la Universidad de Oxford, que estudia planetas extrasolares (o exoplanetas, esto es, planetas que orbitan estrellas que no son el Sol, representaría el segundo caballo de la competición. Durante su conferencia, Aigrain señaló que, según sus pesquisas, ella también apuesta por que no estamos solos.

«Estamos próximos a poder afirmar con una buena dosis de certeza que [en el Universo] son bastante comunes los planetas habitables como la Tierra […] Por eso, cuando me preguntan si creo en la existencia de vida en otros planetas, me decanto por el sí como científica, porque las probabilidades de que así sea son abrumadoramente elevadas».

La búsqueda

Aigrain y los grupos con los que trabaja vienen utilizando la luz (o sea, radiación electromagnética) como instrumento primordial para buscar planetas que giren en torno a otras estrellas.

Se clasifican como habitables aquellos planetas de un tamaño aproximado al de la Tierra cuya temperatura en su superficie sea adecuada para la existencia de agua en estado líquido sobre la misma.

Los indicios delatores de vida buscados por Aigrain y sus colaboradores son trazas de gas en la atmósfera de exoplanetas cuya presencia sólo pueda estar justificada, en teoría, por la presencia de una fuente biológica como sería la fotosíntesis.

Entretanto, Shostak y los científicos de SETI buscan indicios de vida en el Universo escudriñando posibles signos del uso de alguna tecnología. Si este equipo llegara a descubrir transmisiones de radio procedentes del espacio, Shostak asegura que provendrían de alguna civilización más avanzada que la nuestra.

«¿Por qué recalco que si nos encontramos con E.T., vendrá de una sociedad más avanzada que nosotros? Porque uno no va a captar señales de neandertales. Los neandertales de los klingon no construían radiotransmisores con los que comunicarse».

Shostak ha declarado en otras ocasiones que la primera detección de vida extraterrestre inteligente tendrá lugar en los próximos 25 años, alrededor de 2040. Para entonces se habrán explorado un millón de sistemas estelares del Universo, «una cantidad razonable para encontrar señales electromagnéticas alienígenas». Hasta ahora sólo hemos mirado unos pocos miles de sistemas estelares, explica.

Y si realmente llegásemos a encontrar vida en otros planetas o interceptar una señal de radio, ¿cuáles serían las consecuencias? El hallazgo de un microbio extraterrestre aportaría información profusa de tipo biológico, pero también abriría un profundo debate filosófico. En palabras del propio Shostak, «literalmente, lo cambiaría todo».

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Los agujeros negros supermasivos y las primeras galaxias crecieron al mismo tiempo 16 febrero, 2024
    Es probable que ya existieran agujeros negros supermasivos en los primeros momentos de la historia cósmica: habrían acelerado la formación de nuevas estrellas en el Universo temprano, incluso cuando crecían con sus galaxias. Un nuevo análisis de imágenes y datos obtenidos por el telescopio James Webb sugiere que los agujeros negros y las galaxias coexistieron […]
    Pablo Javier Piacente
  • La IA podría estar atrofiando poco a poco nuestros cerebros, según un nuevo estudio 16 febrero, 2024
    De la misma forma que el GPS de los smartphones ha dañado nuestro sentido de la cognición espacial y la memoria, según sugieren algunos estudios, la Inteligencia Artificial (IA) también podría afectar progresivamente nuestra capacidad para tomar decisiones de forma independiente, de acuerdo a una nueva investigación. La hipótesis plantea que los chatbots de IA […]
    Pablo Javier Piacente
  • El Metaverso surgió de la imaginación y se hizo real gracias al progreso tecnológico 16 febrero, 2024
    El Metaverso inició su recorrido en la ciencia ficción y se hizo real inspirado en novelas como “Snow Crash" de Neal Stephenson y apoyado en tecnologías que han posibilitado universos paralelos para la experiencia humana. La novela "Ready Player One" de Ernest Cline y su adaptación cinematográfica dirigida por Steven Spielberg, han desempeñado un papel […]
    Carlos Peña González (*)
  • Revelan el origen de la falla geológica de Seattle, una de las más peligrosas del mundo 15 febrero, 2024
    Los datos magnéticos sugieren que la falla de Seattle, en Estados Unidos, se formó hace 55 millones de años, cuando la mitad sur de una cadena de islas volcánicas en subducción se amontonó sobre el continente y se separó de otra parte de la estructura, "desgarrando" el borde de América del Norte.
    Pablo Javier Piacente
  • Gigantescos "huevos espaciales" podrían ayudarnos a descubrir civilizaciones extraterrestres 15 febrero, 2024
    Un elipsoide SETI es un enfoque geométrico que identifica una región del espacio con forma de huevo, dentro de la cual cualquier civilización inteligente habría logrado observar un evento astronómico significativo, como por ejemplo una supernova, basándose en el tiempo que tarda la luz en viajar a través del espacio. Ahora, un nuevo análisis muestra […]
    Pablo Javier Piacente
  • ¿Qué pasaría si viajáramos a la velocidad de la luz? 15 febrero, 2024
    La física dice que es imposible, pero soñamos con la posibilidad de viajar a la velocidad de la luz. En ese supuesto, el tiempo se dilataría y se alteraría nuestro campo de visión, pero la fuerza de la aceleración nos destruiría. Sin ayuda alguna, no podemos ir a más de 45 kilómetros por hora.
    Redacción T21
  • Nuevo hito en la tecnología cuántica 15 febrero, 2024
    Investigadores alemanes han logrado un avance en la tecnología cuántica al visualizar las posiciones tridimensionales de átomos individuales en un cristal de diamante. Este logro allana el camino para la visualización de moléculas individuales con una precisión atómica, lo que podría revolucionar la investigación y el diseño de materiales y fármacos. Con un poco de […]
    ST/T21
  • Una extraña y antigua megaestructura acecha bajo el mar Báltico 14 febrero, 2024
    En la bahía alemana de Mecklenburg, a 21 metros de profundidad, los científicos han encontrado una antigua megaestructura que data de la Edad de Piedra, concretamente de hace más de 10.000 años. La estructura, que abarca una longitud de casi un kilómetro y está compuesta por piedras de distintos tamaños, desafía toda explicación natural: los […]
    Pablo Javier Piacente
  • Detectan por primera vez materia oscura en un cúmulo galáctico 14 febrero, 2024
    La materia oscura identificada, detectada indirectamente en un cúmulo conformado por miles de galaxias, podría ayudar a los científicos a comprobar la existencia de una estructura a gran escala que se extiende por todo el Universo: de esta forma, un "andamiaje" de materia oscura atravesaría todo el cosmos y sería el sostén de innumerables galaxias, […]
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren un fármaco de animación suspendida que imita la hibernación 14 febrero, 2024
    Descubren un fármaco de "animación suspendida" que imita la hibernación y podría mejorar el trasplante de órganos, asegurar la supervivencia ante lesiones traumáticas y facilitar los viajes espaciales de larga duración.
    Redacción T21