Tendencias21
Somos la mayor amenaza de nuestra especie

Somos la mayor amenaza de nuestra especie

Los riesgos de extinción humana por causas naturales son relativamente altos, pero son mayores por las actividades humanas. Esa eventualidad no nos preocupa demasiado porque no esperamos un gran futuro para la humanidad.

Somos la mayor amenaza de nuestra especie

Investigadores de la Universidad de Oxford han realizado un estudio sobre las posibilidades de la extinción de la especie humana y calculado que la probabilidad es de una entre 14.000 e incluso de una entre 87.000.

La estimación se basa en los 200.000 años de historia del homo sapiens y en las diferentes amenazas que ha sufrido la vida en la Tierra a lo largo de su existencia.

Los científicos han pensado que la extinción de la humanidad podría provenir de fenómenos naturales, como los impactos de asteroides y gigantescas erupciones volcánicas, tal como ya ha ocurrido en el pasado de la Tierra, así como de riesgos que aún se desconocen.

Hace 252 millones de años tuvo lugar la conocida extinción masiva del Pérmico-Triásico, que acabó con el 95 % de las especies marinas​ y el 70 % de las especies de vertebrados terrestres. Un estudio publicado en abril pasado en Nature Communications ha determinado que esa Gran Mortandad se debió a erupciones volcánicas.

Hace 65,5 millones de años, un único meteorito de 10 kilómetros de diámetro impactó sobre la península mexicana de Yucatán, terminó con los dinosaurios y afectó a casi el 70 por ciento de las especies terrestres, según determinó otro estudio publicado en 2010 en la revista Science.

Riesgo limitado

Para los investigadores de Oxford, eventualidades de ese tipo representan un riesgo significativo para la extinción de la especie humana en el futuro, teniendo en cuenta que más del 99 por ciento de las especies que han existido sobre nuestro planeta ya ha desaparecido.

Consideran que sus estimaciones son consistentes con las tasas de extinción de mamíferos, la esperanza de vida típica de las especies de homínidos, la frecuencia de riesgos bien conocidos y de extinciones en masa.

Añaden sin embargo que sus cálculos no han tenido en cuenta los riesgos derivados de peligros que nuestros antepasados nunca enfrentaron, como los provocados por un cambio climático inducido por la acción humana o por una guerra nuclear o biológica, que ciertamente representan amenazas existenciales para nuestra propia especie y para otras formas de vida.

Aunque no hay precedentes de ejemplos previos de extinciones de homo sapiens, los investigadores consideran que los riesgos antropogénicos son mayores que los naturales, ya que si el peligro de extinción natural es suficientemente bajo, eso implica mayores riesgos relativos de fuentes antropogénicas, según explican en su artículo.

¿Qué pensamos sobre nuestra extinción?

Otro estudio realizado también en la Universidad de Oxford por otro equipo de investigadores ha profundizado en la eventualidad de la extinción humana, pero desde una perspectiva subjetiva: cómo percibimos esa amenaza.

Este estudio, de índole más psicológica, preguntó a 2.500 personas procedentes tanto del Reino Unido como de Estados Unidos, qué pensaban sobre la eventualidad de la extinción de nuestra especie.

Les pidieron que consideraran tres escenarios posibles, de mejor a peor: que la humanidad sobrevive sin sufrir una catástrofe importante; que padece una catástrofe que aniquila al 80 por ciento de la población humana y, por último, que una catástrofe causa la completa extinción de nuestra especie.

Los encuestados debían establecer qué escenario preferían para el futuro humano. Y lo primero que dejaron claro es que la completa extinción de nuestra especie no sería la peor opción que podría pasarnos.

También se les preguntó sobre la posibilidad de que esos tres escenarios se aplicaran, no a la especie humana, sino a otra especie animal. En este supuesto, los encuestados consideran más trágico que perezca el 80 por ciento de esos animales, que la posibilidad de que esa especie se extinga completamente.

Otra curiosidad: los encuestados solo consideraban trágica la total extinción de nuestra especie si eso suponía renunciar a un escenario en el que la humanidad habría conseguido vivir en un futuro mucho mejor que cualquier presente.

Somos la mayor amenaza de nuestra especie

¿Dentro de 15 años?

Lo sorprendente es que para muchos encuestados la extinción de nuestra especie es algo que probablemente ocurra en los próximos 15 años, si bien no la consideran una preocupación significativa sobre su futuro, ni tampoco esperan medidas políticas preventivas. Es decir, no se toman en serio su propio vaticinio.

La revista norteamericana de periodismo alternativo Vox, que analiza la encuesta, llega a una conclusión sorprendente: en realidad, no esperamos un gran futuro para la humanidad.

Por eso no nos desespera la posibilidad de nuestra extinción. No sería algo trascendente para la evolución. Y esta creencia se integra en el esquema cultural que propicia nuestra desaparición.

Estas dos investigaciones son relevantes en los presentes momentos, cuando, tal como informamos en otro artículo, más de 11.000 científicos han evocado con profusión de datos que el cambio climático se ha convertido en una amenaza real para la supervivencia de la especie humana.

Referencias

An upper bound for the background rate of human extinction. Andrew E. Snyder-Beattie et al. Scientific Reports, volume 9, Article number: 11054 (2019). DOI:https://doi.org/10.1038/s41598-019-47540-7

The Psychology of Existential Risk: Moral Judgments about Human Extinction. Stefan Schubert et al. Scientific Reports volume 9, Article number: 15100 (2019). DOI:https://doi.org/10.1038/s41598-019-50145-9
 

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Descubren un helecho tropical que transforma sus hojas muertas en nuevas raíces 9 febrero, 2024
    Para sobrevivir en el suelo anegado y bajo en nutrientes del bosque de Quebrada Chorro, en el oeste de Panamá, una especie de helecho tropical arborescente reutiliza sus hojas muertas, convirtiéndolas en nuevas raíces. Los científicos descubrieron que el helecho reconfigura estas “hojas zombis”, invirtiendo el flujo de agua para atraer nutrientes de regreso a […]
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren una extraña combinación de minerales en las muestras lunares de la misión Chang'e-5 de China 9 febrero, 2024
    Los minerales antiguos y nuevos identificados en las muestras lunares traídas por la misión Chang'e-5 de China están ayudando a los científicos a comprender mejor la historia de la Luna: ahora, los especialistas han descubierto más propiedades del sexto nuevo mineral lunar, llamado Changesite-(Y). Además, otros compuestos hallados, la seifertita y la stishovita, pueden coexistir […]
    Pablo Javier Piacente
  • Los robots que atienden a pacientes llegan a los hospitales 9 febrero, 2024
    Robots diseñados para brindar comodidad a los pacientes de edad avanzada y aliviar su ansiedad, han sido probados con éxito en un hospital de París: saludan, responden a preguntas, comprenden conversaciones grupales y apoyan las tareas de enfermería.
    Redacción T21
  • Una pequeña luna de Saturno parecida a la “Estrella de la Muerte” de Star Wars contiene un océano oculto 8 febrero, 2024
    Por debajo de la superficie repleta de cráteres de Mimas, una de las lunas más pequeñas de Saturno, se esconde un océano global de agua líquida de reciente formación. El satélite posee tan sólo unos 400 kilómetros de diámetro y presenta un notable parecido con la “Estrella de la Muerte”, una estación espacial imperial que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Logran controlar un objeto virtual con la mente durante un sueño lúcido 8 febrero, 2024
    Un grupo de participantes en un nuevo estudio científico logró manejar un vehículo virtual a través de un avatar únicamente con su mente, mientras sus cerebros permanecían en la fase REM del sueño. Además de profundizar en los misterios de la consciencia humana, la innovación podría facilitar el acceso a nuevos desarrollos tecnológicos, como un […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un proyecto global trabaja para crear de forma colaborativa un cerebro robótico general 8 febrero, 2024
    El auge de la inteligencia artificial generativa impulsa un proyecto global que trabaja para crear un cerebro robótico general, capaz de generar androides como los que hemos visto hasta ahora solo en la ciencia ficción. Pero es cuestión de tiempo que convivamos con ellos en perfecta armonía. Ya no es una utopía.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La IA está capacitada para resolver dilemas morales cuando conduce vehículos autónomos 8 febrero, 2024
    Los sistemas de IA muestran significativas similitudes éticas con las reacciones humanas ante dilemas morales, lo que los acreditan para conducir vehículos autónomos tal como lo harían las personas.
    Redacción T21
  • Los huracanes se están volviendo tan fuertes que ya no existen categorías para clasificarlos 7 febrero, 2024
    Cinco tormentas en la última década tuvieron velocidades de viento que pertenecen a una hipotética categoría 6 en la escala de huracanes Saffir-Simpson: el fenómeno obligaría a los científicos a crear una nueva clasificación, capaz de reflejar la virulencia de los huracanes en la actualidad. Las causas principales del fenómeno tienen su origen en el […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un asteroide habría explotado sobre la Antártida hace unos 2,5 millones de años 7 febrero, 2024
    Un asteroide se desintegró sobre el continente antártico hace aproximadamente 2,5 millones de años: la evidencia proviene de un análisis químico de más de 100 pequeños trozos de roca extraterrestre, que se han preservado dentro de las enormes capas de hielo. Hasta el momento, solo se conocen otros dos eventos de explosiones aéreas antiguas en […]
    Pablo Javier Piacente
  • Crean la primera niña de inteligencia artificial del mundo 7 febrero, 2024
    La primera niña IA del mundo ha sido creada por científicos chinos, que la han dotado de emociones e intelecto y de la capacidad de aprender de forma autónoma. Se comporta como si tuviera tres o cuatro años y representa un avance significativo para el campo de la inteligencia artificial general.
    Redacción T21