Tendencias21

Traducen lo que ve el cerebro casi a la velocidad de la percepción

Neurocientíficos de EE.UU. decodifican las señales del cerebro casi a la velocidad de la percepción. En concreto, saben si una persona está viendo una casa, una cara, o una pantalla en blanco, a partir de las señales que transmiten electrodos implantados en los lóbulos temporales.

Traducen lo que ve el cerebro casi a la velocidad de la percepción

Usando electrodos implantados en los lóbulos temporales de pacientes despiertos, los científicos han decodificado las señales del cerebro casi a la velocidad de la percepción. Además, el análisis de las respuestas neuronales de los pacientes a dos categorías de estímulos visuales -imágenes de rostros y casas- permitió a los científicos predecir posteriormente qué imágenes estaban viendo los pacientes, y cuándo, con más del 95 por ciento de exactitud.

El neurocientífico computacional Rajesh Rao y el neurocirujano Jeff Ojemann, de la Universidad de Washington (Seattle, EE.UU.), trabajando con su estudiante Kai Miller y con sus colegas de la Universidad Stanford (California) y del Instituto Wadsworth de Nueva York, realizaron el estudio. La investigación se publica en PLOS Computational Biology.

«Estábamos tratando de entender, en primer lugar, cómo percibe el cerebro humano los objetos en el lóbulo temporal, y en segundo lugar, ¿cómo se podría utilizar un ordenador para extraer y predecir lo que alguien está viendo en tiempo real?», explica Rao en la nota de prensa de la UW, recogida por EurekAlert! Rao dirige el Centro para Ingeniería Sensorimotora, de la Fundación Nacional de Ciencia, con sede en la Universidad de Washington.

«A nivel clínico, se podría pensar en nuestro resultado como una prueba de concepto hacia la construcción de un mecanismo de comunicación para los pacientes que están paralizados o han tenido un derrame cerebral y están completamente bloqueados», dice.

El estudio incluyó a siete pacientes con epilepsia atendidos en el Harborview Medical Center de Seattle. Todos experimentaban ataques epilépticos que no se atenuaban con medicamentos, dice Ojemann, por lo que fueron sometidos a una cirugía en la que se les implantaron electrodos en los lóbulos temporales -temporalmente, durante una semana- para tratar de localizar los puntos focales de las convulsiones.

«Se iban a poner los electrodos en cualquier caso; nosotros sólo les dimos tareas adicionales que hacer durante su estancia en el hospital, en el que hubieran estado esperando igualmente,» dice Ojemann.

Lóbulos temporales

Los lóbulos temporales procesan la información sensorial y son un lugar habitual de crisis epilépticas. Situados detrás de los ojos y los oídos de los mamíferos, los lóbulos también están implicados en la enfermedad de Alzheimer y las demencias, y parecen algo más vulnerables que otras estructuras del cerebro a los traumatimos craneales, añade.

En el experimento, los electrodos de los lóbulos se conectaron a un potente software computacional que extrajo dos propiedades características de la señal del cerebro: «potenciales relacionados con eventos» y «cambios en el espectro de banda ancha.»

Rao define la primera como la que surge cuando «cientos de miles de neuronas se co-activan cuando una imagen se les presenta por primera vez», y la segunda como «continuación del procesado de la información tras la onda inicial».

A los sujetos se les mostró en la pantalla de un ordenador una secuencia aleatoria de imágenes: breves (400 milisegundos) destellos de imágenes de rostros humanos y casas, intercalados con pantallas grises vacías. Su tarea era buscar una imagen de una casa al revés. «Tuvimos diferentes respuestas según la situación de los electrodos: algunos eran sensibles a las caras y otros a las casas», dice Rao.

Software

El software computacional muestreó y digitalizó las señales del cerebro a un ritmo de 1.000 por segundo para extraer sus características. También analizó los datos para determinar qué combinación de localizaciones de electrodos y tipos de señal correlacionaban mejor con lo que cada sujeto realmente veía.

Al crear un algoritmo con las respuestas de los sujetos a los primeros dos tercios de las imágenes, los investigadores pudieron examinar las señales cerebrales del último tercio de imágenes, cuyas etiquetas eran desconocidas para ellos, y predecir con un 96 por ciento de precisión si los sujetos estaban viendo una casa, un rostro o una pantalla gris, y cuándo (con menos de 20 milisegundos de margen de error).

Esta precisión se alcanzaba sólo cuando los potenciales relacionados con eventos y los cambios de banda ancha se combinaban para la predicción, lo que sugiere que transportan información complementaria.

«Tradicionalmente los científicos han examinado las neuronas individuales», dice Rao. «Nuestro estudio da una visión más global, a nivel de grandes redes de neuronas, de cómo una persona que está despierta y presta atención percibe un objeto visual complejo.»
La técnica de los científicos, dice, es un trampolín para el mapeo cerebral, ya que podría ser utilizada para identificar en tiempo real qué lugares del cerebro son sensibles a los distintos tipos de información.

«Las herramientas computacionales que desarrollamos se pueden aplicar a los estudios de la función motora, los de la epilepsia, y a los estudios de la memoria», añade Ojemann.

Referencia bibliográfica:

Kai J. Miller, Gerwin Schalk, Dora Hermes, Jeffrey G. Ojemann, Rajesh P. N. Rao: Spontaneous Decoding of the Timing and Content of Human Object Perception from Cortical Surface Recordings Reveals Complementary Information in the Event-Related Potential and Broadband Spectral Change. PLOS Computational Biology (2016). DOI: 10.1371/journal.pcbi.1004660.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Una pequeña luna de Saturno parecida a la “Estrella de la Muerte” de Star Wars contiene un océano oculto 8 febrero, 2024
    Por debajo de la superficie repleta de cráteres de Mimas, una de las lunas más pequeñas de Saturno, se esconde un océano global de agua líquida de reciente formación. El satélite posee tan sólo unos 400 kilómetros de diámetro y presenta un notable parecido con la “Estrella de la Muerte”, una estación espacial imperial que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Logran controlar un objeto virtual con la mente durante un sueño lúcido 8 febrero, 2024
    Un grupo de participantes en un nuevo estudio científico logró manejar un vehículo virtual a través de un avatar únicamente con su mente, mientras sus cerebros permanecían en la fase REM del sueño. Además de profundizar en los misterios de la consciencia humana, la innovación podría facilitar el acceso a nuevos desarrollos tecnológicos, como un […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un proyecto global trabaja para crear de forma colaborativa un cerebro robótico general 8 febrero, 2024
    El auge de la inteligencia artificial generativa impulsa un proyecto global que trabaja para crear un cerebro robótico general, capaz de generar androides como los que hemos visto hasta ahora solo en la ciencia ficción. Pero es cuestión de tiempo que convivamos con ellos en perfecta armonía. Ya no es una utopía.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La IA está capacitada para resolver dilemas morales cuando conduce vehículos autónomos 8 febrero, 2024
    Los sistemas de IA muestran significativas similitudes éticas con las reacciones humanas ante dilemas morales, lo que los acreditan para conducir vehículos autónomos tal como lo harían las personas.
    Redacción T21
  • Los huracanes se están volviendo tan fuertes que ya no existen categorías para clasificarlos 7 febrero, 2024
    Cinco tormentas en la última década tuvieron velocidades de viento que pertenecen a una hipotética categoría 6 en la escala de huracanes Saffir-Simpson: el fenómeno obligaría a los científicos a crear una nueva clasificación, capaz de reflejar la virulencia de los huracanes en la actualidad. Las causas principales del fenómeno tienen su origen en el […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un asteroide habría explotado sobre la Antártida hace unos 2,5 millones de años 7 febrero, 2024
    Un asteroide se desintegró sobre el continente antártico hace aproximadamente 2,5 millones de años: la evidencia proviene de un análisis químico de más de 100 pequeños trozos de roca extraterrestre, que se han preservado dentro de las enormes capas de hielo. Hasta el momento, solo se conocen otros dos eventos de explosiones aéreas antiguas en […]
    Pablo Javier Piacente
  • Crean la primera niña de inteligencia artificial del mundo 7 febrero, 2024
    La primera niña IA del mundo ha sido creada por científicos chinos, que la han dotado de emociones e intelecto y de la capacidad de aprender de forma autónoma. Se comporta como si tuviera tres o cuatro años y representa un avance significativo para el campo de la inteligencia artificial general.
    Redacción T21
  • Oponerse a la regulación de los pesticidas no es la solución al problema de los agricultores 7 febrero, 2024
    Los agricultores que se movilizan en España y Europa se oponen con firmeza a las nuevas regulaciones europeas en materia de pesticidas, lo que representa una amenaza mayor para la salud pública que tener una central nuclear al lado de casa: estos químicos han costado miles de vidas y enfermos crónicos, al tiempo que han […]
    Eduardo Costas | Catedrático de la UCM y Académico de Farmacia
  • El arte existió antes del surgimiento de los humanos modernos 6 febrero, 2024
    Nuevas investigaciones sugieren que nuestros parientes humanos arcaicos, como los neandertales, ya contaban con las capacidades cognitivas para desarrollar arte: el hallazgo de ejemplos cada vez más antiguos de expresión artística en el registro arqueológico confirmaría esta hipótesis. Sin embargo, aún se discute si estas manifestaciones creativas pueden catalogarse como arte.
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren una nueva supertierra que podría ser un mundo habitable 6 febrero, 2024
    Un planeta extrasolar del tipo supertierra, denominado TOI-715 b y aproximadamente una vez y media más ancho que la Tierra, podría ser capaz de albergar vida: orbita dentro de la zona habitable de una enana roja, a escasa distancia de nuestro planeta. Además, podría estar acompañado de otro cuerpo planetario, con un tamaño casi idéntico al […]
    Pablo Javier Piacente