Tendencias21
Un láser podría comunicarnos con otras posibles civilizaciones

Un láser podría comunicarnos con otras posibles civilizaciones

Con la tecnología láser existente, combinada con potentes telescopios, sería posible enviar una señal de nuestra existencia, e incluso mensajes, a posibles civilizaciones que estén viviendo hasta 20.000 años luz de nosotros, según una investigación del MIT.

Un láser podría comunicarnos con otras posibles civilizaciones

Investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) proponen en un artículo publicado en  The Astrophysical Journal aprovechar la tecnología láser para enviar al espacio señales que indiquen nuestra existencia a otras posibles civilizaciones.

Esa señal láser actuaría como una baliza suficientemente fuerte como para llamar la atención de una posible civilización que esté hasta 20.000 años luz de la Tierra. La idea es que la señal pueda llegar muy lejos: la mayor parte de las estrellas que vemos a simple vista están  entre 10 y 100 años luz de nuestro planeta.

La investigación, que analiza la viabilidad del proyecto, plantea que si un láser de 1 a 2 megavatios de alta potencia se enfocara a través de un telescopio masivo de 30 a 45 metros y se dirigiera al espacio, la combinación produciría un haz de radiación infrarroja lo suficientemente fuerte como para destacar por encima de la energía del sol.

En consecuencia, consideran estos científicos, esta señal podría ser detectada por astrónomos que vivieran en sistemas cercanos a Próxima Centauri b,  un exoplaneta que orbita dentro de la zona habitable de la estrella enana roja Próxima Centauri, la más cercana al Sol.

Hipotéticamente, esa señal podría ser detectada asimismo por TRAPPIST-1, una estrella enana roja de tipo avanzado localizada a 39,13 años luz de nosotros, en la constelación de Acuario. Esta estrella está orbitada por siete exoplanetas, de los cuales tres se consideran potencialmente habitables.

En el caso de que esta señal fuera detectada por una civilización remota, según el estudio, podría aprovecharse también para enviar mensajes en forma de pulsos similares al código Morse y establecer una primera comunicación con otros seres evolucionados del universo.

«Si tuviéramos que cerrar con éxito un apretón de manos y comenzar a comunicarnos, podríamos enviar un mensaje, a una velocidad de datos de unos pocos cientos de bits por segundo, que llegaría en unos pocos años», explica James R. Clark, autor principal de este estudio, en un comunicado.

Combinación de tecnologías

Añade que, aunque la idea pueda parecer descabellada, podría realizarse con una combinación de tecnologías que existen ahora con otras que podrían desarrollarse a corto plazo. «Este sería un proyecto desafiante pero no imposible», precisa Clark.

«Los tipos de láseres y telescopios que se están construyendo hoy pueden producir una señal detectable, por lo que un astrónomo podría echar un vistazo a nuestra estrella e inmediatamente ver algo inusual en su espectro. No sé si existen criaturas inteligentes alrededor del Sol, pero si existen esta señal sin duda atraerá su atención».

Explica que ha analizado combinaciones de láseres y telescopios de varios vatios y tamaños, y comprobado que un láser de 2 megavatios, apuntado a través de un telescopio de 30 metros, podría producir una señal lo suficientemente fuerte como para ser detectada fácilmente por astrónomos en Proxima Centauri b.

De manera similar, un láser de 1 megavatio, dirigido a través de un telescopio de 45 metros, generaría una señal clara para cualquier astrónomo situado dentro del sistema planetario TRAPPIST-1.

Las dos caras

El estudio ha analizado también los posibles problemas de seguridad de esta iniciativa, especialmente porque podría dañar la vista de las personas que miraran el láser directamente o estropear instrumentos de naves espaciales cercanas.

También ha analizado si esa baliza podría ser detectada con las técnicas actuales de imagen en el supuesto de que fuéramos nosotros los que observáramos una señal parecida procedente de otro planeta. Y señala Clark: «Es muy poco probable que un telescopio observe un láser extraterrestre, a menos que limitemos nuestro estudio a las estrellas más cercanas».

«Con los métodos e instrumentos de investigación actuales, es poco probable que tengamos la suerte de captar una luz de un faro, suponiendo que los extraterrestres existan y lo estén haciendo», concluye Clark.

«Sin embargo, a medida que se estudian los espectros infrarrojos de los exoplanetas en busca de trazas de gases que indiquen la viabilidad de la vida, y cuando los telescopios de todo el cielo alcanzan una mayor cobertura y se vuelven más rápidos, podemos estar más seguros de que, si ET está llamando, lo detectaremos», concluye.

Referencia

Optical Detection of Lasers with Near-term Technology at Interstellar Distances. James R. Clark and Kerri Cahoy. The Astrophysical Journal 2018, Volume 867, Number 2. DOI:https://doi.org/10.3847/1538-4357/aae380
 

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • La muerte los llama y ellos se juntan 13 febrero, 2024
    Un experimento desarrollado en "granjas de cadáveres" permitió comprobar que la descomposición de cuerpos humanos y de otras especies atrae siempre a las mismas variedades de microorganismos y hongos, sin importar el clima, la estación del año o la ubicación en el globo. Un mejor conocimiento de esta comunidad "universal" de descomponedores permitirá importantes avances […]
    Pablo Javier Piacente
  • Una corriente oceánica fundamental para el equilibrio climático podría anticipar su colapso 13 febrero, 2024
    Los científicos han descubierto una señal de advertencia clave antes que una corriente crucial del Atlántico colapse y sumerja al hemisferio norte en un verdadero caos climático: la Circulación de Vuelco Meridional del Atlántico (AMOC) genera una liberación de calor que ayuda a mantener a Europa, y también en parte a América del Norte, más […]
    Pablo Javier Piacente
  • Toda la biblioteca privada de Darwin ya está disponible en Internet 13 febrero, 2024
    La biblioteca privada de Charles Darwin ha sido completamente reconstruida y está disponible en Internet por primera vez, coincidiendo con el 215 cumpleaños del naturalista. El catálogo, de 300 páginas, contiene 7.400 títulos con un total de 13.000 volúmenes entre libros, escritos y revistas, que están al alcance de todo el mundo sin salir de […]
    Redacción T21
  • El metro de Londres implanta IA para vigilar la red subterránea 13 febrero, 2024
    El metro de Londres ha probado herramientas de vigilancia con IA en tiempo real para detectar posibles situaciones de riesgo o de conflicto y permitir al personal intervenir rápidamente. Detecta comportamientos agresivos e identifica a las personas que se cuelan sin pagar.
    Redacción T21
  • La memoria universal promete revolucionar a la informática 12 febrero, 2024
    La memoria universal podría reemplazar tanto a la RAM como al almacenamiento interno en los ordenadores de uso masivo, brindando una alternativa más rápida y más eficiente a nivel energético. Un nuevo estudio muestra un posible enfoque revolucionario de la memoria universal: empleando un nuevo material denominado GST467, los investigadores apreciaron que la memoria mejora […]
    Pablo Javier Piacente
  • Los relámpagos volcánicos habrían encendido la llama de la vida en la Tierra primitiva 12 febrero, 2024
    Cuando la Tierra era joven y salvaje, los procesos en nuestro planeta transformaron una mezcla de ingredientes en lo necesario para impulsar la vida. Para esto es crucial el nitrógeno, un nutriente esencial para formar proteínas, aminoácidos y ácidos nucleicos. Los científicos han descubierto evidencias geológicas que indican que las descargas de rayos asociadas con […]
    Pablo Javier Piacente
  • La genética tiene mucho que decir sobre el asesinato de una madre adoptiva 12 febrero, 2024
    Según la genética, el comportamiento de los hijos adoptados está mayoritariamente influido por los padres biológicos, mientras que el parecido entre padres e hijos en una familia adoptiva es muy pequeño. Además, un hijo adoptado no tiene vínculos genéticos con su madre adoptiva y puede heredar ciertas maneras de pensar de sus padres biológicos, especialmente […]
    Eduardo Costas | Catedrático de la UCM y Académico de Farmacia
  • Europa logra un récord mundial de fusión nuclear 12 febrero, 2024
    En un importante logro científico, investigadores de la instalación Joint European Torus (JET) han establecido un récord energético mundial de 69 megajulios liberados en energía de fusión sostenida y controlada. Otro impulso para el futuro reactor europeo a gran escala ITER.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Un árbol fosilizado hace 350 millones de años sorprende a los científicos: parece alienígena 11 febrero, 2024
    Un fósil tridimensional de árboles más antiguos que los dinosaurios revela que los bosques de hace 350 millones de años eran extraños y alienígenas. Formaban parte de un bosquecillo que fue sepultado después de un terremoto.
    Redacción T21
  • El meteorito de Berlín resultó ser un raro objeto de origen ígneo 11 febrero, 2024
    El asteroide que se desintegró sobre Berlín a mediados de enero pertenece a un tipo raro de meteorito de origen ígneo. Se compone principalmente de silicatos de magnesio, enstatita y forsterita, además casi no contiene hierro y tiene una corteza vítrea translúcida.
    Redacción T21