Tendencias21
Un objeto interestelar se aproxima a toda velocidad

Un objeto interestelar se aproxima a toda velocidad

Los astrónomos han detectado un objeto interestelar que se acerca rápidamente a nuestro sistema solar. Mide entre 2 y 16 kilómetros, viaja a 150.000 km/h y pasará a 300 millones de kilómetros de la Tierra el 29 de diciembre. Luego se alejará y no volverá nunca más.

Un objeto interestelar se aproxima a toda velocidad

Los astrónomos han detectado un objeto interestelar que se acerca a nuestro sistema solar. Desde la Tierra se ve cerca del Sol, un área que generalmente no es escaneada por los telescopios que buscan asteroides terrestres.

Observado inesperadamente el 30 de agosto pasado por un astrónomo aficionado de Ucrania, llamado Gennady Borisov, los científicos han podido confirmar el descubrimiento y lo han llamado C/2019 Q4 (Borisov).

Aunque todavía se desconoce su procedencia, se calcula que su núcleo mide entre 2 y 16 kilómetros, que  viaja a casi 150.000 kilómetros por hora y que se dirige a nuestro sistema solar interior: el 26 de octubre pasará a través del plano eclíptico, el plano en el que la Tierra y los otros planetas orbitan alrededor del Sol.

Actualmente se encuentra a unos 420 millones de kilómetros del Sol y su mayor aproximación a nuestro astro (perihelio) tendrá lugar el 8 de diciembre. Rozará la Tierra, a casi 300 millones de kilómetros, el 29 de diciembre de este año. Luego se alejará y no volverá nunca más.

Al alcance de pequeños telescopios

Los astrónomos señalan que el cometa alcanzará su máximo brillo a mediados de diciembre y que podrá ser observado por pequeños telescopios hasta abril del año que viene. Los telescopios más potentes podrán seguir su trayectoria hasta octubre de 2020. Luego se perderá su pista.

«La velocidad actual del cometa es alta, muy por encima de las velocidades típicas de los objetos que orbitan el Sol a esa distancia», declara Davide Farnocchia, del Centro de Estudios de Objetos Cercanos a la Tierra de la NASA, en un comunicado del  JPL.

Añade que “la alta velocidad indica no sólo que el objeto probablemente se originó fuera de nuestro sistema solar, sino también que se marchará y se dirigirá de nuevo al espacio interestelar”, una vez atraviese nuestro sistema solar.

C/2019 Q4 se estableció como cometario debido a su aspecto borroso, lo que indica que el objeto tiene un cuerpo helado central que produce una nube de polvo y partículas circundantes a medida que se acerca al Sol y se calienta.

Primeras imágenes

Las primeras imágenes y espectros del nuevo cometa han sido obtenidas por el Instituto de Astrofísica de Canarias a través del Gran Telescopio de Canarias, de 10,4 m de diámetro, instalado en el Observatorio del Roque de los Muchachos (Garafía, La Palma).

Según indica Miquel Serra Ricart, uno de los astrónomos que ha conseguido las imágenes, «C/2019 Q4 muestra que se trata de un objeto de apariencia cometaria, con coma (nube de polvo y gas que envuelve al núcleo) y cola bien definidas».

Por su parte, Julia de León, otra de las investigadoras del IAC,  concluye que «el espectro del objeto es del mismo tipo que el que muestran los cometas de nuestro sistema solar, lo que claramente indica que tiene una composición similar».

C/2019 Q4 no se formó en nuestro sistema solar, sino alrededor de otra estrella de la que se ha escapado. Es el primer objeto claramente cometario proveniente de otra estrella.

Según Raúl de la Fuente Marcos, de la Universidad Complutense de Madrid, que también participó en la captación de las imágenes, «nuestras integraciones de N-cuerpos usando la solución orbital más reciente ponen a C/2019 Q4 más allá de la esfera de influencia gravitatoria del Sistema Solar, con una velocidad unas 500 veces superior a la velocidad de escape relativa al Sistema Solar a esa distancia. Es difícil considerar otra explicación que no incluya un origen extrasolar».

Los cometas, compuestos por hielo y polvo, son restos de los materiales que dieron lugar a los planetas gigantes, pero que nunca llegaron a incorporarse a esos colosos planetarios.

Segunda sorpresa

C/2019 Q4 es el segundo objeto interestelar que toma por sorpresa a los astrónomos. El primero fue Oumuamua, tal como informamos en otro artículo.

Fue detectado en 2017, después de un viaje de cientos de millones de años. Era un objeto rocoso con forma de cigarro puro procedente del espacio interestelar que pasó la órbita de la Tierra y se alejó del Sol a 95.000 kilómetros por hora. Medía 400 metros de largo y era totalmente inerte, sin el menor atisbo de polvo alrededor de él.

Oumuamua no desprendía gases de su núcleo, por lo que nunca se supo si se trataba de un cometa o un asteroide. La diferencia es significativa: los asteroides están hechos de metales y material rocoso, mientras que los cometas están hechos de hielo, polvo y material rocoso.

Sin embargo, de C/2019 Q4 se sabe que “es definitivamente un cometa”, ha tuiteado Karl Battams, astrofísico del Laboratorio de Observación Naval de EE.UU. Y añade: “Si es inequívocamente interestelar, será fascinante comparar su composición (propiedades espectrales) con la variedad que vemos en los cometas de nuestro propio sistema solar”.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Campaña para mantener a UK y Suiza en el espacio científico europeo 8 febrero, 2022
    La comunidad científica europea se moviliza para que el Reino Unido y Suiza no se queden fuera del programa estrella de la UE en materia de I+D debido a cuestiones políticas. Reclama un espacio único de investigación para afrontar los desafíos globales.
    Redacción T21
  • El universo no está tan "afinado" para la vida como pensamos, según un estudio 8 febrero, 2022
    El “ajuste fino” sería una ilusión: la vida inteligente no se habría generado en el Universo a partir de una serie de condiciones precisas y exactamente sincronizadas. Por el contrario, probablemente habría evolucionado bajo circunstancias muy diferentes, alejadas de la idea de un ajuste perfecto.
    Pablo Javier Piacente
  • Los chimpancés curan sus heridas con ungüento de mosquitos masticados 8 febrero, 2022
    Los chimpancés aplican mosquitos masticados para tratar heridas abiertas, lo que podría ser evidencia de automedicación en animales. Esos insectos podrían tener propiedades calmantes: se ha demostrado científicamente que algunos tienen incluso efectos antibióticos o antivirales.
    Redacción T21
  • Descubren cómo el cerebro convierte una idea en música 8 febrero, 2022
    Científicos alemanes han descubierto cómo el cerebro convierte una idea musical en el movimiento de los dedos cuando tocamos el piano, así como que, cuando tocamos a dúo, nuestros cerebros comparten una misma longitud de onda.
    MPS/T21
  • Una bacteria se transforma en un largo hilo para infectar células más rápidamente y crecer sin límites 7 febrero, 2022
    Una bacteria puede mutar su forma hasta convertirse en un interminable hilo y multiplicar por 100 veces su tamaño: de esta manera, logra infectar más células en menos tiempo. Es una virulenta variante de infección bacteriana que no se había identificado hasta el momento.
    Pablo Javier Piacente
  • Detectan el primer agujero negro fuera de control en la Vía Láctea 7 febrero, 2022
    Por primera vez, un equipo internacional de científicos ha logrado detectar un agujero negro errante, solitario e inactivo en nuestra galaxia, a poco menos de 5.200 años luz de distancia de la Tierra. El misterioso objeto se mueve a través de la Vía Láctea a una velocidad de 45 kilómetros por segundo: los astrónomos confirmaron […]
    Pablo Javier Piacente
  • Los abismos oceánicos están profusamente poblados de vida prístina 7 febrero, 2022
    Los abismos oceánicos triplican la diversidad microbiana de los niveles superiores de los mares terrestres, pero la mayor parte de esa vida es desconocida por la ciencia: lo revela el análisis de casi 1.700 muestras y dos mil millones de secuencias de ADN recogidas en todo el mundo.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • El universo temprano estaba siete veces más caliente que el actual 7 febrero, 2022
    El universo temprano tenía una temperatura siete veces mayor que la actual, han comprobado los astrofísicos: utilizaron una nube de vapor de agua proyectada por una lejana galaxia para observar el estado del Universo en sus primeras etapas. Nueva puerta para el estudio de la energía oscura.
    Redacción T21
  • El cerebro es como una máquina del tiempo 6 febrero, 2022
    El cerebro actualiza cada 15 segundos la información que procede de los ojos para que podamos gestionar la vida cotidiana sin que caigamos en alucinaciones. Es como una máquina del tiempo que nos proporciona estabilidad visual.
    Redacción T21
  • Las ardillas tienen el secreto de los viajes al espacio profundo 5 febrero, 2022
    La pérdida de masa muscular que sufren los astronautas en el entorno de gravedad cero del espacio se puede subsanar replicando el mecanismo natural que usan las ardillas para hibernar y despertarse meses después en perfecto estado físico.
    Redacción T21