Tendencias21

Un robot supera una prueba de consciencia de sí mismo

Un robot humanoide ha resuelto un popular juego de lógica, ‘Los hombres sabios’, demostrando que sabe cuándo está hablando. ¿Quiere decir entonces que está cerca la creación de un robot consciente? De momento la máquina puede parecer consciente en este caso específico, ser capaz de evaluar su propio estado y llegar a una conclusión. Pero la inteligencia en su sentido más amplio, tal y como la poseen los humanos, son palabras mayores. Por Patricia Pérez.

Un robot supera una prueba de consciencia de sí mismo

En un laboratorio de robótica en el estado de Nueva York, en Estados Unidos, tres pequeños robots humanoides tienen un enigma que resolver. Se les hace creer que a dos de ellos se les ha dado una pastilla para enmudecer que les deja sin habla. En realidad, simplemente se ha pulsado el botón para silenciarlos, pero ninguno sabe cuál puede seguir hablando. Eso es lo que tienen que averiguar.

Cuando el investigador les pregunta, sus procesadores tratan de buscar la respuesta correcta. Ya que dos no pueden hablar, sólo uno de ellos responde en voz alta “No sé”, cayendo en la cuenta al momento en la solución. Al oír su propia voz robótica, entiende que no puede estar silenciado. «¡Lo siento, ahora lo sé! Puedo demostrar que no me dieron la pastilla», exclama. A continuación, lo traslada a código matemático y lo guarda en su memoria para demostrar que lo ha entendido.

Según un artículo publicado en la revista New Scientist, se trata de la primera vez que un robot Nao, los modelos humanoides disponibles a la venta, ha superado un enigma de este tipo que, aunque pueda resultar una prueba sencilla, se acerca a los límites de la consciencia. De esta forma se da un importante paso hacia la creación de máquinas que tienen consciencia de sí mismas y entienden su lugar en el mundo.

La prueba se ha llevado a cabo en el Laboratorio de Inteligencia Artificial Rensselaer (RAIR Lab) al mando del profesor Selmer Bringsjord, quien asegura que pasar muchas pruebas de este tipo permite a los robots desarrollar un repertorio de habilidades que puede llegar a ser muy útil. En lugar de seguir cuestionándose sobre si las máquinas podrán alcanzar la consciencia humana, él prefiere marcarse objetivos concretos, demostrando ejemplos específicos y limitados de consciencia robótica.

¿Consciencia artificial?

Los resultados de la prueba se presentarán en la conferencia sobre robótica RO-MAN, que se celebra a finales de agosto en Kobe, Japón, abriendo de nuevo el debate sobre la posibilidad de alcanzar la consciencia artificial. Y es que la prueba de Los hombres sabios requiere algunos rasgos muy humanos. En primer lugar, el robot deben ser capaz de escuchar y comprender la pregunta, responderla, darse cuenta de que es el único en hacerlo, reconocer su propia voz, asociarlo a la pregunta y finalmente, resolver el enigma.

De esta forma pueden parecer conscientes en este caso específico, evaluar su propio estado y llegar a una conclusión. Pero la inteligencia en su sentido más amplio, tal y como la poseen los humanos, son palabras mayores. Los robots Nao pueden pasar la prueba de Los hombres sabios, pero serían incapaces de reconocer sus propios pies.

Según Bringsjord, una de las razones por las que los robots no pueden tener una consciencia más amplia es simplemente porque no pueden procesar datos suficientes. A pesar de que las cámaras pueden capturar más información sobre una escena que el ojo humano, en robótica se pierden cuando se intenta dar forma a todos esos datos para construir una imagen coherente del mundo.

La prueba también arroja luz sobre lo que significa la consciencia para el hombre. Aquello que los robots no pueden tener a diferencia de los humanos, argumenta Bringsjord, es la consciencia fenomenológica, «la experiencia de primera mano del pensamiento consciente». O en otras palabras, la sutil diferencia entre vivir realmente un amanecer o el hecho de tener neuronas de la corteza visual disparando de forma que lo representen. Sin ella, los robots son meros «zombis filosóficos», capaces de emular la conciencia, pero sin llegar a alcanzarla.

Bordeando la consciencia

Sin embargo, la prueba con robots Nao en Rensselaer no es la única en que estas máquinas bordean los límites de la conciencia. Por ejemplo, Nico, un robot de investigación de la Universidad de Yale, es capaz de reconocer su propia mano en un espejo, mientras Qbo, un proyecto español de código abierto, está programado para tareas de reconocimiento facial o de objetos, reconociéndose también a sí mismo frente a un espejo.

Ambos son un paso hacia el intento de superar la famosa Prueba del espejo, una medida aplicada a animales para detectar si verdaderamente entienden que el rostro que ven reflejado en un espejo es el suyo. Sólo aquellos más inteligentes, orcas, elefantes, urracas, delfines, algunos simios y el hombre, la han superado.

Los avances en robótica llegan a tal punto que incluso están atrayendo el interés teológico. Así, no es de extrañar que el año pasado el Seminario Evangélico del Sur en Carolina del Norte comprara un robot Nao para investigar sobre cómo los robots podrían acabar reemplazando a los humanos.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Descubren cómo "respira" una estrella de neutrones mientras deglute a su compañera 3 marzo, 2022
    Los científicos han descubierto que las estrellas de neutrones pueden emitir al mismo tiempo vientos cálidos y fríos, en diferentes longitudes de onda, mientras se “alimentan” del material de otra estrella. Es la primera vez que se advierte este comportamiento en estos objetos cósmicos extremos.
    Pablo Javier Piacente
  • El supuesto agujero negro más cercano a la Tierra en realidad no existe 3 marzo, 2022
    En 2020, un equipo de astrónomos informó que a solo 1.000 años luz de distancia de la Tierra, en el sistema HR 6819, se encontraba el agujero negro más cercano a nosotros. Ahora, una nueva investigación parece haber comprobado que en realidad no existe ningún agujero negro en esa zona del cosmos. El estudio previo […]
    Pablo Javier Piacente
  • Stonehenge funcionaba como calendario solar hace 4.500 años 3 marzo, 2022
    Stonehenge era un calendario solar hace 4.500 años: los megalitos representan 12 meses de 30 días, más un mes extra de cinco días y un día bisiesto cada cuatro años. Las semanas eran de 10 días y el año se iniciaba con el solsticio de invierno.
    N+1/T21
  • La ciencia española rompe su silencio sobre Ucrania 3 marzo, 2022
    El Ministerio de Ciencia está revisando la colaboración científica española con Rusia como consecuencia de la invasión de Ucrania, al mismo tiempo que tres instituciones científicas de referencia en España recomiendan que se suspenda esa colaboración. Las academias europeas y del Grupo de los Siete, así como destacados astrónomos mundiales, se suman a la condena […]
    Redacción T21
  • Los entornos complejos provocaron el avance de la creatividad humana 2 marzo, 2022
    Según un nuevo estudio, los avances del ser humano moderno durante la Edad de Piedra Media en el sur de África son solamente la "punta del iceberg" del período que forjó el desarrollo del cerebro y la creatividad humana. Al parecer, los olvidados y sacrificados pueblos que habitaron zonas desérticas más al norte habrían conseguido […]
    Pablo Javier Piacente
  • Usarán rayos cósmicos para "escanear" a la Gran Pirámide de Guiza 2 marzo, 2022
    Con el propósito de descubrir a fondo los detalles de su estructura interna, un grupo de científicos utilizará los avances en física de alta energía (HIP) para escanear la Gran Pirámide de Guiza con muones de rayos cósmicos. El monumento, fiel representante de la grandeza del período de esplendor de la civilización egipcia, es la […]
    Pablo Javier Piacente
  • La nostalgia es mucho más que añorar el pasado 2 marzo, 2022
    La nostalgia no solo puede aliviar el dolor físico, sino que también combate la soledad, mejora la resiliencia y potencia la creatividad de las personas. Genera optimismo, autoestima y afecto social.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La ciencia ucraniana está bajo los escombros de la guerra 2 marzo, 2022
    La ciencia de Ucrania ha quedado paralizada por la guerra, al mismo tiempo que el cerco a la ciencia rusa aumenta después de que el emblemático MIT suspendiera su colaboración con el pretendido Silicon Valley de Moscú. La ciencia española guarda silencio, mientras misiles rusos han impactado un depósito de residuos radiactivos en Kiev, sin […]
    Redacción T21
  • Un antiguo deslizamiento de tierra en el Mar Rojo podría desencadenar un futuro tsunami 1 marzo, 2022
    Un deslizamiento de tierra submarino, que probablemente provocó olas de 10 metros de altura que azotaron la costa egipcia hace aproximadamente 500 años, podría servir para predecir un futuro tsunami en Medio Oriente. Si ese sector de tierra se moviliza nuevamente, los modelos sugieren que podría desencadenar un segundo tsunami dos veces más grande que […]
    Pablo Javier Piacente
  • La primera luz que iluminó al Universo no provino del espacio 1 marzo, 2022
    Una señal interpretada como la primera luz que iluminó el cosmos en el llamado "amanecer cósmico" puede no haber provenido de los confines del Universo, según ha descubierto un nuevo estudio. En concreto, puede que ni siquiera se haya originado en el espacio: sería un error o una distorsión producida por el instrumento utilizado en […]
    Pablo Javier Piacente