Tendencias21

Una proteína en los ojos permite a las aves orientarse en vuelo

Dos investigaciones diferentes han concluido que una proteína situada en los ojos de las aves es la que les permite ver el campo magnético terrestre y orientarse en vuelo. Esa proteína está situada en la zona de la retina que recibe más luz y sus niveles aumentan en la estación migratoria.

Una proteína en los ojos permite a las aves orientarse en vuelo

Una proteína descubierta en los ojos de las aves es la que les permite literalmente ver los campos magnéticos de la Tierra y orientarse en vuelo, según dos nuevos estudios científicos.

La proteína descubierta en los ojos se llama Cry4 y forma parte de un grupo de proteínas llamadas criptocromos, una clase de fotorreceptores de luz azul de plantas y animales que desempeñan un papel fundamental en la regulación de los ritmos circadianos (oscilaciones de las variables biológicas en intervalos regulares de tiempo).

En los últimos años, diversos estudios ya han señalado que estos criptocromos en los ojos de los pájaros son los responsables de su capacidad de orientarse detectando los campos magnéticos terrestres, un sentido natural llamado magnetorrecepción.

Ya se sabe que los pájaros sólo pueden detectar los campos magnéticos si determinadas longitudes de ondas de luz están visibles. Estudios anteriores han establecido que la magnetorrecepción depende especialmente de la luz azul.

Estos estudios han puesto de manifiesto que la capacidad de orientarse en vuelo de las aves es en realidad un mecanismo visual basado en los criptocromos, capaces de detectar los campos magnéticos gracias a un sistema cuántico de orientación en vuelo,  tal como explicamos en otro artículo.

Los dos nuevos estudios han profundizado en estos descubrimientos. Uno de ellos, realizado por la universidad sueca de Lund, se centró en los pinzones cebra (Taeniopygia guttata). El otro, desarrollado por la universidad alemana de Carl von Ossietzky, estudió los petirrojos europeos (Erithacus Rubecula).

El equipo sueco midió la expresión genética de tres criptocromos (Cry1, Cry2 y Cry4) en el cerebro, los músculos y los ojos de los pinzones cebra. Y comprobó que, tal como ocurre con los genes del reloj circadiano, los niveles de Cry1 y Cry2 variaban durante el día, mientras que los de Cry4 estaban siempre constantes.

Para los investigadores suecos, este descubrimiento confirma la importancia de Cry4 para la orientación en vuelo de las aves. El estudio de los investigadores alemanes sobre los petirrojos europeos llegó a la misma conclusión.

Los científicos alemanes observaron además que Cry4 se reagrupa en una región de la retina que recibe mucha luz, lo que le permitiría funcionar como brújula magnética. Asimismo, constataron que  la expresión de Cry4 aumenta durante la estación migratoria, lo que confirma también su relación con la magnetorrecepción.

Conclusiones provisionales

Los investigadores de ambos equipos llaman la atención no obstante de que serán necesarias más investigaciones para determinar con rotundidad que Cry4 puede ser considerado como la proteína responsable de la magnetorrecepción. La evidencia definitiva sería confirmar o desmentir que las aves sin proteína Cry4 también pueden orientarse en vuelo.

Que las aves utilizan el campo magnético de la Tierra para orientarse en sus migraciones se sospecha desde el siglo XIX. Sin embargo, cómo lo consiguen es algo que ha desconcertado a los científicos durante décadas.

Una de las hipótesis es que la brújula magnética de las aves se encuentra en ciertas células nerviosas situadas en el pico y que contienen depósitos de hierro, algo que se ha descartado en la actualidad.

Las siguientes hipótesis se han centrado en que el sistema aviar de navegación se encuentra en el cerebro o en la retina. Las dos nuevas investigaciones profundizan en la posibilidad de que finalmente sea a través de los ojos y su interacción con el campo magnético terrestre lo que permite a las aves orientarse en vuelo durante miles de kilómetros.

Referencias

Expression patterns of cryptochrome genes in avian retina suggest involvement of Cry4 in light-dependent magnetoreception. Atticus Pinzon-Rodriguez, Staffan Bensch, Rachel Muheim. Journal of the Royal Society Interface. DOI: 10.1098/rsif.2018.0058

Double-Cone Localization and Seasonal Expression Pattern Suggest a Role in Magnetoreception for European Robin Cryptochrome 4. Current Biology, Volume 28, Issue 2, p211–223.e4. DOI: https://doi.org/10.1016/j.cub.2017.12.003 

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Un árbol fosilizado hace 350 millones de años sorprende a los científicos: parece alienígena 11 febrero, 2024
    Un fósil tridimensional de árboles más antiguos que los dinosaurios revela que los bosques de hace 350 millones de años eran extraños y alienígenas. Formaban parte de un bosquecillo que fue sepultado después de un terremoto.
    Redacción T21
  • El meteorito de Berlín resultó ser un raro objeto de origen ígneo 11 febrero, 2024
    El asteroide que se desintegró sobre Berlín a mediados de enero pertenece a un tipo raro de meteorito de origen ígneo. Se compone principalmente de silicatos de magnesio, enstatita y forsterita, además casi no contiene hierro y tiene una corteza vítrea translúcida.
    Redacción T21
  • Descubren un helecho tropical que transforma sus hojas muertas en nuevas raíces 9 febrero, 2024
    Para sobrevivir en el suelo anegado y bajo en nutrientes del bosque de Quebrada Chorro, en el oeste de Panamá, una especie de helecho tropical arborescente reutiliza sus hojas muertas, convirtiéndolas en nuevas raíces. Los científicos descubrieron que el helecho reconfigura estas “hojas zombis”, invirtiendo el flujo de agua para atraer nutrientes de regreso a […]
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren una extraña combinación de minerales en las muestras lunares de la misión Chang'e-5 de China 9 febrero, 2024
    Los minerales antiguos y nuevos identificados en las muestras lunares traídas por la misión Chang'e-5 de China están ayudando a los científicos a comprender mejor la historia de la Luna: ahora, los especialistas han descubierto más propiedades del sexto nuevo mineral lunar, llamado Changesite-(Y). Además, otros compuestos hallados, la seifertita y la stishovita, pueden coexistir […]
    Pablo Javier Piacente
  • Los robots que atienden a pacientes llegan a los hospitales 9 febrero, 2024
    Robots diseñados para brindar comodidad a los pacientes de edad avanzada y aliviar su ansiedad, han sido probados con éxito en un hospital de París: saludan, responden a preguntas, comprenden conversaciones grupales y apoyan las tareas de enfermería.
    Redacción T21
  • Una pequeña luna de Saturno parecida a la “Estrella de la Muerte” de Star Wars contiene un océano oculto 8 febrero, 2024
    Por debajo de la superficie repleta de cráteres de Mimas, una de las lunas más pequeñas de Saturno, se esconde un océano global de agua líquida de reciente formación. El satélite posee tan sólo unos 400 kilómetros de diámetro y presenta un notable parecido con la “Estrella de la Muerte”, una estación espacial imperial que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Logran controlar un objeto virtual con la mente durante un sueño lúcido 8 febrero, 2024
    Un grupo de participantes en un nuevo estudio científico logró manejar un vehículo virtual a través de un avatar únicamente con su mente, mientras sus cerebros permanecían en la fase REM del sueño. Además de profundizar en los misterios de la consciencia humana, la innovación podría facilitar el acceso a nuevos desarrollos tecnológicos, como un […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un proyecto global trabaja para crear de forma colaborativa un cerebro robótico general 8 febrero, 2024
    El auge de la inteligencia artificial generativa impulsa un proyecto global que trabaja para crear un cerebro robótico general, capaz de generar androides como los que hemos visto hasta ahora solo en la ciencia ficción. Pero es cuestión de tiempo que convivamos con ellos en perfecta armonía. Ya no es una utopía.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La IA está capacitada para resolver dilemas morales cuando conduce vehículos autónomos 8 febrero, 2024
    Los sistemas de IA muestran significativas similitudes éticas con las reacciones humanas ante dilemas morales, lo que los acreditan para conducir vehículos autónomos tal como lo harían las personas.
    Redacción T21
  • Los huracanes se están volviendo tan fuertes que ya no existen categorías para clasificarlos 7 febrero, 2024
    Cinco tormentas en la última década tuvieron velocidades de viento que pertenecen a una hipotética categoría 6 en la escala de huracanes Saffir-Simpson: el fenómeno obligaría a los científicos a crear una nueva clasificación, capaz de reflejar la virulencia de los huracanes en la actualidad. Las causas principales del fenómeno tienen su origen en el […]
    Pablo Javier Piacente