Tendencias21
Una salamandra podría ser clave para la regeneración humana

Una salamandra podría ser clave para la regeneración humana

Los genes del ajolote mexicano están siendo estudiados para descubrir los secretos de su asombrosa capacidad de regeneración. El objetivo es aplicar esta cualidad en tratamientos para reparar lesiones medulares o accidentes cerebrovasculares.

Una salamandra podría ser clave para la regeneración humana

Científicos de la Universidad de Kentucky, en Estados Unidos, han reunido el genoma del ajolote mexicano. En los genes de este singular anfibio está la clave para desentrañar los secretos de la regeneración con potencial clínico.
 

El ajolote es una especie de anfibio cuyo único hábitat nativo es un lago cercano a la Ciudad de México. “Los ajolotes han sido valorados durante mucho tiempo como modelos para la regeneración”, señala en un comunicado Randal Voss, profesor en el Centro de Investigación de Lesiones Espinales y Cerebrales del Reino Unido.
 

«Es difícil encontrar una parte del cuerpo que no puedan regenerar estos animales: las extremidades, la cola, la médula espinal, el ojo… En algunas especies, se ha demostrado que regeneran el cristalino e, incluso, la mitad de su cerebro», explica Voss.
 

El ajolote mexicano está considerado en peligro crítico de extinción desde 2006. Por ello, para la investigación biomédica se recurre al ajolote de laboratorio. Según Voss, el Reino Unido tiene casi 1.000 ajolotes adultos, una población cuyo pedigrí se remonta a la década de 1.800.
 

Ensamblando genomas
 

Aunque los humanos comparten muchos de sus genes con el ajolote, el genoma de esta salamandra es diez veces mayor. Esto supone una barrera enorme para los análisis genéticos.
 

Según el profesor Jeramiah Smith, principal colaborador de Voss, los esfuerzos recientes han proporcionado gran parte de los datos genéticos del ajolote. Pero, hasta que el genoma no se organice de la manera correcta, los científicos no pueden analizar a gran escala su estructura y función. Y esto es clave para desentrañar los mecanismos que otorgan a los ajolotes sus extraordinarias capacidades.
 

La tarea masiva de cartografiar el genoma humano proporcionó a los científicos las herramientas para reproducir datos en otros organismos, pero la notable carga informática que representan los organismos con genomas más grandes hizo que tales esfuerzos fueran en gran medida imposibles.
 

Sin embargo, Smith y Voss adaptaron hábilmente un enfoque genético clásico, llamado “mapeo de enlaces”, para unir el genoma del ajolote en el orden correcto de forma rápida y eficiente. Se trata del primer genoma de este tamaño en ser ensamblado hasta la fecha.
 

«Hace solo unos años, nadie pensaba que era posible ensamblar un genoma de 30 GB», apunta Smith. «Ahora, hemos demostrado que es posible usar un método rentable y accesible, que abre la posibilidad de secuenciar de forma rutinaria a otros animales con genomas grandes».

Aplicaciones médicas
 

«La investigación biomédica se está convirtiendo cada vez más en una iniciativa impulsada genéticamente», apunta Voss.

«Para comprender las enfermedades humanas, hay que tratar de estudiar las funciones de los genes en otros organismos, como el ajolote».
 

Voss y Smith identificaron, gracias a los datos obtenidos de la investigación, un defecto cardíaco en un ajolote, proporcionando así un nuevo modelo de enfermedad humana.
 

«Ahora que tenemos acceso a la información genómica, podemos comenzar a probar las funciones del genoma del ajolote y aprender cómo pueden regenerar partes del cuerpo. Esperamos que algún día podamos traducir esta información en terapias, con posibles aplicaciones para lesiones de la médula espinal, accidentes cerebrovasculares, reparación conjunta… Realmente, el cielo es el límite», adelanta Voss.

Referencia

A chromosome-scale assembly of the axolotl genome. J. J. Smith et al. Genome Research, 24 January 2019. DOI: 10.1101/gr.241901.118.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Un árbol fosilizado hace 350 millones de años sorprende a los científicos: parece alienígena 11 febrero, 2024
    Un fósil tridimensional de árboles más antiguos que los dinosaurios revela que los bosques de hace 350 millones de años eran extraños y alienígenas. Formaban parte de un bosquecillo que fue sepultado después de un terremoto.
    Redacción T21
  • El meteorito de Berlín resultó ser un raro objeto de origen ígneo 11 febrero, 2024
    El asteroide que se desintegró sobre Berlín a mediados de enero pertenece a un tipo raro de meteorito de origen ígneo. Se compone principalmente de silicatos de magnesio, enstatita y forsterita, además casi no contiene hierro y tiene una corteza vítrea translúcida.
    Redacción T21
  • Descubren un helecho tropical que transforma sus hojas muertas en nuevas raíces 9 febrero, 2024
    Para sobrevivir en el suelo anegado y bajo en nutrientes del bosque de Quebrada Chorro, en el oeste de Panamá, una especie de helecho tropical arborescente reutiliza sus hojas muertas, convirtiéndolas en nuevas raíces. Los científicos descubrieron que el helecho reconfigura estas “hojas zombis”, invirtiendo el flujo de agua para atraer nutrientes de regreso a […]
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren una extraña combinación de minerales en las muestras lunares de la misión Chang'e-5 de China 9 febrero, 2024
    Los minerales antiguos y nuevos identificados en las muestras lunares traídas por la misión Chang'e-5 de China están ayudando a los científicos a comprender mejor la historia de la Luna: ahora, los especialistas han descubierto más propiedades del sexto nuevo mineral lunar, llamado Changesite-(Y). Además, otros compuestos hallados, la seifertita y la stishovita, pueden coexistir […]
    Pablo Javier Piacente
  • Los robots que atienden a pacientes llegan a los hospitales 9 febrero, 2024
    Robots diseñados para brindar comodidad a los pacientes de edad avanzada y aliviar su ansiedad, han sido probados con éxito en un hospital de París: saludan, responden a preguntas, comprenden conversaciones grupales y apoyan las tareas de enfermería.
    Redacción T21
  • Una pequeña luna de Saturno parecida a la “Estrella de la Muerte” de Star Wars contiene un océano oculto 8 febrero, 2024
    Por debajo de la superficie repleta de cráteres de Mimas, una de las lunas más pequeñas de Saturno, se esconde un océano global de agua líquida de reciente formación. El satélite posee tan sólo unos 400 kilómetros de diámetro y presenta un notable parecido con la “Estrella de la Muerte”, una estación espacial imperial que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Logran controlar un objeto virtual con la mente durante un sueño lúcido 8 febrero, 2024
    Un grupo de participantes en un nuevo estudio científico logró manejar un vehículo virtual a través de un avatar únicamente con su mente, mientras sus cerebros permanecían en la fase REM del sueño. Además de profundizar en los misterios de la consciencia humana, la innovación podría facilitar el acceso a nuevos desarrollos tecnológicos, como un […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un proyecto global trabaja para crear de forma colaborativa un cerebro robótico general 8 febrero, 2024
    El auge de la inteligencia artificial generativa impulsa un proyecto global que trabaja para crear un cerebro robótico general, capaz de generar androides como los que hemos visto hasta ahora solo en la ciencia ficción. Pero es cuestión de tiempo que convivamos con ellos en perfecta armonía. Ya no es una utopía.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La IA está capacitada para resolver dilemas morales cuando conduce vehículos autónomos 8 febrero, 2024
    Los sistemas de IA muestran significativas similitudes éticas con las reacciones humanas ante dilemas morales, lo que los acreditan para conducir vehículos autónomos tal como lo harían las personas.
    Redacción T21
  • Los huracanes se están volviendo tan fuertes que ya no existen categorías para clasificarlos 7 febrero, 2024
    Cinco tormentas en la última década tuvieron velocidades de viento que pertenecen a una hipotética categoría 6 en la escala de huracanes Saffir-Simpson: el fenómeno obligaría a los científicos a crear una nueva clasificación, capaz de reflejar la virulencia de los huracanes en la actualidad. Las causas principales del fenómeno tienen su origen en el […]
    Pablo Javier Piacente