Tendencias21

Detectan una inmensa llamarada solar a 16 años luz

Una gigantesca llamarada emitida por una estrella situada a 16 años luz ha alcanzado una magnitud 20 veces mayor que las de nuestro Sol y desencadenará tormentas magnéticas.

Astrónomos japoneses han detectado una gigantesca llamarada, 20 veces más grande que las emitidas por nuestro Sol, en una estrella situada a 16 años luz de nosotros.

Gracias al telescopio Seimei de 3.8 metros de la Universidad de Kyoto, ubicado en la cima de una colina en Okayama, al oeste de Kioto, los astrónomos de la Escuela de Graduados de Ciencias de la Universidad de Kioto y del Observatorio Astronómico Nacional de Japón, han logrado detectar 12 fenómenos de llamarada estelar en la enana roja llamada AD Leonis.

AD Leonis se encuentra en la constelación de Leo y no es visible a simple vista. Con una luminosidad 277 veces inferior a la del Sol, es una estrella fulgurante y una de las más activas en el hemisferio norte.

Las erupciones en AD Leonis se asemejan a las que tienen lugar en el Sol y son notablemente similares entre sí.

Explosiones repentinas

«Las erupciones solares son explosiones repentinas que emanan de la superficie de las estrellas, incluido nuestro propio Sol», explica el autor principal de esta investigación, Kosuke Namekata, en un comunicado.

«En raras ocasiones, se produce una súper llamarada extremadamente grande. Esto dará como resultado tormentas magnéticas masivas, que cuando se emiten desde nuestro Sol pueden afectar significativamente a la infraestructura tecnológica de la Tierra».

Comprender las propiedades de las superllamaradas puede ser vital para los astrónomos, pero los datos de nuestro Sol son difíciles de recopilar. Esto ha llevado a los investigadores a buscar exoplanetas similares a la Tierra y a examinar las estrellas que orbitan.

En un artículo publicado en Publications of the Astronomical Society of Japan, los astrónomos cuentan los resultados de su observación de una semana sobre AD Leonis.

Esta enana roja de tipo M tiene temperaturas más bajas que la de nuestro Sol, lo que resulta en una alta incidencia de erupciones.

Súper llamarada

El equipo esperaba que varias de estas erupciones fueran grandes, pero se sorprendieron al detectar una súper llamarada en su primera noche de observaciones.

La luz de los átomos de hidrógeno excitados de la super llamarada exhibió una cantidad de electrones de alta energía, aproximadamente de un orden de magnitud mayor que las erupciones típicas de nuestro sol.

«Es la primera vez que se informa de este fenómeno, y es gracias a la alta precisión del telescopio Seimei», dice Namekata.

El equipo también observó destellos en los que la luz de los átomos de hidrógeno excitados aumentó, pero no se correspondía con un aumento en el brillo en el resto del espectro visible.

«Esto también era nuevo para nosotros, porque los estudios de destellos típicos han observado el continuo del espectro de luz, el amplio rango de longitudes de onda, en lugar de la energía proveniente de átomos específicos», continúa Namekata.

Posibles aplicaciones

La alta calidad de estos datos se debió al nuevo telescopio, que el equipo espera abra las puertas a nuevas revelaciones sobre eventos espaciales extremos.

Kazunari Shibata, líder del estudio, concluye: «más información sobre estos fenómenos estelares fundamentales nos ayudará a predecir super llamaradas y posiblemente a mitigar el daño de la tormenta magnética aquí en la Tierra».

«Incluso podríamos comenzar a comprender cómo estas emisiones pueden afectar a la existencia, o al surgimiento, de la vida en otros planetas».

 

Referencia

Optical and X-ray observations of stellar flares on an active M dwarf AD Leonis with the Seimei Telescope, SCAT, NICER, and OISTER. Kosuke Namekata et al. Publications of the Astronomical Society of Japan, psaa051. DOI:https://doi.org/10.1093/pasj/psaa051

 

Pie de foto

Observación de las llamaradas estelares en AD Leonis, a 16 años luz de distancia.  (Crédito: Observatorio Astronómico Nacional de Japón)

RedacciónT21

RedacciónT21

Hacer un comentario