Tendencias21
Descifran el misterio en torno al fenómeno del “agua muerta”

Descifran el misterio en torno al fenómeno del “agua muerta”

Científicos franceses han logrado explicar el extraño fenómeno conocido como “agua muerta”, que inmoviliza a los barcos sin ninguna causa aparente en algunos mares y océanos. Las olas forman una superficie ondulante que ralentiza a las embarcaciones.

Un grupo de especialistas del National Centre for Scientific Research (CNRS, según las siglas en francés) y de la Universidad de Poitiers ha logrado finalmente descifrar el misterio en torno al “agua muerta”. Se trata de un fenómeno observado por primera vez en 1893, que hace disminuir notablemente la velocidad de los barcos y hasta detenerlos sin que exista una causa concreta para ello.

Los casos ocurren en mares y océanos que presentan aguas de diferentes densidades, ya sea por cuestiones referidas a la temperatura o a la salinidad. El primero de ellos sucedió en 1893, cuando en un viaje hacia el norte de Siberia el explorador noruego Fridtjof Nansen quedó literalmente paralizado al manejar su nave.

En 1904, el físico y oceanógrafo Vagn Walfrid Ekman demostró en un laboratorio que la formación de ondas en una capa intermedia entre las zonas de agua dulce y salada generaba un arrastre que “atrapaba” al barco. Esa explicación, sin embargo, sirvió para el caso ocurrido en 1893, pero no llegó a explicar el fenómeno en su totalidad.

La investigación realizada ahora por los científicos franceses permite arrojar más luz sobre este extraño suceso. Según una nota de prensa del CNRS, puede decirse que este misterio, que intrigó a especialistas de todo el mundo por tantos años, ha sido resuelto. La causa principal del fenómeno estaría directamente relacionada con la actividad de las olas.

Barcos atrapados en una superficie ondulante

Utilizando clasificaciones matemáticas y análisis de imágenes experimentales, los físicos expertos en mecánica de fluidos han llegado a una contundente conclusión: los barcos afectados por el “agua muerta” sufren el efecto de olas que funcionan como una especie de “cinta transportadora”, que los hace mover hacia adelante y hacia atrás, impidiéndoles avanzar con normalidad.

La superficie ondulante que se produce por debajo de los barcos explica las diferencias de velocidad, ya que las naves sufren el influjo de ondas específicas que se producen en estas condiciones. De esta manera, las embarcaciones quedan atrapadas e inmovilizadas entre dos fuerzas que pujan en direcciones opuestas.

En 2018, otro estudio de origen francés, en este caso realizado por expertos de la Universidad de Lyon, había obtenido resultados similares. En este trabajo se indicó que el propio barco generaba una ola que crecía paulatinamente en función de oscilaciones producidas por las capas de agua, haciendo descender la velocidad de la embarcación.

¿El “agua muerta” marcó la derrota de Cleopatra?

La explicación de este extraño fenómeno ha dado lugar a diferentes especulaciones sobre hechos históricos, concretamente sobre la Batalla de Actium, ocurrida en 31 a. C. En esa ocasión, las aparentemente invencibles naves de Cleopatra cayeron derrotadas por los humildes buques de Octavian.

Los expertos del CNRS y de la Universidad de Poitiers, que también estudian este hecho, se preguntan si la flota egipcia podría haber sido víctima del “agua muerta”, teniendo en cuenta las condiciones de la Bahía de Actium. Será una nueva y apasionante incógnita a resolver a futuro.

Referencia

The dual nature of the dead-water phenomenology: Nansen versus Ekman wave-making drags. Johan Fourdrinoy, Julien Dambrine, Madalina Petcu, Morgan Pierre and Germain Rousseaux. PNAS (2020).DOI:https://doi.org/10.1073/pnas.1922584117

Pablo Javier Piacente

Pablo Javier Piacente es periodista especializado en comunicación científica y tecnológica.

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Partículas invisibles de polvo cósmico habrían propagado la vida por toda la Vía Láctea 20 febrero, 2024
    Una nueva investigación sostiene que el polvo cósmico podría ser responsable de la propagación de la vida por toda la galaxia, mediante un proceso conocido como panspermia. Esta no es una idea nueva, pero en este trabajo se ha calculado qué tan rápido podría suceder: gracias a la presión de la radiación solar, pequeños granos […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un misterioso encuentro cósmico modificó la órbita de la Tierra hace millones de años 20 febrero, 2024
    Alrededor de 56 millones de años atrás, en el límite entre el Paleoceno y el Eoceno, la temperatura de la Tierra se elevó hasta 8 grados Celsius. Una nueva investigación postula que un encuentro superficial entre el Sistema Solar y otra estrella podría haber cambiado la órbita de la Tierra, con la intensidad suficiente como […]
    Pablo Javier Piacente
  • Crean un antibiótico que puede superar a muchas cepas de bacterias resistentes 20 febrero, 2024
    Investigadores de la Universidad de Harvard han creado un antibiótico que puede superar muchas bacterias resistentes a los medicamentos. Estas cepas se han convertido en una amenaza mortal y creciente para la salud mundial.
    Redacción T21
  • Los satélites espía proporcionan información sobre los cambios históricos en los ecosistemas 20 febrero, 2024
    Más de un millón de imágenes desclasificadas de antiguos programas de espionaje estadounidenses podrían utilizarse para la investigación y conservación ecológica, a partir de los recientes avances tecnológicos en el procesamiento y análisis de imágenes. Llamamiento científico para aprovechar esta oportunidad.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Algunos virus antiguos moldearon nuestros cuerpos y cerebros 19 febrero, 2024
    Los virus antiguos que infectaron a los vertebrados hace cientos de millones de años desempeñaron un papel fundamental en la evolución de nuestros cerebros avanzados y cuerpos de gran tamaño, según un nuevo estudio. De acuerdo a los científicos, una secuencia genética adquirida de retrovirus es crucial para la producción de mielina, y ese código […]
    Pablo Javier Piacente
  • Las minilunas podrían transformarnos en una especie interplanetaria 19 febrero, 2024
    "Minilunas" aún no descubiertas pueden orbitar la Tierra: teniendo en cuenta su proximidad a nuestro planeta, estos pequeños cuerpos serían excelentes herramientas para potenciar la exploración espacial. En concreto, algunos científicos creen que estos diminutos satélites podrían permitir a la humanidad explorar con mayor facilidad el Sistema Solar, establecerse como una especie interplanetaria y vivir […]
    Pablo Javier Piacente
  • Crean un robot con el cerebro de un insecto 19 febrero, 2024
    Investigadores europeos han desarrollado un robot que puede moverse como un insecto. Le integraron un modelo de la actividad neuronal que se mueve de la misma forma que lo hacen los insectos para navegar eficientemente en cualquier entorno, sin tener capacidad de aprendizaje.
    Redacción T21
  • ¿La cognición sería una función de onda? 19 febrero, 2024
    Las ondas cerebrales desempeñan un papel crucial para la formación de la memoria, de la misma forma que las ondas cuánticas estructuran las neuronas que posibilitan la cognición. Una nueva investigación sugiere que memoria y consciencia podrían formar parte de esa dinámica, aunque a escalas muy diferentes.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Los simios también tienen sentido del humor 18 febrero, 2024
    Cuatro especies de grandes simios empiezan a burlarse de los demás en broma en edades tan tempranas como los humanos. Sus burlas son provocativas, persistentes y se caracterizan por elementos sorprendentes y divertidos. Llevan así 13 millones de años.
    Redacción T21
  • Hasta el pequeño cerebro de una hormiga desarrolla tareas complejas 17 febrero, 2024
    Las hormigas del desierto encuentran su camino durante una fase temprana de aprendizaje con la ayuda del campo magnético de la Tierra. El proceso de aprendizaje asociado deja huellas claras en su pequeño cerebro, capaz de asumir tareas complejas con menos de un millón de neuronas.
    Eduardo Martínez de la Fe