Tendencias21

Consiguen proyectar en la pantalla de un ordenador lo que ve el cerebro

Un equipo de científicos japoneses ha conseguido reconstruir en una pantalla de ordenador imágenes directamente tomadas de la actividad del cerebro. En un experimento llevado a cabo con dos individuos, éstos miraron 440 imágenes diferentes en una pantalla, mientras se medían, con tecnología de exploración magnética funcional, las diferencias sutiles en los patrones de actividad cerebral de sus cortezas visuales. A partir de esta información, posteriormente los investigadores consiguieron “adivinar” las imágenes que los individuos veían, utilizando una tecnología que las reflejó en la pantalla. Según los investigadores, ésta sería la primera vez que se consiguen reconstruir imágenes a partir, directamente, del registro de la actividad cerebral, y este logro supondría un gran paso hacia la capacidad de leer la mente humana, y los sueños. Por Yaiza Martínez.

Un equipo de investigadores de los ATR Computational Neuroscience Laboratories, de Japón, afirma haber logrado procesar y proyectar en pantalla –por vez primera en la historia- imágenes que fueron directamente “robadas” al cerebro.

Según publica la revista Physorg.com, los científicos han creado una tecnología que podría, en un futuro, hacer aparecer en pantalla cualquier imagen que las personas tengan en sus mentes, como las imágenes de los sueños, por ejemplo.

El logro ha sido explicado por los científicos en la revista especializada Neuron. Según ellos, la percepción consiste en un gran número de estados posibles.

Reconstrucción de cualquier imagen

Estudios previos con tecnología fMRI (de exploración de resonancia magnética funcional del cerebro) habían conseguido predecir estos estados perceptuales clasificando la actividad del cerebro en categorías pre-especificadas (relacionadas con dichos estados de percepción).

Sin embargo, la reconstrucción de una imagen cualquiera que se esté percibiendo visualmente representa un desafío mayor, porque resulta impracticable el especificar una actividad cerebral vinculada a cada una de las imágenes posibles.

Pero los científicos japoneses consiguieron reconstruir imágenes visuales (derivadas de la percepción visual) mediante la combinación de bases de imagen de múltiples escalas, cuyos contrastes fueron decodificados independientemente a partir de la fMRI, seleccionando automáticamente voxels relevantes y aprovechando sus patrones correlacionados (un voxel o volumetric píxel es la unidad cúbica que compone un objeto tridimensional).

Esta reconstrucción fue utilizada para identificar cualquier imagen presentada entre millones de candidatos.

Los resultados obtenidos, escriben los científicos, sugieren que éste podría ser un medio efectivo de extracción de estados preceptúales complejos a partir de la actividad cerebral.

Abriendo la mente

El grupo de investigadores, liderado por Yukiyasu Kamitani, consiguió, en definitiva, captar las señales del cerebro y reconstruir con ellas lo que las personas estaban viendo.

Según los investigadores, “ésta sería la primera vez que ha sido posible visualizar lo que la gente ve, directamente a partir de su actividad cerebral”.

Todo está “oculto” en nuestra mente: cuando miramos a un objeto, la retina de nuestros ojos reconoce su imagen y la traduce en señales eléctricas que viajan hasta la corteza visual de nuestro cerebro. Pero, ¿cómo sacarlo de ella?

Experimento con diversas formas

El Daily Yomiuri Online explica que Kamitani y su equipo lo lograron mediante el siguiente experimento: se le pidió a dos personas que mirasen 440 imágenes diferentes y quietas, una a una, en una pantalla de 100 píxeles.

Cada una de estas imágenes comprendía secciones aleatorias en gris y secciones aleatorias intermitentes.

Los investigadores midieron las diferencias sutiles en los patrones de actividad cerebral de las cortezas visuales de ambas personas con el escáner de fMRI, y después subdividieron las imágenes y volvieron a registrar los patrones de reconocimiento de cada sujeto.

Después, midieron las cortezas visuales de los participantes, mientras éstos observaban las imágenes de una palabra (“neuron”) y cinco figuras geométricas, como un cuadrado y una cruz.

Basándose en los patrones cerebrales almacenados en los registros, finalmente analizaron las actividades cerebrales mientras los individuos miraban dichas imágenes, y consiguieron reconstruir tanto las de las letras como las de las otras figuras en la pantalla del ordenador.

Antecedentes

Un antecedente muy reciente de este logro de los científicos japoneses fue el de la identificación, por parte de científicos de la Carnegie Mellon University de Estados Unidos, de pensamientos humanos relacionados con patrones cerebrales que se activan al pensar en objetos familiares.

En este caso, los investigadores combinaron el llamado “aprendizaje automático” (rama de la Inteligencia Artificial que desarrolla técnicas que permitan a los ordenadores aprender) con las técnicas de registro de imágenes del cerebro (como la fMRI), para desarrollar un método de identificación de los pensamientos y percepciones humanas de objetos familiares (en concreto, de herramientas y construcciones).

Gracias a un algoritmo informático, los científicos consiguieron saber en qué objetos pensaban las personas con un 78% de exactitud. Es decir, que el sistema permitió determinar si una persona pensaba en un martillo o en un alicate o si reflexionaba acerca de un castillo o un iglú, tal y como explicamos en Tendencias21.

El nuevo paso adelante dado por los científicos japoneses abre la posibilidad de que, en un futuro no muy lejano, todas estas tecnologías consigan conocer los sueños y otros secretos escondidos en el interior de la mente de las personas, según estos investigadores.

Yaiza Martinez

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Descubren un helecho tropical que transforma sus hojas muertas en nuevas raíces 9 febrero, 2024
    Para sobrevivir en el suelo anegado y bajo en nutrientes del bosque de Quebrada Chorro, en el oeste de Panamá, una especie de helecho tropical arborescente reutiliza sus hojas muertas, convirtiéndolas en nuevas raíces. Los científicos descubrieron que el helecho reconfigura estas “hojas zombis”, invirtiendo el flujo de agua para atraer nutrientes de regreso a […]
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren una extraña combinación de minerales en las muestras lunares de la misión Chang'e-5 de China 9 febrero, 2024
    Los minerales antiguos y nuevos identificados en las muestras lunares traídas por la misión Chang'e-5 de China están ayudando a los científicos a comprender mejor la historia de la Luna: ahora, los especialistas han descubierto más propiedades del sexto nuevo mineral lunar, llamado Changesite-(Y). Además, otros compuestos hallados, la seifertita y la stishovita, pueden coexistir […]
    Pablo Javier Piacente
  • Los robots que atienden a pacientes llegan a los hospitales 9 febrero, 2024
    Robots diseñados para brindar comodidad a los pacientes de edad avanzada y aliviar su ansiedad, han sido probados con éxito en un hospital de París: saludan, responden a preguntas, comprenden conversaciones grupales y apoyan las tareas de enfermería.
    Redacción T21
  • Una pequeña luna de Saturno parecida a la “Estrella de la Muerte” de Star Wars contiene un océano oculto 8 febrero, 2024
    Por debajo de la superficie repleta de cráteres de Mimas, una de las lunas más pequeñas de Saturno, se esconde un océano global de agua líquida de reciente formación. El satélite posee tan sólo unos 400 kilómetros de diámetro y presenta un notable parecido con la “Estrella de la Muerte”, una estación espacial imperial que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Logran controlar un objeto virtual con la mente durante un sueño lúcido 8 febrero, 2024
    Un grupo de participantes en un nuevo estudio científico logró manejar un vehículo virtual a través de un avatar únicamente con su mente, mientras sus cerebros permanecían en la fase REM del sueño. Además de profundizar en los misterios de la consciencia humana, la innovación podría facilitar el acceso a nuevos desarrollos tecnológicos, como un […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un proyecto global trabaja para crear de forma colaborativa un cerebro robótico general 8 febrero, 2024
    El auge de la inteligencia artificial generativa impulsa un proyecto global que trabaja para crear un cerebro robótico general, capaz de generar androides como los que hemos visto hasta ahora solo en la ciencia ficción. Pero es cuestión de tiempo que convivamos con ellos en perfecta armonía. Ya no es una utopía.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La IA está capacitada para resolver dilemas morales cuando conduce vehículos autónomos 8 febrero, 2024
    Los sistemas de IA muestran significativas similitudes éticas con las reacciones humanas ante dilemas morales, lo que los acreditan para conducir vehículos autónomos tal como lo harían las personas.
    Redacción T21
  • Los huracanes se están volviendo tan fuertes que ya no existen categorías para clasificarlos 7 febrero, 2024
    Cinco tormentas en la última década tuvieron velocidades de viento que pertenecen a una hipotética categoría 6 en la escala de huracanes Saffir-Simpson: el fenómeno obligaría a los científicos a crear una nueva clasificación, capaz de reflejar la virulencia de los huracanes en la actualidad. Las causas principales del fenómeno tienen su origen en el […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un asteroide habría explotado sobre la Antártida hace unos 2,5 millones de años 7 febrero, 2024
    Un asteroide se desintegró sobre el continente antártico hace aproximadamente 2,5 millones de años: la evidencia proviene de un análisis químico de más de 100 pequeños trozos de roca extraterrestre, que se han preservado dentro de las enormes capas de hielo. Hasta el momento, solo se conocen otros dos eventos de explosiones aéreas antiguas en […]
    Pablo Javier Piacente
  • Crean la primera niña de inteligencia artificial del mundo 7 febrero, 2024
    La primera niña IA del mundo ha sido creada por científicos chinos, que la han dotado de emociones e intelecto y de la capacidad de aprender de forma autónoma. Se comporta como si tuviera tres o cuatro años y representa un avance significativo para el campo de la inteligencia artificial general.
    Redacción T21