Tendencias21
Una sencilla técnica consigue hacer creer a la gente que está en otro cuerpo

Una sencilla técnica consigue hacer creer a la gente que está en otro cuerpo

La percepción del cuerpo como estancia de nuestra conciencia responde a la integración continua de señales multisensoriales y motoras en marcos de referencia ego-céntricos, explican científicos del Karolinska Insitutet de Suecia. Sin embargo, experimentos realizados han demostrado que estos marcos de referencia pueden variar si se usan “trampas” perceptivas. El resultado de diversos experimentos realizados en el KI ha sido soprendente: cualquier persona puede sentir que se encuentra en el cuerpo de otro, bien quieto, bien realizando un acto voluntario. La ilusión tendría aplicaciones en varios campos, sobre todo en el de la realidad virtual, donde aumentaría el realismo. Por Yaiza Martínez.

Una sencilla técnica consigue hacer creer a la gente que está en otro cuerpo

La idea de que un individuo cambie su cuerpo por el de otra persona ha estado en la imaginación de escritores y artistas durante décadas. Esta idea es reflejo de una pregunta fundamental: ¿por qué experimentamos la certeza de que nos encontramos dentro de nuestro organismo?

Ahora, un equipo de neurocientíficos cognitivos del Karolinska Institutet (KI), una universidad médica de Suecia, ha conseguido que la gente perciba los cuerpos de maniquíes y de otras personas como si fueran el suyo propio.

Tal y como han explicado los investigadores en un artículo aparecido en la revista PlosOne Artículo PloSOne, la manipulación de la perspectiva visual, en combinación con la recepción de información multisensorial, fue suficiente para generar la ilusión de que un cuerpo ajeno podía ser el propio.

Compartiendo la visión

En un comunicado publicado por el KI, se explica que fueron realizados varios experimentos distintos.

En uno de ellos, se adaptaron dos cámaras a la cabeza de un maniquí de tienda. Estas cámaras estaban conectadas a dos pequeñas pantallas, que a su vez fueron situadas en frente de los ojos de una persona. De esta manera, dicha persona podía ver lo que “veía” el maniquí.

Cuando los ojos-cámara del muñeco y la cabeza de la persona eran dirigidos hacia abajo, el sujeto veía el cuerpo del maniquí en el mismo lugar en el que, normalmente, veía el suyo propio.

La ilusión del “cuerpo cambiado” se creó cuando los científicos tocaron el estómago de la persona y también el del maniquí con sendas varillas al mismo tiempo. Entonces, el sujeto pudo ver que el estómago del maniquí estaba siendo tocado, al tiempo que sentía (sin verlo) que también le estaban tocando su propio estómago.

Como resultado, el participante humano informó de haber tenido la sensación de que el cuerpo del maniquí era su propio cuerpo.

Cuestión de impresiones sensoriales

Según declaraciones del investigador Henrik Ehrsson, director del proyecto, estos resultados demuestran lo fácil que es cambiar la percepción cerebral de la identidad física.

Sólo con manipular las impresiones sensoriales, es posible hacer creer a una persona no sólo que está fuera de su propio cuerpo, sino también que está en otros cuerpos.

En otro de los experimento, las cámaras fueron colocadas en la cabeza de dos personas, en lugar de en un maniquí. Cuando ambos participantes (que tenían ante sus ojos las pantallas que reflejaban lo que la otra persona veía), se miraron el uno al otro para saludarse dándose la mano, en realidad lo que veían enfrente eran sus propios cuerpos.

Sin embargo, según los científicos, en este caso, estos voluntarios experimentaban la visión de sí mismos dándose la mano desde el exterior como si fuera otra persona la que se les acercaba.

En este caso, la impresión sensorial generó que sintieran que la persona que venía a saludarles era “otro cuerpo”, en lugar de verse a sí mismos.

No podemos identificarnos con objetos

En otro de los experimentos realizados, tal y como explica el artículo de PlosOne, se utilizaron un maniquí y un objeto rectangular para saber si el individuo podía “creer” que era cualquier forma física.

Los resultados demostraron que había grandes diferencias en el nivel de respuesta de los participantes entre una y otra forma. Es decir, que las personas sólo pueden experimentar como propios –aunque no lo sean- cuerpos similares al suyo o de apariencia humana, señalan los investigadores.

Pero, dentro de este límite, la ilusión funciona cuando las personas difieren mucho físicamente, e incluso cuando son de sexos opuestos.

Según los científicos, estos resultados demuestran que las personas podemos percibir el cuerpo de otros, o un cuerpo artificial, como propio. Y que esto ocurre tanto cuando los participantes no se mueven como cuando están ejecutando un movimiento voluntario (darse la mano).

Una sencilla técnica consigue hacer creer a la gente que está en otro cuerpo

Trampas perceptivas y aplicaciones

Las condiciones necesarias para que se produzca esta ilusión perceptiva serían un acople continuo entre la información visual y la información somatosensorial sobre el estado del cuerpo; el uso de un cuerpo “alternativo” de apariencia suficientemente humanoide y, por último, la adopción de la perspectiva visual de dicho cuerpo alternativo.

Los resultados obtenidos con estos experimentos suministrarían un nuevo método de traslación del centro de conciencia percibido por las personas de un cuerpo a otro, lo que tendría importantes aplicaciones científicas, industriales y clínicas, aseguran los investigadores.

En la psicología social, por ejemplo, podría servir como herramienta de investigación de los desórdenes de percepción de la propia imagen física. En la realidad virtual, por otra parte, las aplicaciones de este experimento podrían aumentar la capacidad de control del usuario, la sensación de realismo y el sentimiento de “presencia” dentro de dicha realidad alternativa.

En definitva, los experimentos han demostrado lo fácil que es “mover” el centro de conciencia del ser humano de un cuerpo a otro. La cuestión sobre la relación entre nuestra conciencia y el cuerpo es antigua y ha sido discutida desde siempre por filósofos, psicólogos y teólogos.

La integración continua de señales multisensoriales y motoras en marcos de referencia ego-céntricos mantendrían el co-alienamiento entre la experiencia del yo y el cuerpo físico. Pero este acoplamiento perfecto puede modificarse haciendo “trampas” perceptivas.

Yaiza Martinez

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • La muerte los llama y ellos se juntan 13 febrero, 2024
    Un experimento desarrollado en "granjas de cadáveres" permitió comprobar que la descomposición de cuerpos humanos y de otras especies atrae siempre a las mismas variedades de microorganismos y hongos, sin importar el clima, la estación del año o la ubicación en el globo. Un mejor conocimiento de esta comunidad "universal" de descomponedores permitirá importantes avances […]
    Pablo Javier Piacente
  • Una corriente oceánica fundamental para el equilibrio climático podría anticipar su colapso 13 febrero, 2024
    Los científicos han descubierto una señal de advertencia clave antes que una corriente crucial del Atlántico colapse y sumerja al hemisferio norte en un verdadero caos climático: la Circulación de Vuelco Meridional del Atlántico (AMOC) genera una liberación de calor que ayuda a mantener a Europa, y también en parte a América del Norte, más […]
    Pablo Javier Piacente
  • Toda la biblioteca privada de Darwin ya está disponible en Internet 13 febrero, 2024
    La biblioteca privada de Charles Darwin ha sido completamente reconstruida y está disponible en Internet por primera vez, coincidiendo con el 215 cumpleaños del naturalista. El catálogo, de 300 páginas, contiene 7.400 títulos con un total de 13.000 volúmenes entre libros, escritos y revistas, que están al alcance de todo el mundo sin salir de […]
    Redacción T21
  • El metro de Londres implanta IA para vigilar la red subterránea 13 febrero, 2024
    El metro de Londres ha probado herramientas de vigilancia con IA en tiempo real para detectar posibles situaciones de riesgo o de conflicto y permitir al personal intervenir rápidamente. Detecta comportamientos agresivos e identifica a las personas que se cuelan sin pagar.
    Redacción T21
  • La memoria universal promete revolucionar a la informática 12 febrero, 2024
    La memoria universal podría reemplazar tanto a la RAM como al almacenamiento interno en los ordenadores de uso masivo, brindando una alternativa más rápida y más eficiente a nivel energético. Un nuevo estudio muestra un posible enfoque revolucionario de la memoria universal: empleando un nuevo material denominado GST467, los investigadores apreciaron que la memoria mejora […]
    Pablo Javier Piacente
  • Los relámpagos volcánicos habrían encendido la llama de la vida en la Tierra primitiva 12 febrero, 2024
    Cuando la Tierra era joven y salvaje, los procesos en nuestro planeta transformaron una mezcla de ingredientes en lo necesario para impulsar la vida. Para esto es crucial el nitrógeno, un nutriente esencial para formar proteínas, aminoácidos y ácidos nucleicos. Los científicos han descubierto evidencias geológicas que indican que las descargas de rayos asociadas con […]
    Pablo Javier Piacente
  • La genética tiene mucho que decir sobre el asesinato de una madre adoptiva 12 febrero, 2024
    Según la genética, el comportamiento de los hijos adoptados está mayoritariamente influido por los padres biológicos, mientras que el parecido entre padres e hijos en una familia adoptiva es muy pequeño. Además, un hijo adoptado no tiene vínculos genéticos con su madre adoptiva y puede heredar ciertas maneras de pensar de sus padres biológicos, especialmente […]
    Eduardo Costas | Catedrático de la UCM y Académico de Farmacia
  • Europa logra un récord mundial de fusión nuclear 12 febrero, 2024
    En un importante logro científico, investigadores de la instalación Joint European Torus (JET) han establecido un récord energético mundial de 69 megajulios liberados en energía de fusión sostenida y controlada. Otro impulso para el futuro reactor europeo a gran escala ITER.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Un árbol fosilizado hace 350 millones de años sorprende a los científicos: parece alienígena 11 febrero, 2024
    Un fósil tridimensional de árboles más antiguos que los dinosaurios revela que los bosques de hace 350 millones de años eran extraños y alienígenas. Formaban parte de un bosquecillo que fue sepultado después de un terremoto.
    Redacción T21
  • El meteorito de Berlín resultó ser un raro objeto de origen ígneo 11 febrero, 2024
    El asteroide que se desintegró sobre Berlín a mediados de enero pertenece a un tipo raro de meteorito de origen ígneo. Se compone principalmente de silicatos de magnesio, enstatita y forsterita, además casi no contiene hierro y tiene una corteza vítrea translúcida.
    Redacción T21