Tendencias21

Crean equipos de búsqueda y rescate con cucarachas ciborg y drones

Los insectos pueden llegar a zonas de difícil acceso para un equipo de rescate. Por ello, investigadores de la Universidad Estatal de Carolina del Norte, en Estados Unidos, han aunado una tecnología en la que llevan años trabajando, las cucarachas ciborg, una combinación entre organismo vivo y robot, con las posibilidades que ofrece el dron para coordinar y guiar al equipo. El objetivo es utilizar el sistema para ayudar al personal de emergencia a encontrar supervivientes tras un desastre. Por Patricia Pérez

Crean equipos de búsqueda y rescate con cucarachas ciborg y drones

Es fácil pensar en cucarachas como una plaga desagradable, pero cuesta más imaginarlas salvando vidas. Para eso llevan más de cinco años trabajando en la Universidad Estatal de Carolina del Norte, en Estados Unidos, donde han desarrollado cucarachas ciborg, una combinación entre organismo vivo y robot preparado para ayudar al personal de emergencia a encontrar supervivientes tras un desastre.

La tecnología está equipada con micrófonos de alta resolución para, por un lado, recoger sonidos que puedan resultar importantes y, por otro, localizar su procedencia. Para mejorar su potencial, los investigadores estudian ahora controlar la tecnológica del ciborg mediante drones, capaces de acceder a lugares inaccesibles tras un terremoto u otro tipo de catástrofe en busca de supervivientes.

El equipo liderado por el profesor Alper Bozkurt convirtió estos pequeños invertebrados en lo que han denominado Biobots, la abreviatura de robot biológico. Se trata de la primera fase de lo que podría considerarse un ciborg insecto, para lo cual implantaron a las cucarachas unos electrodos diminutos en las antenas y los cercos (órganos sensoriales situados en la parte trasera).

Según recoge un artículo publicado en la revista online NewScientist, estos actúan como sensores, por lo que al estimularlos con pequeños impulsos eléctricos automatizados, creen que tienen un obstáculo que esquivar. Esto permite, por ejemplo, que si el insecto detecta un obstáculo a la derecha de la señal, se dirija hacia la izquierda y viceversa.

Además, las cucarachas son habilidosas escarbando en terrenos complicados, por lo que se convierten en exploradores ideales de búsqueda y rescate. Sin embargo, necesitan coordinación, de ahí la importancia del dron. «Es como un líder que puede guiar al equipo para explorar un entorno grande», explica Edgar Lobatón, otro profesor miembro del equipo. El zumbido no guía a los insectos de forma individual, pero sí delimita una barrera invisible para que busquen dentro.

Cargadas con mochilas

La red, formada entre 10 y 15 insectos, también está equipada con unas mochilas, encajadas en unos imanes diminutos pegados al cuerpo con resina clínica, que contienen, entre otras cosas, el sistema de control remoto. Asimismo incluyen unos sensores que no sólo sirven para mantenerlos dentro del área de rescate, sino también para que permanezcan en una misma zona de alcance, de forma que se puedan utilizar como una red inalámbrica móvil fiable que transmita la información obtenida al dron.

Las mochilas vigilan la intensidad de la señal de sus compañeras más cercanas, asegurándose de que nunca pierdan el contacto entre sí. Además, miden la separación entre ellas mediante el intercambio de ultrasonidos, atentas para ver cuánto tarda la más cercana en devolver la señal.

«En un edificio derrumbado, el sonido es la mejor manera de encontrar supervivientes», asegura Bozkurt. Por ello, es fundamental el uso de micrófonos. La mayoría puede aguzar el oído utilizando micrófonos direccionales de baja resolución, para concentrarse en los sonidos que las rodean. Cuando una de ellas se dirige hacia la fuente del sonido, su mochila avisa a las demás para que la sigan. Sólo unas privilegiadas llevan un micrófono de mayor resolución que les permite, una vez se concentran todas, identificar la fuente y dirigirlas hasta su ubicación.

A estos sensores básicos se pueden añadir otros dependiendo del tipo de escena del desastre que los BioBots estén explorando. Así, los sensores infrarrojos son útiles para encontrar cuerpos calientes, los de propano para saber si hay fugas de gas o los contadores Geiger para medir radiactividad, por ejemplo en caso de fugas en centrales nucleares. También podría ser útil incorporarles una cámara para registrar imágenes de la zona rastreada.

¿Confianza o escepticismo?

Sin embargo, no todo es confianza en torno a esta tecnología. Es el caso de Julie Adams, de la Universidad de Vanderbilt en Tennessee, Estados Unidos, que aunque reconoce la potencialidad del BioBot, se muestra escéptica sobre su funcionamiento en operaciones de rescate reales. «Va a ser muy difícil que estos pequeños robots se muevan en ese tipo de entornos para dibujar un mapa útil», indica.

Hasta ahora Bozkurt y Lobaton sólo han llevado a cabo simulaciones con los ciborg en laboratorio, pero están previstas las primeras pruebas reales durante los dos próximos meses. Al mismo tiempo barajan la posibilidad de usar los drones para lanzar los insectos desde el aire directamente, bien a la zona del desastre o donde sea necesario.

Referencia bibliográfica:

Alireza Dirafzoon, Alper Bozkurt, Edgar Lobaton. Dynamic Topological Mapping with Biobotic Swarmsarxiv.org (2015). 

 

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • No hay tiempo para dormir la siesta en la naturaleza 4 marzo, 2022
    El estudio del sueño en una manada de babuinos salvajes revela que sacrificar el sueño para satisfacer demandas apremiantes es común en la naturaleza, e incluso que podría ser parte de nuestra historia evolutiva humana.
    Redacción T21
  • Descubren cómo "respira" una estrella de neutrones mientras deglute a su compañera 3 marzo, 2022
    Los científicos han descubierto que las estrellas de neutrones pueden emitir al mismo tiempo vientos cálidos y fríos, en diferentes longitudes de onda, mientras se “alimentan” del material de otra estrella. Es la primera vez que se advierte este comportamiento en estos objetos cósmicos extremos.
    Pablo Javier Piacente
  • El supuesto agujero negro más cercano a la Tierra en realidad no existe 3 marzo, 2022
    En 2020, un equipo de astrónomos informó que a solo 1.000 años luz de distancia de la Tierra, en el sistema HR 6819, se encontraba el agujero negro más cercano a nosotros. Ahora, una nueva investigación parece haber comprobado que en realidad no existe ningún agujero negro en esa zona del cosmos. El estudio previo […]
    Pablo Javier Piacente
  • Stonehenge funcionaba como calendario solar hace 4.500 años 3 marzo, 2022
    Stonehenge era un calendario solar hace 4.500 años: los megalitos representan 12 meses de 30 días, más un mes extra de cinco días y un día bisiesto cada cuatro años. Las semanas eran de 10 días y el año se iniciaba con el solsticio de invierno.
    N+1/T21
  • La ciencia española rompe su silencio sobre Ucrania 3 marzo, 2022
    El Ministerio de Ciencia está revisando la colaboración científica española con Rusia como consecuencia de la invasión de Ucrania, al mismo tiempo que tres instituciones científicas de referencia en España recomiendan que se suspenda esa colaboración. Las academias europeas y del Grupo de los Siete, así como destacados astrónomos mundiales, se suman a la condena […]
    Redacción T21
  • Los entornos complejos provocaron el avance de la creatividad humana 2 marzo, 2022
    Según un nuevo estudio, los avances del ser humano moderno durante la Edad de Piedra Media en el sur de África son solamente la "punta del iceberg" del período que forjó el desarrollo del cerebro y la creatividad humana. Al parecer, los olvidados y sacrificados pueblos que habitaron zonas desérticas más al norte habrían conseguido […]
    Pablo Javier Piacente
  • Usarán rayos cósmicos para "escanear" a la Gran Pirámide de Guiza 2 marzo, 2022
    Con el propósito de descubrir a fondo los detalles de su estructura interna, un grupo de científicos utilizará los avances en física de alta energía (HIP) para escanear la Gran Pirámide de Guiza con muones de rayos cósmicos. El monumento, fiel representante de la grandeza del período de esplendor de la civilización egipcia, es la […]
    Pablo Javier Piacente
  • La nostalgia es mucho más que añorar el pasado 2 marzo, 2022
    La nostalgia no solo puede aliviar el dolor físico, sino que también combate la soledad, mejora la resiliencia y potencia la creatividad de las personas. Genera optimismo, autoestima y afecto social.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La ciencia ucraniana está bajo los escombros de la guerra 2 marzo, 2022
    La ciencia de Ucrania ha quedado paralizada por la guerra, al mismo tiempo que el cerco a la ciencia rusa aumenta después de que el emblemático MIT suspendiera su colaboración con el pretendido Silicon Valley de Moscú. La ciencia española guarda silencio, mientras misiles rusos han impactado un depósito de residuos radiactivos en Kiev, sin […]
    Redacción T21
  • Un antiguo deslizamiento de tierra en el Mar Rojo podría desencadenar un futuro tsunami 1 marzo, 2022
    Un deslizamiento de tierra submarino, que probablemente provocó olas de 10 metros de altura que azotaron la costa egipcia hace aproximadamente 500 años, podría servir para predecir un futuro tsunami en Medio Oriente. Si ese sector de tierra se moviliza nuevamente, los modelos sugieren que podría desencadenar un segundo tsunami dos veces más grande que […]
    Pablo Javier Piacente