Tendencias21
Crean un genoma artificial que determina la personalidad de una criatura virtual

Crean un genoma artificial que determina la personalidad de una criatura virtual

Científicos coreanos han creado el primer genoma informático que define la personalidad de criaturas artificiales. Aunque aún sólo actúa en entornos virtuales, su desarrollo tendrá aplicaciones futuras en el campo de la robótica. Su finalidad: que las relaciones humano-robot sean algún día muy naturales. El genoma se ha aplicado ya a un software con la forma de un perro llamado Rity, que gracias a él es capaz de responder a los estímulos entrantes. Éstos le llegan a través del ratón, una cámara o un micrófono. En el futuro, los investigadores planean combinar la personalidad genómica con las experiencias que la criatura artificial vaya desarrollando; así como crear una estructura genómica artificial general. Por Yaiza Martínez.

Crean un genoma artificial que determina la personalidad de una criatura virtual

Un equipo de científicos del instituto coreano KAIST, del Instituto de Investigaciones Económicas Samsung de Seúl y del Robot Intelligence Technology Lab (RIT), de Corea, han diseñado genomas codificados informáticamente que, aplicados a criaturas artificiales, generan en éstas personalidades específicas.

Según aparece publicado en la revista Physorg.com, la posibilidad de proporcionarle su propia personalidad a formas de vida artificiales no sólo podría mejorar las interacciones entre los humanos y estas criaturas, sino que también permitiría estudiar el “origen de las especies artificiales”.

La primera criatura artificial que ha recibido su personalidad genómica es Rity, un programa informático con forma de perro que vive en un mundo virtual tridimensional, dentro de un ordenador.

Proceso evolutivo

El genoma de Rity está compuesto por 14 cromosomas que, unidos, suponen un total de 1.764 genes. Cada uno de éstos posee un valor determinado.

Según explican los investigadores en la revista especializada IEE Transactions on Systems, Man and Cibernetics, estos genes están divididos en tres tipos: genes fundamentales, genes relacionados con el estado interno, y genes relacionados con el comportamiento.

Para representar diversos tipos de personalidad, son necesarios un gran número de genes con sus valores asignados. La enorme cantidad de genes hace muy complicado asignar los valores deseados para cada uno de ellos de forma manual.

Por eso, los investigadores proponen como alternativa un proceso evolutivo (informático) que genera una codificación genómica para cada personalidad específica –la que desee el usuario- que pueda tener la criatura artificial.

Sólo así se puede generar una personalidad consistente, señalan los investigadores. La demostración de que este proceso funciona es Rity.

Cromosoma hereditario

Según declaraciones para Physorg.com de uno de los creadores de Rity, Jong-Hwan Kim, de KAIST, “ésta sería la primera vez que una criatura artificial, como un robot o un agente software recibe un genoma con personalidad”.

Kim afirma que lo que se propone es un nuevo concepto de cromosoma artificial que defina la personalidad de una criatura artificial. Además, se espera que futuras generaciones de criaturas artificiales puedan recibir esta herencia genética (siempre dentro del entorno virtual, por ahora).

Para los científicos, resulta esencial generar la impresión de que el robot es una criatura viva. Si esto se logra, el sistema, aplicado a robots futuros, permitirá que la interacción entre robots y humanos resulte más natural.

Actualmente, Rity puede interactuar con los humanos usando la información que le llega a través del ratón, de una cámara o de un micrófono, con 47 percepciones. Por ejemplo, un clic del cursor sobre Rity es percibido por la criatura como una palmadita, mientras que si se arrastra el cursor sobre él despacio, Rity lo entiende como “tranquilo”.

Para reaccionar a estos estímulos en tiempo real, Rity recurre a sus estados internos, que están compuestos por tres unidades (motivación, homeostais y emoción), y que están controlados por su arquitectura genómica interna. Estas tres unidades tienen un total de 14 estados, que son las bases de los 14 cromosomas.

La naturaleza de este código genético es tal que un solo gen puede influenciar en múltiples comportamientos y un solo comportamiento puede ser influenciado por múltiples genes.

Comportamientos acordes

Según Kim, “en Rity, los estados internos como la motivación, la homeostasis o la emoción cambian en función de la percepción entrante”. Así, si ve a su “dueño”, se siente feliz, es decir, que los cambios en sus estados internos y su comportamiento responde a los estímulos entrantes.

La arquitectura interna de Rity procesa la información que llega a través de los sensores, calcula cada valor de los estados internos, y envía los valores calculados a un módulo de selección de comportamientos para generar un comportamiento acorde con las señales entrantes.

Rity fue desarrollado para probar los primeros cromosomas robóticos del mundo, que consisten en un conjunto de códigos de ADN computerizados destinados a la creación de robots pensantes, que sientan, razonen, que expresen deseo o intención y que, además, se reproduzcan y evolucionen dentro de un mundo virtual.

Así, Rity puede expresar sus sentimientos a través de expresiones faciales y acciones, como cualquier criatura viva. Dependiendo de los valores de los genes, estas criaturas podrán, además, tener varios tipos de personalidades: extrovertida/introvertida; agradable/hostil; concienzudo/negligente; abierto/cerrado; y neurótico/emocionalmente estable.

Para generar dichas personalidades, se utiliza un algoritmo que, en unas 12 horas, genera un código genómico relativo a la personalidad que pretenda crear el usuario. Para comprobar que este código funciona, basta con observar cómo la criatura artificial resultante reacciona a los estímulos que se le planteen.

El genoma no sólo marca los comportamientos y la personalidad de Rity, sino que también determina el crecimiento, la reproducción y la evolución de la criatura. En el futuro, los investigadores planean combinar la personalidad basada en el genoma con las experiencias que la criatura artificial vaya desarrollando, con el fin de intentar influir en las respuestas de comportamiento de ésta. También planean clasificar y estandarizar los diversos comportamientos con el fin de generalizar una estructura genómica artificial.

Yaiza Martinez

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • La Tierra no será arrojada al espacio profundo en los próximos 100.000 años 4 julio, 2022
    No es probable que la Tierra sea arrojada al espacio profundo por el comportamiento potencialmente caótico del Sistema Solar durante al menos 100.000 años. De hecho, todos los planetas del Sistema Solar son seguros durante ese período de tiempo, según un nuevo estudio. 
    Pablo Javier Piacente
  • Frenesí en la ciencia por el décimo aniversario del bosón de Higgs 4 julio, 2022
    El mundo celebra este lunes el décimo aniversario del descubrimiento del bosón de Higgs, que cambió la historia de la Física. El acontecimiento provocó primero entusiasmo y después resaca científica, porque no se ha podido avanzar mucho más en los misterios del universo. Pero todo puede cambiar a partir del 5 de julio: el LHC […]
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Los minerales desvelan la historia oculta de la Tierra 4 julio, 2022
    Por primera vez, los científicos han catalogado todas las formas diferentes en que se puede formar cada mineral conocido y han puesto toda esa información en un solo lugar. Esta colección de historias sobre el origen de los minerales insinúa que la Tierra podría haber albergado vida antes de lo que se pensaba, cuantifica la importancia […]
    Redacción T21
  • Denuncia científica: la verdad sobre la crisis del planeta ha sido silenciada 4 julio, 2022
    La ciencia alerta desde 1827 de los mecanismos naturales que propician el calentamiento del planeta y a lo largo del siglo XX ha establecido una relación inequívoca entre la quema de combustibles fósiles y las concentraciones de CO2 en la atmósfera. Pero una poderosa maquinaria ha silenciado y negado la evidencia científica. Su objetivo: engañar […]
    Eduardo Costas, catedrático de Genética, UCM
  • ¿Puede un neandertal meditar? 3 julio, 2022
    Neandertales y humanos experimentaron un aumento de los lóbulos parietales a lo largo de la evolución que alumbró en ambos linajes la facultad de la atención, aunque a diferentes niveles. En los humanos modernos propició el control consciente de la divagación mental. En los neandertales, no.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Pacientes holográficos se usan para experimentar tratamientos médicos 2 julio, 2022
    Una nueva tecnología basada en realidad mixta permite a los estudiantes de medicina practicar diagnósticos y tratamientos con pacientes holográficos: no están presentes, pero los perciben como reales.
    Redacción T21
  • Una sorpresiva tormenta solar golpeó a la Tierra 1 julio, 2022
    Los expertos no han podido determinar aún las causas del extraño evento geomagnético sucedido entre el 25 y el 26 de junio: la tormenta fue lo suficientemente fuerte como para crear fluctuaciones débiles en la red eléctrica, causar impactos menores en la operación de satélites, interrumpir las habilidades de navegación de algunos animales migratorios y […]
    Pablo Javier Piacente
  • El Telescopio Espacial James Webb revelará en días la imagen más detallada del Universo 1 julio, 2022
    La NASA revelará la imagen más profunda de nuestro Universo que jamás se haya tomado este 12 de julio, gracias al Telescopio Espacial James Webb. Las capacidades infrarrojas de Webb le permiten mirar más lejos en el cosmos que cualquier telescopio anterior, incluso hasta el Big Bang, que ocurrió hace 13.800 millones de años.
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren figuras antropomórficas con extrañas cabezas gigantes en un sitio de arte rupestre 30 junio, 2022
    En 2018, los arqueólogos hicieron un descubrimiento asombroso en la Reserva de Caza Swaga Swaga, en el centro de Tanzania: 52 refugios rocosos previamente indocumentados, pintados deliberadamente con arte rupestre. Posteriormente, identificaron y estudiaron un friso de arte figurativo en esa zona, que incluye tres misteriosas figuras antropomórficas con cabezas de enormes dimensiones: aún no […]
    Pablo Javier Piacente
  • El rover Curiosity descubre carbono orgánico en rocas de Marte 30 junio, 2022
    En un paso trascendente hacia la confirmación de la presencia de vida antigua en Marte, la NASA ha detectado grandes concentraciones de carbono orgánico en muestras obtenidas por el rover Curiosity en la zona del cráter Gale. La medición de carbono orgánico es uno de los indicadores más fuertes en los procesos que dan lugar […]
    Pablo Javier Piacente