Tendencias21
Crean un robot con un sentido del tacto más sensible que el de los humanos

Crean un robot con un sentido del tacto más sensible que el de los humanos

Hasta ahora, los robots no sentían nada al tocar materiales u objetos. Una tecnología desarrollada por científicos estadounidenses podría cambiar esta realidad. Basada en sensores especiales y en un programa informático específico, la técnica ha permitido crear un robot que es capaz de distinguir materiales solo con tocarlos, con una capacidad de acierto del 95%. La sensibilidad de la máquina es tal que supera incluso a la de los dedos humanos. El avance ayudará al desarrollo de prótesis sensibles, robots de asistencia personal más especializados, y pruebas específicas de productos de consumo. Por Yaiza Martínez.

Crean un robot con un sentido del tacto más sensible que el de los humanos

¿Qué siente un robot cuando toca algo? Normalmente, nada. Pero, gracias a unos sensores y a un programa informático, a partir de ahora los robots podrán sentir, notar e incluso identificar diferentes materiales sólo con tocarlos.

Todo gracias al avance realizado por unos investigadores de la Viterbi School of Engineering de la University of Southern California (USC) de Estados Unidos.

Los científicos, cuyo trabajo ha aparecido publicado en la revista Frontiers in Neurorobotics, demostraron que un robot especialmente diseñado pudo incluso superar a los humanos en la identificación de una amplia gama de materiales naturales, a partir únicamente de su textura.

El avance abre camino al desarrollo de prótesis sensibles, robots de asistencia personal más especializados, y pruebas específicas de productos de consumo, publica la USC en un comunicado.

Más sensible que los dedos humanos

El robot desarrollado en esta investigación fue equipado con un nuevo tipo de sensor táctil creado para imitar las puntas de los dedos humanos.

Asimismo, también lleva incorporado un algoritmo de nuevo diseño que permite tomar decisiones sobre cómo explorar el mundo exterior, siguiendo estrategias también humanas.

El sensor puede indicar además dónde y en que dirección aplicar la fuerza de la punta de los dedos, así como las propiedades térmicas de un objeto que está siendo tocado.

Al igual que los dedos de las personas, el sensor BioTac® tiene una piel suave y flexible, que rodea un líquido de relleno. Esta piel cuenta con huellas dactilares en su superficie, que permiten elevar la sensibilidad a las vibraciones.

De este modo, a medida que el dedo se desliza sobre una superficie con textura, la piel vibra de diversas maneras. Estas vibraciones son detectadas mediante un hidrófono situado en el interior del núcleo, y que es similar al hueso del dedo.

Aunque el dedo humano también utiliza vibraciones de este tipo para identificar diversas texturas, el dedo del robot es aún más sensible.

Entrenamiento previo

Cuando los seres humanos tratan de identificar un objeto a través del tacto, realizan una amplia gama de movimientos exploratorios basados en la experiencia previa con objetos similares.

Un famoso teorema del siglo XVIII, del matemático Thomas Bayes, ya describía cómo pueden ser tomadas decisiones a partir de la información obtenida durante estos movimientos. Sin embargo, hasta ahora, no se habían podido definir teóricamente los movimientos exploratorios consecutivos.

En el artículo antes mencionado, escrito por el profesor de Ingeniería Biomédica, Gerald Loeb, y el estudiante de doctorado, Jeremy Fishel, aparece un teorema que describe como resolver este problema.

Construido por Fishel, el robot especializado fue entrenado con 117 materiales comunes recogidos en tiendas de telas, papelerías y tiendas de productos informáticos.

Tras este entrenamiento, al presentar al robot un material al azar, este lo pudo identificar correctamente un 95% de las veces, tras seleccionar y realizar un promedio de cinco movimientos exploratorios.

El robot se confundió en raras ocasiones, y solo con pares de texturas similares que resultarían indistinguibles entre sí para los humanos a través del tacto.

Los creadores del robot señalan que este avance ayudará al desarrollo de prótesis humanas sensibles o a la evaluación de productos de consumo, por ejemplo.

Comercialización en marcha

Loeb y Fishel son socios en SynTouch LLC, compañía que diseña y fabrica sensores táctiles para sistemas mecatrónicos que imitan la mano humana.

Fundada en 2008 por investigadores de USC Medical Device Development Facility, esta compañía está ahora vendiendo sus sensores BioTac a otros investigadores y fabricantes de la industria robótica y protésica.

En otro artículo, también publicado en Frontiers in Neurorobotics, los científicos señalan que el sensor BioTac podría identificar asimismo la dureza de materiales como el caucho.

La financiación original para el desarrollo del sensor fue proporcionada por la Keck Futures Initiative de la National Academy of Science de Estados Unidos, con el fin de desarrollar mejores prótesis de mano para amputados.

SynTouch también ha recibido una beca de los National Institutes of Health para integrar sensores BioTac a estas prótesis. El proyecto de discriminación de texturas ha sido financiado por la U.S. Defense Advanced Research Projects Agency, y el estudio de la dureza del material recibió el apoyo de la National Science Foundation.

Otras máquinas sensitivas

Este no es el primer esfuerzo por incorporar sensibilidad a los robots. Por ejemplo, en 2011, científicos de la Universidad Técnica de Munich (TUM) dieron a conocer el desarrollo de unos brazos robóticos articulados capaces de reaccionar al calor o a las caricias.

Las máquinas ganaron en aquel caso esta capacidad gracias a unas pequeñas placas hexagonales que, al unirse, daban lugar a una piel artificial sensible.

En 2010, además, científicos del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) anunciaron que habían creado robots sensibles al tacto, mediante el uso de unos materiales especiales con los que las máquinas podían reconocer, además, el grado de presión ejercida sobre ellas.

Por último, en 2009, un equipo de ingenieros alemanes creó un nuevo tipo de robot una tecnología incorporada que hacía posible que el robot tuviera sentido del tacto.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Una corriente oceánica fundamental para el equilibrio climático podría anticipar su colapso 13 febrero, 2024
    Los científicos han descubierto una señal de advertencia clave antes que una corriente crucial del Atlántico colapse y sumerja al hemisferio norte en un verdadero caos climático: la Circulación de Vuelco Meridional del Atlántico (AMOC) genera una liberación de calor que ayuda a mantener a Europa, y también en parte a América del Norte, más […]
    Pablo Javier Piacente
  • Toda la biblioteca privada de Darwin ya está disponible en Internet 13 febrero, 2024
    La biblioteca privada de Charles Darwin ha sido completamente reconstruida y está disponible en Internet por primera vez, coincidiendo con el 215 cumpleaños del naturalista. El catálogo, de 300 páginas, contiene 7.400 títulos con un total de 13.000 volúmenes entre libros, escritos y revistas, que están al alcance de todo el mundo sin salir de […]
    Redacción T21
  • El metro de Londres implanta IA para vigilar la red subterránea 13 febrero, 2024
    El metro de Londres ha probado herramientas de vigilancia con IA en tiempo real para detectar posibles situaciones de riesgo o de conflicto y permitir al personal intervenir rápidamente. Detecta comportamientos agresivos e identifica a las personas que se cuelan sin pagar.
    Redacción T21
  • La memoria universal promete revolucionar a la informática 12 febrero, 2024
    La memoria universal podría reemplazar tanto a la RAM como al almacenamiento interno en los ordenadores de uso masivo, brindando una alternativa más rápida y más eficiente a nivel energético. Un nuevo estudio muestra un posible enfoque revolucionario de la memoria universal: empleando un nuevo material denominado GST467, los investigadores apreciaron que la memoria mejora […]
    Pablo Javier Piacente
  • Los relámpagos volcánicos habrían encendido la llama de la vida en la Tierra primitiva 12 febrero, 2024
    Cuando la Tierra era joven y salvaje, los procesos en nuestro planeta transformaron una mezcla de ingredientes en lo necesario para impulsar la vida. Para esto es crucial el nitrógeno, un nutriente esencial para formar proteínas, aminoácidos y ácidos nucleicos. Los científicos han descubierto evidencias geológicas que indican que las descargas de rayos asociadas con […]
    Pablo Javier Piacente
  • La genética tiene mucho que decir sobre el asesinato de una madre adoptiva 12 febrero, 2024
    Según la genética, el comportamiento de los hijos adoptados está mayoritariamente influido por los padres biológicos, mientras que el parecido entre padres e hijos en una familia adoptiva es muy pequeño. Además, un hijo adoptado no tiene vínculos genéticos con su madre adoptiva y puede heredar ciertas maneras de pensar de sus padres biológicos, especialmente […]
    Eduardo Costas | Catedrático de la UCM y Académico de Farmacia
  • Europa logra un récord mundial de fusión nuclear 12 febrero, 2024
    En un importante logro científico, investigadores de la instalación Joint European Torus (JET) han establecido un récord energético mundial de 69 megajulios liberados en energía de fusión sostenida y controlada. Otro impulso para el futuro reactor europeo a gran escala ITER.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Un árbol fosilizado hace 350 millones de años sorprende a los científicos: parece alienígena 11 febrero, 2024
    Un fósil tridimensional de árboles más antiguos que los dinosaurios revela que los bosques de hace 350 millones de años eran extraños y alienígenas. Formaban parte de un bosquecillo que fue sepultado después de un terremoto.
    Redacción T21
  • El meteorito de Berlín resultó ser un raro objeto de origen ígneo 11 febrero, 2024
    El asteroide que se desintegró sobre Berlín a mediados de enero pertenece a un tipo raro de meteorito de origen ígneo. Se compone principalmente de silicatos de magnesio, enstatita y forsterita, además casi no contiene hierro y tiene una corteza vítrea translúcida.
    Redacción T21
  • Descubren un helecho tropical que transforma sus hojas muertas en nuevas raíces 9 febrero, 2024
    Para sobrevivir en el suelo anegado y bajo en nutrientes del bosque de Quebrada Chorro, en el oeste de Panamá, una especie de helecho tropical arborescente reutiliza sus hojas muertas, convirtiéndolas en nuevas raíces. Los científicos descubrieron que el helecho reconfigura estas “hojas zombis”, invirtiendo el flujo de agua para atraer nutrientes de regreso a […]
    Pablo Javier Piacente