Tendencias21
Desvelados, por fin, los misterios del sueño

Desvelados, por fin, los misterios del sueño

El cerebro está mucho más activo de lo que se pensaba mientras dormimos: regula el estado de consciencia e inconsciencia orquestando neuronas y mandándolas a callar cuando llegamos al sueño profundo.

Una nueva investigación ha descubierto cómo desaparece la consciencia durante el sueño y que la inhibición de nuestra capacidad de darnos cuenta y de sentir lo que nos pasa, provoca algo sorprendente: el cerebro fomenta el diálogo neuronal y luego lo acalla, justo cuando llegamos al sueño profundo.

Este hallazgo, pionero en su género, ha sido posible por una evolución en la aproximación tecnológica al conocimiento del cerebro en estado de sueño. Esa innovadora aproximación ha sido llevada a cabo por investigadores de la Escuela Politécnica Federal de Lausana (EPFL) y de las universidades de Ginebra, Ciudad del Cabo (Sudáfrica) y Bochum en Alemania. Los resultados se han publicado en iScience.

Hasta ahora la mayoría de las investigaciones sobre el sueño se ha centrado en analizar la dinámica cerebral con electroencefalografía (EEG), una técnica que mide la actividad eléctrica del cerebro mediante electrodos colocados en el cuero cabelludo.

La nueva investigación añadió a la EEG imágenes de resonancia magnética, que utilizan un potente campo magnético, ondas de radio y un ordenador, para obtener imágenes más detalladas y precisas de la actividad cerebral, ya que pueden medir la dinámica de la sangre en el interior de las neuronas.

Dinámica neuronal

Gracias a la EEG, los investigadores pudieron determinar, por un lado, si los participantes en el experimento estaban realmente durmiendo e identificar las diferentes fases del sueño y, por otro lado, los estados cerebrales correspondientes a cada fase, basados en la distribución espacial de la actividad neuronal.

Cuando añadieron las imágenes de resonancia magnética, los investigadores pudieron determinar con precisión cuántas veces se activan las redes neuronales durante cada etapa del sueño.

Pudieron apreciar que, durante la fase de sueño ligero, que es la primera que atravesamos al dormir, la actividad cerebral disminuye, pero que al mismo tiempo se intensifica el diálogo entre diferentes partes del cerebro.

Es decir, cuando estamos empezando a dormir, el cerebro apaga las conexiones que nos permiten la consciencia y luego empieza a hablar con diferentes regiones a nuestras espaldas, seguramente para asegurar la ralentización orgánica que acompaña esta primera fase del sueño.

Cuando entramos en la segunda fase, previa al sueño profundo, en la que la ralentización orgánica se acentúa, el cerebro cambia de actividad: aumenta la actividad local de diferentes regiones, pero el diálogo neuronal cesa. El silencio siempre ayuda a dormir y así entramos en la fase de sueño profundo.

Imposible darse cuenta de nada

Gracias a la resonancia magnética de la actividad neuronal, los investigadores pudieron observar también que, a medida que nos adentramos en el sueño profundo (etapa 3), el cerebro desconecta las regiones relacionadas con la introspección, la memoria episódica y los pensamientos espontáneos, todas ellas relacionadas con la consciencia.

En ese momento, es imposible darse cuenta de nada, por lo que el cerebro desconecta también el cerebelo, asociado con el control motor, para propiciar que los latidos del corazón y la respiración se ralenticen a sus niveles más bajos y los músculos queden totalmente relajados. Así entramos en el sueño profundo, que durará unos 90 minutos.

Según los investigadores, estos resultados, que arrojan nueva luz sobre los procesos del sueño, allanan el camino para una mejor comprensión de nuestro estado de consciencia mientras dormimos.

Precisan que sus hallazgos apoyan el consenso general de relacionar la integración cortical con la disipación de la consciencia durante el sueño, así como proporcionan nueva evidencia de una coactivación interregional global inestable, pero distribuida, durante el sueño ligero.

Dormimos, pero despiertos

Una tercera parte de nuestra vida la dedicamos a dormir, aunque todavía se desconoce cuál es el propósito de esta actividad diaria. Es un proceso complejo y dinámico que los científicos están empezando a comprender.

Desde los años 50 del siglo pasado, se sabe que el cerebro está involucrado durante el sueño en una serie de actividades necesarias para la vida.

La nueva investigación ha determinado que el cerebro está más activo de lo que se pensaba hasta ahora y que regula nuestro estado de consciencia e inconsciencia a través de la activación y desactivación de específicas redes neuronales y regiones cerebrales.

Anjali Tarun, uno de los investigadores, lo explica así en un comunicado: “los estados modificados de consciencia durante las diferentes etapas del sueño y sus caracterizaciones en términos de redes cerebrales, nos permiten comprender mejor la diversidad de funciones cerebrales que sostienen nuestra identidad humana.”

Referencia

NREM sleep stages specifically alter dynamical integration of large-scale brain networks. Anjali Tarun et al. iScience, December 10, 2020. DOI:https://doi.org/10.1016/j.isci.2020.101923

Foto : Chenspec, Pixabay.

Eduardo Martínez de la Fe

Eduardo Martínez de la Fe, periodista científico, es el Editor de Tendencias21.

1 comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • La IA podría ser el límite para todas las civilizaciones avanzadas en el Universo 10 abril, 2024
    Un nuevo estudio sugiere que el desarrollo de la Inteligencia Artificial (IA) hacia una Superinteligencia Artificial (ASI) podría explicar por qué no hemos detectado aún otras civilizaciones avanzadas en el cosmos, a pesar de la alta probabilidad de su existencia: en vez de supernovas, plagas, guerras nucleares o eventos climáticos extremos que hayan sido un […]
    Pablo Javier Piacente
  • Higgs ha podido dejar abierta la puerta a la Nueva Física 10 abril, 2024
    La muerte de Peter Higgs, que pasará a la historia como el descubridor del bosón que explica cómo se forma la materia, deja un legado en la historia de la física que todavía puede aportar algo más trascendente: la prueba definitiva de una Nueva Física más allá del Modelo Estándar.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Descubren neuronas "zombis" en el cerebro, que serían claves en el proceso de aprendizaje 9 abril, 2024
    Las neuronas "zombis" son unidades vivas pero funcionalmente alteradas, que parecen "dormidas" en determinadas situaciones: los investigadores han revelado que cumplen un papel fundamental en el cerebelo, concretamente en aspectos relativos a la forma en la cual aprendemos.
    Pablo Javier Piacente
  • La Luna se invirtió por completo hace más de 4 mil millones de años 9 abril, 2024
    Hace unos 4.220 millones de años, poco después de que la Luna se formara a partir de un trozo de la Tierra que se desprendió durante una colisión violenta a principios de la historia del Sistema Solar, nuestro satélite se dio vuelta y comenzó así una etapa clave de su desarrollo. Así lo ha comprobado […]
    Pablo Javier Piacente
  • Arte rupestre de hace 2.000 años podría representar música psicodélica 9 abril, 2024
    Aunque la música psicodélica moderna no nació hasta la década de 1960, las influencias psicodélicas se pueden encontrar en el arte rupestre de hace miles de años. Grabados precolombinos en piedra, de 2.000 años de antigüedad, reflejan figuras humanas bailando en estado de trance chamánico.
    Redacción T21
  • Descubren antiguas partículas de polvo espacial provenientes de otro sistema estelar 8 abril, 2024
    Los astrónomos han descubierto una rara partícula de polvo atrapada en un antiguo meteorito extraterrestre, que fue formado por una estrella distinta a nuestro Sol. El polvo se habría originado luego de una supernova: las partículas son como "cápsulas del tiempo celestes" y proporcionan una instantánea de la vida de su estrella madre.
    Pablo Javier Piacente
  • Un lejano mundo deja ver una increíble explosión de luz en sus cielos "metálicos" 8 abril, 2024
    Utilizando datos del Telescopio Espacial CHEOPS de la Agencia Espacial Europea (ESA), cuyo centro de operaciones científicas se localiza en la Universidad de Ginebra, en Suiza, un equipo internacional de científicos logró detectar por primera vez un extraño fenómeno lumínico denominado “gloria” en un exoplaneta: el estallido de luz se apreció en WASP-76b, un mundo […]
    Pablo Javier Piacente
  • El ordenador cuántico desembarca en el mundo universitario 8 abril, 2024
    La última computadora cuántica System One de IBM se ha instalado en el Instituto Politécnico Rensselaer (RPI) en Nueva York. Es la primera máquina cuántica de IBM instalada en un campus universitario de Estados Unidos. Una revolución en el mundo académico que impulsa la formación de un ecosistema cuántico global.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Los cocodrilos imitan a las ballenas antes de aparearse 7 abril, 2024
    Los cocodrilos cortejan a las hembras lanzando un chorro de agua al aire, tal como hacen las ballenas cuando salen a la superficie. A ellas les encantan también los silbidos y las burbujas que les dedican sus parejas antes de aparearse. Se está elaborando un diccionario de cocodrilos.
    Redacción T21
  • Los drones policiales se implantan en Estados Unidos 6 abril, 2024
    Chula Vista, un suburbio de San Diego, California, con una población de 275.000 habitantes, es una de las pocas ciudades estadounidenses que utiliza sistemáticamente drones para ayudar a la policía en caso de emergencia. En activo desde 2018, el sistema está sirviendo de referencia a otros Estados y tal vez otros países.
    Redacción T21