Tendencias21

El apocalipsis se retrasa 100 años: Apophis no llega en 2068

La NASA ha descartado que el peligroso asteroide Apophis vaya a colisionar con nuestro planeta en 2068, por lo que no representará una amenaza apocalíptica durante más de 100 años.

Según nuevas observaciones del Centro de Estudios de Objetos Cercanos a la Tierra (CNEOS) de la NASA, el asteroide Apophis no colisionará con la Tierra en 2068. De esta manera, se diluye el riesgo de impacto del enorme asteroide con nuestro planeta durante al menos un siglo.

Realmente existen motivos para celebrar esta noticia: de impactar a la velocidad esperada de 12,6 kilómetros por segundo, el violento encuentro con la Tierra de un monstruo que mide 340 metros de diámetro y pesa 60 millones de toneladas generaría un caudal energético equivalente a 1200 megatones.

Estudios científicos previos han determinado que un asteroide del tamaño de Apophis tendría posibilidades de impactar la Tierra una vez cada 80.000 años. Parece un hecho aislado en el tiempo, pero sus consecuencias pueden ser realmente apocalípticas.

La colisión literalmente «aplanaría» miles de kilómetros cuadrados y borraría del mapa en un instante a una ciudad entera. Al mismo tiempo, se producirían daños colaterales en todo el planeta. De caer en el océano, Apophis generaría tsunamis de una fuerza inusitada.

De acuerdo a una nota de prensa, un nuevo estudio en base a observaciones de radar y análisis de órbita ha descartado las posibilidades de colisión para 2068. Previamente se habían desestimado posibles impactos en 2029 y 2036, en el marco del seguimiento constante que la agencia espacial estadounidense hace sobre este asteroide, considerado una de las mayores amenazas para la Tierra.

Un riesgo siempre latente

Descubierto en 2004, Apophis generó preocupación en la comunidad astronómica internacional cuando las observaciones iniciales indicaron probabilidades de un choche con nuestro planeta en 2029. Sin embargo, estudios adicionales descartaron esta posibilidad.

A pesar de esto, la tranquilidad duró poco tiempo: hasta 2006 se mantuvo la amenaza de un impacto en 2036, debido al tránsito del asteroide a través de un ojo de cerradura gravitacional. Al pasar por esta misteriosa región del Universo durante su acercamiento a la Tierra en 2029, se establecería un impacto futuro exactamente siete años después, en 2036.

Pero en agosto de 2006 se determinó que la probabilidad del tránsito por el ojo de cerradura gravitacional era ínfima, por lo tanto Apophis dejó de ser una amenaza para 2036.

Vale recordar que los astrónomos denominan ojo de cerradura gravitacional a una pequeña región del cosmos donde la gravedad de un planeta alteraría la órbita de un asteroide que atraviesa esa zona, estableciendo que el mismo colisionaría con dicho planeta en un tránsito orbital futuro.

Más certezas sobre la órbita de Apophis

Aunque se desestimaron las dos amenazas previas de colisión, hasta ahora aún quedaba una pequeña posibilidad de impacto en 2068. Según Davide Farnocchia, especialista del CNEOS de la NASA, «un impacto en 2068 ya no está en el ámbito de la posibilidad, y nuestros cálculos no muestran ningún riesgo de colisión con la Tierra durante al menos los próximos 100 años», indicó.

La certeza de los científicos se fundamenta en la notable disminución de la incertidumbre en cuanto a la órbita de Apophis, que se redujo de cientos de kilómetros a solo un puñado de kilómetros. Esto se logró a partir de observaciones ópticas recientes y estudios de radar adicionales.

Las nuevas mediciones se concretaron cuando Apophis realizó un sobrevuelo distante de la Tierra alrededor del 5 de marzo de este año: los astrónomos aprovecharon la oportunidad para mejorar la estimación de su órbita alrededor del Sol. Una mayor precisión en los datos les permitió descartar cualquier riesgo de impacto en 2068.

«Este conocimiento enormemente mejorado de su posición en 2029 proporciona más certeza de su movimiento futuro, por lo tanto ahora podemos eliminar a Apophis de la lista de riesgos por un buen tiempo», concluyó Farnocchia.

Foto de portada:

El Observatorio Espacial Herschel de la ESA capturó al asteroide Apophis en su campo de visión durante la aproximación a la Tierra el 5 y 6 de enero de 2013. Esta imagen muestra a Apophis en tres longitudes de onda: 70, 100 y 160 micrones, respectivamente. Crédito: ESA / Herschel / PACS / MACH-11 / MPE / B.Altieri (ESAC) y C. Kiss (Observatorio Konkoly).

Video y podcast: editados por Pablo Javier Piacente en base a elementos y fuentes libres de derechos de autor.

Pablo Javier Piacente

Pablo Javier Piacente

Pablo Javier Piacente es periodista especializado en comunicación científica y tecnológica.

1 comentario

  • Y porqué no se habla de otro asteroide descubierto en 2018, que tiene un tamaño de unos 12-15km y viene directo hacia la Tierra. Llegará en 2027.
    La NASA no dice nada y otros observatorios con capacidad para observar el espacio profundo tampoco.