Tendencias21
El corazón podrá recargar las pilas de marcapasos y desfibriladores

El corazón podrá recargar las pilas de marcapasos y desfibriladores

Los marcapasos y desfibriladores podrán recargar sus pilas indefinidamente aprovechando la energía cinética del corazón mediante un dispositivo del tamaño de una moneda. Se evitará así el recurso a la cirugía de reemplazo que ocurre entre 5 y 10 años después del implante.

El corazón podrá recargar las pilas de marcapasos y desfibriladores

El movimiento del corazón es tan poderoso que puede recargar dispositivos que salvan nuestras vidas, según una nueva investigación del Dartmouth College. Basta con un dispositivo del tamaño de una moneda para que la energía cinética del corazón se convierta en electricidad y alimente una amplia gama de dispositivos, como marcapasos o desfibriladores.

El marcapasos es un aparato electrónico generador de impulsos. Implantado en el organismo de personas con problemas cardiacos, ralentiza la actividad electrónica cardíaca y puede desencadenar impulsos electrónicos.

El desfibrilador cardioversor implantable (DCI) es un dispositivo que detecta un latido cardíaco anormal y envía un choque eléctrico al corazón para normalizar su ritmo. Se coloca dentro del cuerpo en personas en riesgo de muerte súbita a causa de taquicardia o fibrilación ventricular, o que hayan tenido ritmos cardíacos peligrosos.

Millones de personas confían en los marcapasos, desfibriladores y otros dispositivos implantados que funcionan con baterías que deben reemplazarse cada cinco o diez años. Esos reemplazos requieren una cirugía que puede ser costosa y crean la posibilidad de complicaciones e infecciones.

«Estamos tratando de resolver el problema final de cualquier dispositivo biomédico implantable», dice el profesor de ingeniería de Dartmouth, John XJ Zhang, principal artífice de este invento, en un comunicado. «¿Cómo se crea una fuente de energía efectiva para que el dispositivo haga su trabajo durante toda la vida útil del paciente, sin la necesidad de cirugía para reemplazar la batería?»

«Es igualmente importante que el dispositivo no interfiera con la función del cuerpo», agrega el investigador asociado Lin Dong, primer autor del artículo. «Sabíamos que tenía que ser biocompatible, liviano, flexible y de perfil bajo, por lo que no solo se ajusta a la estructura actual del marcapasos, sino que también es escalable para futuras funcionalidades múltiples».

Aprovechando la energía cinética

El trabajo del equipo propone modificar los marcapasos para aprovechar la energía cinética (que se obtiene gracias al movimiento) del cable conductor que está conectado al corazón, convirtiéndola en electricidad para cargar continuamente las baterías.

El material agregado es un tipo de película piezoeléctrica de polímero delgado llamada «PVDF» y, cuando se diseña con estructuras porosas, ya sea una serie de pequeñas vigas de hebilla o un voladizo flexible, puede convertir incluso pequeños movimientos mecánicos en electricidad. Un beneficio adicional: los mismos módulos podrían utilizarse como sensores para permitir la recopilación de datos y la monitorización en tiempo real de los pacientes.

Los resultados de este estudio, que ha durado de tres años, lo han conseguido investigadores de ingeniería de Dartmouth junto con los médicos de UT Health de San Antonio, y se publican en Advanced Materials Technologies.

De acuerdo con Zhang, los dos años restantes investigación, más el tiempo añadido para finalizar el proceso preclínico y obtener la aprobación regulatoria, hará que los marcapasos con carga automática tarden todavía unos cinco años en ser comercializados.

«Hemos completado la primera ronda de estudios con animales con excelentes resultados que se publicarán pronto», dice Zhang. «Ya hay un gran interés expresado por las principales compañías de tecnología médica, y Andrew Closson, otro de los autores del estudio, está aprendiendo las habilidades de transferencia de tecnología y negocios para ser un aliado en la fase empresarial de este esfuerzo».

Referencia

Energy Harvesting: Flexible Porous Piezoelectric Cantilever on a Pacemaker Lead for Compact Energy Harvesting (Adv. Mater. Technol. 1/2019). Lin Dong  Xiaomin et al. Volume4, Issue 1, January 2019, 1970002. DOI: https://doi.org/10.1002/admt.201970002   
 
 

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Los huracanes se están volviendo tan fuertes que ya no existen categorías para clasificarlos 7 febrero, 2024
    Cinco tormentas en la última década tuvieron velocidades de viento que pertenecen a una hipotética categoría 6 en la escala de huracanes Saffir-Simpson: el fenómeno obligaría a los científicos a crear una nueva clasificación, capaz de reflejar la virulencia de los huracanes en la actualidad. Las causas principales del fenómeno tienen su origen en el […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un asteroide habría explotado sobre la Antártida hace unos 2,5 millones de años 7 febrero, 2024
    Un asteroide se desintegró sobre el continente antártico hace aproximadamente 2,5 millones de años: la evidencia proviene de un análisis químico de más de 100 pequeños trozos de roca extraterrestre, que se han preservado dentro de las enormes capas de hielo. Hasta el momento, solo se conocen otros dos eventos de explosiones aéreas antiguas en […]
    Pablo Javier Piacente
  • Crean la primera niña de inteligencia artificial del mundo 7 febrero, 2024
    La primera niña IA del mundo ha sido creada por científicos chinos, que la han dotado de emociones e intelecto y de la capacidad de aprender de forma autónoma. Se comporta como si tuviera tres o cuatro años y representa un avance significativo para el campo de la inteligencia artificial general.
    Redacción T21
  • Oponerse a la regulación de los pesticidas no es la solución al problema de los agricultores 7 febrero, 2024
    Los agricultores que se movilizan en España y Europa se oponen con firmeza a las nuevas regulaciones europeas en materia de pesticidas, lo que representa una amenaza mayor para la salud pública que tener una central nuclear al lado de casa: estos químicos han costado miles de vidas y enfermos crónicos, al tiempo que han […]
    Eduardo Costas | Catedrático de la UCM y Académico de Farmacia
  • El arte existió antes del surgimiento de los humanos modernos 6 febrero, 2024
    Nuevas investigaciones sugieren que nuestros parientes humanos arcaicos, como los neandertales, ya contaban con las capacidades cognitivas para desarrollar arte: el hallazgo de ejemplos cada vez más antiguos de expresión artística en el registro arqueológico confirmaría esta hipótesis. Sin embargo, aún se discute si estas manifestaciones creativas pueden catalogarse como arte.
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren una nueva supertierra que podría ser un mundo habitable 6 febrero, 2024
    Un planeta extrasolar del tipo supertierra, denominado TOI-715 b y aproximadamente una vez y media más ancho que la Tierra, podría ser capaz de albergar vida: orbita dentro de la zona habitable de una enana roja, a escasa distancia de nuestro planeta. Además, podría estar acompañado de otro cuerpo planetario, con un tamaño casi idéntico al […]
    Pablo Javier Piacente
  • Imprimen en 3D el primer tejido cerebral humano funcional 6 febrero, 2024
    Científicos de la Universidad de Wisconsin-Madison han impreso en 3D tejido cerebral que crece y funciona como el tejido cerebral humano. Las neuronas impresas se comunican entre ellas como si estuvieran en un tejido biológico. Este desarrollo perfecciona la técnica de los organoides cerebrales.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La brecha ecológica de género lastra la solución de la crisis planetaria 6 febrero, 2024
    Las mujeres son las más afectadas por el cambio climático y las que más tienen que aportar a la solución de la crisis planetaria. Aunque siguen excluidas mayoritariamente de los ámbitos de decisión medioambientales y de la ciencia del clima, no callan y actúan. Esta es su historia.
    Alicia Domínguez y Eduardo Costas.
  • Crean una máquina del tiempo evolutiva con los genomas de 51 especies de vertebrados 5 febrero, 2024
    Los investigadores acaban de mapear los genomas de 51 especies animales, incluyendo gatos, delfines, canguros, pingüinos, tiburones y tortugas: el descubrimiento tendría enormes implicaciones para comprender la salud y la evolución humanas, además de crear una "máquina del tiempo evolutiva".
    Pablo Javier Piacente
  • Nanopartículas en rocas antiguas esconden los secretos de la vida 5 febrero, 2024
    Los científicos han descubierto que nanopartículas presentes en algunas de las rocas más antiguas del mundo ocultan pistas sobre los orígenes de la vida: los hallazgos podrían explicar por qué el fósforo se convirtió en un componente importante de la vida y cómo las moléculas se unieron por primera vez para formar ARN primitivo, en […]
    Pablo Javier Piacente