Tendencias21
El dolor y el alivio son contagiosos

El dolor y el alivio son contagiosos

El dolor no solo es físico, sino también una emoción que se puede transmitir y despertar compasión: ratones sanos sienten el mismo dolor que el enfermo y se manifiestan aliviados cuando el sufrimiento del otro desaparece.

Una investigación realizada por neurocientíficos de la Universidad de Stanford, en Estados Unidos, demuestra que los ratones sanos sienten el mismo dolor que aquellos afectados por algún padecimiento. Algo similar sucede cuando el sufrimiento concluye, ya que los ratones “empáticos” expresan idéntico alivio que su compañero.

Según un artículo publicado en la revista Nature, compartimos con los ratones una base evolutiva para la empatía, que en un futuro cercano puede colaborar en el desarrollo de tratamientos para trastornos de la personalidad social en humanos.

Los experimentos realizados por los especialistas indican que los mapas cerebrales muestran claramente que los ratones sienten el dolor de los demás. Luego de compartir un espacio durante algunas horas, un ratón sano mostró la activación de las mismas regiones cerebrales que su compañero, afectado por una inyección que le generó una dolorosa inflamación.

En esos casos se apreció actividad de las neuronas de la corteza cingulada anterior (ACC), que establecieron comunicación con las células cerebrales del núcleo accumbens, tanto en la transmisión del dolor como en el “contagio” del alivio. Por otro lado, cuando la emoción transmitida era el miedo, las neuronas ACC se comunicaban con la zona de la amígdala basolateral.

Una conexión clave

La corteza cingulada anterior es un área trascendente para la empatía humana, siendo una de las regiones cerebrales responsables de la memoria y la cognición. Por su parte, el núcleo accumbens es una zona que se ocupa principalmente de la motivación y el comportamiento social.

La conexión entre ambos sectores parece ser la clave de la empatía: cuando los científicos interrumpieron la integración entre ellos, los ratones participantes en el estudio dejaron de sentir el mismo dolor o el mismo alivio que sus compañeros.

El hallazgo de esta interacción neuronal entre ambas regiones cerebrales puede ser crucial para desarrollar nuevos tratamientos destinados a aliviar los síntomas de diferentes trastornos de la personalidad social.

Además, los resultados de la investigación, recientemente publicados en la revista Science, sugieren que diferentes procesos en el cerebro están involucrados en distintos tipos de empatía. Pero las mencionadas diferencias también pueden estar relacionadas con la manera en la cual los roedores perciben las emociones de sus compañeros.

Percepción emocional y empatía

Por ejemplo, en los experimentos que se llevaron a cabo en torno al dolor y su alivio, los ratones pasaron mucho tiempo juntos oliéndose unos a otros. Se sabe que los olores pueden contener información de valor sobre los sentimientos de los animales.

Sin embargo, en las pruebas sobre el miedo, las señales visuales fueron las encargadas de transmitir las emociones entre los ratones. De esta manera, queda comprobado que cada emoción y cada forma particular de empatía puede estar condicionada por procesos cerebrales únicos y, al mismo tiempo, por distintas formas de percepción emocional y transmisión sensorial.

La empatía es la capacidad de compartir los sentimientos o el estado de ánimo de los demás, pero en el ser humano su ausencia puede dar lugar a diferentes patologías.

Esta investigación pone de manifiesto, una vez más, que la empatía no es exclusivamente humana: muchos animales también pueden desarrollarla, especialmente los simios, los elefantes y los delfines. En el caso de los roedores, se ha comprobado que nos acercan a los orígenes evolutivos de la empatía.

Si los científicos logran avanzar en la identificación de los neuroquímicos que fomentan los procesos empáticos, también será posible desarrollar fármacos y tratamientos para combatir afecciones como la psicopatía o los trastornos de la personalidad social, en los cuales la empatía desaparece por completo.

Referencia

Anterior cingulate inputs to nucleus accumbens control the social transfer of pain and analgesia. M.L. Smith, N. Asada and R.C. Malenka. Science (2021).DOI:https://doi.org/10.1126/science.abe3040

Foto: Shane en Unsplash.

Pablo Javier Piacente

Pablo Javier Piacente es periodista especializado en comunicación científica y tecnológica.

1 comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • La IA podría estar atrofiando poco a poco nuestros cerebros, según un nuevo estudio 16 febrero, 2024
    De la misma forma que el GPS de los smartphones ha dañado nuestro sentido de la cognición espacial y la memoria, según sugieren algunos estudios, la Inteligencia Artificial (IA) también podría afectar progresivamente nuestra capacidad para tomar decisiones de forma independiente, de acuerdo a una nueva investigación. La hipótesis plantea que los chatbots de IA […]
    Pablo Javier Piacente
  • El Metaverso surgió de la imaginación y se hizo real gracias al progreso tecnológico 16 febrero, 2024
    El Metaverso inició su recorrido en la ciencia ficción y se hizo real inspirado en novelas como “Snow Crash" de Neal Stephenson y apoyado en tecnologías que han posibilitado universos paralelos para la experiencia humana. La novela "Ready Player One" de Ernest Cline y su adaptación cinematográfica dirigida por Steven Spielberg, han desempeñado un papel […]
    Carlos Peña González (*)
  • Revelan el origen de la falla geológica de Seattle, una de las más peligrosas del mundo 15 febrero, 2024
    Los datos magnéticos sugieren que la falla de Seattle, en Estados Unidos, se formó hace 55 millones de años, cuando la mitad sur de una cadena de islas volcánicas en subducción se amontonó sobre el continente y se separó de otra parte de la estructura, "desgarrando" el borde de América del Norte.
    Pablo Javier Piacente
  • Gigantescos "huevos espaciales" podrían ayudarnos a descubrir civilizaciones extraterrestres 15 febrero, 2024
    Un elipsoide SETI es un enfoque geométrico que identifica una región del espacio con forma de huevo, dentro de la cual cualquier civilización inteligente habría logrado observar un evento astronómico significativo, como por ejemplo una supernova, basándose en el tiempo que tarda la luz en viajar a través del espacio. Ahora, un nuevo análisis muestra […]
    Pablo Javier Piacente
  • ¿Qué pasaría si viajáramos a la velocidad de la luz? 15 febrero, 2024
    La física dice que es imposible, pero soñamos con la posibilidad de viajar a la velocidad de la luz. En ese supuesto, el tiempo se dilataría y se alteraría nuestro campo de visión, pero la fuerza de la aceleración nos destruiría. Sin ayuda alguna, no podemos ir a más de 45 kilómetros por hora.
    Redacción T21
  • Nuevo hito en la tecnología cuántica 15 febrero, 2024
    Investigadores alemanes han logrado un avance en la tecnología cuántica al visualizar las posiciones tridimensionales de átomos individuales en un cristal de diamante. Este logro allana el camino para la visualización de moléculas individuales con una precisión atómica, lo que podría revolucionar la investigación y el diseño de materiales y fármacos. Con un poco de […]
    ST/T21
  • Una extraña y antigua megaestructura acecha bajo el mar Báltico 14 febrero, 2024
    En la bahía alemana de Mecklenburg, a 21 metros de profundidad, los científicos han encontrado una antigua megaestructura que data de la Edad de Piedra, concretamente de hace más de 10.000 años. La estructura, que abarca una longitud de casi un kilómetro y está compuesta por piedras de distintos tamaños, desafía toda explicación natural: los […]
    Pablo Javier Piacente
  • Detectan por primera vez materia oscura en un cúmulo galáctico 14 febrero, 2024
    La materia oscura identificada, detectada indirectamente en un cúmulo conformado por miles de galaxias, podría ayudar a los científicos a comprobar la existencia de una estructura a gran escala que se extiende por todo el Universo: de esta forma, un "andamiaje" de materia oscura atravesaría todo el cosmos y sería el sostén de innumerables galaxias, […]
    Pablo Javier Piacente
  • El primer implante cerebral de Neuralink en un humano está rodeado de misterio 14 febrero, 2024
    Existen dudas sobre si el primer implante cerebral a un humano, anunciado por Elon Musk el 29 de enero, se ha producido realmente, ya que todo está rodeado de falta de transparencia, ausencia de certificación científica, escasos detalles sobre su tecnología, sus métodos y sus resultados.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Los robots que atienden a pacientes llegan a los hospitales 9 febrero, 2024
    Robots diseñados para brindar comodidad a los pacientes de edad avanzada y aliviar su ansiedad, han sido probados con éxito en un hospital de París: saludan, responden a preguntas, comprenden conversaciones grupales y apoyan las tareas de enfermería.
    Redacción T21