Tendencias21
La consciencia podría estar relacionada con la luz

La consciencia podría estar relacionada con la luz

Todo parece indicar que los efectos cuánticos están implicados en el funcionamiento de los organismos vivos, desde los más simples hasta los más complejos, y que la consciencia podría ser el resultado de partículas de luz de origen biológico.

Aunque no de manera concluyente, cada día queda más patente que los efectos cuánticos podrían estar implicados en el funcionamiento de los organismos vivos, destaca la revista Physics World en un reciente artículo. Los biofotones presentes en el cerebro podrían incluso estar relacionados con la inteligencia y la consciencia.

La fotosíntesis, el proceso por el cual las plantas verdes y algunas bacterias convierten la luz solar en energía química, es la primera suposición de esta implicación: se basaría en la superposición de estados cuánticos electrónicos para explorar simultáneamente muchas vías de transmisión de energía.

En la fotosíntesis, cada célula utiliza casi todos los fotones de la energía solar capturada. El misterio es cómo los organismos fotosintéticos han logrado, durante más de 3.000 millones de años, tanta eficiencia en un ambiente tan variante y desordenado. La coherencia cuántica sería la respuesta: involucra estados cuánticos coherentes de larga duración, señala la citada revista.

Por todas partes

Hay más casos que relacionan los principios cuánticos con la biología, como los mecanismos del olfato, que se basarían en el modo vibratorio mecánico-cuántico de la molécula de olor.

También se cree que los efectos cuánticos pueden haber jugado un papel importante en el surgimiento de los primeros sistemas vivos, a partir de la materia inanimada de la que están constituidos.

Otra hipótesis en curso: varias especies de animales son capaces de sentir el campo magnético terrestre y se baraja la posibilidad de que se valgan también de efectos cuánticos para orientarse en su navegación.

Esta teoría se basa en la interacción del espín (una propiedad física de las partículas cuánticas) del electrón con el campo geomagnético terrestre. Considera que la brújula natural de los animales está ubicada en moléculas conocidas como criptocromos (fotorreceptores): se activan con la luz azul ambiental y orientan la navegación.

El último eslabón de esta escalada cuántica en el mundo de los organismos vivos es averiguar si los procesos cuánticos están también implicados en alguna forma de consciencia, entendida como la capacidad de reconocer la realidad y de percibirse en ella.

Tema relacionado: La consciencia sería el campo electromagnético del cerebro

¿Consciencia cuántica?

En este campo destacan tres propuestas significativas: en primer lugar, la formulada por Roger Penrose y Stuart Hameroff en 1996, según la cual el cerebro desarrolla cálculos cuánticos basados ​​en lo que denominan reducción objetiva orquestada para activar neuronas y generar consciencia.

Según ambos autores, la consciencia del cerebro es producto de esos procesos que se desarrollan dentro de las neuronas: las proteínas de su citoesqueleto son las que transfieren la información cuántica que origina la consciencia.

En segundo lugar, otra propuesta no menos relevante, formulada en 2015 por Matthew Fisher, físico de la Universidad de California, Santa Bárbara: sugiere que en el cerebro estaría operativo un procesamiento cuántico, que es el que le permite funcionar como un ordenador cuántico.

Propone que el fósforo, que contribuye al funcionamiento normal de las membranas celulares, puede actuar como un cúbit (unidad básica de la computación cuántica) y consigue que se produzca el procesamiento cuántico en el cerebro.

Según Fisher, esta teoría explica cómo los estados cuánticos frágiles pueden existir durante horas o incluso días en el cerebro, que es cálido y húmedo, y concluye que esos estados podrían desempeñar un papel funcional en el procesamiento cognitivo.

Imagen de Beyond Timelines en Pixabay .

¿Cuestión de luz?

En tercer lugar, la propuesta formulada por científicos chinos liderados por Zhuo Wang, de la South-Central University for Nationalities: descubrieron en 2016 que los fotones de origen biológico, conocidos como biofotones, pueden estar involucrados en el mecanismo cuántico del cerebro. Han detectado un vínculo entre la inteligencia y la frecuencia de biofotones en el cerebro de los animales.

Para Betony Adams y Francesco Petruccione, autores del artículo publicado en Physics World, esta constatación añade un elemento nuevo y fascinante al debate sobre el origen de la consciencia: estaría relacionada con la luz.

Destacan que la luz tiene una variedad de efectos fisiológicos: por ejemplo, los camarones expuestos a un exceso de antidepresivos derivados de contaminación humana, se desconciertan y buscan la luz, lo que les expone más a depredadores.

Los puntos cuánticos, nanopartículas semiconductoras capaces de producir luz, ayudan a tratar enfermedades como el Parkinson y el Alzheimer. Tratamientos a base de luz ayudan también a corregir la pérdida de visión.

Consciencia y fotosíntesis

Otra constatación sobre la luz: en la fotosíntesis estarían implicados los cromóforos, que tienen partículas cuánticas (electrones) capaces de absorber luz visible. Por ejemplo, la clorofila sería el cromóforo que capta la energía de solar para la fotosíntesis vegetal.

Adams y Petruccione destacan al respecto que, en el cerebro, las células nerviosas contienen estructuras que podrían soportar la transferencia de energía coherente de una manera similar a la de la fotosíntesis, valiéndose también de la luz.

Y concluyen señalando que la luz, además de su resonancia simbólica (para el arte, la religión o la literatura), puede tener un papel fisiológico, aunque todavía no está claro cómo está involucrada en los procesos de señalización que constituyen el sistema nervioso central y su propiedad emergente, la consciencia.

Biología cuántica

Todas estas cuestiones ya han consagrado un campo de conocimiento emergente, conocido como biología cuántica, de la que forma parte la neurociencia cuántica. Y que solo está en sus comienzos.

A medida que investigamos sistemas biológicos en nanoescalas y más grandes, encontramos que existen procesos en organismos biológicos para los cuales actualmente se piensa que una descripción mecánica cuántica es necesaria para caracterizar completamente el comportamiento del subsistema relevante, escriben los autores del interesante artículo sobre biología cuántica publicado en 2018 en la revista Journal of the Royal Society Interface.

Puede que en la actualidad estemos incluso más cerca de certezas que de hipótesis: un laboratorio de la Universidad de Harvard se ha acercado este año como nunca a la frontera entre la biología y el mundo cuántico. Todo indica que las teorías que se han formulado hasta ahora van en la dirección correcta, según se desprende de lo que informan en un comunicado.

Referencia

The future of quantum biology. Adriana Marais et al. Journal of the Royal Society Interface, 14 November 2018. DOI:https://doi.org/10.1098/rsif.2018.0640

Imagen superior: Chenspec en Pixabay.

Eduardo Martínez de la Fe

Eduardo Martínez de la Fe, periodista científico, es el Editor de Tendencias21.

10 comentarios

    • Muy de acuerdo con todo el articulo. se trataría de los minuciosos y profundos mecanismos del Universo. donde todo interactúa. Lo llamamos Luz, para que sea mas inteligible, pero en realidad se trata de vibraciones al mas alto nivel. Son las
      Leyes, Mecanismos, Normas Y Reglas del Cosmos del Universo.

  • Muy interesante artículo e investigaciones que abren paso a la esperanza.
    Siempre lo he pensado, aunque no relacionándolo con la teoría cuántica de la que no sabía nada. Mi percepción se aproximaba más a la teoría de Fisher.
    Con frecuencia ha habido una sensación de esa relación por parte de algunas personas.

  • sería interesante que reanudasen las investigaciones sobre la telepatía que hace décadas hizo entre otros el Pentágono. siempre he pensado que se puede dar gracias a un entrelazamiento cuántico

  • Conozco y me mantengo al día sobre todas las áreas científicas.
    No obstante, el empeño del Status Científico imperante y creador de un Paradigma radical y fanáticamente establecido en el rechazo total a la Idea de que la Vida, la Existencia y por tanto, la Consciencia y la Conciencia son INDEPENDIENTES de sus variadas manifestaciones materiales, físicas, tridimensionales o «visibles», es absolutamente demencial. Y sin sentido… Porque, algunos, NO creemos, SABEMOS, por experiencia propia, que eso NO es así. Sin el menor atisbo de duda.
    Sólo el día que la Humanidad y la Ciencia con Con-Ciencia, la Razón con Co-Razón y la Estética con Ética, no estén sujetas al Vil Metal que todo lo pervierte (Véase el actual estado del Mundo y la Su(o)ciedad humanoide) el Ser Humano podrá finalmente evolucionar en algo mejor y más digno que un simple virus patógeno, semiinteligente, semiconsciente, habitando una mota de polvo cósmico, perdido en la inmensidad de su insignificancia.

  • En serio nos hacéis creer que la luz podría solo, tener algo que ver con nuestra consciencia??? Dejar de ocultar información, yo llevo un casco de metal en la cabeza para que no traspase la luz, y vea lo que mi mente me enseña. A través de una lobotomía por la que no di consentimiento, no siento ni el frío ni el calor ni los golpes en la cabeza, ya basta!!!

  • La luz siempre ha sido influenciable para el ser vivo e incluso el no vivo, que nos hace pensar que la luz no nos posee o nos ofrece consciencia?

  • Muy bueno. Me encanta la divulgación científica. Lo felicito. Un abrazo desde el lugar más fascinante del Caribe. República Dominicana.

  • «Hay más casos que relacionan los principios cuánticos con la biología», es broma ?. Los sentidos son receptores de electromagnetismo o transductores, es obvio que la luz o el sonido tienen que ver con lo que captamos del entorno, así es nuestra biología, recién ahora se dan cuenta ?

RSS Lo último de Tendencias21

  • La memoria universal promete revolucionar a la informática 12 febrero, 2024
    La memoria universal podría reemplazar tanto a la RAM como al almacenamiento interno en los ordenadores de uso masivo, brindando una alternativa más rápida y más eficiente a nivel energético. Un nuevo estudio muestra un posible enfoque revolucionario de la memoria universal: empleando un nuevo material denominado GST467, los investigadores apreciaron que la memoria mejora […]
    Pablo Javier Piacente
  • Los relámpagos volcánicos habrían encendido la llama de la vida en la Tierra primitiva 12 febrero, 2024
    Cuando la Tierra era joven y salvaje, los procesos en nuestro planeta transformaron una mezcla de ingredientes en lo necesario para impulsar la vida. Para esto es crucial el nitrógeno, un nutriente esencial para formar proteínas, aminoácidos y ácidos nucleicos. Los científicos han descubierto evidencias geológicas que indican que las descargas de rayos asociadas con […]
    Pablo Javier Piacente
  • La genética tiene mucho que decir sobre el asesinato de una madre adoptiva 12 febrero, 2024
    Según la genética, el comportamiento de los hijos adoptados está mayoritariamente influido por los padres biológicos, mientras que el parecido entre padres e hijos en una familia adoptiva es muy pequeño. Además, un hijo adoptado no tiene vínculos genéticos con su madre adoptiva y puede heredar ciertas maneras de pensar de sus padres biológicos, especialmente […]
    Eduardo Costas | Catedrático de la UCM y Académico de Farmacia
  • Europa logra un récord mundial de fusión nuclear 12 febrero, 2024
    En un importante logro científico, investigadores de la instalación Joint European Torus (JET) han establecido un récord energético mundial de 69 megajulios liberados en energía de fusión sostenida y controlada. Otro impulso para el futuro reactor europeo a gran escala ITER.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Un árbol fosilizado hace 350 millones de años sorprende a los científicos: parece alienígena 11 febrero, 2024
    Un fósil tridimensional de árboles más antiguos que los dinosaurios revela que los bosques de hace 350 millones de años eran extraños y alienígenas. Formaban parte de un bosquecillo que fue sepultado después de un terremoto.
    Redacción T21
  • El meteorito de Berlín resultó ser un raro objeto de origen ígneo 11 febrero, 2024
    El asteroide que se desintegró sobre Berlín a mediados de enero pertenece a un tipo raro de meteorito de origen ígneo. Se compone principalmente de silicatos de magnesio, enstatita y forsterita, además casi no contiene hierro y tiene una corteza vítrea translúcida.
    Redacción T21
  • Descubren un helecho tropical que transforma sus hojas muertas en nuevas raíces 9 febrero, 2024
    Para sobrevivir en el suelo anegado y bajo en nutrientes del bosque de Quebrada Chorro, en el oeste de Panamá, una especie de helecho tropical arborescente reutiliza sus hojas muertas, convirtiéndolas en nuevas raíces. Los científicos descubrieron que el helecho reconfigura estas “hojas zombis”, invirtiendo el flujo de agua para atraer nutrientes de regreso a […]
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren una extraña combinación de minerales en las muestras lunares de la misión Chang'e-5 de China 9 febrero, 2024
    Los minerales antiguos y nuevos identificados en las muestras lunares traídas por la misión Chang'e-5 de China están ayudando a los científicos a comprender mejor la historia de la Luna: ahora, los especialistas han descubierto más propiedades del sexto nuevo mineral lunar, llamado Changesite-(Y). Además, otros compuestos hallados, la seifertita y la stishovita, pueden coexistir […]
    Pablo Javier Piacente
  • Los robots que atienden a pacientes llegan a los hospitales 9 febrero, 2024
    Robots diseñados para brindar comodidad a los pacientes de edad avanzada y aliviar su ansiedad, han sido probados con éxito en un hospital de París: saludan, responden a preguntas, comprenden conversaciones grupales y apoyan las tareas de enfermería.
    Redacción T21
  • Una pequeña luna de Saturno parecida a la “Estrella de la Muerte” de Star Wars contiene un océano oculto 8 febrero, 2024
    Por debajo de la superficie repleta de cráteres de Mimas, una de las lunas más pequeñas de Saturno, se esconde un océano global de agua líquida de reciente formación. El satélite posee tan sólo unos 400 kilómetros de diámetro y presenta un notable parecido con la “Estrella de la Muerte”, una estación espacial imperial que […]
    Pablo Javier Piacente