Tendencias21
La Inteligencia Artificial consigue leer la mente de un gusano

La Inteligencia Artificial consigue leer la mente de un gusano

Gracias al aprendizaje automático, los científicos pueden observar la actividad cerebral de un gusano diminuto y conocer qué sustancia química olió el animal unos segundos antes.

Científicos del Instituto Salk de Estudios Biológicos, en Estados Unidos, lograron “leer” la actividad cerebral del gusano microscópico Caenorhabditis elegans empleando aprendizaje automático, un tipo de Inteligencia Artificial. Esto les permitió identificar en la dinámica neuronal las sustancias químicas percibidas por el animal mediante el olfato, solo algunos segundos antes de haber realizado el experimento.

Según una nota de prensa, el punto clave de la investigación va más allá de la novedad que supone poder definir comportamientos del gusano en función de su actividad cerebral: los investigadores creen que este descubrimiento puede permitirles comprender mejor cómo funciona el cerebro e integra la información. El nuevo estudio ha sido publicado recientemente en la revista Plos Computational Biology.

Queda claro que resulta imposible, por lo menos con la tecnología disponible actualmente, rastrear simultáneamente la actividad de cada una de las 86 mil millones de células cerebrales que posee un ser humano vivo. Sin embargo, la tarea es más sencilla si el cerebro que se analiza es el del gusano C. elegans, que tiene únicamente 302 neuronas. Al apreciar la actividad neuronal, los especialistas pueden entender cómo el cerebro procesa la información del mundo exterior a nivel celular.

Leyendo la mente de un gusano

En estudio previos ya se había logrado demostrar que este gusano es capaz de diferenciar químicos que, para los humanos, huelen a almendras, plátano, queso o sal, entre otras alternativas. Además, los científicos ya habían descubierto la identidad que poseen los grupos de neuronas sensoriales dedicadas a detectar directamente estos estímulos químicos en el cerebro del gusano: el gran desafío era descubrir cómo reaccionaba el resto del cerebro.

Aplicando el enfoque matemático de la denominada teoría de grafos, lograron analizar las interacciones colectivas entre pares de neuronas. En otras palabras, pudieron ver cómo cambia la dinámica de otras células cerebrales en respuesta a la activación o puesta en marcha de una neurona en particular.

Tema relacionado: Hasta los gusanos tienen emociones.

Identificar estímulos

A partir de este enfoque pudieron descubrir que cada vez que C. elegans se expuso al cloruro de sodio o sal se registró un doble proceso. En primer término, registraron un “estallido” de actividad en el conjunto de neuronas sensoriales. Posteriormente, cuando habían pasado alrededor de 30 segundos, otras neuronas comenzaron a coordinarse fuertemente y a trabajar integradas.

Fue precisamente este segundo grupo de neuronas el que no se apreció cuando se aplicaron otros estímulos químicos al gusano, demostrando que neuronas específicas se habían “especializado” para detectar la sal. De esta forma, los científicos lograron identificar cuándo un gusano había estado expuesto a la sal, utilizando únicamente los patrones cerebrales.

Aprendizaje automático

Para profundizar en la comprensión de estos procesos, los investigadores estadounidenses emplearon un algoritmo de aprendizaje automático: el objetivo era identificar otras diferencias más sutiles en la forma en que el cerebro del gusano lograba responder a las sustancias químicas usadas como estímulo. El algoritmo logró “aprender” a diferenciar las respuestas neuronales apreciadas en el animal, concretamente cuando los estímulos implicados eran la sal y al benzaldehído.

Según los científicos, los resultados conseguidos y la posibilidad de seguir avanzando hacia el futuro con este mismo enfoque harán posible obtener nuevos conocimientos a aplicarse en el ser humano. Esto permitirá determinar cómo codificamos la información en el cerebro y qué sucede si estos procesos fallan, por ejemplo en el caso de enfermedades y trastornos del procesamiento sensorial, la ansiedad o el déficit de atención.

Referencia

Neural network features distinguish chemosensory stimuli in Caenorhabditis elegans. Javier J. How, Saket Navlakha and Sreekanth H. Chalasani. Plos Computational Biology (2021). DOI:https://doi.org/10.1371/journal.pcbi.1009591

Foto: imagen de un gusano C. elegans teñido. Con la ayuda de la Inteligencia Artificial, un diminuto gusano puede ayudar a los científicos a resolver misterios del cerebro humano. Crédito: PLoS Biology / Wikimedia Commons.

Pablo Javier Piacente

Pablo Javier Piacente es periodista especializado en comunicación científica y tecnológica.

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Los agujeros negros en estado cuántico rompen los límites de lo extraño 2 noviembre, 2022
    El Universo nos está revelando que siempre es más extraño, misterioso y fascinante de lo que la mayoría de nosotros podríamos haber imaginado: un nuevo estudio ha descubierto que los agujeros negros, afectados por el fenómeno de superposición cuántica, pueden tener masas muy diferentes al mismo tiempo: extrapolando esta idea a una persona, significaría que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Pistas químicas resuelven uno de los misterios de los violines Stradivarius 2 noviembre, 2022
    Unas pistas químicas han resuelto uno de los misterios que convierten a los Stradivarius en los mejores violines del mundo: la madera contiene un tratamiento a base de proteínas que podría influir en el sonido del instrumento, dándole su inconfundible claridad.
    CERIC/T21
  • Las matemáticas descubren cuál es la mejor defensa para un equipo de fútbol 2 noviembre, 2022
    Físicos argentinos han desarrollado un modelo informático fabricado con imágenes reales de partidos de fútbol que calcula la mejor defensa para un equipo: lo que marca la diferencia no es la cooperación para los pases, sino la distancia entre los jugadores.
    N+1/T21
  • Identifican en Marte el impacto de meteorito más grande registrado en el Sistema Solar 1 noviembre, 2022
    Un seismo que sacudió el planeta rojo en 2021 fue el resultado del impacto de un meteorito masivo, según revelaron los científicos de la NASA. Se trata del impacto de meteorito más grande registrado hasta hoy en todo el Sistema Solar: el cráter producido mide 150 metros de ancho y 21 metros de profundidad. Al […]
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren un enorme asteroide potencialmente peligroso para la Tierra 1 noviembre, 2022
    Un asteroide cercano y potencialmente peligroso es el más grande identificado en los últimos 8 años, según los investigadores. Con casi un kilómetro y medio de ancho, desarrolla una órbita que, en el futuro, podría acercarlo lo suficiente a la Tierra como para plantear un grave problema y poner a prueba los sistemas de defensa […]
    Pablo Javier Piacente
  • Podría haber 4 quintillones de objetos extraterrestres en nuestro sistema solar 1 noviembre, 2022
    En nuestro sistema solar podría haber hasta 4 quintillones de objetos tecnológicos extraterrestres. La mayoría serían muy pequeños para ser detectados, pero otros podrían ser como el misterioso Oumuamua, según astrónomos de Harvard.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Los científicos chillan: nos estamos quedando sin futuro 1 noviembre, 2022
    La rebelión científica está viviendo una escalada de acciones que advierte del triste final que espera a nuestra civilización si seguimos mirando hacia otro lado ante la crisis planetaria: la indiferencia social, el negacionismo de los intereses creados y la inconciencia de las instituciones, nos están dejando sin futuro.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Marte tuvo un océano en su hemisferio norte 31 octubre, 2022
    Los científicos descubrieron en Marte más de 6.500 kilómetros de crestas fluviales, que son probablemente deltas de ríos erosionados o cinturones de canales submarinos: los restos de una antigua costa marciana, en torno a un océano o un gran mar que habría existido en el planeta rojo hace aproximadamente 3.500 millones de años, y que […]
    Pablo Javier Piacente
  • La Luna nunca se separará de la Tierra, aunque se aleja progresivamente 31 octubre, 2022
    Un nuevo estudio que analizó las capas de roca en un parque australiano ha descubierto que la Luna estaba 60.000 kilómetros más cerca de la Tierra hace 2.500 millones de años, y que, aunque se está alejando de nuestro planeta 3,8 centímetros por año, nunca se separará de la Tierra.
    Pablo Javier Piacente
  • Descubrimiento histórico en Suecia 31 octubre, 2022
    Los arqueólogos submarinos han descubierto un naufragio largamente buscado en el lecho marino cerca de Estocolmo. Se trata del Äpplet, de casi 400 años de antigüedad, que fue uno de los buques de guerra más grandes de su tiempo. Había sido botado en 1629 y hundido en 1659. Tiene su historia.
    Redacción T21