Tendencias21

La madera puede ser una solución para construir chips biodegradables

Un equipo de investigadores de la Universidad de Wisconsin-Madison, en colaboración con el Laboratorio de Productos Forestales del Departamento de Agricultura de EEUU, ha desarrollado un nuevo chip semiconductor biodegradable realizado en madera. El chip pretende ser una solución al problema de los enormes residuos, en ocasiones tóxicos, que genera la circuitería electrónica. Por Jorge Lázaro.

La madera puede ser una solución para construir chips biodegradables

De entre los problemas causados por las nuevas tecnologías, quizás uno de los más alarmantes es el enorme volumen de residuos que se generan, dada la velocidad con la que se desechan los productos y micro-componentes electrónicos. Estos residuos no solo suelen ser de materiales no renovables y no biodegradables, sino que en muchas ocasiones también incluyen componentes tóxicos que pueden ser perjudiciales para las personas y el medio ambiente.

La búsqueda de una solución a este problema ha sido el principal objetivo de un equipo de investigación estadounidense que ha reunido a científicos de la Universidad de Wisconsin-Madison con miembros del Laboratorio de Productos Forestales dependiente del Departamento de Agricultura.

Como respuesta al problema, los científicos han creado un nuevo chip semiconductor que basa su fabricación en la madera, siendo así un recurso cuyo desecho no solo no provocará daños al medio ambiente, sino que resultará beneficioso para este.

Trabajo a escala nanométrica

Para la construcción del chip ha sido necesaria la cooperación de expertos no solo en computación y electrónica, sino también en ingeniería biomédica o ingeniería de materiales compuestos, que han desarrollado un material basado en nanofibras de celulosa (CNF).

Los nanomateriales sostenibles son un campo de investigación en que Zhiyong Cai, miembro del Laboratorio de Productos Forestales, lleva trabajando varios años. La dimensión de las fibras que han desarrollado para este chip es fruto de un proceso de reducción que ha superado la escala de los micrones para alcanzar la nanometría, que permite “crear este material, un papel de nanofibras de celulosa transparente y muy fuerte”, según afirma.

El equipo que lidera se enfrentaba a un doble reto en el uso de materiales derivados de la madera para componentes electrónicos: por un lado, lo liso de las superficies; por otro, la expansión térmica, algo muy a tener en cuenta en el trabajo con celulosa.

La solución llego en parte con las propiedades de las nanofibras de celulosa, un polímero con un coeficiente de expansión muy bajo, en comparación con otros. A ello se añadió una capa de resina epoxi para cubrir el material, que permitió alisar la superficie y crear una barrera hidrotérmica, manteniendo las propiedades biodegradables y de resistencia de la nanocelulosa.

Facilidad al reemplazar los materiales

Entre los principales beneficios del chip, sus desarrolladores destacan lo fácil que resulta sustituir los materiales antiguos –no renovables, no biodegradables y, en más de una ocasión, tóxicos– por este nuevo modelo a partir de nanofibras de celulosa.

“Gran parte del material que forma un chip es el soporte. Apenas usamos un par de micrómetros para el funcionamiento”, afirma Zhenqiang “Jack” Ma, ingeniero de sistemas eléctricos y computación en la Universidad de Wisconsin-Madison. Gracias a este desarrollo, los investigadores han podido sustituir todo ese material de soporte por uno “tan seguro que puedes desecharlo en el bosque y dejar que se biodegrade, convirtiéndose en fertilizante”.

Hasta ahora, la mayoría de chips y dispositivos inalámbricos basan su construcción en el arseniuro de galio, un material semiconductor que muestra un gran rendimiento trabajando en altas frecuencias, y que se ha popularizado a pesar de su precio o de que pueda suponer un peligro por su toxicidad cuando se desecha en grandes cantidades.

La flexibilidad y versatilidad del nuevo chip biodegradable, además de tener un impacto positivo en el medio ambiente, facilitará su popularización en el mundo de la circuitería.

Los nuevos dispositivos son “completamente funcionales y con una eficiencia comparable a la de los modelos existentes”, en palabras de Yei Hwan Jung, uno de los estudiantes que han participado en el proyecto, y que recuerda “el enorme desperdicio de espacio” que hay en los chips de arseniuro de galio, y que se pretende evitar con el modelo biodegradable.

“Puede que la industria tarde en adaptarse a nuestro diseño”, dice Ma, “pero la producción en masa de estos semiconductores es muy barata. Esta electrónica es el futuro, y creo que llevamos bastante ventaja en este terreno”.

Referencia bibliográfica:

Yei Hwan Jung, Tzu-Hsuan Chang, Huilong Zhang, Chunhua Yao, Qifeng Zheng, Vina W. Yang, Hongyi Mi, Munho Kim, Sang June Cho, Dong-Wook Park, Hao Jiang, Juhwan Lee, Yijie Qiu, Weidong Zhou, Zhiyong Cai, Shaoqin Gong & Zhenqiang Ma. High-performance green flexible electronics based on biodegradable cellulose nanofibril paper Nature Communications (2015). DOI:10.1038/ncomms8170.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Una pequeña luna de Saturno parecida a la “Estrella de la Muerte” de Star Wars contiene un océano oculto 8 febrero, 2024
    Por debajo de la superficie repleta de cráteres de Mimas, una de las lunas más pequeñas de Saturno, se esconde un océano global de agua líquida de reciente formación. El satélite posee tan sólo unos 400 kilómetros de diámetro y presenta un notable parecido con la “Estrella de la Muerte”, una estación espacial imperial que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Logran controlar un objeto virtual con la mente durante un sueño lúcido 8 febrero, 2024
    Un grupo de participantes en un nuevo estudio científico logró manejar un vehículo virtual a través de un avatar únicamente con su mente, mientras sus cerebros permanecían en la fase REM del sueño. Además de profundizar en los misterios de la consciencia humana, la innovación podría facilitar el acceso a nuevos desarrollos tecnológicos, como un […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un proyecto global trabaja para crear de forma colaborativa un cerebro robótico general 8 febrero, 2024
    El auge de la inteligencia artificial generativa impulsa un proyecto global que trabaja para crear un cerebro robótico general, capaz de generar androides como los que hemos visto hasta ahora solo en la ciencia ficción. Pero es cuestión de tiempo que convivamos con ellos en perfecta armonía. Ya no es una utopía.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La IA está capacitada para resolver dilemas morales cuando conduce vehículos autónomos 8 febrero, 2024
    Los sistemas de IA muestran significativas similitudes éticas con las reacciones humanas ante dilemas morales, lo que los acreditan para conducir vehículos autónomos tal como lo harían las personas.
    Redacción T21
  • Los huracanes se están volviendo tan fuertes que ya no existen categorías para clasificarlos 7 febrero, 2024
    Cinco tormentas en la última década tuvieron velocidades de viento que pertenecen a una hipotética categoría 6 en la escala de huracanes Saffir-Simpson: el fenómeno obligaría a los científicos a crear una nueva clasificación, capaz de reflejar la virulencia de los huracanes en la actualidad. Las causas principales del fenómeno tienen su origen en el […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un asteroide habría explotado sobre la Antártida hace unos 2,5 millones de años 7 febrero, 2024
    Un asteroide se desintegró sobre el continente antártico hace aproximadamente 2,5 millones de años: la evidencia proviene de un análisis químico de más de 100 pequeños trozos de roca extraterrestre, que se han preservado dentro de las enormes capas de hielo. Hasta el momento, solo se conocen otros dos eventos de explosiones aéreas antiguas en […]
    Pablo Javier Piacente
  • Crean la primera niña de inteligencia artificial del mundo 7 febrero, 2024
    La primera niña IA del mundo ha sido creada por científicos chinos, que la han dotado de emociones e intelecto y de la capacidad de aprender de forma autónoma. Se comporta como si tuviera tres o cuatro años y representa un avance significativo para el campo de la inteligencia artificial general.
    Redacción T21
  • Oponerse a la regulación de los pesticidas no es la solución al problema de los agricultores 7 febrero, 2024
    Los agricultores que se movilizan en España y Europa se oponen con firmeza a las nuevas regulaciones europeas en materia de pesticidas, lo que representa una amenaza mayor para la salud pública que tener una central nuclear al lado de casa: estos químicos han costado miles de vidas y enfermos crónicos, al tiempo que han […]
    Eduardo Costas | Catedrático de la UCM y Académico de Farmacia
  • El arte existió antes del surgimiento de los humanos modernos 6 febrero, 2024
    Nuevas investigaciones sugieren que nuestros parientes humanos arcaicos, como los neandertales, ya contaban con las capacidades cognitivas para desarrollar arte: el hallazgo de ejemplos cada vez más antiguos de expresión artística en el registro arqueológico confirmaría esta hipótesis. Sin embargo, aún se discute si estas manifestaciones creativas pueden catalogarse como arte.
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren una nueva supertierra que podría ser un mundo habitable 6 febrero, 2024
    Un planeta extrasolar del tipo supertierra, denominado TOI-715 b y aproximadamente una vez y media más ancho que la Tierra, podría ser capaz de albergar vida: orbita dentro de la zona habitable de una enana roja, a escasa distancia de nuestro planeta. Además, podría estar acompañado de otro cuerpo planetario, con un tamaño casi idéntico al […]
    Pablo Javier Piacente