Tendencias21

La primera sociedad artificial nacerá en 2007 con mil personas virtuales

La primera experiencia de una sociedad artificial compleja cuenta ya con una red de computación distribuida formada por 60 ordenadores en los que vivirán hasta mil personas artificiales. Pero pronto serán 5.000 ordenadores en los que vivirán un millón de personas virtuales o agentes inteligentes. Cada una de ellas tendrá sus propias características: género, esperanza de vida, fertilidad, tamaño, y metabolismo y engendrará nuevos agentes, que heredarán los caracteres de sus “padres”, aunque también serán capaces de aprender de sus propias experiencias. Por Yaiza Martínez.

La primera sociedad artificial nacerá en 2007 con mil personas virtuales

La primera experiencia de una sociedad artificial compleja cuenta ya con una red de computación distribuida formada por 60 ordenadores en los que vivirán hasta mil personas artificiales, según ha explicado el coordinador del proyecto NEW TIES, Gusz Eiben, profesor de Inteligencia Artificial en la Vrije Universiteit de Amsterdam.

El NEW TIES es un proyecto fundado por la Comisión Europea dentro del programa IST de Tecnologías Emergentes y de Futuro (FET en el que colaboran cinco institutos europeos de investigación. Su objetivo, tal como explicamos en otro artículo, es crear un mundo formado por softwares aleatoriamente generados –individuos generados informáticamente, similares a los famosos SIMS-, capaces de desarrollar entre ellos su propio lenguaje y cultura.

Tal como informa al respecto CORDIS, el Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo, la red de computación distribuida (Grid formada hoy por 60 ordenadores estará integrada en poco tiempo por 5.000 ordenadores y las mil personas con las que nacerá esta primera sociedad artificial compleja se convertirán en un millón.

Esta interacción social entre seres creados gracias a la inteligencia artificial supone un gran reto para el equipo de expertos en esta materia, informáticos, sociólogos y lingüistas que trabajan para el proyecto.

La palabra clave de este proyecto es su dimensión “social”, porque hasta la fecha se sabe cómo pueden aprender las máquinas, pero nunca se ha considerado si pueden o no desarrollar un aprendizaje social. El objetivo del proyecto es estudiar los procesos naturales (como el desarrollo del lenguaje) y avanzar en la construcción de un colectivo de inteligencia artificial.

Pruebas y puesta a punto

Para los lingüistas y sociólogos del equipo, la principal motivación del proyecto consiste en poder estudiar los procesos que se dan en las sociedades y en los lenguajes a partir del comportamiento de los “agentes” personas virtuales.

Los informáticos desean, por su parte, desarrollar y estudiar la cooperación entre ellos, con la vista puesta en futuras aplicaciones en el campo de la robótica: que los robots cooperen permitirá que, en el futuro, puedan ser enviados en misiones de rescate e, incluso, en expediciones a Marte.

Cada una de estas personas artificiales ha sido creada con sus propias características: género, esperanza de vida, fertilidad, tamaño, y metabolismo. Y, aunque no van etiquetados, son únicos y por lo tanto distinguibles de los demás.

Estos personajes generarán a su vez nuevos agentes, que heredarán los caracteres de sus “padres”, aunque también serán capaces de aprender de sus propias experiencias y de sus relaciones con los demás.

Como novedad se sabe además que los investigadores participantes no van a programar el comportamiento de los agentes porque cada uno de ellos tiene un controlador instalado análogo a un cerebro, que se enfrentará a escenarios creados artificialmente.

Por ejemplo, se les presentará un mundo con estaciones climáticas, con el fin de que tengan que aprender el transporte o el almacenaje de víveres. Asimismo, se han creado dos grupos rivales, para que todos deban aprender a distinguir a los amigos de los enemigos.

Sorpresas y comportamientos emergentes

Los agentes serán capaces también de comunicarse entre ellos, a partir de un vocabulario nativo formado por unas cuantas palabras: “comida”, “cerca”, “agente”. Los investigadores están especialmente interesados en la observación del desarrollo de un posible lenguaje más complejo a partir de estas palabras.

Asimismo, pretenden conocer si podrían existir otras alternativas de comunicación entre ellos, como la telepatía. También se les han incorporado algunas reglas básicas a sus conocimientos como, “si está caliente, quema”, pero se espera que por sí solos vayan aprendiendo las “leyes de la naturaleza”.

Para el momento en que la “vida” de estos agentes ya lleve un tiempo activada –se prevé que en agosto de 2007-, las personas virtuales tendrán suficientes conocimientos incorporados como para probar algunos posibles escenarios (por ejemplo de aplicación de nuevas leyes) antes de que sean aplicados al mundo real.

De esta forma NEW TIES serviría también para optimizar la aplicación de decisiones sociales.

Yaiza Martinez

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Una pequeña luna de Saturno parecida a la “Estrella de la Muerte” de Star Wars contiene un océano oculto 8 febrero, 2024
    Por debajo de la superficie repleta de cráteres de Mimas, una de las lunas más pequeñas de Saturno, se esconde un océano global de agua líquida de reciente formación. El satélite posee tan sólo unos 400 kilómetros de diámetro y presenta un notable parecido con la “Estrella de la Muerte”, una estación espacial imperial que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Logran controlar un objeto virtual con la mente durante un sueño lúcido 8 febrero, 2024
    Un grupo de participantes en un nuevo estudio científico logró manejar un vehículo virtual a través de un avatar únicamente con su mente, mientras sus cerebros permanecían en la fase REM del sueño. Además de profundizar en los misterios de la consciencia humana, la innovación podría facilitar el acceso a nuevos desarrollos tecnológicos, como un […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un proyecto global trabaja para crear de forma colaborativa un cerebro robótico general 8 febrero, 2024
    El auge de la inteligencia artificial generativa impulsa un proyecto global que trabaja para crear un cerebro robótico general, capaz de generar androides como los que hemos visto hasta ahora solo en la ciencia ficción. Pero es cuestión de tiempo que convivamos con ellos en perfecta armonía. Ya no es una utopía.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La IA está capacitada para resolver dilemas morales cuando conduce vehículos autónomos 8 febrero, 2024
    Los sistemas de IA muestran significativas similitudes éticas con las reacciones humanas ante dilemas morales, lo que los acreditan para conducir vehículos autónomos tal como lo harían las personas.
    Redacción T21
  • Los huracanes se están volviendo tan fuertes que ya no existen categorías para clasificarlos 7 febrero, 2024
    Cinco tormentas en la última década tuvieron velocidades de viento que pertenecen a una hipotética categoría 6 en la escala de huracanes Saffir-Simpson: el fenómeno obligaría a los científicos a crear una nueva clasificación, capaz de reflejar la virulencia de los huracanes en la actualidad. Las causas principales del fenómeno tienen su origen en el […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un asteroide habría explotado sobre la Antártida hace unos 2,5 millones de años 7 febrero, 2024
    Un asteroide se desintegró sobre el continente antártico hace aproximadamente 2,5 millones de años: la evidencia proviene de un análisis químico de más de 100 pequeños trozos de roca extraterrestre, que se han preservado dentro de las enormes capas de hielo. Hasta el momento, solo se conocen otros dos eventos de explosiones aéreas antiguas en […]
    Pablo Javier Piacente
  • Crean la primera niña de inteligencia artificial del mundo 7 febrero, 2024
    La primera niña IA del mundo ha sido creada por científicos chinos, que la han dotado de emociones e intelecto y de la capacidad de aprender de forma autónoma. Se comporta como si tuviera tres o cuatro años y representa un avance significativo para el campo de la inteligencia artificial general.
    Redacción T21
  • Oponerse a la regulación de los pesticidas no es la solución al problema de los agricultores 7 febrero, 2024
    Los agricultores que se movilizan en España y Europa se oponen con firmeza a las nuevas regulaciones europeas en materia de pesticidas, lo que representa una amenaza mayor para la salud pública que tener una central nuclear al lado de casa: estos químicos han costado miles de vidas y enfermos crónicos, al tiempo que han […]
    Eduardo Costas | Catedrático de la UCM y Académico de Farmacia
  • El arte existió antes del surgimiento de los humanos modernos 6 febrero, 2024
    Nuevas investigaciones sugieren que nuestros parientes humanos arcaicos, como los neandertales, ya contaban con las capacidades cognitivas para desarrollar arte: el hallazgo de ejemplos cada vez más antiguos de expresión artística en el registro arqueológico confirmaría esta hipótesis. Sin embargo, aún se discute si estas manifestaciones creativas pueden catalogarse como arte.
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren una nueva supertierra que podría ser un mundo habitable 6 febrero, 2024
    Un planeta extrasolar del tipo supertierra, denominado TOI-715 b y aproximadamente una vez y media más ancho que la Tierra, podría ser capaz de albergar vida: orbita dentro de la zona habitable de una enana roja, a escasa distancia de nuestro planeta. Además, podría estar acompañado de otro cuerpo planetario, con un tamaño casi idéntico al […]
    Pablo Javier Piacente