Tendencias21

Las ondas del móvil influyen en el comportamiento sexual de los conejos

Un grupo de investigadores japoneses ha querido estudiar cómo influyen las ondas electromagnéticas del móvil en el comportamiento sexual de las personas, mediante la utilización de conejos para su estudio. Los resultados ponen de manifiesto los efectos negativos de este tipo de telefonía. Respecto a su influjo en la salud humana, la Organización Mundial de la Salud insiste en que no es posible vincular el uso de los móviles con el cáncer. Por Gloria Navas.

Las ondas del móvil influyen en el comportamiento sexual de los conejos

Mucho se ha escrito y hablado sobre los efectos nocivos del teléfono móvil en la salud de las personas. Pues bien, un grupo de científicos de Japón ha querido dar un paso más y estudiar un nuevo aspecto que aún no ha sido tratado: cómo influye el uso de la telefonía móvil en el comportamiento sexual.

Según este estudio, hecho público en International Journal of Impotence Research, la vida sexual de los conejos se ve afectada por la exposición continuada al teléfono móvil. Al no poder experimentar con humanos, el grupo investigó los posibles efectos en 18 conejos masculinos que fueron divididos aleatoriamente en dos grupos, uno expuesto a las radiaciones de los móviles y otro no.

Tal y como se explica en Celular-news, tras un tiempo, seis hembras fueron introducidas progresivamente en las jaulas de los machos, para analizar sus comportamientos sexuales. A continuación, se analizaron los niveles de testosterona y la dopamina.

Los animales que estuvieron expuestos al móvil (de 800 MHz) lo hicieron durante ocho horas al día en un total de 12 semanas. El estudio dio como resultado que cuando un conejo macho expuesto al móvil practicaba sexo con una hembra tanto la duración como la frecuencia de la actividad disminuía, al cansarse más rápidamente. Pero además, otros seis conejos, que estuvieron expuestos a la radiofrecuencia de un móvil en «modo espera» , también vieron afectado su comportamiento sexual,en comparación con los que estuvieron alejados de estos dispositivos. En cambio, el ensayo realizado con las hormonas, no mostró ninguna diferencia significativa entre los grupos seleccionados. Por lo tanto, el estudio concluye que las ondas emitidas por un teléfono móvil, podrían afectar en el comportamiento sexual del conejo.

La investigación ha sido realizada por N. Salama, T.Kishimoto, Hiro-Omi Kanaama y S. Kagawa, pertenecientes al Colegio de Médicos Tokushima, de Japón.

Dudosos efectos en la salud humana

El uso del teléfono móvil ha aumentado de manera rotunda desde su introducción a mediados de la década de los 80. La utilización de esta tecnología se ha visto acompañada por preocupaciones acerca de sus efectos en la salud y desde finales de los años 90, diferentes grupos de expertos han revisado los efectos de la exposición de bajo nivel a campos electromagnéticos de radiofrecuencia (RF) en la salud.

De esta forma, a pesar de que en este caso el informe es novedoso, por no haberse analizado nunca los efectos del móvil sobre el comportamiento sexual, sí ha sido muy estudiada su relación con diferentes tipos de cáncer.

En cualquier caso, ninguna de las investigaciones aportadas son concluyentes y, de hecho, hace unos días, la Organización Mundial de la Salud (OMS) determinó que no es posible vincular el cáncer con la utilización de los teléfonos móviles.

Tal como explicó la OMS en un comunicado, se han realizado y se están realizando grandes estudios epidemiológicos, con la participación de numerosos países, en el marco de los cuales se han efectuado estudios de casos y controles y estudios prospectivos de cohortes dedicados a analizar una serie de variables sanitarias en la población adulta. Hasta la fecha, los resultados de esos estudios epidemiológicos no han aportado datos homogéneos o convincentes de que exista una relación causal entre exposición a las radiofrecuencias y efectos perjudiciales para la salud. Con todo, los estudios presentan demasiadas limitaciones como para descartar completamente esa posibilidad, especialmente en caso de uso intenso y a largo plazo.

Asimismo, Tendencias21 publicó un artículo sobre una investigación llevada a cabo en la Universidad de Halle, Alemania, en la que también se desvinculaba la aparición del melanoma ocular con el móvil.

RedacciónT21

RedacciónT21

Hacer un comentario