Tendencias21

Dimensiones de la Orientación Educativa hoy. Una visión transdisciplinar

Dimensiones de la Orientación Educativa hoy. Una visión transdisciplinar

Ficha Técnica

Título: Dimensiones de la Orientación Educativa hoy
Autor: Juan Miguel Batalloso Navas
Edita: Ediciones Aljibe. Primera edición. Málaga, 2011
Materia: Educación
Número de páginas: 302 págs.
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN: 978-84-9700-664-4
PVP: 14,50 €

María Cándida Moraes, en el prólogo de esta obra de Juan Miguel Batalloso Navas, enumera las cuestiones más relevante sobre las que el autor reflexiona en “Dimensiones de la Orientación Educativa hoy. Una visión transdisciplinar”.

“¿Cuáles son las temáticas existenciales y educativas que están en la base de los problemas, de las dificultades y de las necesidades que las instituciones escolares y formativas presentan hoy? ¿Cuál es el paradigma educativo más adecuado para abordar la estrecha vinculación e interdependencia de los problemas de la educación? ¿Cómo trabajar, social y profesionalmente, las profundas crisis que vienen afectando a la educación y sus múltiples consecuencias? ¿Es posible reencantar la educación a partir de sus necesidades y problemas emergentes.

Más específicamente, ¿Cuál es la función de los profesionales de la Orientación Educativa o de la Psicopedagogía? ¿En qué consiste realmente su trabajo? ¿A quién deben realmente servir? ¿Cómo fundamentar ética y socialmente el trabajo psicopedagógico y de orientación? ¿Es posible desarrollar nuevas concepciones y nuevas prácticas de Orientación Educativa capaces de superar las lógicas burocráticas, tecnocráticas y rutinarias? ¿Es posible hacer surgir una nueva orientación e intervención psicopedagógica a partir de un nuevo paradigma? ¿Por dónde comenzar?”

A partir de ahí, la doctora Moraes nos analiza la obra y al autor acercándonos, paso a paso, al corazón y a la ciencia de éste, básicamente, digno maestro de escuela.

“Juan Miguel, dice, presenta al lector, un trabajo serio y competente sobre la temática desarrollada y que, sin duda, va mucho más allá de lo que hoy generalmente se acostumbra a trabajar en psicopedagogía, cuyo enfoque tradicional está caracterizado por una visión estrecha, reduccionista, fragmentada y unilateral de la problemática. Este abordaje, viene privilegiando los aspectos diagnósticos, técnicos y terapéuticos en detrimento de una concepción más amplia, compleja, trandisciplinar y ecosistémica de la psicopedagogía y la orientación educativa, cuyo enfoque viene siendo requerido con urgencia, por el escenario educativo brasileiro, latinoamericano y también europeo.

Más que nunca, se hace por tanto necesario una nueva visión de la Psicopedagogía y de la Orientación Educativa, que vaya más allá de su misión especializada en la mejora de los procesos de enseñanza-aprendizaje. Es necesario un estudio más profundo de los fundamentos teóricos y de una propuesta basada en principios, en nuevas acciones coherentes con las necesidades educativas de nuestro tiempo.

En este sentido, la obra del profesor Juan M. Batalloso, cumple esta finalidad, al construir en sus capítulos una visión de la Orientación Educativa y de la Psicopedagogía, más comprometida con el desarrollo integral del ser humano en su multidimensionalidad, con una perspectiva más global, capaz de abarcar los niveles corporal, mental y espiritual por una parte, sin dejar de destacar la importancia de la vinculación afectivo-amorosa, ligada por otro lado, al compromiso personal, social y político en relación a la persona que aprende.
En sus reflexiones preliminares, presentadas en el capítulo I, el profesor Batalloso nos brinda con claridad una descripción de cómo nuestras instituciones educativas y sus respectivas prácticas, continúan al margen de los problemas reales de la sociedad, apuntando con lucidez y categoría, lo que sucede diariamente en las aulas y fuera de ellas. Más que nunca, la educación institucionalizada, continua siendo más bien una celebración rutinaria de una liturgia académica sobre contenidos abstractos, desconectados de los problemas de la realidad y desarrollada por educadores poco sensibles y comprometidos en relación a los problemas reales. Es la omisión y la falta de compromiso del profesor, que asociado a una obediencia ciega y a una sumisión vergonzosa, la que nos conduce a las puertas de la “cultura del cinismo”, como él nos enseña, y que acepta la mentira y la falta de vinculación o de compromiso camuflado, así como las promesas incumplidas como actitudes habituales y cotidianas.

Contra todo esto se rebela el autor, denunciando lo que hay de más opresor, alienante y negador de la dignidad humana en nuestras instituciones educativas y exigiendo un reposicionamiento urgente de los educadores en dirección a una nueva revolución ética, capaz de poner en marcha proyectos innovadores e iluminadores de nuevas prácticas sociales constitutivas de situaciones socialmente más dignas, justas y satisfactorias para la población menos favorecida.

Él ratifica también, en varios momentos de su obra, que la reconducción de los procesos educativos por caminos éticos no es solamente un deber moral y una garantía de supervivencia frente a las necesidades humanas y civilizatorias más apremiantes, sino también un acto de valor y de coraje, de racionalidad y de coherencia, ya que la ética atraviesa la práctica de cualquier proceso educativo y trae consigo la justicia, la libertad, la verdad y el amor a partir de una nueva óptica presente en la misión del educador.
Para ello, el autor se apoya en una concepción sistémica y transdisciplinar de la Orientación Educativa, reiterando en varias ocasiones, la necesidad de ir mucho más allá de las estrechas visiones unilaterales, especializadas y clínicas, constitutivas del paradigma dominante de la gran mayoría de los sistemas educativos del mundo. Para esto, él propugna una nueva mirada capaz de recuperar y deconstruir y reconstruir aquellos valores humanos y sociales que dieron origen a la profesión psicopedagógica para resituarla en relación a su finalidad mayor de ayuda a las personas necesitadas y más de acuerdo con las funciones globales y sistémicas exigidas por las nuevas realidades socioculturales.

Destaca la urgente necesidad de una nueva educación más armoniosa y coherente con nuestra condición humana en su multidimensionalidad, una educación sobre todo, más amorosa, centrada en el desarrollo integral de la persona, al mismo tiempo, que en la lucha consciente contra la pobreza y la opresión externa al ser humano, sin olvidarnos de aquella opresión que todos nosotros llevamos dentro y que muchas veces no somos conscientes de ella. Destaca así, que no basta solamente una educación para la liberación y la conquista del mundo exterior, sino también una educación preocupada con la liberación interior y la conquista de sí mismo, del mundo interior y de la autonomía del ser aprendiente, algo que no ha sido debidamente trabajado por la educación actual. Observa además, que cada uno de nosotros llevamos dentro infinitas posibilidades de desarrollo personal, no siempre reconocidas o respetadas por el ambiente escolar y que permanecen ocultas e ignoradas por el propio sujeto que aprende durante gran parte de su vida.

También hace hincapié en la necesidad de un nuevo paradigma educativo que ayude a los educadores a transformar su mundo interior y exterior, a partir de ambientes educativos que extrapolen las cuestiones pedagógicas, en el sentido de buscar el entendimiento de la condición humana, la preparación del ciudadano/a para ejercer su ciudadanía, para la participación más responsable en la comunidad local y planetaria, teniendo como prioridad el cultivo del valores humanísticos, éticos, ecológicos y espirituales. Ratifica también la importancia del autoconocimiento, la percepción y comprensión de los propios talentos, de las cualidades y delos defectos a ser superados y, en este sentido, la intervención psicopedagógica tiene mucho que decirnos, en especial este libro del profesor Batalloso que con certeza, será un marco de referencia para la comunidad española, cumpliendo así la finalidad para la cual fue concebido.”

índice

Prólogo. María Cándida Moraes

1.- Reflexiones preliminares: ética, educación y pedagogía
1.1.- Una revolución ética
1.2.- Visión ecosistémica y transdisciplinar
1.3.- Un nuevo paradigma

2.- Preguntas generadoras
2.1.- Burocracias escolares y paradojas educativas
2.2.- Nuevas necesidades educativas

3.- Un poco de historia
3.1.- Antecedentes remotos
3.2.- Antecedentes próximos
3.3.- La actualidad

4.- Especialización, psicopedagogía y orientación
4.1.- Consecuencias (des) educativas de la especialización
4.2.- Complejidad de los fenómenos educativos
4.3.- Precisiones terminológicas

5.- Principios de orientación educativa
5.1.- Proceso permanente
5.2.- Proceso ecosistémico
5.3.- Comprensividad-diversidad
5.4.- Ayuda al desarrollo
5.5.- Prevención
5.6.- Antropológico

6.- La función orientadora
6.1.- un paisaje complejo
6.2.- Nuevas realidades educativas
6.3.- nuevas funciones de orientación psicopedagógica

7.- Dimensiones de la orientación educativa
7.1.- Visión transdisciplinar y pensamiento ecosistémico
7.2.- Propuesta de dimensiones
7.3.- La atención a la diversidad

8.- Dimensión personal. El yo y la conciencia. Aprender a ser
8.1.- Aprender a ser persona
8.2.- Aprender a ser sensibles y emocionalmente inteligentes
8.3.- Aprender a ser feliz
8.4. Aprender a desarrollar nuestra inteligencia espiritual

9.- Dimensión psicofísica. Cuerpo y conducta. Aprender a conocer y aprender a hacer
9.1.- Educación corporal y para la salud
9.2.- Educación de la voluntad
9.3.- Procesos de enseñanza-aprendizaje

10.- Dimensión interpersonal. Cultura y sociedad. Aprender a convivir
10.1.- Habilidades sociales
10.2.- Inteligencia social
10.3.- Educación para la paz

11.- Dimensión ecosociopolítica. Sistema social y medio ambiente. Aprender a comprometerse
11.1.- Educar para la democracia
11.2. Educar para la ciudadanía planetaria
11.3.- educar para la igualdad, el cuidado y la ternura

12.- Empezando a trabajar
12.1.- Metas deseables.
12.2.- Dificultades y posibilidades
12.3.- Palabras finales

Referencias bibliográficas

Dimensiones de la Orientación Educativa hoy. Una visión transdisciplinar

Datos del autor

Juan Miguel Batalloso Navas es profesor de Educación Primaria, como a él le gusta ser presentado, doctor en Ciencias de la Educación por la Universidad de Sevilla, graduado en Filosofía y Ciencias de la Educación y durante varios años orientador y formador de profesores. Autor de varias obras, conferenciante nacional e internacional actuando especialmente en Perú y en Brasil, además de investigador del grupo de investigación que coordina junto al CNPq, Ecología de los Saberes, Transdisciplinariedad y Educación -ECOTRANSD. Hasta hace poco, miembro de la secretaría técnica y del consejo gestor del Instituto Paulo Freire de España.

RedacciónT21

RedacciónT21

Hacer un comentario