Tendencias21

La clase creativa. La transformación de la cultura del trabajo y el ocio en el siglo XXI

«La creatividad es el recurso económico definitivo. Hay que empezar a pensar en él como en un bien común, similar a la libertad o la seguridad. Es una energía inagotable. “La clase creativa” da las claves para sustentar una sociedad que utilice, aproveche y recompense todo nuestro potencial creativo»

Ficha Técnica

Título: “La clase creativa. La transformación de la cultura del trabajo y el ocio en el siglo XXI”
Autor: Richard Florida
Edita: Paidós. Barcelona, enero 2010-01-28

Para Richard Florida, los científicos, los ingenieros, los artistas, los músicos, los diseñadores y los profesionales del conocimiento integran lo que él denomina la clase creativa, una clase, en proceso de crecimiento cuantitativo, que hoy, en los Estados Unidos de Norteamérica, son casi un tercio de la población y en Europa, según el autor, “las filas de la clase creativa han llegado a suponer hasta el 25% o el 30% de la mano de obra”.

La riqueza generada por el sector creativo, en los Estados Unidos, supone casi la mitad de todos los ingresos laborales, unos 1,7 billones de dólares, tanto como el sector industrial y el de servicios juntos.

Para el autor, la creatividad humana es un recurso prácticamente inagotable y ese potencial creativo no lo hemos ni tan siquiera empezado a explotar. A pesar de ello, añade, la sociedad sigue fomentando el talento creativo de una minoría y desdeñando las capacidades creativas de la mayoría.

Este investigador considera que “los modelos tradicionales, que afirman que el crecimiento económico procede de las empresas, de los trabajos o de la tecnología, son incompletos». También intervienen otros factores que él explica en su modelo de las 3T: la Tecnología (“medida por la concentración de la innovación y de la industria de alta tecnología”), el Talento (“que no es el capital humano”) y la Tolerancia. Sus estudios le han llevado a la conclusión de que “los lugares abiertos y tolerantes atraen más a distintos tipos de personas y generan ideas”.

Para medir el nivel de tolerancia, Florida se ha basado en cuatro medidas: el índice gay, el índice bohemio, el índice de crisol de culturas (la concentración de personas nacidas en el extranjero), y una medida de integración racial, concebida para capturar lo integrada que está una comunidad en toda su geografía interna.

“De momento, dice este autor, la investigación sobre este tema prosigue, y aún queda mucho por hacer. De momento, las medidas se deben considerar como indicadores pioneros de ecosistemas creativos, de hábitats abiertos a nuevas personas y a nuevas ideas, donde se puedan formar redes sociales con facilidad y donde las ideas poco convencionales, lejos de verse ahogadas, se conviertan en nuevos proyectos, en empresas y en crecimiento»

La conclusión de sus trabajos, que tienen como objetivo práctico descubrir el modo de conseguir que crezcan las economías nacionales y regionales, es que para lograrlo es fundamental fomentar la actividad creativa.

“Las regiones estadounidense que lo han hecho mejor hasta ahora, no lo han logrado limitándose a construir estadios deportivos, atraer plantas de fabricación o a cadenas comerciales, o fundar incubadoras de empresas”. Concluyendo que, “el proceso creativo florece en lugares que proporcionan un ecosistema amplio que nutre y fomenta la creatividad y la aprovecha para convertirla en innovación, en creación de nuevas empresas y finalmente, en crecimiento económico y mejora del nivel de vida”.

En esta obra Richard Florida demuestra que el éxito no es cuestión de tecnología, de gobiernos, de gestión o ni tan siquiera de poder; la clave son las personas y sus patrones de relación creativa.

La influencia de la clase creativa es cada vez mayor, tal como trata de demostrarse en esta obra. “Millones de personas de todo el mundo han empezado a trabajar y a vivir del mismo modo en que siempre lo han hecho las personas creativas, como los artistas y los científicos; y como resultado, los valores y las preferencias, las relaciones personales, la decisión de dónde vivir e incluso el sentido y la utilización del tiempo están cambiando. Se trata de un cambio liderado por los millones de personas cuyo trabajo consiste en crear en muchos y diversos ámbitos: la clase creativa”.

Índice

Prólogo a la edición de 2004
Prólogo a la edición de 2002
Agradecimientos

1. La transformación de la vida cotidiana

Primera parte. La era creativa

2. El espíritu creativo
3. La economía creativa
4. La clase creativa

Segunda parte. Trabajo

5. El taller de estructuras metálicas y la peluquería
6. El mercado laboral horizontal
7. El puesto de trabajo sin corbata
8. La gestión de la creatividad
9. El túnel del tiempo

Tercera parte. La vida y el tiempo libre

10. Una vida colmada de experiencias
11. La gran metamorfosis (un desahogo)

Cuarta parte. Comunidad

12. El poder de la ubicación
13. La geografía de la creatividad
14. Tecnología, talento y tolerancia
15. Del capital social al capital creativo
16. Construir la comunidad creativa
17. La clase creativa madura

Apéndice A: De dónde han salido los números
Apéndice B: Información sobre las actualizaciones
Apéndice C: El Manifiesto de Memphis

Notas

Índice analítico y de nombres

Datos del autor

Richard Florida es director del Martin Prosperity Institute y profesor de Negocios y Creatividad en la Rotman School of Management de la Universidad de Toronto. Ha dado clases en la George Mason University y la Carnegie Mellon University y también ha sido profesor invitado en Harvard y el MIT. Colabora regularmente con The Atlantic Monthly, The Globe y The Mail. Ha escrito para The New York Times, The Wall Street Journal, The Harvard Business Review, The Boston Globe y Financial Times. Es también autor de “Las ciudades creativas” (Paidós, 2009)

Richard Florida está considerado como uno de los intelectuales más prestigioso del mundo en competitividad económica, tendencias demográficas e innovación tecnológica.

Alicia Montesdeoca

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Descubren un helecho tropical que transforma sus hojas muertas en nuevas raíces 9 febrero, 2024
    Para sobrevivir en el suelo anegado y bajo en nutrientes del bosque de Quebrada Chorro, en el oeste de Panamá, una especie de helecho tropical arborescente reutiliza sus hojas muertas, convirtiéndolas en nuevas raíces. Los científicos descubrieron que el helecho reconfigura estas “hojas zombis”, invirtiendo el flujo de agua para atraer nutrientes de regreso a […]
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren una extraña combinación de minerales en las muestras lunares de la misión Chang'e-5 de China 9 febrero, 2024
    Los minerales antiguos y nuevos identificados en las muestras lunares traídas por la misión Chang'e-5 de China están ayudando a los científicos a comprender mejor la historia de la Luna: ahora, los especialistas han descubierto más propiedades del sexto nuevo mineral lunar, llamado Changesite-(Y). Además, otros compuestos hallados, la seifertita y la stishovita, pueden coexistir […]
    Pablo Javier Piacente
  • Los robots que atienden a pacientes llegan a los hospitales 9 febrero, 2024
    Robots diseñados para brindar comodidad a los pacientes de edad avanzada y aliviar su ansiedad, han sido probados con éxito en un hospital de París: saludan, responden a preguntas, comprenden conversaciones grupales y apoyan las tareas de enfermería.
    Redacción T21
  • Una pequeña luna de Saturno parecida a la “Estrella de la Muerte” de Star Wars contiene un océano oculto 8 febrero, 2024
    Por debajo de la superficie repleta de cráteres de Mimas, una de las lunas más pequeñas de Saturno, se esconde un océano global de agua líquida de reciente formación. El satélite posee tan sólo unos 400 kilómetros de diámetro y presenta un notable parecido con la “Estrella de la Muerte”, una estación espacial imperial que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Logran controlar un objeto virtual con la mente durante un sueño lúcido 8 febrero, 2024
    Un grupo de participantes en un nuevo estudio científico logró manejar un vehículo virtual a través de un avatar únicamente con su mente, mientras sus cerebros permanecían en la fase REM del sueño. Además de profundizar en los misterios de la consciencia humana, la innovación podría facilitar el acceso a nuevos desarrollos tecnológicos, como un […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un proyecto global trabaja para crear de forma colaborativa un cerebro robótico general 8 febrero, 2024
    El auge de la inteligencia artificial generativa impulsa un proyecto global que trabaja para crear un cerebro robótico general, capaz de generar androides como los que hemos visto hasta ahora solo en la ciencia ficción. Pero es cuestión de tiempo que convivamos con ellos en perfecta armonía. Ya no es una utopía.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La IA está capacitada para resolver dilemas morales cuando conduce vehículos autónomos 8 febrero, 2024
    Los sistemas de IA muestran significativas similitudes éticas con las reacciones humanas ante dilemas morales, lo que los acreditan para conducir vehículos autónomos tal como lo harían las personas.
    Redacción T21
  • Los huracanes se están volviendo tan fuertes que ya no existen categorías para clasificarlos 7 febrero, 2024
    Cinco tormentas en la última década tuvieron velocidades de viento que pertenecen a una hipotética categoría 6 en la escala de huracanes Saffir-Simpson: el fenómeno obligaría a los científicos a crear una nueva clasificación, capaz de reflejar la virulencia de los huracanes en la actualidad. Las causas principales del fenómeno tienen su origen en el […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un asteroide habría explotado sobre la Antártida hace unos 2,5 millones de años 7 febrero, 2024
    Un asteroide se desintegró sobre el continente antártico hace aproximadamente 2,5 millones de años: la evidencia proviene de un análisis químico de más de 100 pequeños trozos de roca extraterrestre, que se han preservado dentro de las enormes capas de hielo. Hasta el momento, solo se conocen otros dos eventos de explosiones aéreas antiguas en […]
    Pablo Javier Piacente
  • Crean la primera niña de inteligencia artificial del mundo 7 febrero, 2024
    La primera niña IA del mundo ha sido creada por científicos chinos, que la han dotado de emociones e intelecto y de la capacidad de aprender de forma autónoma. Se comporta como si tuviera tres o cuatro años y representa un avance significativo para el campo de la inteligencia artificial general.
    Redacción T21