Tendencias21

Los errores de las mujeres en el amor

Los errores de las mujeres en el amor

Ficha Técnica

Título: “Los errores de las mujeres en el amor”
Autor: Giorgio Nardone
Edita: Paidós. Madrid, abril 2011
Traducción: Paula Caballero Sánchez y Carmen Torres García

Este libro, dice Giorgio Nardone, nace de la “observación participante” aplicada a las dinámicas amorosas y sentimentales del gran número de personas con las que ha interaccionado a lo largo de su vida. Observación hecha del universo femenino como pareja, amigo, profesor y terapeuta, que le ha hecho advertir una serie de guiones que las mujeres interpretan en las dinámicas amorosas. El autor ha recurrido a personajes de cuentos como recurso para describir las características que acompaña la conducta de las féminas en sus relaciones con la pareja.

Como se descubrirá a lo largo de esta obra, “estos nos son modelos patológicos sino estrategias de actuación adquiridas a través de experiencias personales, interpersonales y familiares que el sujeto repite continuamente, la mayoría de las veces sin ser consciente de ello.” Más adelante aclarará que los “guiones que describiremos y discutiremos a continuación están basados en la observación de las complementariedades disfuncionales que presentan los miembros de la pareja en las relaciones amorosas y nunca en el enjuiciamiento de quién es más culpable.”

Sin ninguno es culpable, ambos lo son, afirma Nardone en el prólogo de “Los errores de las mujeres en el amor” , para evidenciar que “lo verdaderamente relevante es que aunque en una relación sentimental las responsabilidades no se distribuyan a partes iguales, siempre existe una interacción complementaria. Las víctimas crean sus propios verdugos al igual que los tiranos crean a sus sometidos en un juego de relaciones tipo síndrome de Estocolmo”.

El fin que tiene el reconocimiento de los errores es el de propiciar el cambio en la forma de relación con el otro, ésta es la verdadera estrategia que permite el cambio de la pareja, y la mujer, por sus cualidades, sus condiciones sociales y culturales actuales y por su apertura a la autocrítica, es la que mayores posibilidades tiene de propiciar ese cambio. Operación mucho más accesible y realizable, dice el autor, que la de pretender que cambie primero el otro.

Sumario

Prólogo

Sin ninguno es culpable, ambos lo son
El poder tiene nombre de mujer
El guión sentimental
Los guiones que las mujeres interpretan en el amor

Guión 1. El hada. La historia de Georgina
Guión 2. La que busca el príncipe azul. La historia de Francesca
Guión 3. La bella durmiente. La historia de Sofía
Guión 4. La besadora de sapos. La historia de María
Guión 5. La seductora. La historia de Vanesa
Guión 6. La amazona. La historia de Gracia
Guión 7. La camaleónica. La historia de Susana
Guión 8. La bruja. La historia de Paula
Guión 9. La depredadora. La historia de Elena
Guión 10. La enfermera de guardia. La historia de Ángela
Guión 11. La desbordante. La historia de Cristina
Guión 12. La moralista. La historia de Serena
Guión 14. La timonel. La historia de Manuela
Guión 15. La buque escuela. La historia de Carla
Guión 16. La que lame las heridas. La historia de Clara
Guión 17. Penélope. La historia de Julia

Aprende a gestionar lo que no puedes cambiar
Incorporar para contrarrestar
El amor sabio

Epílogo

Datos del autor

Giorgio Nardone es psicoterapeuta y uno de los padres de la “terapia breve estratégica. Es fundador, junto con Paul Watzlawick, del Centro de Terapia Estratégica de Arezzo y de la Escuela de Terapia Breve Estratégica. Es docente de técnica de psicoterapia breve en la Escuela de Especialización de Psicología de la Universidad de Siena. Ha publicado numerosos trabajos relativos a diversos ámbitos de la pscología y de la psicoterapia, entre ellos, “Más allá de la anorexia y la abulimia”, “La dieta de la paradoja”, “Más allá del miedo”, “La mirada del corazón” y “El descubrimiento y los hallazgos de la psicología”. Coautor de «Terapia breve estratégica” junto con Paul Watzlawick, publicadas por Paidós y traducidas a numerosas lenguas.

Alicia Montesdeoca

Hacer un comentario