Tendencias21

Un gen fuera de la ley

Un gen fuera de la ley

Ficha técnica

Título: Un gen fuera de la ley
Autora: Isabel Fuentes
Editorial: Turpial, Madrid 2015
Páginas: 278 
ISBN: 978-84-95157-81-2
 
En su primera novela, Isabel Fuentes hace un recorrido narrativo en torno a un personaje que reúne todas las condiciones para seguir existiendo en el imaginario colectivo: Celia Fernández.

Se trata de una bióloga que vive experiencias cotidianas y que está empeñada en desarrollar investigaciones en este campo a pesar de las dificultades. Estas dificultades son un reflejo de la realidad que padecen muchos investigadores hoy en España.

La vida de Celia se complica cuando descubre, en la novela, una mutación que podría desvelar una relación oculta entre los niveles de oxitocina y los comportamientos humanos, especialmente los delictivos.

La oxitocina, según  la ciencia, es una hormona involucrada en el reconocimiento y establecimiento de relaciones sociales y en la formación de relaciones de confianza y generosidad entre personas, lo que sirve de base para la construcción de la trama de la novela.

Pura ficción

Isabel Fuentes explica al respecto que la mutación en el receptor de la oxitocina que aparece en la novela es pura ficción. Se basa en la hipótesis de que una alteración en la expresión del gen receptor de oxitocina puede afectar a los efectos sociales de la misma y por lo tanto al comportamiento del individuo que porta la mutación.

La novela, aunque no trata este tema como aspecto central, deja en el ambiente la duda de si esta mutación genética podría considerarse legalmente como un atenuante ante comportamientos ilegales.

En la realidad, sin embargo, la percepción es diferente. Según Isabel Fuentes, aunque hay diferencias genéticas que influyen en el grado de propensión a determinados comportamientos, otra cosa es que un comportamiento se pueda atribuir en exclusiva a un gen. Son muchos los genes que deben de estar en la base de la conducta y a saber cómo interactúan sus efectos. Además su expresión está modulada por factores epigenéticos y por el ambiente.

Y concluye: en el interesante caso de que un polimorfismo determinado de un gen con un efecto muy determinante en el comportamiento resulte en una propensión innata a un comportamiento, llamémoslo antisocial, no estoy yo muy segura de que la sociedad aceptase considerarlo como un atenuante. O sí…  Interesante cuestión moral y jurídica con la que posiblemente algún día nos tengamos que enfrentar.

Ciencia y vida cotidiana

La novela pone en evidencia cómo los descubrimientos científicos afectan cada vez más a la vida cotidiana de las personas. No sólo en el caso de la genética. La neurociencia se cuestiona asimismo la responsabilidad exclusiva de un individuo en la comisión de un delito.

Celia Fernández tiene además la originalidad de ser una científica sacudida por las vicisitudes del destino que persiste en mantener su actividad en torno a la genética y sus posibilidades en un entorno cada vez más complicado y sorprendente.

No es frecuente que los personajes de novela de este tipo sean científicos con problemas para desarrollar su pasión investigadora y que esta pasión les lleve a situaciones cada vez más comprometidas.

Lo que también nos transmite Celia Fernández es que es mejor complicarse la vida siguiendo la pasión investigadora, que renunciar a ella y convertirse en otra cosa con el único motivo de ganarse la vida.

 

Un gen fuera de la ley

Isabel Fuentes (Bilbao, 1971) es licenciada en Biología y doctora en Museología de Ciencias Naturales y Humanas. Lleva más de veinte años dedicándose a la comunicación científica y a la gestión cultural en instituciones como la Residencia de Estudiantes, el Museo Nacional de Ciencias Naturales o la Fundación “la Caixa”. Actualmente dirige un importante centro cultural en Madrid. Un gen fuera de la ley es su primera novela.

Hacer un comentario