Tendencias21
Llegamos al núcleo cerebral del miedo

Llegamos al núcleo cerebral del miedo

El miedo nos paraliza, provoca trastornos neurológicos y nos amarga la vida. Es una emoción inconsciente que regula el cerebro a través de varias regiones críticas. Ahora sabemos mejor cómo gestionarlo.

El miedo es una emoción primara que comparten todos los animales, incluidos los seres humanos.

Se produce ante la presencia de un peligro, real o imaginario, y desencadena una serie de reacciones: la principal es que nos paraliza y concentra nuestra atención en la fuente del estímulo.

La consecuencia más frecuente es que nos provoca conductas defensivas, como hacer frente al peligro o salir corriendo.

Cuando aparece el miedo, viene acompañado de algunas reacciones fisiológicas como sudoración, aumento de la presión cardiaca e incluso agarrotamiento de los músculos.

Es una experiencia desagradable que nadie quiere vivir, aunque muchas veces la buscamos por entretenimiento cuando vamos al cine y vemos una película de terror. Pero es una simulación emocional.

Efectos no deseados

Aunque es un recurso evolutivo de primera necesidad, el miedo se convierte a veces en un obstáculo para la felicidad: se apodera de nosotros y nos paraliza, nos bloquea emocionalmente y nos impide disfrutar de la vida.

En el peor de los casos puede tener efectos psicológicos como la ansiedad, el pánico, fobias, trastornos obsesivos compulsivos y síndrome de estrés postraumático, que viene acompañado de pesadillas y angustia grave.

El miedo se ha convertido también en uno de los pilares del proceso socializador: no solo regula el sistema de premio y castigo que caracteriza a las relaciones humanas, sino que también es la base del derecho penal (el miedo a la cárcel evita el delito).

Pánico colectivo

Recientemente se ha considerado al miedo como la base de la sociedad del riesgo en la que nos encontramos, porque por primera vez nuestra especie se enfrenta a la posibilidad de su propia destrucción y a la desaparición de la vida en la Tierra, tal como estableció el sociólogo alemán Ulrich Beck.

El miedo ha sido analizado desde diversos ángulos, desde las neurociencias, pasando por la psicología y la psiquiatría, hasta las ciencias sociales, que han analizado especialmente los episodios de pánico colectivo.

El episodio más elocuente de un pánico colectivo lo desencadenó Orson Welles en 1938: el relato imaginario de una invasión alienígena por una emisora de radio de Nueva York desató la alarma de la sociedad norteamericana la víspera de Halloween.

Emoción inconsciente

Desde el punto de vista de las neurociencias, se han realizado diversos experimentos para descubrir cómo el cerebro procesa el miedo y activa las respuestas correspondientes.

Hasta ahora se ha establecido que el miedo es una emoción inconsciente en la que está implicada la amígdala cerebral: sin ella, no experimentamos miedo.

Sin embargo, nuevas investigaciones han descubierto que su papel no se limita al procesamiento del miedo: también participa en el aprendizaje basado en recompensas y en una variedad de comportamientos adaptativos, incluidos los defensivos.

Una nueva investigación desarrollada en el Laboratorio Cold Spring Harbor de Nueva York ha profundizado aún más en estos procesos cerebrales y descubierto que no solo la amígdala procesa el miedo, tal como se explica en un comunicado.

Proceso complejo

Hay otro circuito de neuronas de otra zona del cerebro llamada Globus Pallidus, involucrada en la regulación del movimiento voluntario, que juega un papel esencial en el condicionamiento clásico del miedo.

Según los autores de esta investigación, el globus pallidus nos indica qué es lo que debemos aprender de una experiencia desagradable: regula el aprendizaje en el condicionamiento del miedo.

Este trabajo viene a completar lo que otras investigaciones han establecido en el pasado sobre los secretos que guarda el cerebro sobre el miedo. Un trabajo de 2016 estableció que existe un circuito neuronal que nos permite distinguir los lugares seguros de los que no lo son.

El neurocientífico norteamericano Joseph E. LeDoux, autor del best seller El cerebro emocional, había señalado en 2003 que, además de la amígdala, una parte de la corteza (infralímbica) está implicada también en la expresión del miedo.

De esta forma, se va armando el corpus necesario para entender lo que nos pasa cuando sentimos miedo y no sabemos cómo salir del laberinto emocional que nos atrapa y amarga la vida. Seguimos allanando el camino de la felicidad.

Referencia

A central amygdala-globus pallidus circuit conveys unconditioned stimulus-related information and controls fear learning. Jacqueline Giovanniello et al. Journal of Neuroscience 16 October 2020, JN-RM-2090-20; DOI:https://doi.org/10.1523/JNEUROSCI.2090-20.2020

 

Imagen: The Digital Artist. Pixabay.

Eduardo Martínez de la Fe

Eduardo Martínez de la Fe, periodista científico, es el Editor de Tendencias21.

1 comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Hasta el pequeño cerebro de una hormiga desarrolla tareas complejas 17 febrero, 2024
    Las hormigas del desierto encuentran su camino durante una fase temprana de aprendizaje con la ayuda del campo magnético de la Tierra. El proceso de aprendizaje asociado deja huellas claras en su pequeño cerebro, capaz de asumir tareas complejas con menos de un millón de neuronas.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Los agujeros negros supermasivos y las primeras galaxias crecieron al mismo tiempo 16 febrero, 2024
    Es probable que ya existieran agujeros negros supermasivos en los primeros momentos de la historia cósmica: habrían acelerado la formación de nuevas estrellas en el Universo temprano, incluso cuando crecían con sus galaxias. Un nuevo análisis de imágenes y datos obtenidos por el telescopio James Webb sugiere que los agujeros negros y las galaxias coexistieron […]
    Pablo Javier Piacente
  • La IA podría estar atrofiando poco a poco nuestros cerebros, según un nuevo estudio 16 febrero, 2024
    De la misma forma que el GPS de los smartphones ha dañado nuestro sentido de la cognición espacial y la memoria, según sugieren algunos estudios, la Inteligencia Artificial (IA) también podría afectar progresivamente nuestra capacidad para tomar decisiones de forma independiente, de acuerdo a una nueva investigación. La hipótesis plantea que los chatbots de IA […]
    Pablo Javier Piacente
  • El Metaverso surgió de la imaginación y se hizo real gracias al progreso tecnológico 16 febrero, 2024
    El Metaverso inició su recorrido en la ciencia ficción y se hizo real inspirado en novelas como “Snow Crash" de Neal Stephenson y apoyado en tecnologías que han posibilitado universos paralelos para la experiencia humana. La novela "Ready Player One" de Ernest Cline y su adaptación cinematográfica dirigida por Steven Spielberg, han desempeñado un papel […]
    Carlos Peña González (*)
  • Revelan el origen de la falla geológica de Seattle, una de las más peligrosas del mundo 15 febrero, 2024
    Los datos magnéticos sugieren que la falla de Seattle, en Estados Unidos, se formó hace 55 millones de años, cuando la mitad sur de una cadena de islas volcánicas en subducción se amontonó sobre el continente y se separó de otra parte de la estructura, "desgarrando" el borde de América del Norte.
    Pablo Javier Piacente
  • Gigantescos "huevos espaciales" podrían ayudarnos a descubrir civilizaciones extraterrestres 15 febrero, 2024
    Un elipsoide SETI es un enfoque geométrico que identifica una región del espacio con forma de huevo, dentro de la cual cualquier civilización inteligente habría logrado observar un evento astronómico significativo, como por ejemplo una supernova, basándose en el tiempo que tarda la luz en viajar a través del espacio. Ahora, un nuevo análisis muestra […]
    Pablo Javier Piacente
  • ¿Qué pasaría si viajáramos a la velocidad de la luz? 15 febrero, 2024
    La física dice que es imposible, pero soñamos con la posibilidad de viajar a la velocidad de la luz. En ese supuesto, el tiempo se dilataría y se alteraría nuestro campo de visión, pero la fuerza de la aceleración nos destruiría. Sin ayuda alguna, no podemos ir a más de 45 kilómetros por hora.
    Redacción T21
  • Nuevo hito en la tecnología cuántica 15 febrero, 2024
    Investigadores alemanes han logrado un avance en la tecnología cuántica al visualizar las posiciones tridimensionales de átomos individuales en un cristal de diamante. Este logro allana el camino para la visualización de moléculas individuales con una precisión atómica, lo que podría revolucionar la investigación y el diseño de materiales y fármacos. Con un poco de […]
    ST/T21
  • Una extraña y antigua megaestructura acecha bajo el mar Báltico 14 febrero, 2024
    En la bahía alemana de Mecklenburg, a 21 metros de profundidad, los científicos han encontrado una antigua megaestructura que data de la Edad de Piedra, concretamente de hace más de 10.000 años. La estructura, que abarca una longitud de casi un kilómetro y está compuesta por piedras de distintos tamaños, desafía toda explicación natural: los […]
    Pablo Javier Piacente
  • Los robots que atienden a pacientes llegan a los hospitales 9 febrero, 2024
    Robots diseñados para brindar comodidad a los pacientes de edad avanzada y aliviar su ansiedad, han sido probados con éxito en un hospital de París: saludan, responden a preguntas, comprenden conversaciones grupales y apoyan las tareas de enfermería.
    Redacción T21