Tendencias21
Llevamos la música en el cerebro

Llevamos la música en el cerebro

Una nueva investigación sugiere que las personas sin formación musical tienen áreas del cerebro que pueden identificar y responder a la música, incluso si no están familiarizadas con el género que están escuchando.

Científicos que forman parte de la American Physiological Society han concluido en un nuevo estudio que las personas que no poseen entrenamiento musical disponen igualmente de regiones cerebrales dedicadas a la identificación y recepción emocional de la música, sin importar incluso el conocimiento de un género en particular.

Se ha demostrado que la exposición a sonidos específicos puede causar cambios a largo plazo en la corteza auditiva, el área del cerebro que procesa el sonido. Pero existe un área de «selectividad musical», compuesta por poblaciones neuronales que responden más a la música que a otros tipos de sonidos.

Según una nota de prensa, el nuevo estudio descubrió que las regiones selectivas de la música en la corteza cerebral respondían fuertemente a los sonidos musicales familiares y desconocidos, en comparación con los sonidos no musicales o diferentes ruidos, tanto en los participantes músicos como en las personas sin formación musical.

Esto indicaría que existe una habilidad específicamente humana para la música ligada indisolublemente a nuestra especie, ya que las neuronas de «selectividad musical» surgen y actúan de manera independiente al entrenamiento en música. Ahora, los científicos buscarán determinar si esta habilidad refleja el conocimiento implícito obtenido a través de la exposición típica a la música o si está presente desde el nacimiento.

El funcionamiento de la selectividad musical

De acuerdo a los especialistas, los resultados muestran que la exposición pasiva a la música es suficiente para el desarrollo de la selectividad musical en el cerebro. Al mismo tiempo, las respuestas emocionales y cognitivas se extienden a ritmos con escasa preponderancia de la melodía y a géneros o estilos musicales relativamente desconocidos, por ejemplo por estar alejados de la experiencia cultural cotidiana de las personas.

Vale aclarar que los científicos resaltan que las características de la música parecerían no ser tan trascendentes para que las áreas del cerebro dedicadas a la selectividad musical se pongan en acción. Por eso destacan que no es necesaria la presencia de melodías fáciles de recordar o que provocan un impacto emocional inmediato. También explican que el cerebro reacciona incluso ante sonidos de instrumentos claramente alejados de la cultura en la que vive el receptor.

Tema relacionado: La música lleva al cerebro al paroxismo.

¿Innato o aprendido?

En el marco de la investigación, los científicos utilizaron imágenes de resonancia magnética funcional para observar las poblaciones neuronales que componen el área de selectividad musical, en voluntarios adultos jóvenes. La mitad de los participantes tenían menos de dos años de formación musical, en tanto que el 50% restante de los voluntarios contaba con un promedio de 16 años de entrenamiento musical.

Los participantes escucharon piezas de dos segundos de duración, incluyendo 192 sonidos naturales de múltiples géneros musicales y de una variada diversidad de instrumentos. Algunos de ellos pertenecían a instrumentos rítmicos o que no mostraban un desarrollo melódico. Al mismo tiempo, muchos de estos sonidos correspondían a estilos que las personas formadas en la cultura occidental no están acostumbradas a escuchar.

Una de las cuestiones que plantea este estudio como interrogante a resolver es si la selectividad musical presente en el área cortical del cerebro responde a un aprendizaje implícito obtenido a través de la exposición permanente a la música o si, por el contrario, se encuentra presente de forma innata en el ser humano. ¿Disponemos de una especie de conocimiento musical de base genética que se transmite de generación en generación o lo desarrollamos a partir de los estímulos recibidos a nivel cultural?

Referencia

Music-selective neural populations arise without musical training. Dana Boebinger, Samuel Norman-Haignere, Josh H. McDermott and Nancy Kanwisher. Journal of Neurophysiology (2021).DOI:https://doi.org/10.1152/jn.00588.2020

Foto: Paige Cody en Unsplash.

Video: American Physiological Society.

Pablo Javier Piacente

Pablo Javier Piacente es periodista especializado en comunicación científica y tecnológica.

1 comentario

  • Es un artículo muy interesante, personalmente siempre he tenido esa duda, pero creo que la realidad es que, lo desarrollamos a partir de los estímulos recibidos a nivel cultural. Por eso me explico que los hijos de los cantantes, algunos, salgan cantando también, porque están expuestos a estímulos desde la tripa de la madre, prácticamente.

RSS Lo último de Tendencias21

  • La IA podría ser el límite para todas las civilizaciones avanzadas en el Universo 10 abril, 2024
    Un nuevo estudio sugiere que el desarrollo de la Inteligencia Artificial (IA) hacia una Superinteligencia Artificial (ASI) podría explicar por qué no hemos detectado aún otras civilizaciones avanzadas en el cosmos, a pesar de la alta probabilidad de su existencia: en vez de supernovas, plagas, guerras nucleares o eventos climáticos extremos que hayan sido un […]
    Pablo Javier Piacente
  • Higgs ha podido dejar abierta la puerta a la Nueva Física 10 abril, 2024
    La muerte de Peter Higgs, que pasará a la historia como el descubridor del bosón que explica cómo se forma la materia, deja un legado en la historia de la física que todavía puede aportar algo más trascendente: la prueba definitiva de una Nueva Física más allá del Modelo Estándar.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Descubren neuronas "zombis" en el cerebro, que serían claves en el proceso de aprendizaje 9 abril, 2024
    Las neuronas "zombis" son unidades vivas pero funcionalmente alteradas, que parecen "dormidas" en determinadas situaciones: los investigadores han revelado que cumplen un papel fundamental en el cerebelo, concretamente en aspectos relativos a la forma en la cual aprendemos.
    Pablo Javier Piacente
  • La Luna se invirtió por completo hace más de 4 mil millones de años 9 abril, 2024
    Hace unos 4.220 millones de años, poco después de que la Luna se formara a partir de un trozo de la Tierra que se desprendió durante una colisión violenta a principios de la historia del Sistema Solar, nuestro satélite se dio vuelta y comenzó así una etapa clave de su desarrollo. Así lo ha comprobado […]
    Pablo Javier Piacente
  • Arte rupestre de hace 2.000 años podría representar música psicodélica 9 abril, 2024
    Aunque la música psicodélica moderna no nació hasta la década de 1960, las influencias psicodélicas se pueden encontrar en el arte rupestre de hace miles de años. Grabados precolombinos en piedra, de 2.000 años de antigüedad, reflejan figuras humanas bailando en estado de trance chamánico.
    Redacción T21
  • Descubren antiguas partículas de polvo espacial provenientes de otro sistema estelar 8 abril, 2024
    Los astrónomos han descubierto una rara partícula de polvo atrapada en un antiguo meteorito extraterrestre, que fue formado por una estrella distinta a nuestro Sol. El polvo se habría originado luego de una supernova: las partículas son como "cápsulas del tiempo celestes" y proporcionan una instantánea de la vida de su estrella madre.
    Pablo Javier Piacente
  • Un lejano mundo deja ver una increíble explosión de luz en sus cielos "metálicos" 8 abril, 2024
    Utilizando datos del Telescopio Espacial CHEOPS de la Agencia Espacial Europea (ESA), cuyo centro de operaciones científicas se localiza en la Universidad de Ginebra, en Suiza, un equipo internacional de científicos logró detectar por primera vez un extraño fenómeno lumínico denominado “gloria” en un exoplaneta: el estallido de luz se apreció en WASP-76b, un mundo […]
    Pablo Javier Piacente
  • El ordenador cuántico desembarca en el mundo universitario 8 abril, 2024
    La última computadora cuántica System One de IBM se ha instalado en el Instituto Politécnico Rensselaer (RPI) en Nueva York. Es la primera máquina cuántica de IBM instalada en un campus universitario de Estados Unidos. Una revolución en el mundo académico que impulsa la formación de un ecosistema cuántico global.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Los cocodrilos imitan a las ballenas antes de aparearse 7 abril, 2024
    Los cocodrilos cortejan a las hembras lanzando un chorro de agua al aire, tal como hacen las ballenas cuando salen a la superficie. A ellas les encantan también los silbidos y las burbujas que les dedican sus parejas antes de aparearse. Se está elaborando un diccionario de cocodrilos.
    Redacción T21
  • Los drones policiales se implantan en Estados Unidos 6 abril, 2024
    Chula Vista, un suburbio de San Diego, California, con una población de 275.000 habitantes, es una de las pocas ciudades estadounidenses que utiliza sistemáticamente drones para ayudar a la policía en caso de emergencia. En activo desde 2018, el sistema está sirviendo de referencia a otros Estados y tal vez otros países.
    Redacción T21