Tendencias21
Los delfines trabajan en equipo

Los delfines trabajan en equipo

Los delfines machos forman un concepto social de pertenencia a un equipo o grupo basándose en un sistema de inversión cooperativa. Desarrollan alianzas o redes e identifican a otros ejemplares que han colaborado previamente con ellos.

Según una investigación liderada por científicos de la Universidad de Bristol, en la que también participaron especialistas de la Universidad de Zurich y la Universidad de Massachusetts, los delfines machos adquieren identidad y pertenencia a un grupo mediante un mecanismo cooperativo de alianzas y redes. A través del mismo, identifican a otros delfines que forman parte de su estructura de colaboradores.

De esta manera, reaccionan inmediatamente en ayuda de sus «colegas» ante cualquier estímulo, pero no lo hacen de la misma forma cuando son requeridos por otros ejemplares que no pertenecen a su red o grupo de contención. Los delfines son los animales que forman las alianzas sociales más complejas fuera de los humanos, de acuerdo a una nota de prensa.

En el estudio, recientemente publicado en la revista Nature Communications, se aprovecharon 30 años de datos de observación de una población de delfines ubicada en Shark Bay, Australia Occidental. A esto se agrega un estudio sobre diferentes sonidos, utilizados para evaluar las reacciones de los delfines frene a llamados y señales de sus compañeros.

Los expertos utilizaron drones para apreciar la actividad de los grupos de delfines, principalmente con el objetivo de registrar su comportamiento durante las reproducciones de sonido. Los estímulos sonoros buscaban imitar los llamados que habitualmente realizan los delfines para comunicarse entre ellos. También estudiaron sus movimientos bajo el agua, en un conjunto de información que permitió revelar la forma en la cual los delfines machos trabajan en red y crean un complejo sistema de alianzas.

Tema relacionado: La amistad entre delfines es similar a la amistad entre humanos.

Fidelidad e identidad grupal

Algunos de los resultados más importantes de la investigación indican que los cetáceos establecen categorías entre sus compañeros, sustentadas en la historia de colaboraciones que han llevado adelante. De esta forma, siempre pondrán en primer lugar a la hora de concretar una ayuda a los delfines con los que han colaborado en alguna actividad previa o que los han ayudado frente a alguna dificultad.

Por el contrario, ignorarán a otros compañeros con los cuales no poseen una historia compartida de colaboraciones, aunque compartan el mismo hábitat o zona geográfica. Quizás incluso los vean como potenciales rivales a la hora de buscar pareja o alimento, tanto en términos individuales como con respecto a las competencias intergrupales.

La identidad social de grupo no es exclusiva del ser humano, muchas especies la desarrollan. Aunque pareciera que en el mundo animal solo existe una feroz competencia por recursos escasos o limitados, la realidad indica lo contrario: distintas especies eligen colaborar y establecer alianzas.

Al respecto, la especialista Stephanie L. King, una de las autores del estudio, indicó que «estos conceptos se establecen en el tiempo a través de la experiencia. Es muy probable que hayan desempeñado un papel trascendente en el comportamiento cooperativo de los primeros seres humanos. Nuestros resultados muestran que las estructuras basadas en la cooperación se llevan adelante en otras sociedades animales, como en el caso de los delfines, con una amplia red colaborativa y una fuerte identidad de grupo», indicó.

En el mismo sentido, el estudio sugiere que estas relaciones que trascienden los vínculos familiares y de parentesco pueden haberse desarrollado en los humanos como parte de un aprendizaje heredado, al igual que habría sucedido en los cetáceos. En cualquier caso, muestran que las relaciones de primer orden, o sea las marcadas por las identidades familiares, pueden quedar en segundo plano cuando existen alianzas basadas en una cooperación mutua frente al logro de determinados objetivos.

Referencia

Cooperation-based concept formation in male bottlenose dolphins. Stephanie L. King, Richard C. Connor, Michael Krützen and Simon J. Allen. Nature Communications (2021).DOI:https://doi.org/10.1038/s41467-021-22668-1

Video: Cetacean Communication and Cognition Lab.

Foto: redcharlie en Unsplash.

Pablo Javier Piacente

Pablo Javier Piacente es periodista especializado en comunicación científica y tecnológica.

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Una nueva IA ha identificado 600 millones de proteínas de organismos desconocidos 7 noviembre, 2022
    En solo 15 días, una nueva Inteligencia Artificial (IA) desarrollada por la empresa Meta, la empresa matriz de Facebook e Instagram, ha logrado predecir las estructuras desconocidas de más de 600 millones de proteínas pertenecientes a virus, bacterias y otros microbios. El programa, llamado ESMFold, usó un modelo readaptado, que fue originalmente diseñado para decodificar […]
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren a 1.560 años luz el agujero negro más cercano a la Tierra 7 noviembre, 2022
    Los astrónomos han descubierto, a 1.560 años luz de nuestro planeta, el agujero negro más cercano a la Tierra. No emite rayos X ni “devora” lentamente a su estrella. Es 10 veces más masivo que nuestro Sol y se encuentra a la misma distancia de su estrella que la Tierra del astro rey.
    Pablo Javier Piacente
  • Nuevos fósiles de otro gran dinosaurio descubiertos en Teruel 7 noviembre, 2022
    Excavaciones paleontológicas llevadas a cabo en el yacimiento de Riodeva han descubierto nuevos restos de un gran dinosaurio saurópodo, con características muy diferentes a las que posee el mayor de los dinosaurios descrito en Europa, Turiasaurus, también procedente de este municipio de Teruel.
    Redacción T21
  • Resuelto un enigma de siglos sobre la evolución de la vida en la Tierra 7 noviembre, 2022
    Durante el período Cámbrico, hace unos 500 millones de años, surgieron en la Tierra los primeros animales que desarrollaron esqueletos duros, según análisis de fósiles intactos descubiertos en China hace cinco años.
    Redacción T21
  • Una cumbre cuántica se inicia la próxima semana en Chicago 7 noviembre, 2022
    La Universidad de Chicago acoge la semana próxima la quinta cumbre cuántica, que reúne a los líderes académicos, gubernamentales y de la industria en torno a los temas de vanguardia en este campo estratégico de conocimiento.
    Redacción T21
  • El uso de la tecnología creará otro tipo de ser humano en el año 3000 7 noviembre, 2022
    El uso intensivo de la tecnología va a cambiar la apariencia del ser humano cuando lleguemos al año 3000: seremos jorobados, nuestras manos serán garras, cada ojo tendrá tres párpados y el cerebro será más pequeño y menos inteligente.
    Redacción T21
  • El WiFi se puede utilizar para ver a través de las paredes 6 noviembre, 2022
    Un dispositivo económico y accesible incorporado a un dron puede sobrevolar un banco y rastrear los movimientos de los guardias de seguridad siguiendo la ubicación de sus teléfonos o relojes inteligentes. Ideal para un atraco perfecto.
    UW/T21
  • Más de 12.000 variables genéticas influyen en la altura de una persona 6 noviembre, 2022
    Un análisis de más de 4 millones de pruebas genéticas ha identificado más de 12.000 variables que influyen en la altura de una persona: explica con todo detalle por qué las personas son altas o bajas y detalla cómo la heredabilidad está vinculada a regiones genómicas específicas.
    Redacción T21
  • Descubrimiento histórico en Suecia 6 noviembre, 2022
    Los arqueólogos submarinos han descubierto un naufragio largamente buscado en el lecho marino cerca de Estocolmo. Se trata del Äpplet, de casi 400 años de antigüedad, que fue uno de los buques de guerra más grandes de su tiempo. Había sido botado en 1629 y hundido en 1659. Tiene su historia.
    Redacción T21
  • Tener hijos cambia permanentemente los huesos de las madres de los primates 5 noviembre, 2022
    Las madres de los primates tienen huesos que están menos concentrados en magnesio, calcio y fósforo que otras hembras debido al embarazo y la lactancia. El esqueleto responde dinámicamente a los cambios en el estado reproductivo, según un estudio.
    NYU/T21