Tendencias21
Los dinosaurios ya estaban sentenciados antes del asteroide

Los dinosaurios ya estaban sentenciados antes del asteroide

Los dinosaurios habían comenzado su extinción 10 millones de años antes del impacto de un asteroide en el Golfo de México: el clima de la Tierra se estaba enfriando y poniendo en apuros su supervivencia, que dependía de temperaturas cálidas.

La total extinción de los dinosaurios no puede atribuirse únicamente al impacto de un asteroide masivo, según una nueva investigación, ya que los cambios ambientales los predispusieron a su desaparición mucho antes de la catástrofe planetaria.

Hace aproximadamente 66 millones de años ocurrió en nuestro planeta una extinción masiva que afectó a tres cuartas partes de las especies de plantas y animales.

Después de dominar la Tierra durante más de 170 millones de años, los dinosaurios no aviares desaparecieron en el marco de esa extinción masiva.

Todavía no se conoce con certeza qué fue lo que provocó esa extinción masiva, ocurrida al final del Cretácico y el comienzo del Paleógeno.

Esa extinción fue selectiva: terminó con los tetrápodos que pesaban más de 25 kilos, pero no con la mayoría de los mamíferos, tortugas y cocodrilos, entre otras especies emblemáticas. Incluso las aves sobrevivieron, así como otros organismos marinos y tipos de plantas.

Sabemos que el medio ambiente global colapsó y la hipótesis más asumida hasta ahora es que un enorme cuerpo celeste, de entre 10 y 15 km de ancho, impactó contra la Tierra en el Golfo de México y provocó lo que se conoce como invierno de impacto.

Se trata de un periodo de clima frío prolongado porque el impacto de un gran asteroide o cometa en la superficie de la Tierra expulsa a la atmósfera una enorme cantidad de polvo, cenizas y otros materiales, lo que bloquea la radiación del Sol.

La oscuridad subsiguiente al impacto provoca un descenso drástico de la temperatura en el planeta y la extinción masiva de especies.

Tema relacionado: La vida resurgió sólo 10 años después de la desaparición de los dinosaurios

Volcanes asiáticos

No es la única explicación posible, porque hace 65 millones de años ocurrió otro episodio extraordinario en la historia de la Tierra: un intenso periodo de actividad volcánica en el otro extremo del mundo.

Ocurrió también a finales del Cretácico en una de las mayores formaciones volcánicas de la Tierra conocida como Traps del Decán, en la India, que surgieron hace entre 60 y 68 millones de años.

Como consecuencia de esa actividad volcánica, los gases de efecto invernadero se acumularon en la atmósfera, provocando un calentamiento global que agravó las condiciones para la vida en la Tierra y contribuyó a la extinción masiva documentada en aquella época.

Hay algo que une a la caída del enorme asteroide en México con la actividad volcánica asiática: el iridio, abundante en meteoritos. No solo apareció en el cráter mexicano, sino que también fue esparcido a través del mundo por las erupciones volcánicas de las formaciones del Decán.

Los científicos creen que tanto el asteroide caído en México como los volcanes del Decán habrían causado la extinción masiva que precedió al Paleógeno, si bien una reciente investigación descarta que los volcanes hayan tenido que ver con el fin de los dinosaurios, ya que las erupciones de esos volcanes habrían ocurrido mucho antes de su desaparición.

Nuevos datos

Una nueva investigación introduce otro dato que desconcierta a lo que pasó realmente al final del Cretácico: una nueva lectura de los registros fósiles señala que los dinosaurios, probablemente, ya estaban en declive antes del desastre planetario.

La investigación analizó 1.600 fósiles de las seis familias principales de dinosaurios y descubrió que la diversidad de los no aviares había comenzado a disminuir 10 millones de años antes del impacto del asteroide.

Los investigadores atribuyen este declive a que el clima de la Tierra se estaba enfriando en aquella época, dificultando la vida de los dinosaurios, que depende de temperaturas cálidas.

Después de dominar el planeta durante más de 160 millones de años, empezó el declive de los dinosaurios y el dominio de otras especies, incluidos los mamíferos, que encontraron la oportunidad de crecer y desarrollarse.

El impacto del asteroide, los volcanes asiáticos, o ambos, habrían rematado este proceso evolutivo que provocó un vuelco en la biodiversidad terrestre.

La conclusión del nuevo estudio es que la total extinción de los dinosaurios no puede atribuirse únicamente al impacto de un asteroide masivo.

A ello hay que añadir que los cambios ambientales a largo plazo predispusieron a los dinosaurios no aviares a la extinción, mucho antes de que un gigantesco asteroide destrozara su entorno natural.

Referencia

Dinosaur biodiversity declined well before the asteroid impact, influenced by ecological and environmental pressures. Fabien L. Condamine et al. Nature Communications volume 12, Article number: 3833 (2021). DOI:https://doi.org/10.1038/s41467-021-23754-0

Imagen superior: Gerd Altmann en Pixabay.

Eduardo Martínez de la Fe

Eduardo Martínez de la Fe, periodista científico, es el Editor de Tendencias21.

4 comentarios

  • Siempre me gusta leer sobre estos temas
    Solo quiero hacer un comentario sobre este tema de los dinosaurios
    Los científicos siempre buscan halla porque o como se extinguieron los dinosaurios?pero la respuesta está muy sencilla casi todos la sabemos solo que no queremos admitir
    Si los dinosaurios existieran los humanos no existiriamos entonces Dios tuvo que quitarlos cuando creo a la primera pareja humana y Dios les dijo :tengan en sujeción a todos los animales»y yo me preguntó si en ese entonces estuvieran los dinosaurios como iban hacerle con esos animales tan enormes.por algo el los hizo y también los quito.

  • No me convence del todo este nuevo estudio e hipótesis. Sé que hubo otros factores de menor impacto que afectaron en cierta manera a los dinosaurios, pero no de tal forma que los predispusieran a la extinción. Las pruebas están a la vista, los paleontólogos han descubierto desde hace tiempo tras el impacto del enorme asteroide, que la capa de iridio delimita al cretácico del paleoceno. Por debajo del paleoceno es rico en fósiles de dinosaurios y demás especies animales y plantas de la era. Y por encima del cretácico ni un rastro por pequeño que sea de dinosaurios y esas otras especies de animales y plantas contemporáneas de los primeros. Si fuese cierta la hipótesis lanzada por esas nuevas investigaciones, la extinción de las especies de grandes animales y plantas se hubiese ido dando de manera gradual, de tal modo que a la llegada del gran meteorito y debajo de la capa de iridio hubiesen pocos o muy pocos fósiles de dinosaurios y otros animales y plantas. Pero, no es así. Todo lo contrario.

  • Parece que todos se ponen de acuerdo en que la desaparición fue culpa de algún asteroide y otros por consecuencia de erupciones volcánicas, pero ninguno se acuerda de que estás grandes especies englobadas en dinosaurios dominaron el planeta y la gran mayoría eran herbívoros, y el consumo masivo de vegetales fue tan brutal que dio origen a las hambrunas y sucesivamente empezaron a desaparecer las distintas especies de ellos, y solo quedaron algunos de los grandes que se alimentaron de carroña y al final desaparecieron y con ellos muchas de las especies vegetales que existían. Después vino otro orden y desarrollo de especies que algunos descendían de los anteriores .

  • Hola. Me parece muy interesante la información. Me gustaría que publiquen más temas relacionados con la extinción de los dinosaurios. 🤘

RSS Lo último de Tendencias21

  • Los relámpagos volcánicos habrían encendido la llama de la vida en la Tierra primitiva 12 febrero, 2024
    Cuando la Tierra era joven y salvaje, los procesos en nuestro planeta transformaron una mezcla de ingredientes en lo necesario para impulsar la vida. Para esto es crucial el nitrógeno, un nutriente esencial para formar proteínas, aminoácidos y ácidos nucleicos. Los científicos han descubierto evidencias geológicas que indican que las descargas de rayos asociadas con […]
    Pablo Javier Piacente
  • La genética tiene mucho que decir sobre el asesinato de una madre adoptiva 12 febrero, 2024
    Según la genética, el comportamiento de los hijos adoptados está mayoritariamente influido por los padres biológicos, mientras que el parecido entre padres e hijos en una familia adoptiva es muy pequeño. Además, un hijo adoptado no tiene vínculos genéticos con su madre adoptiva y puede heredar ciertas maneras de pensar de sus padres biológicos, especialmente […]
    Eduardo Costas | Catedrático de la UCM y Académico de Farmacia
  • Europa logra un récord mundial de fusión nuclear 12 febrero, 2024
    En un importante logro científico, investigadores de la instalación Joint European Torus (JET) han establecido un récord energético mundial de 69 megajulios liberados en energía de fusión sostenida y controlada. Otro impulso para el futuro reactor europeo a gran escala ITER.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Un árbol fosilizado hace 350 millones de años sorprende a los científicos: parece alienígena 11 febrero, 2024
    Un fósil tridimensional de árboles más antiguos que los dinosaurios revela que los bosques de hace 350 millones de años eran extraños y alienígenas. Formaban parte de un bosquecillo que fue sepultado después de un terremoto.
    Redacción T21
  • El meteorito de Berlín resultó ser un raro objeto de origen ígneo 11 febrero, 2024
    El asteroide que se desintegró sobre Berlín a mediados de enero pertenece a un tipo raro de meteorito de origen ígneo. Se compone principalmente de silicatos de magnesio, enstatita y forsterita, además casi no contiene hierro y tiene una corteza vítrea translúcida.
    Redacción T21
  • Descubren un helecho tropical que transforma sus hojas muertas en nuevas raíces 9 febrero, 2024
    Para sobrevivir en el suelo anegado y bajo en nutrientes del bosque de Quebrada Chorro, en el oeste de Panamá, una especie de helecho tropical arborescente reutiliza sus hojas muertas, convirtiéndolas en nuevas raíces. Los científicos descubrieron que el helecho reconfigura estas “hojas zombis”, invirtiendo el flujo de agua para atraer nutrientes de regreso a […]
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren una extraña combinación de minerales en las muestras lunares de la misión Chang'e-5 de China 9 febrero, 2024
    Los minerales antiguos y nuevos identificados en las muestras lunares traídas por la misión Chang'e-5 de China están ayudando a los científicos a comprender mejor la historia de la Luna: ahora, los especialistas han descubierto más propiedades del sexto nuevo mineral lunar, llamado Changesite-(Y). Además, otros compuestos hallados, la seifertita y la stishovita, pueden coexistir […]
    Pablo Javier Piacente
  • Los robots que atienden a pacientes llegan a los hospitales 9 febrero, 2024
    Robots diseñados para brindar comodidad a los pacientes de edad avanzada y aliviar su ansiedad, han sido probados con éxito en un hospital de París: saludan, responden a preguntas, comprenden conversaciones grupales y apoyan las tareas de enfermería.
    Redacción T21
  • Una pequeña luna de Saturno parecida a la “Estrella de la Muerte” de Star Wars contiene un océano oculto 8 febrero, 2024
    Por debajo de la superficie repleta de cráteres de Mimas, una de las lunas más pequeñas de Saturno, se esconde un océano global de agua líquida de reciente formación. El satélite posee tan sólo unos 400 kilómetros de diámetro y presenta un notable parecido con la “Estrella de la Muerte”, una estación espacial imperial que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Logran controlar un objeto virtual con la mente durante un sueño lúcido 8 febrero, 2024
    Un grupo de participantes en un nuevo estudio científico logró manejar un vehículo virtual a través de un avatar únicamente con su mente, mientras sus cerebros permanecían en la fase REM del sueño. Además de profundizar en los misterios de la consciencia humana, la innovación podría facilitar el acceso a nuevos desarrollos tecnológicos, como un […]
    Pablo Javier Piacente