Tendencias21
Los planetas marcan los ciclos solares

Los planetas marcan los ciclos solares

Un nuevo estudio sostiene que la influencia planetaria sobre los ciclos solares es mucho más fuerte de lo pensado hasta hoy: tanto los ciclos de 11 años como todas las demás fluctuaciones periódicas de la actividad solar pueden ser sincronizadas por fuerzas de atracción planetarias.

Científicos del laboratorio de investigación Helmholtz-Zentrum Dresden-Rossendorf (HZDR) en Dresden, Alemania, han concluido en un estudio que los ciclos solares reciben una influencia planetaria más determinante de lo pensado hasta el momento. Los ciclos solares de 11 años y el resto de las fluctuaciones que periódicamente experimenta el Sol se sincronizan a partir de la fuerza de atracción de los planetas.

Según una nota de prensa, las fuerzas de marea de los planetas Venus, Tierra y Júpiter funcionan como un «reloj externo» que maneja los ciclos solares de 11 años. Su efecto es mayor cuando los planetas están alineados: una constelación que ocurre precisamente cada 11,07 años.

Además de esta influencia planetaria, la investigación publicada recientemente en la revista Solar Physics sostiene que los pronósticos de actividad solar a muy largo plazo, que se utilizan por ejemplo para determinar el impacto de esta dinámica en los desarrollos climáticos, son casi imposibles.

Los investigadores creen que más allá de la sincronización planetaria de los ciclos solares cortos y medios, las fluctuaciones más largas en la actividad del Sol, que se registran durante miles de años, son realmente un proceso caótico y no es factible predecirlas con rigurosidad.

Ciclos solares que se superponen

Los ciclos solares relacionados con las manchas del Sol, que tienen una duración de 11 años, son los más conocidos y estudiados. Sin embargo, existen múltiples variaciones en la dinámica solar y en la cantidad de energía que emite el astro rey, tanto en lo referido a la luminosidad como con relación a los cambios en el viento solar y el campo magnético.

De esta manera, las fluctuaciones y ciclos solares se dan en muchas ocasiones de forma superpuesta, un dato que hace más complejo su pronóstico y dificulta su caracterización. Junto a los ciclos de 11 años, existen otros que se concretan aproximadamente cada 85 años, como el denominado «ciclo de Gleissberg».

Cada 200 años tiene lugar el llamado «ciclo de Suess-de Vries», mientras que los denominados «eventos Bond» ocurren cada 1.500 años y también determinan otros ciclos solares mucho más extensos. El campo magnético del Sol es clave en todas estas variaciones, pero de acuerdo a la nueva investigación recibe una influencia determinante desde los planetas.

En función de los cálculos realizados por los científicos, los planetas funcionarían como una especie de «metrónomo» para el Sol: este mecanismo rítmico condicionaría los ciclos solares y determinaría la fuerza de su campo magnético. La influencia planetaria impactaría al mismo tiempo que la propia dinámica interna del Sol y el campo gravitacional de todo el sistema solar.

Tema relacionado: La Inteligencia Artificial predice las erupciones solares.

A largo plazo reina la incertidumbre

Pero los especialistas creen que estas dinámicas acompasadas se concretan únicamente en los ciclos de corta y media duración. Cuando se analizan períodos más extensos, el Sol no presenta procesos cíclicos que puedan regularse o predecirse: por el contrario, son fenómenos que siguen una actividad absolutamente aleatoria.

Para confirmarlo, los investigadores realizaron simulaciones sobre un período de 30.000 años de actividad del Sol. Descubrieron que se producen caídas repentinas e irregulares en la actividad magnética cada 1.000 a 2.000 años. En determinados momentos, el sistema se ve dominado por el caos y pierde la sincronización que lo guía, hasta que vuelve a regularse junto a la influencia planetaria.

Estos descubrimientos son cruciales para entender la estrecha relación existente entre la dinámica del Sol y de los planetas. Además, sirven para comprender que algunos fenómenos resultan impredecibles: ¿hasta qué punto estaremos a merced de los «caprichos» de nuestra estrella más importante?

Referencia

Shaken and stirred: When Bond meets Suess-de Vries and Gnevyshev-Ohl. F. Stefani, R. Stepanov, T. Weier. Solar Physics (2021).DOI:https://doi.org/10.1007/s11207-021-01822-4

Foto: el sol lució alrededor de una docena de regiones activas durante un período de cinco días en mayo de 2015, según muestra la imagen. Según la investigación, la influencia planetaria sobre esta actividad es más fuerte de lo pensado habitualmente. Además, es prácticamente imposible poder predecirla a largo plazo. Crédito: Solar Dynamics Observatory, NASA.

Pablo Javier Piacente

Pablo Javier Piacente es periodista especializado en comunicación científica y tecnológica.

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • El WiFi se puede utilizar para ver a través de las paredes 6 noviembre, 2022
    Un dispositivo económico y accesible incorporado a un dron puede sobrevolar un banco y rastrear los movimientos de los guardias de seguridad siguiendo la ubicación de sus teléfonos o relojes inteligentes. Ideal para un atraco perfecto.
    UW/T21
  • Más de 12.000 variables genéticas influyen en la altura de una persona 6 noviembre, 2022
    Un análisis de más de 4 millones de pruebas genéticas ha identificado más de 12.000 variables que influyen en la altura de una persona: explica con todo detalle por qué las personas son altas o bajas y detalla cómo la heredabilidad está vinculada a regiones genómicas específicas.
    Redacción T21
  • Descubrimiento histórico en Suecia 6 noviembre, 2022
    Los arqueólogos submarinos han descubierto un naufragio largamente buscado en el lecho marino cerca de Estocolmo. Se trata del Äpplet, de casi 400 años de antigüedad, que fue uno de los buques de guerra más grandes de su tiempo. Había sido botado en 1629 y hundido en 1659. Tiene su historia.
    Redacción T21
  • Tener hijos cambia permanentemente los huesos de las madres de los primates 5 noviembre, 2022
    Las madres de los primates tienen huesos que están menos concentrados en magnesio, calcio y fósforo que otras hembras debido al embarazo y la lactancia. El esqueleto responde dinámicamente a los cambios en el estado reproductivo, según un estudio.
    NYU/T21
  • Los neandertales se extinguieron por hacer el amor, y no la guerra 4 noviembre, 2022
    Una nueva investigación sugiere que tener sexo con el Homo sapiens habría terminado con los neandertales, y no grandes guerras o enfrentamientos con animales feroces. Al parecer, el mestizaje con nuestros ancestros podría haber dado como resultado que muy pocos neandertales se cruzaran entre sí, lo que los llevó a la extinción.
    Pablo Javier Piacente
  • Un nuevo estudio cuestiona la hipótesis del Big Bang 4 noviembre, 2022
    Un nuevo estudio plantea que la inflación cósmica, un punto en la infancia del Universo cuando el espacio-tiempo se expandió exponencialmente y que es crucial en la teoría del Big Bang, podría descartarse rápidamente como posibilidad a partir de nuevos descubrimientos. Estos hallazgos serían posibles en las próximas décadas, de la mano de un gran […]
    Pablo Javier Piacente
  • Marte tuvo un océano en su hemisferio norte 4 noviembre, 2022
    Los científicos descubrieron en Marte más de 6.500 kilómetros de crestas fluviales, que son probablemente deltas de ríos erosionados o cinturones de canales submarinos: los restos de una antigua costa marciana, en torno a un océano o un gran mar que habría existido en el planeta rojo hace aproximadamente 3.500 millones de años, y que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Los agujeros negros en estado cuántico rompen los límites de lo extraño 4 noviembre, 2022
    El Universo nos está revelando que siempre es más extraño, misterioso y fascinante de lo que la mayoría de nosotros podríamos haber imaginado: un nuevo estudio ha descubierto que los agujeros negros, afectados por el fenómeno de superposición cuántica, pueden tener masas muy diferentes al mismo tiempo: extrapolando esta idea a una persona, significaría que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Científicos y teólogos alemanes se suman a la rebelión científica por la inacción climática 4 noviembre, 2022
    “Salvemos la creación” de la catástrofe climática es el grito de relevantes figuras de la iglesia católica alemana que se han unido a la rebelión científica en Múnich pidiendo una nueva alianza entre la ciencia y la fe.
    Alberto Coronel/Agnès Delage
  • Se avecinan tiempos muy excitantes para la astronomía 4 noviembre, 2022
    El detector IceCube, situado bajo la capa de hielo antártico, ha identificado una galaxia que está a 47 millones de años luz como origen de los neutrinos de alta energía, sugiriendo así que los núcleos activos de galaxias no solo emiten rayos cósmicos, sino también estos mensajeros cósmicos que contienen los secretos del universo.
    SMC/T21