Tendencias21

Estados Unidos y el mundo árabe e islámico

Estados Unidos y el mundo árabe e islámico

Antoni Segura: Estados Unidos, el islam y el nuevo orden mundial. De la crisis de los rehenes de 1979 a la primavera árabe. Madrid: Alianza Editorial, 2013 (376 páginas).

Las relaciones entre Estados Unidos y el mundo árabe e islámico son objeto de una amplia reflexión en el nuevo libro del profesor Antoni Segura.

Su análisis de este complejo y controvertido escenario tiene como trasfondo los cambios experimentados en la estructura de poder del sistema internacional tras el fin de la Guerra Fría, junto a la nueva y difusa vertebración adquirida por los conflictos armados.

Catedrático de Historia contemporánea en la Universidad de Barcelona, donde dirige el Centro de Estudios Históricos Internacionales (CEHI),  el profesor Segura cuenta con una amplia producción bibliográfica en esta materia, entre la que cabe destacar su obra Señores y vasallos del siglo XXI. Una explicación de los conflictos internacionales (Madrid: Alianza Editorial, 2004). El nuevo libro viene a ser ―en buena medida― una continuación del anterior.

La interacción entre el sistema internacional y el subsistema de Oriente Medio y el Magreb es objeto de un amplio repaso. Los cambios en un espacio han terminado reflejándose o bien provocando la reacción en el otro.

El ejemplo más evidente, del que parte el autor, fue la revolución iraní de 1979. El hecho de que fuera la primera transformación política de corte islamista en la historia contemporánea suscitó un generalizado desconcierto; además de granjearse la enemistad de los principales actores internacionales y regionales.

Equidistante política e ideológicamente de Moscú y de Washington a un mismo tiempo, el nuevo Irán no pudo evitar ―en plena Guerra Fría― ser percibido como una amenaza. Percepción reforzada por su ubicación en una de las regiones del mundo, el Golfo pérsico, de mayor importancia geoestratégica y económica, donde se fijaban todas las miradas.

A partir de esta alteración del equilibrio de poder regional, en el que Estados Unidos perdía uno de sus más importantes aliados regionales (fronterizo con la antigua Unión Soviética), se contempla las reacciones suscitadas y las consecuencias imprevistas e incluso contrarias a las deseadas.

La guerra irano-iraquí (1980-1988) se encuadró en estas nuevas coordenadas; y, en cierto modo, también, la invasión soviética de Afganistán (1979). A su vez, estos hechos y acontecimientos configuraron otros nuevos como la posterior invasión iraquí de Kuwait (1990-1991) y la rebelión de una parte de los muyahidines ―árabes y afganos― en contra de sus antiguos aliados occidentales frente al invasor soviético.

No ajeno a este panorama, las posteriores guerras de Afganistán (2001) y de Irak (2003) se analizan bajo la alargada sombra de los cambios introducidos en la estructura de poder del sistema internacional (fin de la Guerra Fría e implosión de la Unión Soviética);  y, en particular, de la reacción de la administración neoconservadora estadounidense ante los atentados del 11-S.

Después del repaso que hace de las alianzas internacionales de los Estados árabes con las superpotencias durante la Guerra Fría, Antoni Segura se adentra en la denominada primavera árabe.  Considera que el nuevo ciclo político tiene una explicación multicausal, que no se reduce a un único factor por importante que fuera. Sin desdeñar tampoco la experiencia de lucha y resistencia acumulada por las sociedades árabes frente a unos regímenes despóticos y autoritarios.

Por último, el profesor Segura se adentra en el debate sobre la conflictividad en la posguerra fría. Su perspectiva se asienta sobre una base materialista, en contraste con la deriva culturalista y esencialista capitaneada por Samuel P. Huntington y su tesis sobre el choque de civilizaciones. No por ello deja de reconocer la complejidad que presenta la resolución de los conflictos con un fuerte componente identitario, ya sea étnico o confesional.

La conclusión queda inexorablemente abierta ante unos acontecimientos que todavía están en plena ebullición, al menos en lo que respecta a Oriente Medio y el Magreb. Sin olvidar los nuevos equilibrios que todavía pueden surgir en el sistema internacional, derivado no sólo de los movimientos tectónicos del fin de la Guerra Fría, sino también de la nueva fase de expansión neoliberal a propósito de la actual crisis financiera y económica.

En suma, el nuevo libro del profesor Segura analiza y sintetiza, de manera amena y ágil, los principales acontecimientos registrados en las relaciones internacionales de las últimas décadas, con especial referencia a la controvertida interacción entre Estados Unidos y la región árabe e islámica. 

RedacciónT21

RedacciónT21

Hacer un comentario